Qué es la diabetes tipo 2

La diabetes tipo 2 es la forma más común de diabetes. Es una enfermedad que ocurre cuando la glucosa en la sangre es muy alta. La glucosa en sangre es la principal fuente de energía y el cuerpo la obtiene a través de los alimentos. La insulina, una hormona hecha por el páncreas, ayuda a la glucosa a entrar en las células para usarse como energía. En la diabetes tipo 2 el cuerpo no produce suficiente insulina o no la usa de forma adecuada. Esto causa que se acumule mucha glucosa que se queda en la sangre y no llega a las células.

Insulina en el cuerpo humano

Insulina en el cuerpo humano

Aunque es más común en adultos, la diabetes tipo 2 afecta cada vez más a niños a medida que aumenta la obesidad infantil. No existe cura para la diabetes tipo 2, pero una persona puede controlar la condición. Eso se logra con una buena alimentación, ejercitándose y manteniendo un peso saludable. Si la dieta y el ejercicio no son suficientes para controlar el azúcar en la sangre, es probable que se requiera medicamentos o terapia con insulina.

La prediabetes y la diabetes tipo 2

Algunas personas tienen el azúcar más alta de lo normal, pero no tanto como para ser diagnosticados  con diabetes. Esto es conocido como prediabetes o intolerancia a la glucosa. Mientras que las personas con prediabetes comúnmente no presentan síntomas, esta siempre se presenta antes de que una persona desarrolle diabetes tipo 2. Por lo regular, las complicaciones asociadas con diabetes, como la enfermedad cardiaca, pueden desarrollarse incluso cuando una persona solo tiene prediabetes.

Es importante acudir con el doctor para realizar las pruebas correspondientes a un diagnóstico de prediabetes. Al identificar los signos de prediabetes antes de que la diabetes ocurra, una persona puede ser capaz de prevenir diabetes tipo 2.

Causas de la diabetes tipo 2

La diabetes tipos 2 se desarrolla cuando el cuerpo se vuelve resistente a la insulina o cuando el páncreas deja de producirla en cantidad suficiente. La razón exacta por lo que esto sucede es desconocida, aunque la genética y otros factores ambientales, como el sobrepeso y la inactividad, parecen contribuir.

Al principio, el páncreas produce más insulina para tratar de introducir glucosa en las células. Pero no es posible mantener ese ritmo, por lo que eventualmente el azúcar se acumula en la sangre.

Por lo general, es una combinación de factores lo que causa o desencadena la diabetes tipo 2. Estos factores incluyen:

  • Pertenecer a algunos grupos étnicos con mayor incidencia hereditaria de la enfermedad. Latinos, afroamericanos, nativos americanos, asiático-americanos e isleños del Pacífico tienen mayor riesgo.
  • Comer mucha azúcar y carbohidratos.
  • Comer o beber alimentos y bebidas con endulzantes artificiales.
  • No tener suficiente actividad física.
  • Estar bajo estrés crónico.

Causas de la diabetes tipo 2

Cómo funciona la insulina

La insulina, como lo mencionamos arriba, es una hormona que proviene del páncreas. Esta glándula se encuentra detrás del estómago y es la encargada de segregar dicha hormona. Al circular por el torrente sanguíneo, esta permite al azúcar entrar a las células. Así, la insulina disminuye la cantidad de azúcar en la circulación. Al bajar los niveles de azúcar en la sangre también disminuye la secreción de insulina del páncreas.

El papel de la glucosa

La glucosa (azúcar) es la principal fuente de energía para las células que componen los músculos y otros tejidos. La glucosa proviene de dos fuentes principales: comida e hígado. El azúcar se absorbe hacia el torrente sanguíneo, donde entra a las células con la ayuda de la insulina. El hígado almacena y hace glucosa.

Cuando los niveles de glucosa son bajos, como cuando no hay consumo de alimentos durante cierto tiempo, el hígado descompone el glucógeno almacenado en glucosa para mantener los niveles dentro del rango normal. En la diabetes tipo 2, este proceso no funciona correctamente. En vez de moverse hacia las células, el azúcar se acumula en el torrente sanguíneo. Mientras los niveles de azúcar incrementan, las células beta productoras de insulina en el páncreas liberan más insulina. Eventualmente, esas células se deterioran y no pueden producir la insulina suficiente que el cuerpo demanda.

En la diabetes tipo 1, que es menos común, el sistema inmunológico destruye las células beta, dejando al cuerpo con poca o ninguna insulina.

Factores de riesgo de la diabetes tipo 2

Los investigadores aún no logran comprender por qué algunas personas desarrollan diabetes tipo 2 y otras no. Sin embargo, hay ciertos factores que incrementan el riesgo de desarrollarla, incluyendo.

1. Historial familiar de diabetes tipo 2: el riesgo incrementa si alguno de los padres o un hermano padece la enfermedad.

2. Etnicidad: aunque no está claro el porqué, personas de ciertas etnias son más propensas a desarrollar diabetes tipo 2 (afroamericanos, latinos, asiático-americanos, nativos americanos).

3. Edad: el riesgo de padecer esta condición incrementa medida que una persona envejece, especialmente después de los 45 años. Eso probablemente porque las personas dejan de ejercitarse, pierden masa muscular y suben de peso. No obstante, la diabetes tipo 2 ha incrementado dramáticamente en niños, adolescentes y adultos jóvenes.

Diabetes gestacional4. Prediabetes: como lo mencionamos arriba, la prediabetes es una condición en la cual los niveles de azúcar son altos, pero no lo suficiente para considerarse diabetes. Si esta no se trata adecuadamente, puede progresar a diabetes tipo 2.

5. Diabetes gestacional: si se desarrolla este tipo de diabetes al estar embarazada, el riesgo de desarrollar diabetes tipo 2 incrementa. Si una mujer dio a luz a un bebé que pesó más de cuatro kilogramos, también está en riesgo de desarrollar este tipo de diabetes.

6. Síndrome de ovario poliquístico: esta condición se caracteriza por tener periodos menstruales irregulares, crecimiento excesivo de cabello y obesidad.

Otros factores como fumar, estar bajo condiciones de estrés o dormir mucho o poco, también influyen en el desarrollo de la enfermedad.

Sobrepeso y diabetes tipo 2

Tener sobrepeso es un factor de riesgo principal para tener diabetes tipo 2. Entre más tejido graso tenga una persona, más resistentes serán sus células a la insulina. Vale la pena aclarar que no es necesario tener sobrepeso para desarrollar diabetes tipo 2.

Si el cuerpo almacena grasa principalmente en el abdomen, el riesgo de tener diabetes tipo 2 es mayor que si se almacena en otros lugares. Además, el riesgo también aumenta al tener niveles bajos de colesterol bueno.

Entre menos activa sea una persona, mayor será el riesgo de tener diabetes tipo 2. La actividad física ayuda a controlar el peso y usa la glucosa como energía. Además, hace que las células sean más sensibles a la insulina.

Síntomas de la diabetes tipo 2

Las señales y síntomas de esta enfermedad a menudo se desarrollan lentamente. De hecho, una persona puede padecer diabetes tipo 2 durante años y no saberlo. Es importante buscar estas señales y síntomas:

Sed excesiva y orina frecuente: el exceso de azúcar acumulada en el torrente sanguíneo provoca que el fluido sea expulsado por los tejidos. Esto provoca que la persona esté sedienta. Como resultado, bebe y orina más de lo normal.

Incremento del apetito: sin la suficiente insulina para mover el azúcar hacia las células, los músculos y órganos agotan su energía. Esto provoca un hambre intensa.

Pérdida de peso: a pesar de comer más de lo normal para aliviar el hambre, una persona puede perder peso. Sin la habilidad de metabolizar la glucosa, el cuerpo usa combustible alternativo almacenado en músculo o grasa. Las calorías se pierden a medida que se libera el exceso de glucosa en la orina.

Fatiga: si las células carecen de azúcar, una persona puede sentirse cansada o irritable. Este síntoma es común en diversas condiciones, como el hipotiroidismo. Por ello, el diagnóstico es esencial.

Visión borrosa: esto puede deberse a la salida de fluido a través de los ojos, lo que afecta la habilidad de enfoque.

Curación lenta de heridas o infecciones frecuentes: la diabetes tipo 2 afecta la habilidad de curación y resistencia a infecciones.

Áreas de piel oscurecida: algunas personas con diabetes tipo dos tienen manchas oscuras y aterciopeladas en la piel. Esto es más notable en los pliegues del cuerpo, como axilas y cuello. Esta condición se conoce como Acantosis Nigricans y puede ser un signo de resistencia a la insulina.

Complicaciones de la diabetes tipo 2

Este tipo de diabetes puede ignorarse fácilmente, especialmente en las etapas tempranas. Sin embargo, la diabetes afecta algunos de los órganos principales, incluyendo el corazón, vasos sanguíneos, nervios, ojos y riñones. Controlar los niveles de azúcar en la sangre ayuda a prevenir estas complicaciones.

Aunque las complicaciones crónicas de la diabetes se desarrollan poco a poco, eventualmente pueden ser incapacitantes o poner en riesgo la vida. Algunas de las complicaciones potenciales se explica a continuación.

Enfermedades del corazón o de los vasos sanguíneos

La diabetes incrementa dramáticamente el riesgo tener problemas cardiovasculares. Esto incluye la enfermedad arterial coronaria con angina de pecho, ataque al corazón, infarto, aterosclerosis y presión alta.

Daño en los nervios (neuropatía)

NeuropatíaEl exceso de azúcar puede lesionar las paredes de los pequeños vasos sanguíneos (capilares) que nutren los nervios, especialmente en las piernas. Esto puede producir adormecimiento, hormigueo o dolor, que usualmente empieza en los dedos y se extiende al resto de la extremidad.

El control inadecuado del azúcar puede causar que se pierda la sensación en los miembros afectados. El daño en los nervios que afecta el tracto gastrointestinal causa problemas como náuseas, vómito, diarrea o estreñimiento. En los hombres, se puede presentar disfunción eréctil.

Daño en los riñones (nefropatía)

Los riñones contienen millones de vasos sanguíneos que filtran el desecho de la sangre. La diabetes puede dañar este fino sistema de filtración. El daño severo puede conducir al daño de la circulación renal o a la enfermedad renal terminal. Esta última puede requerir diálisis (peritoneal o hemodiálisis) o trasplante de riñón.

Daño en los ojos

La diabetes daña los vasos sanguíneos de la retina (retinopatía diabética), causando una potencial ceguera. Además, incrementa el riesgo de otras condiciones serias de la visión, como cataratas o glaucoma.

Daño en los pies

El daño en los nervios de los pies o la circulación deficiente incrementa el riesgo de complicaciones. Si no se trata, cortaduras y ampollas pueden convertirse en heridas e infecciones serias. Esto puede agravarse hasta requerir la amputación de un dedo, el pie o la pierna.

Discapacidad auditiva

Los problemas auditivos son comunes en personas con diabetes.

Condiciones de la piel y de la boca

La diabetes puede hacer a una persona susceptible a infecciones de la piel o boca. Esto incluye infecciones por bacterias u hongos. Existen datos que confirman la relación entre la diabetes y la pérdida de uno o más dientes.

Alzheimer

AlzheimerLa diabetes tipo 2 puede incrementar el riesgo de padecer Alzheimer. Mientras más deficiente sea el control del azúcar en la sangre, mayor será el riesgo. La conexión exacta entre estas enfermedades aún no está clara.

Otras condiciones

Algunas personas con diabetes tipo 2 también padecen la enfermedad del hígado graso no alcohólico. Perder peso en caso de tener sobrepeso u obesidad puede mejorar la condición. La diabetes además está relacionada con otros problemas de salud como apnea del sueño, depresión, algunos tipos de cáncer y demencia.

Diagnóstico de la diabetes tipo 2

Prueba de hemoglobina glicosilada (HbA1c)

Este análisis de sangre indica el nivel promedio de azúcar en la sangre de los dos o tres meses anteriores. La prueba mide el porcentaje de azúcar en la sangre unida a la hemoglobina, la proteína que transporta el oxígeno en los glóbulos rojos. Entre más altos sean los niveles de azúcar, más hemoglobina con azúcar habrá.

Un nivel de hemoglobina glicosilada de 6.5% o más en dos exámenes diferentes indica que la persona tiene diabetes. Un resultado entre 5.7% y 6.4% se considera prediabetes, lo que indica un alto riesgo de desarrollar diabetes. Los niveles normales están por debajo de 5.7%.

Si la prueba no está disponible o si la persona tiene ciertas afecciones, como por ejemplo estar embarazada o tener una forma poco frecuente de hemoglobina (conocida como variante de hemoglobina), puede hacer que la prueba sea inexacta. El médico puede utilizar las siguientes pruebas para diagnosticar diabetes:

Prueba aleatoria de glucosa en la sangre

Prueba aleatoria de sangreSe toma una muestra de sangre en un momento aleatorio, sin aviso. Los valores de azúcar en sangre se expresan en miligramos por decilitro (mg/dL) o milimoles por litro (mmol/L). Sin importar cuándo se comió por última vez, un nivel de azúcar en sangre aleatorio de 200 mg/dl (11.1 mmol/L) o más puede indicar diabetes. Esto especialmente cuando se combina con cualquiera de los signos y síntomas de diabetes, como orina frecuente y sed extrema.

Prueba de azúcar en sangre en ayunas

Se toma una muestra de sangre después de un ayuno nocturno. Un nivel de azúcar en ayunas inferior a 100 mg/dL (5,6 mmol/L) es normal. Un nivel de azúcar en sangre en ayunas de 100 a 125 mg/dL (5,6 a 6,9 mmol/L) se considera prediabetes. Si es de 126 mg/dL (7 mmol/L) o más en dos exámenes separados, indica diabetes.

Test oral de tolerancia a la glucosa

Para esta prueba, una persona ayuna durante la noche. Al despertar, debe medirse el nivel de azúcar en la sangre. Luego debe beber un líquido azucarado especial y debe analizarse los niveles de azúcar durante las siguientes dos horas.

Un nivel de azúcar en la sangre de menos de 140 mg/dL (7.8 mmol/L) es normal. Una lectura entre 140 y 199 mg/dL (7.8 mmol/L y 11.0 mmol/L) indica prediabetes. Una lectura de 200 mg/dL (11.1 mmo  L) o más después de dos horas puede indicar diabetes.

Tratamiento de la diabetes tipo 2

La esperanza de vida para una persona con esta condición de salud se estima de 10 años menos que una persona sin diabetes. Sin embargo, un buen control del azúcar y la adopción de medidas para prevenir complicaciones mejora este pronóstico. Hoy en día las personas con esta afección viven más tiempo que nunca. La diabetes tipo 2 se puede controlar con atención diligente a los cambios en el estilo de vida

Medicamentos para la diabetes y terapia con insulina

Algunas personas que tienen diabetes tipo 2 pueden alcanzar niveles de azúcar en la sangre normales con dieta y ejercicio. Otras necesitan medicamentos para la diabetes o terapia con insulina. La decisión sobre qué medicamento es mejor depende de muchos factores. Esto incluye el nivel de azúcar en la sangre y cualquier otro problema de salud presente. El médico podría combinar medicamentos de diferentes clases para ayudar a controlar el nivel de azúcar en la sangre.

Ejemplos de posibles tratamientos para la diabetes tipo 2 incluyen:

  • Metformina
  • Sulfonilureas
  • Meglitinidas
  • Tiazolidinedionas
  • Inhibidores de dipeptidil peptidasa-4
  • Inhibidores de SGLT2
  • Terapia con insulina

El manejo de la diabetes tipo 2 también incluye:

Estos pasos ayudarán a mantener el nivel de azúcar en la sangre más cerca de lo normal, lo que puede retrasar o evitar complicaciones.

Prevención de la diabetes tipo 2

Elegir un estilo de vida saludable puede ayudar a prevenir la diabetes tipo 2. Incluso si existe la enfermedad en la familia de una persona, la dieta y el ejercicio pueden ayudar. Si el diagnóstico de la enfermedad fue positivo, elegir un estilo de vida saludable ayuda a prevenir complicaciones. En caso de tener prediabetes, los cambios en el estilo de vida pueden demorar o detener el avacne de la condición.

Alimentación saludableComer saludablemente: es importante elegir alimentos bajos en grasa y calorías, y más altos en fibra. Preferiblemente frutas, verduras y granos integrales.

Hacer ejercicio: se recomienda hacer un mínimo de 30 minutos de actividad física moderada por día. Desde caminar, andar en bicicleta o nadar.

Bajar de peso: si se tiene sobrepeso, perder el 7% del peso corporal puede reducir el riesgo de diabetes. Para mantener su peso en un rango saludable, se debe concentrar en los cambios permanentes en los hábitos de alimentación y ejercicio.

A veces, la medicación también es una opción. La metformina puede reducir el riesgo de diabetes tipo 2, pero las elecciones de estilo de vida saludable siguen siendo esenciales.

Recomendaciones para la diabetes tipo 2

El manejo cuidadoso de la diabetes tipo 2 puede reducir el riesgo de complicaciones. Las siguientes recomendaciones pueden ayudar:

Solicitar exámenes físicos y de vista regularmente: esto sirve para que el doctor revise posibles complicaciones relacionadas con la diabetes.

Mantener las vacunas al día: los niveles altos de azúcar en la sangre pueden debilitar al sistema inmunológico. Es necesario vacunarse contra la gripe anualmente, así como vacunarse contra la neumonía.

Los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC) recomiendan vacunarse contra la Hepatitis B. Esto si la persona no tiene la vacuna y si tiene entre 19 y 59 años.

Daño en los piesPoner atención a los pies: lavar los pies diariamente con agua tibia y secar gentilmente, especialmente entre los dedos. Hidratar los pies con crema y revisar todos los días para detectar ampollas, cortaduras, llagas, enrojecimiento o inflamación. En caso de la presencia de alguna herida que no sane, es importante acudir con el médico.

Mantener la presión y el colesterol bajo control: comer sanamente y ejercitarse regularmente puede ayudar a controlar estos dos factores. Puede ser necesario tomar medicamentos.

Dejar de fumar: el tabaquismo incrementa el riesgo de padecer complicaciones por diabetes. Esto incluye un ataque al corazón, infarto, daño a los nervios y enfermedad renal.

Evitar el consumo de alcohol: beber alcohol causa tanto bajos como altos niveles de azúcar en la sangre. Esto depende de cuánto beba y coma al mismo tiempo. En caso de beber, se debe hacer con moderación y siempre con algo en el estómago. Es recomendable revisar los niveles de azúcar antes de ir a dormir.

Tomar el estrés de forma seria: las hormonas que el cuerpo produce en respuesta al estrés pueden hacer que la insulina no funciones de forma adecuada.

Consejos especiales

Comprometerse a controlar la diabetes: tomar los medicamentos según lo recomendado. Aprender todo lo posible acerca de la diabetes tipo 2. Hacer de la dieta y la actividad física saludable parte de la rutina diaria.

Identificarse: es importante llevar una etiqueta o brazalete que indique que la persona tiene diabetes. También es recomendable llevar un kit de glucagón en caso de emergencia debido a bajos niveles de azúcar. Es necesario asegurarse de que los amigos y familiares más cercanos sepan cómo usarlo.

Tu opinión es importante

Tu opinión importaNuestro objetivo en Meditip es informarte y ayudarte a tomar las mejores decisiones acerca de lo más valioso que tienes, tu salud y la de tus seres queridos. Hacemos un gran esfuerzo por presentar información de manera sencilla y fácil de entender. Ayúdanos a saber si estamos haciendo bien nuestro trabajo. Califica nuestro artículo y/o deja un breve comentario.

Fuentes

Rita Basu, M.D.. (2017). Type 2 Diabetes. 28 de marzo de 2018, de National Institute of Diabetes and Digestive and Kidney Diseases Sitio web: https://www.niddk.nih.gov/health-information/diabetes/overview/what-is-diabetes/type-2-diabetes

NHS Choices. (2017). Type 2 diabetes. 28 de marzo de 2018, de National Health Services Sitio web: https://www.nhs.uk/conditions/type-2-diabetes/getting-diagnosed/

Mayo Clinic Staff. (2018). Type 2 diabetes. 28 de marzo de 2018, de Mayo Clinic Sitio web: https://www.mayoclinic.org/diseases-conditions/type-2-diabetes/symptoms-causes/syc-20351193

Erica Oberg, ND, MPH. (2017). Type 2 Diabetes Symptoms, Signs, Diet, and Treatment. 28 de marzo de 2018, de Medicine Net Sitio web: https://www.medicinenet.com/type_2_diabetes/article.htm#what_are_the_signs_and_symptoms_of_type_2_diabetes

WebMD Medical Reference. (2017). Type 2 diabetes. 28 de marzo de 2018, de WebMD Sitio web: https://www.webmd.com/diabetes/type-2-diabetes

WebMD Medical Reference. (2017). Understanding Diabetes — the Basics. 28 de marzo de 2018, de WebMD Sitio web: https://www.webmd.com/diabetes/understanding-diabetes-basics#1-2

¡Califica nuestro artículo!

100%
100%
¡Excelente!

Ayúdanos a mejorar. Califica nuestro artículo para que sepamos si te fue útil y es de tu agrado o bien, podamos mejorarlo para lectores futuros. ¡Gracias!

  • Clasificación de Usuarios (1 Votos)
    10
Compartir en:

Escríbenos