Qué es el glaucoma

El glaucoma es un grupo de enfermedades que dañan el nervio óptico del ojo y pueden causar pérdida de la visión y ceguera. Con la detección temprana y un tratamiento del glaucoma oportuno, es posible proteger los ojos contra la pérdida de la visión. Realizarse exámenes oculares regulares y completos es la clave para proteger la vista. Un examen ocular completo incluye cinco pruebas de detección de glaucoma.

Desafortunadamente, el glaucoma es una de las principales causas de ceguera alrededor del mundo. Puede ocurrir en cualquier edad, pero es más común que se desarrolle en adultos mayores. Es especialmente relevante que la mayoría de personas con glaucoma no presenta síntomas tempranos.

Es recomendable hacerse las cinco pruebas de detección de glaucoma con un oftalmólogo si se tiene antecedentes familiares de la enfermedad o si se es mayor de 40 años.

La forma más común del glaucoma no da señales de advertencia. Este efecto es tan gradual que no se nota un cambio de visión sino hasta una etapa avanzada, cuando el tratamiento del glaucoma tiene una tasa de éxito menor.

Causas de glaucoma

El glaucoma es el resultado del daño al nervio óptico. Varios estudios han demostrado que la presión ocular es un factor de riesgo importante para el daño nervioso óptico.

En la parte frontal del ojo hay un espacio llamado cámara anterior. Un líquido claro fluye continuamente dentro y fuera de la cámara y nutre los tejidos cercanos. Después, el líquido sale de la cámara por el ángulo abierto donde se encuentran la córnea y el iris. Cuando el líquido alcanza el ángulo, fluye como un drenaje a través de una malla esponjosa y abandona el ojo.

La presión ocular ocurre cuando dicho líquido en la parte delantera del ojo se acumula y por lo tanto, no circula de forma correcta. A medida que el nervio se deteriora se desarrollan manchas ciegas en el campo visual. Por razones que los médicos no se explican del todo, el daño nervioso está relacionado con el aumento de la presión.

Las causas de glaucoma menos comunes son lesión ocular por golpes o químicos, infección ocular grave, bloqueo de los vasos sanguíneos dentro del ojo e inflamación. Ocasionalmente una cirugía que corrige otra condición puede ocasionar glaucoma. Por lo general, el glaucoma afecta a ambos ojos, pero puede ocurrir solo en uno.

El desarrollo de glaucoma depende del nivel de presión que cada nervio óptico pueda tolerar sin sufrir daños. Este nivel varía de persona a persona. Es por eso que las pruebas de detección de glaucoma son muy importantes. Los resultados pueden ayudar al oftalmólogo a determinar qué nivel de presión ocular es normal para cada caso.

Tipos de glaucoma

Hay varios tipos de glaucoma. Los dos principales son de ángulo abierto y de ángulo cerrado. Estos están marcados por un aumento de la presión intraocular.

Glaucoma de ángulo abierto

Esta es la forma más común. El ángulo formado por la córnea y el iris permanece abierto, pero la malla trabecular está parcialmente bloqueada. Esto provoca que la presión en el ojo aumente gradualmente dañando al nervio óptico. Sucede de forma lenta, por lo cual la visión se puede perder incluso antes de ser consciente del problema.

Glaucoma de ángulo cerrado

Se produce cuando el iris se abomba hacia adelante para estrechar o bloquear el ángulo de drenaje formado por la córnea y el iris. Como resultado, el fluido no circula a través del ojo y la presión aumenta. Algunas personas tienen ángulos de drenaje estrechos, por lo tanto corren un riesgo mayor de padecer glaucoma. Este tipo de glaucoma aparece de forma repentina y cuando se presenta de forma aguda, resulta en una emergencia médica. Un glaucoma agudo de ángulo cerrado se puede desencadenar por la dilatación repentina de las pupilas.

Glaucoma de tensión normal

Sucede cuando el nervio óptico se daña aunque la presión ocular sea normal. No se sabe la causa exacta de este deterioro. Se cree que puede ocurrir debido a un nervio óptico sensible o a un suministro sanguíneo menor hacia el nervio óptico. Este limitado flujo sanguíneo puede ser causado por aterosclerosis (o por otras condiciones que deterioran la circulación.

Glaucoma en niños

Es posible que los niños y jóvenes desarrollen glaucoma. Puede presentarse desde recién nacidos o desarrollarse en los primeros años de vida. El daño al nervio óptico puede ser causado por bloqueos de drenaje o una condición médica subyacente.

Glaucoma pigmentario

Este tipo de glaucoma se produce cuando los gránulos de pigmento del iris se acumulan en los canales de drenaje. Por lo tanto, retardan o bloquean el líquido que sale del ojo. Actividades como correr agitan los gránulos de pigmento depositándolos en la malla trabecular, causando elevaciones de presión intermitentes.

Pruebas de diagnóstico de glaucoma

El daño por glaucoma es permanente, es decir, no se puede revertir. Sin embargo, con un diagnóstico oportuno, los medicamentos correctos y la cirugía, se puede prevenir un daño mayor.

Sin tratamiento del glaucoma, las personas con daño ocular por glaucoma perderán lentamente su visión periférica (lateral). La falta del tratamiento del glaucoma ocasiona que las personas pasen por alto los objetos que están a un lado. Es como si se estuviera mirando a través de un túnel. Con el tiempo, la visión directa (central) también puede disminuir hasta llegar al punto de no ver absolutamente nada.

Es importante examinar la salud de los ojos con regularidad. Las pruebas de detección de glaucoma son recomendables:

  • Antes de los 40 años: cada dos a cuatro años
  • De 40 a 54 años: al año o cada tres años
  • De 55 a 64 años: cada año o cada dos años
  • Después de los 65 años: cada seis a 12 meses

 

 

Prueba de agudeza visual: mide con una tabla de visión ocular la agudeza a varias distancias.

Prueba de campo visual: mide la periferia y ayuda al oftalmólogo a diagnosticar glaucoma.

Examen de ojo dilatado: se colocan gotas para ensanchar o dilatar las pupilas. El oftalmólogo utiliza un lente de aumento especial para examinar retina y nervio óptico. Esto le ayuda a detectar signos de daño y otros problemas oculares. Al terminar el examen, la visión cercana permanece borrosa durante algunas horas.

Tonometría: es la medida de la presión ocular usando un tonómetro. Se pueden aplicar gotas para entumecer el ojo durante la prueba.

Paquimetría: es la medida del grosor de la córnea. El oftalmólogo aplica una gota anestésica en el ojo y utiliza un instrumento de ondas ultrasónicas.

El glaucoma no puede ser curado.

tipos de glaucoma

Tratamientos y cuidados

El tratamiento inmediato para el glaucoma de ángulo abierto de fase temprana puede retrasar la progresión de la enfermedad. Es por eso que el diagnóstico precoz es muy importante.

Los tratamientos para esta condición incluyen medicamentos, trabeculoplastia láser, cirugía convencional o la combinación de todos. Estos pueden salvar la visión que permanece, sin embargo, no mejoran la vista perdida debido al glaucoma.

Medicamentos

Son el tratamiento precoz más común para esta enfermedad. Generalmente están en forma de pastillas o gotas para los ojos y tomados regularmente, bajan la presión arterial. Algunos medicamentos hacen que se produzca menos líquido. Otros hacen que el líquido escurran del ojo. Es importante informar al especialista acerca de otros medicamentos para que no se interfiera la función de estos.

Estos se deben tomar según las indicaciones del oftalmólogo. Es importante saber que algunos medicamentos provocan dolores de cabeza u otros efectos secundarios. El mismo especialista puede recetar y cambiar la dosis, según lo requiera. De igual manera, al no presentar síntomas, las personas pueden dejar u olvidar tomar su medicamento. Se debe utilizar pastillas o gotas, siempre y cuando ayuden a controlar la presión del ojo. El uso regular es importante.

Trabeculoplastia láser

Esta ayuda a drenar el líquido del ojo, por lo que el médico puede sugerir esto en cualquier momento. En muchos casos, se tienen que seguir tomando los medicamentos recetados después del procedimiento.

Este método se realiza en el consultorio o en la clínica oftalmológica. Se aplican gotas en el ojo y mientras el paciente está sentado frente a una máquina láser, el médico tiene un lente especial en el ojo. A través del lente, un haz de luz de alta densidad se refleja en la malla dentro el ojo. Se pueden ver destellos de luz verde o roja brillante. El láser produce quemaduras uniformemente espaciadas que estiran los orificios de drenaje en la malla. Como resultado, el líquido drena mejor.

Trabeculoplastia láser

Como toda cirugía, ésta también causa efectos secundarios, como inflamación. El médico receta gotas para cualquier dolor o inflamación. Se recomienda realizar visitas de seguimiento para controlar la presión ocular y los ojos.

Si el paciente tiene glaucoma en ambos ojos, se trata uno a la vez con días o semanas de diferencia. Los estudios demuestran que esta opción es muy buena para reducir la presión en algunos pacientes. Sin embargo, los efectos pueden desaparecer con el tiempo y se puede sugerir tratamiento adicional.

Cirugía convencional (trabeculectomía)

En esta se hace una nueva abertura para que el líquido pueda salir del ojo. Se realiza cuando alguno de los dos (o los dos) tratamientos anteriores no pudieron controlar la presión. Antes de cirugía, se administran medicamentos para relajarse. El médico hace pequeñas inyecciones alrededor del ojo para adormecerlo. Se retira un trozo de tejido para crear un nuevo canal y así el líquido puede drenar desde el ojo.

Durante las semanas posteriores de la cirugía, se debe colocar gotas en el ojo. Esto para combatir la infección e inflamación, cabe mencionar, que serán diferentes a las usadas antes de la cirugía. Esta cirugía se realiza un ojo a la vez, por lo general, de cuatro a seis semanas de diferencia.

Es importante saber que este procedimiento es de aproximadamente 60% a 80% eficaz en la reducción de la presión ocular. Si la nueva abertura se estrecha, puede ser necesaria una segunda operación. Esta trabeculectomía funciona mejor si no se ha realizado otra cirugía ocular previa, como la de catarata.

A veces, después de la cirugía convencional, su visión puede no ser tan buena como antes de la cirugía convencional. La cirugía convencional puede causar efectos secundarios, incluyendo cataratas, problemas con la córnea, inflamación, infección en el interior del ojo o problemas de presión ocular baja. El médico puede realizar un plan de tratamiento para combatir estos síntomas.

Estadísticas importantes

  • Aproximadamente 253 millones de personas viven con problemas de visión.
  • Existen al menos 36 millones de personas ciegas.
  • Existe un número aproximado 217 millones de personas con discapacidad visual moderada a severa.
  • El 81% de las personas ciegas o con alguna discapacidad visual tienen 50 años o más.
  • Las enfermedades oculares crónicas son la principal pérdida de la visión a nivel mundial.
  • Errores de refracción no corregidos es una principal causa de deterioro de la visión.
  • La catarata no operada es la principal causa de ceguera en países de bajos recursos.

Tu opinión importaTu opinión es importante

Nuestro objetivo en Meditip es informarte y ayudarte a tomar las mejores decisiones acerca de lo más valioso que tienes, tu salud y la de tus seres queridos. Hacemos un gran esfuerzo por presentar información de manera sencilla y fácil de entender. Ayúdanos a saber si estamos haciendo bien nuestro trabajo. Califica nuestro artículo y/o deja un breve comentario.

Fuentes

Boyd, Kierstan. (2017). What is Glaucoma?. 2017, de American Academy of Ophthalmology Sitio web: https://www.aao.org/eye-health/diseases/what-is-glaucoma

WebMD Medical Referenc. (2016). What Is Glaucoma?. 2017, de WebMD Sitio web: https://www.webmd.com/eye-health/glaucoma-eyes#1-2

National Eye Institute. (-). Facts About Glaucoma. 2017, de National Institutes of Health Sitio web: https://nei.nih.gov/health/glaucoma/glaucoma_facts

Mayo Clinic Staff. (2015). Glaucoma. 2017, de Mayo Clinic Sitio web: http://www.mayoclinic.org/diseases-conditions/glaucoma/basics/definition/con-20024042

¡Califica nuestro artículo!

100%
100%
¡Excelente!

Ayúdanos a mejorar. Califica nuestro artículo para que sepamos si te fue útil y es de tu agrado o bien, podamos mejorarlo para lectores futuros. ¡Gracias!

  • Clasificación de Usuarios (4 Votos)
    7.6
Compartir en:

Escríbenos