fbpx

Dolor de columna, un problema general

Un hormigueo, dolor o incluso entumecimiento en la parte inferior del cuerpo. Son los síntomas que reconoce una persona que sufre de dolores lumbares, de espalda o un dolor en la columna. De hecho, esto es una experiencia común para muchos adultos.

Con múltiples causas que pueden ocasionar este dolor, como: distensión muscular, mala postura o un elemento que queremos olvidar, la edad. Sin embargo, reconocer que tipo de dolor tienes es importante. Existen dos tipos: agudo y crónico.

El dolor agudo es aquel dolor en la columna que puede durar desde unos días a algunas semanas. Pero cuando el dolor en tu espalda dura más de 12 semanas, se convierte en un dolor de espalda crónico.

Por qué puede presentarse el dolor de columna

El dolor de columna es un problema complejo y multifactorial que puede surgir por diversas razones. Para abordar el problema de manera efectiva es clave entender que está causando tu dolor. Algunas de las razones más comunes incluyen:

El dolor de espalda está conectado con las malas posturas

Postura incorrecta

Pasar largos períodos sentados o de pie con una mala postura puede causar tensión en la espalda. Por ejemplo, estar sentado frente a una computadora durante muchas horas sin un soporte lumbar adecuado o encorvarse mientras se está de pie puede generar estrés en los músculos y ligamentos de la espalda, llevando a la aparición de dolor.

Sedentarismo

La falta de actividad física es otro factor importante. Cuando los músculos que sostienen la columna vertebral no se ejercitan con regularidad, tienden a debilitarse. Este debilitamiento reduce su capacidad para proporcionar soporte adecuado a la espalda, lo que puede llevar a una mayor susceptibilidad a las lesiones y al dolor.

Desgaste

El envejecimiento es un proceso natural que afecta a todas las partes del cuerpo, incluida la columna vertebral. Con el tiempo, los discos intervertebrales, que actúan como amortiguadores entre las vértebras, pueden deshidratarse y perder flexibilidad. Este desgaste puede llevar a condiciones como la osteoartritis y la estenosis espinal, que son fuentes comunes de dolor de espalda en personas mayores.

Ejercicios y el fortalecimiento muscular ayuda a reducir el dolor de espalda

Fortalecimiento muscular para evitar el dolor de columna

El dolor de espalda se ha convertido en una de las quejas más comunes en la sociedad moderna. Muchas personas experimentan algún tipo de dolor de espalda a lo largo de sus vidas. Sin embargo, una de las formas más efectivas para combatir y prevenir estos dolores es el fortalecimiento muscular.
Los músculos son esenciales para mantener la estabilidad y el soporte de nuestra estructura ósea, incluida la columna vertebral. Unos músculos fuertes y bien desarrollados pueden proporcionar múltiples beneficios que ayudan a reducir el dolor de espalda y prevenir futuras lesiones.

Mejora de la postura

Una buena postura es crucial para la salud de la columna vertebral. Los músculos fuertes, especialmente en el abdomen, la espalda y la pelvis, son vitales para mantener una alineación correcta del cuerpo.

Proporciona estabilidad

La columna vertebral está formada por una serie de vértebras que deben mantenerse alineadas y estables. Los músculos estabilizadores, como los multífidos y los músculos transversos del abdomen, juegan un papel crucial en mantener esta estabilidad.

Estos músculos actúan como un “corsé natural”, manteniendo las vértebras en su lugar y permitiendo movimientos seguros y controlados. Fortalecer estos músculos puede prevenir movimientos bruscos o descontrolados que podrían causar lesiones.

Mejora de la movilidad y la flexibilidad

El fortalecimiento muscular no se trata solo de aumentar la masa muscular, sino también de mejorar la funcionalidad de los músculos. Unos músculos fuertes y flexibles pueden mejorar la amplitud de movimiento de las articulaciones y la columna vertebral.

Esto es esencial para realizar movimientos diarios con mayor facilidad y menos dolor, desde agacharse para recoger algo del suelo hasta girar el tronco para mirar hacia atrás.

Te recomendamos: Fisioterapia de espalda baja: tipos, indicaciones y pronóstico

Ejercicios básicos para fortalecer tu columna

Descubre algunos ejercicios para el fortalecimiento muscular

Para fortalecer la musculatura que sostiene la columna, es importante incorporar una variedad de ejercicios en tu rutina. Algunos de los más efectivos incluyen:

  • Ejercicios de core: consiste en planchas, abdominales y puentes fortalecen los músculos abdominales y de la espalda baja.
  • Ejercicios de espalda: incluye hacer remo con mancuernas, peso muerto y extensiones de espalda trabajan los músculos de la parte superior y media de la espalda.
  • Ejercicios de estabilidad: consiste en usar balones de estabilidad y ejercicios de equilibrio ayudan a fortalecer los músculos estabilizadores.

Icono Redes Sociales Meditip, El Portal de la Salud¡Escríbenos y síguenos en nuestras redes sociales!

Nuestro objetivo en Meditip es informarte y ayudarte a tomar las mejores decisiones acerca de lo más valioso que tienes: tu salud y la de tus seres queridos. Hacemos un gran esfuerzo por presentar información de manera sencilla y fácil de entender. Síguenos por redes sociales y haznos saber si estamos haciendo bien nuestro trabajo. También puedes sugerirnos temas de salud de los que te gustaría aprender más.

Fuentes a consultar

Best exercises for lower back pain. (s/f). WebMD. Recuperado el 27 de junio de 2024, de https://www.webmd.com/back-pain/exercises-lower-back-pain

Physical therapy for low back pain relief. (s/f). Spine-Health. Recuperado el 27 de junio de 2024, de https://www.spine-health.com/treatment/physical-therapy/physical-therapy-low-back-pain-relief

Strengthening exercise program for low back pain relief. (s/f). Spine-Health. Recuperado el 27 de junio de 2024, de https://www.spine-health.com/wellness/exercise/strengthening-exercise-program-low-back-pain-relief

Compartir en:

Escríbenos