Qué es el exudado

Líquido de las heridas: apósito con exudadoEl exudado, también conocido como drenaje o suero, es el líquido de las heridas, el cual juega un papel central en la curación. El exudado está compuesto principalmente por agua, pero también contiene electrolitos, nutrientes, proteínas, mediadores inflamatorios, enzimas que digieren proteínas, factores de crecimiento y productos de desecho. Además, varios tipos de células como neutrófilos, macrófagos y plaquetas. Aunque el exudado de las heridas con frecuencia contiene microorganismos, su presencia no necesariamente significa que la herida está infectada. Es especialmente relevante que existe diferentes tipos y niveles de exudado.

El exudado normal de una herida suele ser claro, ámbar pálido, de consistencia acuosa y sin olor. No obstante, algunos apósitos producen un olor característico que puede confundirse con el exudado.

La valoración de heridas es importante para identificar el tipo de exudado y de tejido presente en la herida. Por ejemplo, el exudado que produce una herida necrótica como resultado de un desbridamiento autolítico o enzimático por lo general es opaco, gris o incluso verde si la herida está colonizada por bacterias. Asimismo, debe considerarse si el exudado presenta mal olor.

La producción de exudado en heridas abiertas es esencial para la curación. Sin embargo, cuando las heridas producen insuficiente o demasiado exudado y la composición del exudado es perjudicial, puede ocurrir complicaciones que retrasan la curación y afectan la calidad de vida.

Solicita una consulta de valoración de heridas y conoce las diversas opciones para el tratamiento de heridas, clic aquí 

Consulta de valoración de heridas con un precio especial

Función del exudado

La presencia de exudado ayuda al proceso de curación en un entorno húmedo. La principal función de exudado es facilitar la difusión de elementos vitales para la curación sobre el lecho de la herida. Por ejemplo, factores de crecimiento, proteínas, linfocitos y otras células. El exudado también proporciona nutrientes para el metabolismo celular, promueve la proliferación de células y ayuda a la eliminación del tejido necrótico o dañado.

Líquido de las heridas: producción de exudado

El líquido de las heridas: herida con exudado y edema

Úlcera con exudado y edema

El control del exudado es fundamental para lograr un ambiente favorable para la cicatrización. La presencia de humedad en una herida es necesaria. No obstante, el líquido de las heridas se debe vigilar para actuar en caso de una escasa producción o sobreproducción de exudado. 

A medida que transcurre la curación, la cantidad de exudado que se produce por lo general, disminuye. Es importante reconocer que el volumen de exudado está relacionado con el área de la superficie de la herida. Por lo tanto, las heridas grandes como quemaduras, úlceras venosas e injertos de piel, a menudo producen volúmenes de exudado altos.

Cualquier factor que incremente  o predisponga el desarrollo de edema puede aumentar la producción de exudado. Por ejemplo, inflamación, contaminación bacteriana o acumulación de líquido en las extremidades inferiores por pasar demasiado tiempo sentado o parado.

Cuando la producción del líquido de las heridas es bajo puede indicar un problema sistémico. Esto incluye deshidratación, shock hipovolémico y microangiopatía. La baja producción de exudado con frecuencia es una característica de las úlceras isquémicas.

Cuando se produce demasiado o muy poco exudado, es esencial que un profesional de la salud evalúe con precisión los factores que contribuyen al problema.

Líquido de las heridas: tipos de exudado

Tipos de exudado

Las alteraciones en las características del exudado son de alta relevancia. Esto incluye cambios de color, cantidad, olor o consistencia. Cualquier alteración inesperada de las características del exudado puede indicar un cambio en el estado de la herida, por lo que se requiere una nueva valoración. Los tipos de exudado de las heridas son los siguientes:

Seroso

El exudado seroso consiste en un drenaje claro que a menudo se considera normal, pero un aumento puede indicar una infección. Este tipo de exudado también puede ocurrir debido al líquido de la fístula urinaria o linfática.

Cuando el líquido de las heridas es seroso, por lo general es un signo de que la curación es normal. A medida que la piel se vuelve a regenerar, es natural la presencia de desechos naturales como células muertas y proteínas. Los desechos se eliminan a través de este líquido transparente conocido como exudado seroso, el cual no tiene olor.

Tal vez te pueda interesar: Biopelícula en heridas, un factor que retrasa la curación

Sanguinolento

Drenaje acuoso y sangriento con bajo contenido de proteínas debido a enfermedad cardíaca o venosa, malnutrición o fístula entérica o urinaria.

El exudado sanguinolento consiste en un líquido rojo debido a algún trauma en un vaso sanguíneo. Esto puede ocurrir después de la limpieza de la herida o por el movimiento excesivo de la persona inmediatamente después de que se produjo la lesión.

Serosanguinolento

Líquido seroso claro y con sangre, ligeramente más grueso que el agua. La presencia de pequeñas cantidades de células sanguíneas que se mezcla con el líquido seroso le da a este exudado un tono rosado. En ocasiones esto indica daño capilar. Con frecuencia se presenta en heridas quirúrgicas o por un cambio de apósito traumático.

Purulento

El exudado purulento es un drenaje viscoso o espeso, generalmente opaco, marrón, verde o gris. Contiene glóbulos blancos, bacterias, células inflamatorias, esfacelo o fístulas. Este tipo de exudado indica una infección bacteriana.

Cuando el líquido de una herida es purulento y hay una infección, el volumen del exudado puede aumentar

Hemorrágico

La hemorragia indica un vaso sanguíneo con fugas que expulsa sangre. Los capilares se puede romper fácilmente y sangrar debido a una infección o trauma.

Este exudado se presenta color rojo oscuro y la consistencia es más espesa que el exudado sanguinolento. Esta situación puede constituir una emergencia que requiere la asistencia de un profesional de la salud para controlar el sangrado. Un exudado hemorrágico es una situación anormal en una herida.

Un desafío para el manejo de heridas es lograr un buen equilibrio del exudado. Ni demasiado seco, ni demasiado húmedo.

Aquí encontrarás productos para el cuidado y tratamiento de heridas

Medimarket: tienda en línea donde podrás comprar apósitos para heridas

La tienda en línea de material de curación más completa y más confiable de México

Nivel de exudado en heridas

Los tipos de exudado dan pistas sobre el estado de la herida. No obstante, además de considerar el tipo de líquido presente, se debe tener en cuenta la cantidad. Un aspecto importante del manejo de heridas es lograr un equilibrio adecuado del exudado. Esto quiere decir, procurar que la herida no esté ni demasiado seca, ni demasiado húmeda. En las heridas crónicas el proceso inflamatorio se prolonga y el exudado se acumula con consecuencias dañinas.

La terapia húmeda para heridas consiste en el adecuado manejo del exudado. A través de la terapia húmeda, se busca lograr un balance ya sea mediante la absorción del exceso de líquido o la aportación de humedad a la herida.

En resumen, el objetivo es lograr un balance que permita mantener la herida húmeda, pero no mojada. El nivel de exudado de las heridas por lo general se clasifica como nulo, escaso, moderado o abundante. Otra clasificación del nivel de exudado es la siguiente:

  • Seco: no hay humedad visible y no es un entorno ideal para la cicatrización (a excepción de heridas isquémicas). La piel circundante puede estar seca y escamosa.
  • Húmedo: entorno ideal para la curación, en el cual el apósito puede estar ligeramente humedecido. El lecho de la herid parece brillante y la piel alrededor puede estar intacta e hidratada.
  • Mojado: el apósito puede estar ampliamente humedecido, por lo que existe riesgo de maceración.
  • Saturado: el líquido de la herida es visible, el apósito primario está mojado y la fuga es visible en el apósito secundario. Hay un riesgo potencial de maceración de la piel circundante.
  • Fugas: el exudado es abundante y la fuga de líquido en la herida es visible. Tanto el apósito primario, como el secundario, están saturados. El riesgo de maceración y excoriación (irritación) de los bordes de la herida es alto.

Nivel de exudado en heridas: escaso,

El desconocimiento respecto al exudado y los productos existentes para el manejo de heridas puede ocasionar complicaciones innecesarias.

Causas del exudado abundante 

La cicatrización de heridas por primera intención puede producir una pequeña cantidad de exudado y sanar sin complicaciones. Sin embargo, algunas heridas crónicas o heridas con dehiscencia quirúrgica que se curan por segunda intención, producirán grandes cantidades de exudado. El exudado abundante está relacionado con:

Si una herida produce altos niveles de exudado y no se maneja de manera adecuada, el lecho de la herida se sobrehidratará. Como resultado, la humedad puede filtrarse hacia los bordes de la herida y producir maceración. Esto hace que la piel sea más propensa a daño. Por ejemplo, las enzimas del exudado de las heridas crónicas pueden causar irritación cutánea. Cuando el líquido de las heridas es abundante, puede producirse:

Apósitos para el manejo del exudado

Apósito multicapa para exudado abundanteEl uso de apósitos es la principal opción para el manejo del exudado. Hay diferentes tipos de apósitos con diversos mecanismos diseñados para controlar el líquido de las heridas. La terapia de presión negativa también puede ser útil cuando se trata de heridas complejas con fugas, lo cual representa un problema importante.

Se puede emplear diferentes estrategias relacionadas con los apósitos para aumentar, mantener o reducir la humedad de la herida. Cuando el exudado abundante es un problema o si se sospecha que el tipo de exudado impide la cicatrización, se debe considerar la eliminación del exudado mediante una técnica de desbridamiento.

Los apósitos para el control de exudado van de apósitos simples que consisten en un solo material, hasta apósitos multicapa más sofisticados que combinan varios mecanismos. Los materiales utilizados en los apósitos varían en la forma en que manejan el exudado de las heridas y pueden tener otras propiedades.

Consideraciones para el uso de apósitos

Es especialmente relevante que la asesoría clínica de un profesional en heridas ayudará a elegir el apósito adecuado según las necesidades de cada paciente. Además de la capacidad del control del exudado, el apósito seleccionado debe promover un entorno que fomente la curación, prevenga problemas adicionales y satisfaga las necesidades individuales del paciente. Otras consideraciones al momento de elegir un apósito son:

  • Manejo del exudado de heridas con apósitosSensibilidad a los componentes del apósito para evitar reacciones alérgicas
  • Facilidad de aplicación y confort
  • Duración del mecanismo del apósito (por lo general de 3 a 7 días, dependiendo de la marca) y frecuencia del cambio de apósito
  • Capacidad de retención de exudado
  • Facilidad de remoción
  • Capacidad para reducir el dolor mientras se usa, en la aplicación y en el cambio
  • Protección contra la maceración y la excoriación de la piel
  • Si se usa bajo compresión, la capacidad de retener el exudado bajo presión

Cualquier cambio del tipo de apósito para el manejo del exudado debe considerar una nueva valoración de un profesional. La mayoría de los apósitos maneja el líquido de las heridas ya sea absorbiendo o permitiendo que se evapore. Además, algunos apósitos avanzados, por ejemplo, alginatos y apósitos de hidrofibra, absorben el exudado para formar un gel. A medida que el líquido o suero de las heridas ingresa en los materiales del apósito, se introduce en los espacios por acción capilar o “absorción”. Esto esparce el líquido por todo el apósito e impide las fugas. Algunos apósitos pueden atrapar el exudado en sus capas, manteniéndolo lejos del lecho de la herida y del tejido circundante.

Tu opinión importaTu opinión es importante

Nuestro objetivo en Meditip es informarte y ayudarte a tomar las mejores decisiones acerca de lo más valioso que tienes, tu salud y la de tus seres queridos. Hacemos un gran esfuerzo por presentar información de manera sencilla y fácil de entender. Finalmente, ayúdanos a saber si estamos haciendo bien nuestro trabajo. Califica nuestro artículo y/o deja un breve comentario.

Fuentes

M Romanelli, K Vowden, D Weir. (2010). Exudate Management Made Easy. 17 de mayo de 2019, de Wounds International Sitio web: https://www.woundsinternational.com/download/resource/6134

Wounds UK. (2012). Managing high exudate wounds. 17 de mayo de 2019, de Wound Essentials Sitio web: https://www.wounds-uk.com/download/resource/1337

Rachel Torrens. (2018). Exudate: Definition & Types. 17 de mayo de 2019, de Study.com Sitio web: https://study.com/academy/lesson/exudate-definition-types.html

Wound Essentials. (2008). Wound exudate: what it is and how to manage it. 17 de mayo de 2019, de Wound Essentials Sitio web: https://pdfs.semanticscholar.org/034c/5d340f709a29bde48b3e660b3ec791d9bfed.pdf

Sharon Takiguchi. (2017). Types of Exudate From Wounds. 17 de mayo de 2019, de Livestrong Sitio web: https://www.livestrong.com/article/184098-types-of-exudate-from-wounds/

Wounds UK. (2007). Exsudex™: another means of managing exudate. 17 de mayo de 2019, de Wounds International Sitio web: https://www.woundsinternational.com/uploads/resources/content_9174.pdf

Keith Cutting. (2003). Wound exudate: Composition and functions. 17 de mayo de 2019, de  British journal of community nursing Sitio web: https://www.researchgate.net/publication/8950463_Wound_exudate_Composition_and_functions

Elizabeth Nichols. (2016). Wound Assessment. 17 de mayo de 2019, de Wound Essentials Sitio web: https://www.wounds-uk.com/download/resource/1301




Share.

Leave A Reply