¿Qué es una quemadura?

Una quemadura es una lesión que daña o destruye la piel cuando diferentes agentes entran en contacto con ella. Estos agentes pueden ser térmicos, eléctricos, químicos o radioactivos. Es importante saber que las quemaduras figuran entre las lesiones más traumáticas que puede experimentar una persona. La severidad de estas se clasifica según diversos factores, entre estos están la extensión, localización y agente causal.

Agentes térmicos
Fuego directo o llama
Líquidos calientes (cuyas lesiones se conocen como escaldaduras)
Gases inflamables
Congelación
Agentes químicos
Ácidos (como el ácido clorhídrico)
Bases (como la sosa cáustica)
Gases (como gas mostaza)
También pueden provocar lesiones por inhalación.
Agentes radioactivos por exposición prolongada a:
Rayos del Sol
Radiación Nuclear
Rayos X
Radiación Ultravioleta
Rayos Gamma

Clasificación de quemaduras

Generalmente este tipo de lesiones se clasifican con base a su profundidad. Esto quiere decir, que se evalúa el daño de capas de tejido involucradas. Esto determina el diagnóstico y tratamiento de las quemaduras.

quemaduras

Quemadura de primer grado

Involucra la destrucción de las capas más superficiales de la epidermis, sin afectar a la dermis. Por lo general son dolorosas y tienden a curarse en menos de una semana. Es posible que la mayoría no dejen algún tipo de secuela. Este tipo de quemaduras requieren hidratación por medio de agentes humectantes y emolientes.

Quemadura de segundo grado superficial

Implica la destrucción de la epidermis y de la capa más superficial de la dermis. Por consecuencia aparecen ampollas que al retirarlas presentan un lecho de color rojo brillante con exudado seroso abundante. Por lo general son muy dolorosas y pueden cicatrizar en un tiempo de siete a 10 días. En caso de no presentar una infección, no dejan secuelas. Es importante saber que las ampollas se deben desbridar únicamente por un profesional de la salud calificado.

Solicita una consulta de valoración y conoce las diversas opciones para el tratamiento de heridas, clic aquí 

Consulta de valoración de heridas con un precio especial

Recibe atención personalizada por un experto y evita complicaciones

Quemadura de segundo grado profunda

Conlleva a la destrucción de la epidermis y de la capa más profunda de la dermis. También desarrollan ampollas que al retirarlas presentan un lecho color blanco o grisáceo, con escaso exudado seroso. Suelen ser indoloras y requieren la aplicación de apósitos activos de cura húmeda. Es posible que se requiera de sustitutos cutáneos sintéticos o injertos.

Quemadura de tercer grado

Este tipo implica la destrucción del espesor total de la piel. También muestra afectación y/o exposición de estructuras subyacentes como músculos, tendones, huesos, etc. Presentan un lecho rojo o marrón con tejido desvitalizado, el cual debe ser desbridado. Estas son indoloras debido a la pérdida de terminaciones nerviosas. Es importante que se apliquen apósitos de cura húmeda, sustitutos cutáneos sintéticos o injertos.

¿Cómo determinar la severidad de una herida?

quemaduras

Para determinar la extensión, se dispone de la regla de los nueve. Esta fue diseñada en 1974 por el Dr. Alexander Wallace. Él propuso la división del cuerpo en regiones a las cuales les asignó un porcentaje de superficie corporal.

La Sociedad Americana de Quemaduras propone la siguiente clasificación para determinar la severidad de una quemadura.

Esa clasificación está basada en su profundidad, extensión, localización y tipo de paciente.

Quemaduras menores

El tratamiento de estas quemaduras puede ser ambulatorio.

En adultos:

  • Quemadura de segundo grado que abarca menos del 15% de superficie corporal total.
  • Quemadura de tercer grado que abarca menos del 3% de superficie corporal total.

En niños:

  • Quemadura de segundo grado que abarca menos del 10% de superficie corporal total.
  • Quemadura de tercer grado que abarca menos del 3% de superficie corporal total.

Quemaduras moderadas

El tratamiento de estas quemaduras puede necesitar el ingreso del paciente a una unidad médica de primer o segundo nivel de atención.

En adultos:

  • Quemadura de segundo grado que abarca del 15 al 25% de superficie corporal total.
  • Quemadura de tercer grado que abarca 10 a 20% de superficie corporal total.

En niños:

  • Quemadura de segundo grado que abarca del 10% al 20% de superficie corporal total.
  • Quemadura de tercer grado que abarca 3 a 10% de superficie corporal total.

Aquí encontrarás productos para el cuidado y tratamiento de heridas

La tienda en línea de material de curación más completa y más confiable de México

Quemaduras severas o mayores

El tratamiento de estas quemaduras requiere el ingreso del paciente a una unidad médica. La unidad debe ser especializada en el tercer nivel de atención o a una unidad de quemados.

En adultos:

  • Quemadura de segundo grado que abarca más del 25% de superficie corporal total.
  • Quemadura de tercer grado que abarca más del 10% de superficie corporal total.

En niños:

  • Quemadura de segundo grado que abarca más del 20% de superficie corporal total.
  • Quemadura de tercer grado que abarca más del 10% de superficie corporal total.

Quemaduras en pacientes de alto riesgo como:

También se consideran quemaduras severas:

  • Todas las quemaduras en ojos, cara, manos, pies, pliegues flexoextensores (como las axilas) y/o genitales.
  • Quemaduras eléctricas.
  • Todas las lesiones por inhalación.

¿Qué se debe hacer?

Cuando alguien sufre una quemadura, es necesario administrar primeros auxilios previos al arribo de la atención médica de emergencia. Si no se puede determinar el daño de la herida, todas las quemaduras se deben considerar como severas. Esto hasta poder contar con el diagnóstico certero.

Recomendaciones

QuemaduraEn quemaduras menores a moderadas, se deja correr agua tibia o fría, no helada sobre la zona de la quemadura. También se puede sumergir en su totalidad durante al menos cinco minutos. Para apagar una llama activa, se rocía agua sobre la persona. Se debe envolver en un material grueso y pedir que ruede en el suelo, así como asegurar que no se encuentre en contacto con el agente causante.

En cosa de una quemadura eléctrica, se debe utilizar un objeto no conductor de electricidad (hule o madera, NUNCA metal). Esto para alejar a la persona de la fuente de la electricidad. En quemaduras severas, es necesario verificar que la persona esté respirando. No se deben retirar las prendas de vestir que estén quemadas o adheridas a la piel. Sobre todo, no se debe aplicar cremas, ungüentos o cualquier tipo de sustancia sobre la quemadura.

tu opinión es importanteTu opinión es importante

Nuestro objetivo en Meditip es informarte y ayudarte a tomar las mejores decisiones acerca de lo más valioso que tienes, tu salud y la de tus seres queridos. Hacemos un gran esfuerzo por presentar información de manera sencilla y fácil de entender. Finalmente, ayúdanos a saber si estamos haciendo bien nuestro trabajo. Califica nuestro artículo y/o deja un breve comentario.

Fuentes

King, Samuel. (-). Burn Classification. 2017, de Burn Injury Sitio web: http://burninjuryguide.com/types-burns/burn-classification/

¡Califica nuestro artículo!

100%
100%
¡Excelente!

Ayúdanos a mejorar. Califica nuestro artículo para que sepamos si te fue útil y es de tu agrado o bien, podamos mejorarlo para lectores futuros. ¡Gracias!

  • Clasificación de Usuarios (1 Votos)
    10
Compartir en:

Escríbenos