Los colores de las heridas

El color de una herida puede decir mucho sobre el progreso del tratamiento y sobre el estado de la misma. El color se usa a menudo como una señal y para emitir una advertencia. Por ejemplo, los semáforos. Los colores de las heridas son una forma de identificar el progreso de la curación de la herida. Es decir, a medida que cambia la condición de una herida, el color también. Esto puede dar pistas sobre si el proceso de curación es adecuado o si está empeorando.

Las heridas son muy comunes en todo el espectro de atención médica, con una variedad de presentaciones. Estas incluyen heridas abiertas o traumáticas, heridas quirúrgicas y heridas crónicas como úlceras de pie diabético. Asimismo, úlceras venosas debido a insuficiencia venosa, heridas isquémicas (gangrena) y heridas por presión. Las heridas menos comunes pueden incluir úlceras vasculíticas, fascitis necrotizante, pioderma gangrenoso y calcifilaxis.

Colores de las heridas: desbridamiento de las heridas

Con cualquier tipo de herida es importante comprender la etiología o el origen. Entonces se puede desarrollar un plan de manejo apropiado. También es necesaria la valoración de la herida por parte de un profesional de la salud. Esto con el fin de manejar adecuadamente posibles complicaciones asociadas a la causa de la herida. El potencial y velocidad de curación son mejores con supervisión profesional.

Localmente, el tipo de tejido en el lecho de la herida puede dar pistas importantes sobre la etapa de curación. Por lo tanto, la evaluación de la herida debe ser holística e incorporar aspectos clave tanto del paciente, como de la herida.

Este artículo explica el significado de los colores de las heridas, los tipos de tejido y el estado de la piel circundante.

Solicita una consulta de valoración y conoce las diversas opciones para el tratamiento de heridas, clic aquí 

Consulta de valoración de heridas con un precio especial

Recibe atención personalizada por un experto y evita complicaciones

Fases de la curación de heridas

El cuerpo es un sistema complejo y el proceso de curación de heridas es dinámico. Ya sea que las heridas cierren por intención primaria, estén sujetas a un cierre primario retrasado o se dejen cerrar por intención secundaria, el proceso de curación de la herida se puede dividir en tres fases: inflamatoria, proliferativa y maduración.

Cuando la piel se lesiona el cuerpo pone movimiento de forma automática una serie de eventos para reparar los tejidos lesionados. A este proceso también se le conoce como “cascada de la curación”. Es fundamental recordar que la cicatrización de las heridas no es lineal. Por lo general, las heridas pueden avanzar hacia adelante y hacia atrás a través de estas tres fases.

Colores de las heridas: fase inflamatoria

Fase inflamatoria

La fase inflamatoria es la respuesta natural del cuerpo a una lesión. Cuando se produce una herida los vasos sanguíneos en el lecho de la herida se contraen y se forma un coágulo. Una vez que se ha logrado la hemostasia, los vasos sanguíneos se dilatan para permitir que las células esenciales (anticuerpos, glóbulos blancos, factores de crecimiento, enzimas y nutrientes) alcancen el área dañada. Esto conduce a un aumento del nivel de exudado, por lo que la piel circundante debe ser monitoreada para detectar signos de humedad excesiva. Es en esta etapa cuando se puede ver los signos característicos de la inflamación: eritema (enrojecimiento), calor, edema, dolor y alteraciones funcionales. Las células predominantes en el proceso inflamatorio son las células fagocíticas.

Fase proliferativa

Durante la proliferación la herida se “reconstruye” con nuevo tejido de granulación que se compone de colágeno y matriz extracelular. En esta fase se desarrolla una nueva red de vasos sanguíneos, proceso conocido como angiogénesis. El tejido de granulación saludable depende de que los fibroblastos reciban niveles suficientes de oxígeno y nutrientes suministrados por los vasos sanguíneos.

El tejido de granulación saludable es de textura desigual, no sangra fácilmente y es de color rojo. El color de la herida y la condición del tejido de granulación a menudo es un indicador de cómo está progresando la herida. Además, el tejido de granulación oscuro puede ser señal de una perfusión deficiente, isquemia o infección. Finalmente, el epitelio recién formado (epitelización) tendrá lugar con la aparición de un color rosa aperlado.

Colores de las heridas: cicatrización, herida con costra

Fase de maduración

La maduración es la fase final y ocurre una vez que la herida se ha cerrado. Esta fase implica la remodelación del colágeno. La actividad celular se reduce y el número de vasos sanguíneos en el área lesionada regresa y disminuye.

Significado de los colores de las heridas

Por lo general, el manejo de la herida está determinado por el tipo de tejido presente y la cantidad de exudado. Los diferentes tipos de tejidos pueden ser fácilmente recordados por el color, como los ya mencionados.

Cualquier falla en la integridad de la piel resulta en una herida. Todas las heridas, independientemente de su causa e intención de curación, progresan a través de las fases de curación para cerrar y restaurar la integridad de la piel. A continuación se proporciona una guía sobre el significado de los colores de las heridas y los tipos de tejidos asociados.

Color negro: heridas necróticas

Colores de las heridas: color negro, tejido necrótico o herida necrótica

El tejido necrótico, también denominado escara, se identifica fácilmente por un color negro o marrón oscuro. La escara puede ser seca o húmeda y se presenta como un tejido grueso, en ocasiones desprendido de la superficie de la herida. Es especialmente relevante que el tejido necrótico inhibe las fases proliferativas y de maduración. Esto debido a que evita la formación de tejido de granulación sano, además de la contracción y la epitelización de la herida.

En resumen, el tejido necrótico es tejido muerto que impide la cicatrización de heridas y debe eliminarse. Los hidrogeles son una alternativa para eliminar la necrosis gracias a que proporcionan una condición húmeda óptima para el desbridamiento.

Aquí encontrarás productos para el cuidado y tratamiento de heridas

La tienda en línea de material de curación más completa y más confiable de México

La tienda en línea de material de curación más completa y más confiable de México

Color verde: heridas infectadas

Colores de las heridas: color verde, herida infectadaEl exudado desempeña un papel fundamental en la curación de heridas. No sólo proporciona un entorno de curación húmedo, nutrientes y oxígeno a los tejidos en reconstrucción. También facilita la eliminación de productos de desecho y toxinas. Sin embargo, si se presenta exudado excesivo, esto puede ser problemático. La acumulación de proteínas degradantes y otras sustancias tóxicas retrasa la curación al prolongar la inflamación.

Aparte del color de la herida, el color del exudado también proporciona pistas sobre el potencial de curación. Los exudados serosos (amarillo) y rosa claro o rojo acuoso, son normales en una herida. Mientras que una secreción purulenta, caracterizada por un líquido viscoso de color verde, no es buena señal.

Si se comienza a notar secreción o drenaje verdoso proveniente de la herida, esto es un signo inminente de infección. Una herida infectada con una colonización crítica se identifica, de acuerdo a los colores de las heridas, con el color verde. En este punto un médico debe valorar la herida y recomendar un tratamiento para reducir la carga bacteriana.

Una herida infectada puede dificultar seriamente la cicatrización. El uso de apósitos antimicrobianos con liberación de plata es una opción efectiva para el manejo de estas heridas.

Color amarillo: heridas con descamación

Colores de las heridas: color amarillo, heridas con fibrinaUna herida de color amarillo indica la presencia de exudado, resultado de microorganismos que se han acumulado. Normalmente, el sistema inmunológico elimina estos gérmenes. Sin embargo, si hay un exceso de proteínas y desechos celulares, estos se hacen visibles y se adquiere un tono amarillento. En esta etapa debe consultar a un especialista. La herida debe irrigarse (ya sea con hidroterapia o irrigación a alta presión) y limpiarse para luego ser cubierta con un apósito especializado.

Los productos de gel ayudan a eliminar el esfacelo, proteínas, pus y desechos celulares. Los apósitos que unen las bacterias a sus capas pueden contribuir a la reducción de la carga bacteriana y a estimular la cicatrización.

Color rojo: granulación de heridas

Colores de las heridas: color rojo, herida con tejido de granulaciónCuando el color de la herida es rojo quiere decir que la herida está sanando normalmente. La herida ha creado una capa de tejido de granulación que cubre la base de la herida. Comienza de color rosado, pero a medida que se vuelve más grueso, se convierte en un rojo más profundo. Un líquido claro puede filtrarse de la herida, lo cual ayuda a mantener el área limpia. El tejido de granulación puede ser sensible al tacto. Por lo tanto, la herida debe cubrirse para mantenerla limpia, húmeda y protegida.

Un signo importante para identificar una herida crónica es el tejido no viable como la descamación o necrosis. También la falta de tejido de granulación saludable, el cual puede ser pálido, grisáceo o avascular. Los apósitos de gran absorción son una alternativa excelente debido a que ayudan a optimizar la granulación.

Color rosa: epitelización de heridas

Colores de las heridas: color rosa, epitelización de heridasLa epitelización es la regeneración del epitelio (piel) sobre una herida y significa la etapa final de curación. El tejido epitelial de color rosa claro-aperlado, por lo general migra hacia adentro desde los bordes de la herida. O bien, puede aparecer como pequeñas islas de tejido sobre la superficie. Para alcanzar la epitelización es necesario mantener un ambiente húmedo y cálido, y proteger con un apósito para evitar infecciones.

Color de la piel circundante a la herida

La condición de la piel perilesional también dice mucho sobre el estado de una herida y su potencial de curación. La maceración, inflamación, debilitamiento, tunelización, edema, induración y dolor, son síntomas de una herida potencialmente no curativa.

Por otro lado, la piel circundante puede proporcionar pistas sobre la etiología de la herida. Los cambios tróficos de la piel pueden apuntar a una enfermedad subyacente involucrada en la patología de la herida. Esto incluye pigmentación anormal, lipodermatosclerosis, neuropatía, callos, uñas engrosadas y descoloridas, temperatura de la piel y adecuación de la perfusión periférica.

Por ejemplo, los cambios tróficos de la piel en la isquemia crónica secundaria a la enfermedad arterial periférica (EAP) pueden incluir un aspecto oscuro, periferias frías, piel brillante o pálida y sin pelo. También puede haber pérdida de tejido con cambios gangrenosos. Las uñas de los pies engrosadas y decoloridas también pueden indicar EAP o infección micótica, a menudo asociada con diabetes.

Del mismo modo, la tinción con hemosiderina (color marrón) en extremidades inferiores, la piel seca y escamosa, enfermedad de Charcot-Marie-Tooth, atrofia blanca y edema dependiente, son indicativos de insuficiencia venosa.

Tu opinión importaTu opinión es importante

Nuestro objetivo en Meditip es informarte y ayudarte a tomar las mejores decisiones acerca de lo más valioso que tienes, tu salud y la de tus seres queridos. Hacemos un gran esfuerzo por presentar información de manera sencilla y fácil de entender. Finalmente, ayúdanos a saber si estamos haciendo bien nuestro trabajo. Califica nuestro artículo y/o deja un breve comentario.

Fuentes

Bonnie Fraser. (2018). The colour of wounds and its implication for healing. 12 de marzo de 2019, de HealthTimes Sitio web: https://healthtimes.com.au/hub/wound-care/59/practice/bf1/the-colour-of-wounds-and-its-implication-for-healing/45/

Advanced Tissue. (2017). Know the Colors that Indicate Wound Healing Stages. 12 de marzo de 2019, de Advanced Tissue Sitio web: https://advancedtissue.com/2017/12/know-the-colors-that-indicate-wound-healing-stages/

John Maynard. (2015). How Wounds Heal: The 4 Main Phases of Wound Healing. 12 de marzo de 2019, de Shield HealthCare Sitio web: http://www.shieldhealthcare.com/community/popular/2015/12/18/how-wounds-heal-the-4-main-phases-of-wound-healing/

CliniMed. (2017). Phases Of Wound Healing. 12 de marzo de 2019, de CliniMed Sitio web: https://www.clinimed.co.uk/wound-care/wound-essentials/phases-of-wound-healing

Laura Candelaria. (2018). Signs of an Infection in an Open Wound. 12 de marzo de 2019, de Lovestrong Sitio web: https://www.livestrong.com/article/69906-signs-infection-open-wound/

The Royal Children’s Hospital Melbourne. (2015). Wound care. 12 de marzo de 2019, de The Royal Children’s Hospital Melbourne Sitio web: https://www.rch.org.au/rchcpg/hospital_clinical_guideline_index/wound_care/

Compartir en:

Escríbenos