Qué es la enfermedad arterial periférica

La enfermedad arterial periférica es una condición en la que se acumula placa en las arterias que llevan sangre a la cabeza, los órganos y las extremidades. La placa está compuesta de grasa, colesterol, calcio, tejido fibroso y otras sustancias de la sangre. Cuando la placa se acumula en las arterias del cuerpo se desarrolla una condición conocida como aterosclerosis. Con el tiempo, la placa puede endurecerse y estrechar las arterias. Esto limita el flujo de sangre rica en oxígeno que llega a los órganos y a otras partes de su cuerpo.

Causas de la enfermedad arterial periférica: arteria obstruida por acumulación de placaPor lo general, esta enfermedad afecta las arterias de las piernas. Sin embargo, también puede afectar las arterias que transportan sangre del corazón a la cabeza, los brazos, los riñones y el estómago.

El bloqueo del flujo sanguíneo hacia las piernas puede causar dolor y entumecimiento. Esto puede incrementar el riesgo de tener una infección en las extremidades afectadas. Además el cuerpo puede tener dificultades para combatir la infección. Si es lo bastante grave, el bloqueo puede causar gangrena. En los casos más graves, esto puede conducir a la amputación de una pierna.

Si una persona tiene dolor en las piernas al caminar o subir escaleras, es necesario que acuda con el médico. En ocasiones, los adultos mayores piensan que el dolor de piernas es un síntoma del envejecimiento. Sin embargo, la causa del dolor puede ser la enfermedad arterial periférica.

Causas de la enfermedad arterial periférica

La causa más común de la enfermedad arterial periférica es la aterosclerosis. Como lo describimos anteriormente, la aterosclerosis es una enfermedad en la cual la placa se acumula en las arterias. La causa exacta de esto aún es desconocida. Es especialmente relevante aclarar que la aterosclerosis es un tipo de arterioesclerosis, pero con causas muy específicas.

La enfermedad arterial periférica puede empezar si ciertos factores dañan las capas internas de las arterias. Estos factores incluyen:

Cuando el daño ocurre, el cuerpo comienza con el proceso de curación. La curación puede provocar que la placa se acumule donde las arterias están dañadas.

Eventualmente, una sección de la placa puede romperse, causando un coágulo de sangre en el sitio. La acumulación de placa o coágulos pueden estrechar severamente o bloquear las arterias y limitar el flujo de sangre rica en oxígeno al cuerpo.

Factores de riesgo de la enfermedad arterial periférica

Es importante mencionar que hombres y mujeres pueden sufrir enfermedad arterial periférica por igual. Sin embargo, las personas de raza o grupo étnico negros tienen un riesgo mayor de sufrir la enfermedad. Los hispanos o personas de origen hispano tienen un riesgo ligeramente mayor de desarrollar la condición comparado con los blancos no hispanos.

Fumar

Fumar es el principal factor de riesgo. El riesgo incrementa si una persona fuma o en algún momento de su vida fumó. Dejar de fumar disminuye el progreso de la enfermedad. Las personas que fuman y las que tienen diabetes tienen el mayor riesgo de desarrollar complicaciones de la enfermedad arterial periférica.

Edad avanzada

Envejecer también es un factor de riesgo para desarrollar la enfermedad arterial periférica. La placa se acumula en las arterias a medida que la edad avanza. La vejez combinada con otros factores de riesgo, como fumar o tener diabetes, pone a una persona en un riesgo elevado de desarrollar la enfermedad.

Enfermedades y otras condiciones

Algunas enfermedades y condiciones pueden incrementar el riesgo de desarrollar enfermedad arterial periférica, incluyendo:

Síntomas de la enfermedad arterial periférica

Síntomas de la enfermedad arterial periférica: entumecimiento de la pantorrillaMientras que algunas personas con enfermedad arterial periférica tienen síntomas leves o no tienen síntomas, otras pueden tener dolor de piernas al caminar (claudicación). Los síntomas de la claudicación incluyen dolor muscular o calambres en las piernas o brazos. Estos dolores se desencadenan por actividades como caminar, pero desaparecen después de unos minutos de descanso. El lugar del dolor depende del lugar donde se encuentra la arteria obstruida o estrecha. El dolor en la pantorrilla es el lugar más común donde se puede presentar dolor.

La gravedad de la claudicación varía ampliamente, desde una incomodidad leve hasta un dolor debilitante. La claudicación severa puede hacer difícil el caminar u otras actividades físicas.

Los síntomas de enfermedad arterial periférica incluyen:

  • Calambres dolorosos en la cintura o músculos de la pantorrilla después de ciertas actividades, como caminar o subir escaleras
  • Debilidad o entumecimiento de las piernas
  • Temperatura disminuida en la pierna baja o pie, especialmente al compararla con el otro lado
  • Curación deficiente de úlceras en los dedos del pie, el pie o las piernas
  • Cambio en el color de las piernas
  • Pérdida de vello o adelgazamiento del vello en pies y piernas
  • Crecimiento lento de las uñas de los pies
  • Cambio en la piel de las piernas (brillo)
  • Debilitamiento del pulso o pérdida de pulso en piernas o pies
  • Disfunción eréctil en hombres

Si la enfermedad arterial periférica progresa, el dolor puede presentarse al descansar o estar acostado (dolor isquémico). Este puede ser lo suficientemente intenso para interrumpir el descanso. Colgar los pies sobre la orilla de la cama o caminar alrededor del cuarto pueden aliviar brevemente el dolor.

Diagnóstico de la enfermedad arterial periférica

Algunas de las pruebas que el doctor puede ordenar para el diagnóstico de la condición debido a su confiabilidad son:

Examen físico

Diagnóstico de la enfermedad arterial periférica: examen físicoEl doctor puede encontrar señales de enfermedad arterial periférica durante una examinación física. Algunas de estas son:

  • Pulso débil o ausente en el área donde existe el estrechamiento de la arteria
  • Sonidos silbantes sobre las arterias, esto se escucha por medio de un estetoscopio
  • Evidencia de una curación deficiente de heridas en el área donde el flujo sanguíneo es restringido
  • Flujo sanguíneo disminuido en el área afectada de la extremidad

Índice tobillo brazo (ITB)

Esta es una prueba utilizada para diagnosticar enfermedad arterial periférica y de gran utilidad en la valoración de heridas. En esta, se compara la presión sanguínea del tobillo con la del brazo. Para obtener la lectura de la presión, el doctor usa un esfigmomanómetro (aparato para tomar la pesión) y un dispositivo especial de ultrasonido (doppler) para su evaluación. El paciente camina por una banda y se toma lecturas antes e inmediatamente después de la actividad para determinar la gravedad de las arterias estrechas durante la caminata.

Ultrasonido

La ecografía Doppler, una técnica de ultrasonido especial, puede ayudar al doctor a evaluar el flujo sanguíneo. De esta forma se identifica las arterias bloqueadas o estrechas.

Angiografía

En esta prueba se inyecta un tinte (material de contraste) en los vasos sanguíneos. De esta forma el doctor puede observar el flujo de sangre a través de las arterias de manera directa. El médico puede rastrear el flujo del material de contraste, mediante pruebas de imagen, como rayos X, angiografía por resonancia magnética o angiografía por tomografía computarizada.

La angiografía por catéter es un procedimiento más invasivo. Consiste en guiar al catéter a través de la arteria en la ingle hacia el área afectada e inyectar el tinte por esa vía. Aunque el procedimiento es invasivo, este tipo de angiografía permite el diagnóstico y el tratamiento de manera simultánea. Al encontrar el área estrecha del vaso sanguíneo, este se puede separar o ensanchar con un procedimiento de dilatación o administrando medicamentos para mejorar el flujo sanguíneo.

Por medio de exámenes de sangre, se toma una muestra que puede utilizarse para medir el colesterol y triglicéridos, así como para revisar la posible presencia de diabetes.

Tratamiento para la enfermedad arterial periférica

El tratamiento para esta condición incluye cambios en el estilo de vida, medicación, cirugía y otros procedimientos, como cateterismo. Los objetivos generales al tratar la enfermedad arterial periférica son reducir el riesgo de un ataque cardíaco o infarto, reducir los síntomas de claudicación, mejorar la movilidad y la calidad de vida, así como prevenir complicaciones. El tratamiento se basa en los síntomas, factores de riesgo y diagnóstico.

Es importante mencionar que no existe cura para esta enfermedad, por lo que el tratamiento se centra en reducir o detener la progresión de la enfermedad y sus complicaciones. Si la condición no se trata, puede progresar y resultar en daño grave de los tejidos, como úlceras o gangrena. Esto se produce debido al flujo sanguíneo inadecuado. En los casos más extremos, como la isquemia crítica de miembros inferiores, la amputación de una parte de la pierna o del pie puede ser necesaria.

Cirugías y procedimientos

Derivación arterial en miembros inferiores (bypass arterial)

El doctor puede recomendar una cirugía de derivación arterial si el flujo sanguíneo está bloqueado o estrecho. Para esta cirugía, se utiliza un vaso sanguíneo de otra parte del cuerpo del paciente o un tubo sintético para hacer un injerto.

Este injerto crea una ruta que evita la parte que bloquea la arteria (como un puente). La derivación permite al flujo de sangre rodear el bloqueo. Es necesario comprender que esta cirugía no cura la enfermedad arterial periférica, pero puede incrementar el flujo de sangre a la extremidad afectada.

Angioplastía y colocación de stent

Tratamiento de la enfermedad arterial periférica: angioplastíaEl doctor puede recomendar una angioplastía para restablecer el flujo a través de una arteria bloqueada o estrecha. Durante este procedimiento, un catéter con un pequeño globo en la punta se inserta en la arteria. Este globo se infla y empuja la placa contra la pared de la arteria. De esta manera, el globo amplía la arteria y se restablece el flujo de sangre.

El stent es un pequeño tubo de malla que puede colocarse en la arteria durante una angioplastía. El stent ayuda a mantener la arteria abierta después de la intervención. Algunos stents contienen y liberan medicamentos para ayudar a prevenir bloqueos futuros en la arteria.

Aterectomía

Este es un procedimiento que elimina la placa acumulada de una arteria. Durante el procedimiento se utiliza un catéter para insertar un pequeño dispositivo de corte dentro de la arteria bloqueada. El dispositivo se utiliza para raspar o cortar la placa. Los fragmentos de placa se eliminan del cuerpo a través del catéter o se eliminan en el torrente sanguíneo (si son pequeños). El médico también puede realizar una aterectomía con un láser especial que disuelve el bloqueo.

Cambios en el estilo de vida

Los cambios en el estilo de vida son el tratamiento inicial de la enfermedad arterial periférica. Esto porque así se puede reducir los factores de riesgo. Los cambios que se puede hacer para controlar la condición incluyen:

  • Dejar de fumar
  • Tener una dieta balanceada que sea alta en fibra y baja en colesterol, grasa y sodio
  • Evitar las grasas trans, incluidos los productos elaborados con aceites vegetales hidrogenados y parcialmente hidrogenados
  • Bajar de peso ayuda a reducir el colesterol total y aumentar el colesterol HDL (colesterol bueno)
  • Hacer ejercicio
  • Controlar otras condiciones de salud, como presión arterial alta, diabetes o colesterol alto
  • Practicar un buen cuidado de los pies y la piel para prevenir infecciones y reducir el riesgo de complicaciones

Se puede recetar un medicamento antiplaquetario para reducir el riesgo de ataque cardíaco y accidente cerebrovascular.

Tu opinión es importante

Tu opinión importaNuestro objetivo en Meditip es informarte y ayudarte a tomar las mejores decisiones acerca de lo más valioso que tienes, tu salud y la de tus seres queridos. Hacemos un gran esfuerzo por presentar información de manera sencilla y fácil de entender. Ayúdanos a saber si estamos haciendo bien nuestro trabajo. Califica nuestro artículo y/o deja un breve comentario.

Fuentes

American Heart Association. (2016). About Peripheral Artery Disease (PAD). 23 de mayo de 2018, de American Heart Association Sitio web: http://www.heart.org/HEARTORG/Conditions/VascularHealth/PeripheralArteryDisease/About-Peripheral-Artery-Disease-PAD_UCM_301301_Article.jsp#.WwWKeEiFPIV

National Heart, Lung and Blood Institute. (2010). Peripheral Artery Disease. 23 de mayo de 2018, de National Institutes of Health Sitio web:https://www.nhlbi.nih.gov/health-topics/peripheral-artery-disease

Society for Vascular Surgery. (2016). Peripheral Arterial Disease. 23 de mayo de 2018, de Society for Vascular Surgery Sitio web: https://vascular.org/patient-resources/vascular-conditions/peripheral-arterial-disease

The Cleveland Clinic. (2015). Peripheral Artery Disease (PAD). 23 de mayo de 2018, de The Cleveland Clinic Foundation Sitio web:https://my.clevelandclinic.org/health/diseases/17357-peripheral-artery-disease-pad/treatment-options

Mayo Clinic Staff. (2017). Peripheral artery disease (PAD). 23 de mayo de 2018, de Mayo Clinic Sitio web: https://www.mayoclinic.org/diseases-conditions/peripheral-artery-disease/symptoms-causes/syc-20350557

¡Califica nuestro artículo!

100%
100%
¡Excelente!

Ayúdanos a mejorar. Califica nuestro artículo para que sepamos si te fue útil y es de tu agrado o bien, podamos mejorarlo para lectores futuros. ¡Gracias!

  • Clasificación de Usuarios (2 Votos)
    9.7
Compartir en:

Escríbenos