Qué es del dolor de pierna

El dolor de pierna es una afección común. La dolencia puede ser ocasionada por una lesión o puede ocurrir debido a condiciones médicas o razones no traumáticas. El dolor en las piernas puede ser provocado por la  inflamación de cualquiera de las estructuras que se encuentran en la extremidad. Esto incluye los huesos, articulaciones, músculos, tendones, ligamentos, vasos sanguíneos, nervios y la piel. La inflamación del tejido suele ser la causa del dolor.

Dolor de pierna: examinación médicaEl dolor de pierna puede variar desde una molestia leve que aparece y desaparece, hasta un dolor debilitante que dificulta o impide caminar, dormir o realizar actividades cotidianas simples. Algunos pacientes describen la molestia como agudo, palpitante, y ardiente.

El dolor también puede irradiarse desde otras partes del cuerpo y sentirse en la pierna. Los trastornos de espalda baja pueden causar dolor y entumecimiento en la pierna. El aneurisma de la aorta abdominal y de la arteria ilíaca (en la zona pélvica) también pueden presentarse con dolor de pierna. Además, un coágulo de sangre en las grandes venas que se ubican en el abdomen, la pelvis o las piernas es otra causa de dolor de pierna.

Las enfermedades sistémicas como la diabetes pueden causar daños a los nervios o a las arterias que pueden provocar dolor crónico en el pie y dolor de pierna.

Causas del dolor de pierna

Experimentar dolor de pierna puede ser una situación frustrante, porque a menudo no se sabe qué está detrás de la molestia. Es posible que el dolor se agrave por realizar actividad física aunque la afección no esté relacionada con el movimiento o la actividad. Puede estar asociada con un problema de los vasos sanguíneos o del sistema nervioso. El dolor de pierna puede clasificarse como:

  • Dolor musculoesquelético: los ejemplos son crepitaciones, que se reconoce por un chasquido o un crujido en la rodilla. También incluye artritis, enfermedades autoinmunes que afectan las articulaciones de la cadera, la rodilla o el tobillo. Si se fuerza o tuerce un músculo, tendón o ligamento, el dolor que se produce es musculoesquelético. Los calambres nocturnos, el síndrome compartimental y las fracturas por tensión mecánica también son problemas musculoesqueléticos.
  • Dolor vascular: las causas incluyen enfermedad arterial periférica, trombosis venosa profunda, celulitis, infecciones, várices y eccema varicoso. El dolor se acompaña de cambio de color de la piel.
  • Dolor neurológico: las afecciones neurológicas pueden ser síndrome de piernas inquietas, en el cual las piernas se contraen sin control. También incluye neuropatía periférica y dolor en el nervio ciático. El dolor neurológico puede estar presente incluso durante el descanso.

Las siguientes son algunas de las causas más comunes de dolor de pierna. Es importante recordar que no es recomendable autodiagnosticarse. La sugerencia en todos los casos es consultar a un médico para obtener un diagnóstico adecuado, de modo que pueda iniciarse el tratamiento adecuado.

Dolor de pierna: tensión muscularDolor de pierna por desgarro

El desgarro muscular es una causa común de dolor en las piernas y resulta de un aumento de la actividad física que conduce a un estiramiento excesivo del músculo. Si bien los desgarros o lesiones musculares suelen causar dolor leve, también se puede experimentar calambres, debilidad e inflamación.

Las lesiones abruptas o graves pueden causar un desgarro más serio, que es significativamente más doloroso. El músculo gastrocnemio de la pantorrilla es un área común de tensión muscular, torceduras y desgarres.

El tratamiento de un desgarro muscular incluye descansar y aplicar hielo en el área afectada. Para reducir la inflamación también ayuda comprimir el músculo con un vendaje y elevar la parte inferior de la pierna por encima del corazón. A menudo, la terapia física puede ayudar a una persona a volver a su régimen de ejercicio después de la recuperación del músculo.

Centro de ortopedia integral. Regístrate y obtén una consulta de valoración a un precio especial, clic aquí  

Consulta de valoración ortopédica con un precio especial

Recibe atención personalizada por un experto y evita complicaciones

Dolor de pierna por ejercicio

Síndrome de estrés tibial medial

El dolor en las espinillas, también conocido como síndrome de estrés tibial medial, es una lesión común relacionada con el ejercicio. A menudo afecta a las personas que corren y a los participantes de maratones o deportes que implican brincar. El dolor se siente a lo largo de la parte interna (medial) y posterior del hueso de la tibia donde los músculos de la pantorrilla se unen al hueso. La afección se puede desencadenar o agravar por condiciones de los pies, como sobrepronación (rotación hacia dentro) o un arco muy grande.

Al igual que con el desgarro muscular, se puede implementar medidas simples para tratar el dolor de espinilla. Estas medidas incluyen detener la actividad que condujo al dolor, enfriar el área afectada y utilizar un vendaje, en especial si hay inflamación.

Fracturas por tensión

dolor de pierna: fractura por tensión (estrés mecánico)Una fractura por tensión (estrés mecánico)  en el hueso de la tibia es otra condición que puede ocurrir al correr o saltar en deportes como gimnasia o baloncesto. El tratamiento principal para las fracturas por tensión es guardar reposo, por lo general de seis a ocho semanas.

Una causa menos común de dolor de pierna relacionado con el ejercicio es el síndrome compartimental inducido por el ejercicio. Esta condición a menudo se asocia con personas que practican ejercicios de forma repetitiva, como correr diario o andar en bicicleta. Causa dolor intenso, calambres y una sensación de rigidez en los músculos de las piernas. En ocasiones puede presentarse entumecimiento o abultamiento del músculo.

El tratamiento del síndrome compartimental inducido por el ejercicio puede incluir evitar el deporte que provocó el dolor, así como fisioterapia.

Dolor de pierna por tendinitis

La tendinitis es una lesión común por la práctica excesiva de algún deporte, pero puede afectar a cualquier persona independientemente de los niveles de actividad. La tendinitis es la inflamación que rodea un tendón. Las anormalidades en la estructura del pie, como pie plano o arco alto, pueden desencadenar tendinitis.

La tendinitis causa dolor que aumenta con la actividad o el estiramiento del tendón afectado. Otros síntomas pueden incluir hinchazón que empeora o engrosamiento del tendón. Los tipos comunes de tendinitis que causan dolor en la parte inferior del tobillo son la tendinitis del tendón de Aquiles y la tendinitis tibial posterior.

El tratamiento de la tendinitis implica reposo, aplicación de hielo, compresión y elevación. Los medicamentos antiinflamatorios, la terapia física o las ortesis también son útiles.

Dolor de pierna por problemas venosos y coágulos

Cuando ocurren problemas en las venas, se puede presentar inflamación en las piernas (edema) y algunas veces dolor o sensibilidad. Un problema común de las venas es la insuficiencia venosa. Dicho padecimiento puede provocar venas varicosas, inflamación recurrente de la pierna y cambios en la piel como un cambio de color cerca de los tobillos. El tratamiento implica elevación de la pierna y medias de compresión.

Una causa grave y potencialmente mortal de dolor en las piernas se conoce como trombosis venosa profunda (TVP). Una trombosis de este tipo es un coágulo en una vena de la pierna que puede desprenderse y viajar a los pulmones. Los síntomas de una TVP en la parte inferior de la pierna a menudo incluyen inflamación, calor y enrojecimiento de la pantorrilla.

Un médico puede confirmar el diagnóstico con un ultrasonido y generalmente prescribe un medicamento anticoagulante para evitar que el coágulo se agrande o que se formen nuevos coágulos.

Dolor de pierna: enfermedad arterial periférica Dolor de pierna por enfermedad arterial periférica

Con la enfermedad arterial periférica (EAP), el flujo sanguíneo a la pierna se ve comprometido debido al estrechamiento de una o más arterias del área.  Mientras los problemas de las venas con frecuencia causan enrojecimiento o calor en la pierna, la enfermedad arterial periférica puede provocar que la pierna esté fría y sin color. También puede producir una mayor sensibilidad al dolor.

Otros síntomas de enfermedad arterial periférica son las heridas que no cicatrizan, la piel brillante y la pérdida de cabello cerca del área de la pierna afectada. Los factores que aumentan las probabilidades de que una persona desarrolle esta condición son antecedentes de tabaquismo, enfermedad cardíaca y diabetes. El tratamiento implica cambios en el estilo de vida, como hacer ejercicio y tomar medicamentos para reducir los niveles de colesterol.

Calambres y dolor de pierna en el embarazo

Los dolores de pies y piernas son un problema común en mujeres embarazadas, en especial a partir del tercer trimestre. El dolor de pierna a menudo se debe al aumento de peso y a cambios hormonales. Esto puede hacer que los músculos de las piernas trabajen un poco más para mantener la estabilidad de los pies, lo que produce dolor en los músculos de las piernas.

Los calambres dolorosos en las piernas durante el embarazo pueden ser causados por cambios en el volumen sanguíneo o por la compresión del nervio ciático por la expansión del útero.

El tratamiento para los calambres en las piernas durante el embarazo no está claro. En ocasiones se recomienda complementos de magnesio o calcio, pero pocos expertos respaldan su uso. Otras terapias que pueden ser útiles son masajes, estiramientos y aplicación de calor.

Dolor de pierna por problemas de la columna vertebral

Dolor de pierna: problemas de la columna vertebral; ciáticaLos nervios de la pierna provienen de la columna vertebral y la compresión de estos puede causar dolor punzante que se extiende hasta el pie. El dolor generalmente comienza en los glúteos y se siente en el costado y la parte posterior de la pierna. Conocido como ciática, este tipo de dolor puede ser provocado por una hernia de disco o irritación de un músculo rígido, como se ve con el síndrome piriforme.

La compresión nerviosa que se origina en la espalda también puede causar entumecimiento y sensación de hormigueo o ardor, así como debilidad en la pierna. En casos graves, se puede desarrollar el síndrome de la cola de caballo que consiste en la pérdida de la función de la vejiga o el intestino. Esto es serio y requiere atención médica inmediata.

Otro problema de la columna vertebral que afecta las piernas es la estenosis (rigidez) espinal. En esta condición médica el área alrededor de la médula espinal se estrecha y causa dolor que se extiende a ambas piernas. También se presenta entumecimiento y debilidad. El tratamiento incluye terapia física y medicamentos antiinflamatorios o inyecciones de esteroides.

Dolor de pierna: condiciones de salud subyacentes

El dolor de pierna puede ser el resultado de un problema de salud subyacente. Por ejemplo, las personas con fibromialgia con frecuencia experimentan síndrome de piernas inquietas y calambres dolorosos en las piernas. A su vez, el cáncer de ovario puede provocar dolor e hinchazón en las piernas.

El dolor de pierna también puede estar relacionado con enfermedades autoinmunes como la artritis reumatoide o esclerosis múltiple, que afecta al sistema nervioso central.

El dolor regular de rodilla ocurre en aproximadamente 25% de los adultos. Los calambres dolorosos en las piernas afectan con frecuencia hasta 95% de las personas adultas. La mayoría de casos de dolor de pierna no son una emergencia médica, más bien son causa del uso y desgaste de huesos y músculos. En ocasiones se relaciona con la osteoartritis en las articulaciones o con lesiones en los huesos y ligamentos.

El dolor de pierna es un problema amplio y creciente, en especial entre las personas mayores de 50 años y aquellas que tienen sobrepeso u obesidad. Además, esta afección tiene muchas causas diferentes y los síntomas a menudo se combinan. Si las molestias persisten, empeoran o dificultan la vida diaria, se debe consultar a un médico.

Tu opinión es importante

Tu opinión importaNuestro objetivo en Meditip es informarte y ayudarte a tomar las mejores decisiones acerca de lo más valioso que tienes, tu salud y la de tus seres queridos. Hacemos un gran esfuerzo por presentar información de manera sencilla y fácil de entender. Ayúdanos a saber si estamos haciendo bien nuestro trabajo. Califica nuestro artículo y/o deja un breve comentario.

Fuentes

Benjamin Wedro. (2017). Leg Pain. 6 de junio de 2018, de eMedicineHealth Sitio web: https://www.emedicinehealth.com/leg_pain/article_em.htm#what_is_the_anatomy_of_the_leg

Grant Cooper. (2016). Causes of Leg Pain and Foot Pain. 6 de junio de 2018, de Spine health Sitio web: https://www.spine-health.com/conditions/leg-pain/causes-leg-pain-and-foot-pain

Catherine Moyer. (2018). Common Causes of Lower Leg Pain. 6 de junio de 2018, de Very well health Sitio web: https://www.verywellhealth.com/causes-of-lower-leg-pain-1337679

Tyler Wheeler. (2017). Lower Leg Pain: Causes and Treatments. 6 de junio de 2018, de Web MD Sitio web: https://www.webmd.com/pain-management/guide/lower-leg-pain-causes-and-treatments#3

Brian Joseph Miller. (2017). Leg Pain. 6 de junio de 2018, de Everyday Health Sitio web: https://www.everydayhealth.com/leg-pain/guide/

Adam Felman. (2017). Leg Pain: Types, causes, and home treatment. 6 de junio de 2018, de Medical News Today Sitio web: https://www.medicalnewstoday.com/articles/241968.php

Bucholz, R.W., J.D. Heckman, and C.M. Court-Brown. Rockwood and Green’s Fractures in Adults, 6th Ed. Philadelphia: Lippincott Williams & Wilkins, 2006.

Hefti, F., et al. Pediatric Orthopedics in Practice, 2nd Edition. Berlin: Springer, 2015.

¡Califica nuestro artículo!

100%
100%
¡Excelente!

Ayúdanos a mejorar. Califica nuestro artículo para que sepamos si te fue útil y es de tu agrado o bien, podamos mejorarlo para lectores futuros. ¡Gracias!

  • Clasificación de Usuarios (1 Votos)
    10
Compartir en:

Escríbenos