Lesiones en adultos mayores

Lesiones en adultos mayores o personas de la tercera edad: consulta médica Las caídas se encuentran entre las principales causas de lesiones en adultos mayores. Este tipo de accidentes con frecuencia suceden en el hogar y pueden causar un daño permanente. Con el tiempo, el daño causado por lesiones relacionadas con caídas puede conducir a diversos problemas. Esto incluye problemas de movilidad, deterioro cognitivo y otros problemas de salud.

Cada año, millones de adultos mayores de 65 años sufren alguna lesión de los músculos o huesos. Se estima que una de cada cuatro personas de la tercera edad sufre una caída cada año. Menos de la mitad le informa de la caída o lesión a un profesional de la salud.

A medida que se envejece, los elementos que ayudan a funcionar al cuerpo comienzan a deteriorarse lentamente. Desde los músculos que hacen posible la movilidad, hasta los huesos que le dan estructura. Estos cambios naturales pueden provocar graves lesiones en adultos mayores. Por ejemplo, desde fracturas de cadera a veces fatales hasta distensiones de los tendones detrás de la rodilla. Ambas son lesiones comunes en adultos mayores de 50 años.

Causas de lesiones en adultos mayores

Las lesiones en adultos mayores pueden tener muchas causas. Una lesión traumática puede ser resultado de un accidente automovilístico o un impacto con otra persona. Sin embargo, la causa más frecuente de lesiones en personas de la tercera edad son las caídas. Ya sea desde una altura mínima, como caer cuando se está de pie o sentado en una silla, hasta una altura mayor, como caerse de una escalera. Las caídas y el miedo a las caídas son problemas de salud importantes para las personas mayores. Si usted es un adulto mayor y sufre de caídas frecuentes, es fundamental que un profesional de la salud lo examine.

Algunas caídas pueden provocar lesiones simples como una herida pequeña o una muñeca rota. Estas lesiones en adultos mayores pueden ser dolorosas y presentar algunos inconvenientes. Sin embargo, solo causarán una interrupción temporal de la rutina normal hasta que la lesión se cure.

Lesiones en adultos mayores: caída de señora mayor con bastón

Por otro lado, para algunos adultos mayores una caída de cualquier altura puede provocar lesiones traumáticas significativas. Esto puede dañar o afectar diversas estructuras corporales. Por ejemplo, en la cabeza se pueden presentar hematomas o sangrado alrededor del cerebro. Además, las costillas pueden sufrir una fractura con hematomas en el pulmón, que está muy cerca. Las fracturas en los huesos grandes como las caderas o la pelvis también pueden ocurrir.

Este tipo de lesiones en adultos mayores son graves y pueden requerir una o varias cirugías. También puede ser necesario ir al hospital o incluso trasladarse a un centro de atención especializada.

Cinco lesiones más comunes en adultos mayores

Las personas más jóvenes también sufren lesiones traumáticas como las antes mencionadas. No obstante, la edad puede significar que los efectos de las lesiones en adultos mayores sean más graves. Al principio puede ser difícil detectar la gravedad de las lesiones en personas de edad avanzada. Además, la recuperación puede ser más compleja y prolongada. A continuación se explica las cinco lesiones en adultos mayores más comunes:

Trauma cerebral

El trauma cerebral es una de las lesiones en adultos mayores más frecuente debido a una caídaEl trauma cerebral es una de las lesiones en adultos mayores más frecuentes y con consecuencias graves debido a caídas. Las lesiones en la cabeza pueden resultar en capacidades cognitivas disminuidas. Asimismo, pueden conducir a la enfermedad de Alzheimer.

Después de una caída, los adultos mayores deben acudir al médico para una evaluación de su estado mental. Esto incluso si no se considera que haya existido un golpe en la cabeza. Aún en caso de impacto de baja fuerza como caídas al estar de pie, la cabeza puede verse afectada negativamente.

Las personas mayores pueden reducir el riesgo de lesiones relacionadas con caídas recibiendo asistencia de un profesional de la salud. Los servicios de atención domiciliaria que necesitan las personas mayores pueden variar. Algunas necesitan asistencia unas pocas horas al día, mientras que otros requieren apoyo permanente.

Fractura de cadera

Las fracturas de cadera son una de las lesiones en adultos mayores más comunes como resultado de una caída. Ese tipo de lesión puede tener un gran impacto en el nivel de movilidad de una persona de edad avanzada. Después de sufrir una fractura de cadera, los adultos mayores pueden experimentar dolor de cadera y problemas de movilidad por el resto de su vida. Muchas de estas fracturas ocurren en el baño, donde es común que haya superficies resbalosas. Para minimizar las posibilidades de caídas en el baño, es recomendable equipar los baños con elementos de seguridad. Esto incluye pisos o tapetes antideslizantes y barras de apoyo.

Al menos 300 mil personas mayores de 65 años son hospitalizadas por fracturas de cadera al año. Estos son datos de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés).

Fractura de tibia

Otra de las lesiones en adultos mayores que se presenta con frecuencia es la fractura de tibia. Si una persona mayor tropieza y cae de rodillas, podría lesionarse la tibia, también conocida como espinilla. Existen varios tipos de fracturas de tibia. Estas incluyen fracturas estables, desplazadas, transversales y oblicuas. Algunas de las fracturas de tibia requieren yeso, mientras que otras necesitan cirugía.

Dolor de espalda o lesión de columna vertebral en adultos mayores

Lesiones en la columna vertebral

Caer de espalda puede provocar lesiones en la columna. Si la lesión es lo bastante grave, podría dejar a la persona de la tercera edad en silla de ruedas. Para evitar lesiones en la columna vertebral, los adultos mayores pueden equipar sus hogares con superficies no resbaladizas e instalar pisos suaves. Esto proporciona amortiguación en caso de una caída.

Es común que una lesión vertebral no se diagnostique durante mucho tiempo. Esto se debe a que los adultos mayores atribuyen su dolor al envejecimiento. Dado que esta lesión afecta la vida cotidiana, es importante consultar a un médico si se sospecha de lesión espinal o vertebral. El dolor de espalda es un síntoma que debe atenderse si no desaparece a los pocos días.

Lesión en la rodilla o rótula

El dolor de rodilla en el adulto mayor es una problemática muy común. La resistencia ósea disminuye con la edad. Esto puede conducir a osteoporosis y a un mayor riesgo de caídas y daños en la rótula. Las lesiones de la rótula a menudo las experimentan mujeres mayores con huesos débiles. Para minimizar el riesgo de lesiones en adultos mayores, la persona debe esforzarse por mantener los huesos sanos y fuertes. Consumir alimentos que contienen calcio y vitamina D es una buena idea para promover la salud ósea. Además, realizarse una densitometría ósea una vez al año puede detectar el deterioro de los huesos a tiempo .

Fisioterapia para adultos mayores para el manejo de lesiones

Otras lesiones frecuentes en adultos mayores

Las personas mayores pueden tener que pasar más tiempo en el hospital como resultado de una lesión. Un trauma relativamente simple puede causar graves lesiones en adultos mayores. Además, puede ser difícil de diagnosticar, así como tomar más tiempo en sanar. El tiempo de recuperación incluso puede llevar muchos meses. Algunos pacientes mayores no pueden regresar a casa inmediatamente después de la lesión. Como resultado, pueden requerir un periodo de atención en un centro de rehabilitación.

Aparte de las lesiones antes mencionadas, hay otras que se dan con frecuencia entre las personas de edad avanzada. Por ejemplo, las lesiones faciales pueden ocurrir si la persona se cae y el rostro se impacta con el suelo. A veces, las lesiones faciales son superficiales y solo requieren algunos puntos de sutura. En otros casos, las personas mayores pueden terminar con una fractura de nariz o mandíbula.

Las fracturas de tobillo son otra de las lesiones en adultos mayores resultado de una caída. Para evitar lesiones del tobillo las personas de edad avanzada deben procurar mantener sus hogares ordenados. También, es recomendable usar zapatos cómodos que protejan los pies y los tobillos. Finalmente, las lesiones del fémur pueden ser muy dolorosas y pueden requerir cirugía.

Las lesiones en adultos mayores pueden resultar en movilidad limitada y diversos problemas de salud. Esto a su vez puede aumentar el riesgo de caídas y lesiones. Para algunos adultos mayores, el envejecimiento puede representar desafíos únicos. Algunos solo requieren asistencia parcial con ejercicio o preparación de comidas. Otros viven con enfermedades crónicas graves y se pueden beneficiar mucho de la atención domiciliaria.

Tu opinión importaTu opinión es importante

Nuestro objetivo en Meditip es informarte y ayudarte a tomar las mejores decisiones acerca de lo más valioso que tienes, tu salud y la de tus seres queridos. Hacemos un gran esfuerzo por presentar información de manera sencilla y fácil de entender. Finalmente, ayúdanos a saber si estamos haciendo bien nuestro trabajo. Califica nuestro artículo y/o deja un breve comentario.

Fuentes

Kate Hansford. (2017). 8 Fall-Related Injuries for Older Adults. 20 de agosto de 2019, de Home Care Assistance Sitio web: http://www.homecareassistanceperth.com.au/common-fall-related-injuries-for-the-elderly/

After Trauma. (2018). Older people and traumatic injury. 20 de agosto de 2019, de Centre for trauma sciences Sitio web: https://www.aftertrauma.org/diagnosis-and-treatment/older-people-and-traumatic-injury

CDC. (2017). Important Facts about Falls. 20 de agosto de 2019, de Centers for Disease Control and Prevention Sitio web: https://www.cdc.gov/homeandrecreationalsafety/falls/adultfalls.html

Morgan Greewald. (2018). The 30 Most Common Injuries for Adults Over 50. 20 de agosto de 2019, de Best Life Sitio web: https://bestlifeonline.com/common-injuries-over-50/

Share.

Leave A Reply