Alzheimer

Causas del alzheimer: comparación entre cerebro sano y cerebro con alzheimer (ilustración)El Alzheimer es una enfermedad conocida por deteriorar las capacidades cerebrales de una persona. Es el tipo más común de demencia, puesto que en las diferentes etapas del Alzheimer ocasiona problemas de memoria, en el comportamiento del pensamiento y en las actividades diarias. Por desgracia, es progresivo y destruye las funciones cognitivas más importantes. El tratamiento del Alzheimer puede ayudar a controlarlo, sin embargo, es importante saber que no tiene cura.

Esta enfermedad comienza de forma lenta, involucrando zonas del cerebro que controlan el pensamiento, lenguaje y memoria. Es por eso que la personas que la padecen, se sienten confundidas y olvidan a sus familiares más cercanos. Entre otras cosas, suelen perder su identidad, cambiar sus actitudes y hábitos. En etapas del Alzheimer más avanzadas, se sienten perdidos dentro de sus propias casas, pueden extraviarse y perder la habilidad de comunicarse.

El Alzheimer degenera las células cerebrales y las mata. Algunos medicamentos pueden ayudar a mejorar los síntomas. Aunque el tratamiento del Alzheimer no evita que la enfermedad progrese, temporalmente disminuye su empeoramiento. Es especialmente relevante que la atención para las personas que lo padecen sea total.

Esto puede ser abrumador no sólo para las personas que lo tienen, sino también para sus cuidadores y sus familias. A menudo hay una falta de conciencia y comprensión del padecimiento. Como consecuencia se cae en la estigmatización en las barreras para el diagnóstico y la atención. El impacto sobre los cuidadores, la familia y las sociedades puede ser físico, psicológico, social y económico.

Causas del Alzheimer

Los científicos creen que hay una serie de causas que pueden provocar la enfermedad. Estas van desde una combinación de factores genéticos, de estilo de vida y situaciones ambientales que afectan al cerebro. Menos del 5% de veces, el alzheimer es causado por cambios genéticos específicos. Por lo tanto, no siempre las personas pueden desarrollar la enfermedad.

Aunque las causas no se entienden completamente, su efecto en el cerebro es claro. Un cerebro afectado por la enfermedad tiene mucho menos células y menos conexiones entre células supervivientes. Esto es más notable en las etapas del Alzheimer más avanzadas.

A medida que estas mueren, se conduce a una contracción significativa del cerebro. Al examinarse el tejido cerebral, se ven dos tipos de anomalías que se consideran características de la enfermedad:

Placas: son grupos de una proteína llamada beta-amiloide. Estos pueden dañar y destruir las células de distintas maneras, incluso interfieren en su comunicación. Aunque la causa final de la muerte de células cerebrales es desconocida, parece que estas placas son las principales sospechosas.

Enredos: las células cerebrales dependen de un sistema interno de apoyo y transporte de nutrientes y otros materiales esenciales a través de sus extensiones. Este sistema requiere una estructura normal y el funcionamiento de una proteína llamado tau. En el Alzheimer, los hilos de esta proteína se enredan anormalmente dentro de las células cerebrales. Por lo tanto lleva al fracaso del transporte de nutrientes. Esto también está fuertemente implicado en el declive y muerte de células cerebrales.

No hay una causa 100% establecida que se pueda estudiar para saber lo que provoca el Alzheimer.

Existen posibles riesgos que pueden desarrollar la condición:

Síntomas del Alzheimer

Como lo mencionamos anteriormente, la enfermedad empeora con el paso del tiempo (etapas del Alzheimer). Justo como todo nuestro cuerpo, la mente también envejece. El Alzheimer puede afectar a las personas dependiendo del impacto de la enfermedad y la personalidad antes de enfermarse.

Síntomas del Alzheimer

Cambios cerebrales asociados con la mente

Memoria

La pérdida de memoria por Alzheimer es diferente. En este caso persiste, evoluciona, empeora y afecta las actividades en trabajo o casa.

Pensamiento y razonamiento

El Alzheimer también causa dificultades en la concentración y el pensamiento especialmente en cosas abstractas como números. Realizar múltiples tareas que tengan que ver con finanzas, pago de deudas o cuentas personales es probable que sean complicadas. Esto puede agravarse.

Toma de decisiones o juicios

La respuesta eficaz a problemas cotidianos se vuelve más complicado. Ya sea el cuidado al cocinar o lidiar con situaciones al conducir un vehículo, como ejemplo, al calentar alimentos en la estufa o perderse entre calles.

Planear y realizar actividades

Actividades de rutina que requieren seguir pasos o instrucciones se convierten en un reto. Con el paso del tiempo, personas con el padecimiento olvidan tareas básicas como el aseo personal y vestirse.

Cambios de personalidad y conducta

Por desgracia, el alzheimer produce cambios en el cerebro que afectan la forma de actuar y sentir.

Algunas actividades no se pierden hasta que la enfermedad avanza lo suficiente. Esto debido a que la información, habilidades y hábitos aprendidos temprano en la vida son las últimas cosas en perderse. La progresión de la enfermedad, por tanto, afecta en últimas etapas a la parte del cerebro que almacena esa información.

Etapas del Alzheimer

Para ser entendida con mayor facilidad, se debe comprender las etapas del Alzheimer:

  1. Etapa temprana: la primera de las tres etapas del Alzheimer de este tipo de demencia es posible que sea pasada por alto, ya que el comienzo es gradual.
  2. Etapa media: la segunda de las etapas del Alzheimer. Cuando la enfermedad se encuentra en esta etapa, los síntomas son visibles y más restrictivos.
  3. Etapa tardía: aquí la dependencia es casi total y como resultado hay inactividad. Las alteraciones a la memoria ya son graves y los síntomas físicos por tanto son más evidentes. El diagnóstico de la enfermedad puede ser clave para el tratamiento del Alzheimer

Diagnóstico de Alzheimer

El diagnóstico del Alzheimer no depende solamente de un examen o prueba. Mientras que los especialistas casi siempre detectan demencia en un paciente, la causa exacta es difícil de determinar. Por lo general, para llegar a la conclusión de que una persona padece la enfermedad, se requiere una cuidadosa evaluación. Esto también es importante para el tratamiento del Alzheimer más específico.

Pruebas y exámenes clínicos

El médico realiza un examen físico y probablemente compruebe su estado general de salud neurológica.

Etapas del Alzheimer: análisis clínicos

Exámenes de laboratorio

Las pruebas de sangre pueden ayudar al médico a descartar otras causas potenciales de pérdida de la memoria y confusión, como trastornos de la tiroides o deficiencias de vitaminas.

Estado mental y pruebas neuropsicológicas

Es probable que se realicen pruebas de estado mental para evaluar la memoria y otras habilidades del pensamiento. Además, se sugieren pruebas neuropsicológicas que proporcionen detalles adicionales sobre la función mental y si se encuentra en alguna de las etapas del Alzheimer.

Imagen mental

Estos exámenes se utilizan principalmente para señalar las anomalías visibles relacionadas con condiciones distintas de la enfermedad. En primer lugar, se observan accidentes cerebrovasculares, traumas o tumores que puedan causar cambios cognitivos. Las tecnologías de imagen cerebral son las siguientes:

  • Imágenes por resonancia magnética
  • Tomografía computarizada
  • Tomografía por emisión de positrones
  • Fluido cerebroespinal

Diagnóstico erróneo de Alzheimer

Una investigación sugiere que los pacientes en cualquiera de las etapas del Alzheimer que experimentan psicosis tienen cinco veces más probabilidades de tener un diagnóstico erróneo. Además, se indicó que el 24% de todos los casos, el Alzheimer fue diagnosticado erróneamente. Las tasas de falsos positivos y falsos negativos fueron del 12%. Se cree que alrededor del 18% de los pacientes con enfermedad de Alzheimer tienen alucinaciones y alrededor del 36% tienen delirios.

Cuando se preocupa la exactitud del diagnóstico de una enfermedad neurodegenerativa, como el Alzheimer, siempre debe obtenerse una segunda opinión médica especializada. Esto para modificar o confirmar el diagnóstico y posteriormente identificar el plan de tratamiento del
Alzheimer más efectivo y los próximos pasos para seguir adelante con el tratamiento de la enfermedad.

En ocasiones, el Alzheimer puede confundirse con la hidrocefalia de presión normal (NPH por sus siglas en inglés). Las imágenes cerebrales para detectar la ampliación de los ventrículos, a menudo con imágenes de resonancia magnética (IRM), desempeñan un papel clave en el diagnóstico de la NPH. Varios trastornos cerebrales, incluida la enfermedad de Alzheimer, pueden causar una reducción general del tejido cerebral que hace que los ventrículos se vean más grandes de lo normal. En la hidrocefalia de presión normal, aunque los ventrículos están agrandados, es posible que el tejido cerebral no parezca encogido.

Los síntomas de hidrocefalia de presión normal pueden ser muy similares a los síntomas de Alzheimer y otras demencias. Los expertos recomiendan que una persona con sospecha de NPH sea examinada por un neurólogo con amplia experiencia evaluando los trastornos cerebrales que afectan el movimiento, las habilidades de pensamiento y las funciones físicas.

Tratamiento del Alzheimer

Hasta el momento, no existe cura para la enfermedad o algún tratamiento del Alzheimer para alterar o detener su progreso. Sin embargo, tratamientos farmacéuticos y no farmacéuticos pueden ayudar con los síntomas cognitivos y de comportamiento.

Existen dos tipos de medicamentos que se usan para estos síntomas:

  • Inhibidores de la colinesterasa: estos funcionan aumentando los niveles de comunicación de célula a célula. Estos pueden mejorar los síntomas neuropsiquiátricos, como agitación o depresión.
  • Memantina (Namenda): este funciona en otra red de comunicación de células cerebrales y frena la progresión de los síntomas. A veces se usa en combinación con un inhibidor de la colinesterasa.

Prevención del Alzheimer

Algunas pruebas sugieren que los mismos factores de enfermedad cardíaca también pueden aumentar de desarrollar Alzheimer. Por ejemplo:

  • Falta de ejercicio
  • Obesidad
  • Fumar o exponerse al humo de cigarro
  • Alta presión sanguínea
  • Colesterol alto en la sangre
  • Diabetes de tipo 2 mal controlado
  • Una dieta que carece de frutas y verduras
Tratamiento del Alzheimer: recomendaciones

Recomendaciones especiales

No existe una prevención de la enfermedad, pero es recomendable un diagnóstico pronto si se perciben los síntomas de cualquiera de las etapas del Alzheimer.

De igual manera, el contacto frecuente con el médico para un tratamiento del Alzheimer que pueda ayudar a tratar los síntomas.

Crear un entorno seguro y de apoyo para adaptar la situación de vida a las necesidades de una persona con Alzheimer. Establecer y fortalecer los hábitos de rutina y minimización de tareas exigentes facilitan la vida de un persona con el padecimiento. Se recomienda apoyar la sensación de bienestar de una persona y su capacidad continua de inclusión.

Tu opinión es importante

Tu opinión importaNuestro objetivo en Meditip es informarte y ayudarte a tomar las mejores decisiones acerca de lo más valioso que tienes, tu salud y la de tus seres queridos. Hacemos un gran esfuerzo por presentar información de manera sencilla y fácil de entender. Ayúdanos a saber si estamos haciendo bien nuestro trabajo. Califica nuestro artículo y/o deja un breve comentario.

 Fuentes

Alzheimer’s Association. (-). Alzheimer’s Disease. 2017, de Alzheimer’s Association Sitio web: http://www.alz.org/alzheimers_disease_what_is_alzheimers.asp

Mayo Clinic. (2017). Alzheimer’s disease. 2017, de Mayo Clinic Sitio web: http://www.mayoclinic.org/diseases-conditions/alzheimers-disease/home/ovc-20167098

Organización Mundial de la Salud. (2017). Dementia. 2017, de Organización Mundial de la Salud Sitio web: http://www.who.int/mediacentre/factsheets/fs362/en/

Medline Plus. (-). Alzheimer’s Disease. 2017, de Medline Plus Sitio web: https://medlineplus.gov/alzheimersdisease.html

Alzheimer’s Net. (-). Alzheimer’s Statistics. 2017, de Alzheimer’s Net Sitio web: http://www.alzheimers.net/resources/alzheimers-statistics/

Alzheimer’s Association. (2017). Normal Pressure Hydrocephalus. 2018, de Alzheimer Association Sitio Web: https://www.alz.org/alzheimers-dementia/what-is-dementia/types-of-dementia/normal-pressure-hydrocephalus

World Care. (2005). Alzheimer’s Misdiagnosed Study. 2018, de World Care Sitio Web: http://www.worldcare.com/2018/02/05/alzheimers-misdiagnosis-study-shows-shocking-rate-incorrect-diagnosis/

¡Califica nuestro artículo!

100%
100%
¡Excelente!

Ayúdanos a mejorar. Califica nuestro artículo para que sepamos si te fue útil y es de tu agrado, o bien, podamos mejorarlo para lectores futuros. ¡Gracias!

  • Clasificación de Usuarios (3 Votos)
    7.6
Compartir en:

Escríbenos