fbpx

Aspectos esenciales del manejo de heridas en niños

Como padres rompe el corazón ver llorar a los hijos, sobre todo cuando el llanto es resultado de una lesión física donde se rompe la piel y hay sangre de por medio. Una herida es una ruptura en la piel causada por una laceración (corte), abrasión (raspado), punción, ampolla o incisión (abertura hecha en una cirugía o procedimiento médico). El manejo de heridas en niños es un tema especialmente relevante para las mamás y papás.

Para empezar, la valoración de la lesión y el seguimiento por parte de un especialista es esencial para evitar problemas con el proceso de cicatrización. Para el manejo de heridas en niños debe considerarse varios puntos como disminuir el dolor, además de evitar infecciones y minimizar las cicatrices.

Los diversos tipos de heridas requieren diferentes tipos de apósito y cuidados. Un profesional de la salud proporcionará instrucciones específicas, organizará el seguimiento y analizará un plan de manejo de la lesión en el hogar. Por lo general, el tratamiento irá de la mano del uso de apósitos especializados.

Tratamiento de heridas en niños: profesional de la salud curando herida en la rodilla

Cuidado de heridas infantiles en casa

Las siguientes recomendaciones ayudarán a las mamás y papás a llevar un correcto manejo de heridas en niños desde casa:

Mantener el apósito seco

Si el menor tiene una herida simple, es necesario procurar mantener el apósito limpio y seco. Los apósitos evitan la entrada de gérmenes y protegen la herida de lesiones. Un apósito también mantiene la herida caliente y húmeda para que pueda sanar. La mayoría de los apósitos especializados se pueden dejar puestos durante varios días.

Los niños con una herida quirúrgica deben evitar nadar hasta que la herida haya sanado. Además, los baños de tina deben posponerse hasta que el médico indique que se pueden retomar. Para su higiene personal, el niño o niña puede tomar una ducha con ayuda de la madre o padre. De esta manera es más fácil mantener seca la herida.

Si la herida de tu hijo se debe a una cirugía, por lo general el vendaje o apósito impermeable es colocado por una enfermera antes del alta hospitalaria. Normalmente, los apósitos para cubrir incisiones son transparentes y con adhesivos en los bordes. El pequeño podrá ducharse sin problema si el apósito es impermeable. En cambio, si el apósito no es impermeable y se moja, será necesario quitarlo y colocar un nuevo apósito limpio.

ARTÍCULO RELACIONADO: Cada cuánto se debe cambiar un apósito

Cuidado de heridas en niños: herida en la rodilla cubierta con apósito

Proteger de la herida

Siempre lava bien tus manos antes y después de tocar la herida de tu hijo. Esto es lo más importante que puedes hacer para prevenir infecciones. Puedes lavarte las manos con agua y jabón o con un desinfectante para manos a base de alcohol.

Es muy importante proteger la herida de golpes, fricciones o de ejercer presión sobre ella. Los juegos o deportes de contacto deben suspenderse hasta que la herida haya sanado.

Los apósitos para el manejo de heridas en niños son esenciales para la protección de la lesión en general. Por ejemplo, también funcionan para cubrir la herida de los niños y mantenerla alejada del sol. Después de que haya sanado puede ser necesario usar protector solar en la cicatriz durante al menos un año. Esto ayudará a evitar que la cicatriz se oscurezca.

Promover una dieta saludable

Otra parte importante del manejo de heridas en niños es una apropiada nutrición. Darle de comer una dieta equilibrada le dará a tu hijo los nutrientes que su cuerpo necesita para la curación de la lesión. Por lo tanto, como mamá o papá asegúrate que la dieta de tu hijo incluya lo siguiente:

  • Proteínas: estas macromoléculas son fundamentales para la reparación de los músculos y la piel
  • Hidratos de carbono: aportan la energía necesaria para la cicatrización
  • Alimentos con vitamina A: contribuyen a la regeneración de la piel y estimulan el sistema inmunológico
  • Alimentos con vitamina C: esenciales para la producción de colágeno y reforzamiento del sistema inmune

Familia con hábitos saludables de alimentación

Preguntas comunes sobre el manejo de heridas en niños

Las prácticas de cuidado de heridas para pacientes neonatales y pediátricos, incluida la elección de apósitos y otros productos para promover la cicatrización se basan actualmente en una combinación de experiencia y preferencia del proveedor. También, en una pequeña cantidad de pautas clínicas publicadas basadas en la opinión de especialistas. En la actualidad se carece de guías clínicas rigurosas basadas en evidencia para el manejo de heridas en niños. Las mamás y papás de niños con heridas deben consultar a un profesional que pueda asesorarlos.

Algunas de las preguntas más frecuentes sobre el cuidado de heridas en niños son las siguientes:

1. ¿El uso de apósitos evitará que a mi hijo le quede una cicatriz?

Es probable que la herida de tu hijo resulte en una cicatriz. Casi todas las heridas dejan una cicatriz, pero hay cosas que se puede hacer para minimizar las cicatrices. Cuidar bien la herida, realizar los cambios de apósito y asegurarse de que tu hijo coma una dieta saludable ayuda al proceso de cicatrización. Además, hay una variedad de productos especializados para el manejo de heridas que serán muy útiles para evitar el desarrollo de una cicatriz visible.

2. Si la herida está cubierta con un apósito ¿cómo sabré si se está infectando?

La piel alrededor de la herida puede enrojecerse o sentirse caliente al tacto si se ha desarrollado una infección. Otros signos de una infección son que el menor se vea con malestar en general, tenga fiebre o se queje de dolor en el sitio de la lesión.

Cuando se trata de una herida quirúrgica, por lo general el tipo de apósito que se utiliza es un apósito transparente con adhesivo en los bordes. Esto permite visualizar la herida y monitorear el proceso de cicatrización para identificar signos de infección. Por ejemplo, un exudado purulento en la superficie de la herida (líquido amarillo-verdoso).

LEER TAMBIÉN: Los colores de las heridas, pistas sobre el proceso de curación

Apósito para heridas en niños: cuidado y manejo de heridas infantiles en casa

3. ¿Qué tipo de material de curación es el más apropiado para el tratamiento de heridas en niños?

Los avances en la comprensión de la fisiopatología de la cicatrización de heridas han contribuido al desarrollo de una variedad de productos especializados para su manejo. La mayoría de los apósitos y otros productos de cuidado de heridas se comercializan predominantemente para pacientes adultos y no se puntualiza que muchos también son útiles para el manejo de heridas en niños.

Los apósitos hidrocoloides como el Duoderm CGF son apósitos impermeables oclusivos que por lo general están indicados para heridas superficiales con poca cantidad de exudado. Este tipo de apósitos son de especial relevancia en el manejo de heridas en niños. No obstante, recuerda que lo mejor es consultar a un especialista para que pueda orientarte mejor. Solo una enfermera en heridas o profesional de la salud especializado podrá indicar cuál es la mejor opción para la herida de tu hijo.

Consejos para el manejo de heridas graves en el hogar en niños

Las nuevas tecnologías en apósitos y otros productos para el tratamiento de heridas nos ayudarán a sanar más rápido, mejor y a tener una mejor calidad de vida.

Papá e hijo: niño con herida en la rodilla debido a un accidente en bicicleta

Las heridas graves no se curan de la noche a la mañana. El cuerpo de los niños puede tardar semanas en formar tejido nuevo. Por eso, un buen cuidado en el hogar es importante para prevenir infecciones y minimizar las cicatrices.

Un profesional de la salud debe brindar las instrucciones sobre cómo cuidar de la herida de su hijo durante todo el proceso. En la mayoría de los casos, los médicos piden a los padres de familia que:

  • Cubran la herida con un apósito especializado
  • Esperen entre dos y cuatro días después de la cirugía antes de ducharse
  • Eviten que su hijo se sumerga en la bañera o nade hasta la próxima visita al médico
  • Trate de mantener a las mascotas alejadas de la herida
  • Hable con los niños para que no se rasquen, pues la herida tardará más en sanar y la cicatriz que resulte puede ser peor

Nuestros cuerpos dependen de las vitaminas y los minerales para curarse. Recomendamos explicarle a su hijo la importancia de comer alimentos saludables, especialmente muchas frutas y verduras ricas en vitaminas y proteínas magras, mientras la herida sana. También es esencial tomar mucha agua y comer alimentos ricos en fibra como cereales integrales para evitar el estreñimiento. En ocasiones, el estreñimiento puede ser un efecto secundario de los analgésicos.

CONTINUAR LEYENDO: Lesiones más comunes en las escuelas

Icono Redes Sociales Meditip, El Portal de la Salud¡Escríbenos y síguenos en nuestras redes sociales!

Nuestro objetivo en Meditip es informarte y ayudarte a tomar las mejores decisiones acerca de lo más valioso que tienes: tu salud y la de tus seres queridos. Hacemos un gran esfuerzo por presentar información de manera sencilla y fácil de entender. Síguenos por redes sociales y haznos saber si estamos haciendo bien nuestro trabajo. También puedes sugerirnos temas de salud de los que te gustaría aprender más.

Fuentes de consulta

The Royal Children’s Hospital . (2018). Kids Health Information: Wound Care. 15 de julio de 2021, de The Royal Children’s Hospital Melbourne Sitio web: https://www.rch.org.au/kidsinfo/fact_sheets/Wound_care/

Joanne Murren-Boezem, MD. (2019). Wound Healing and Care. 15 de julio de 2021, de Kids Health Sitio web: https://kidshealth.org/en/parents/wound-care.html

Compartir en:

Escríbenos