Qué es la fiebre

La temperatura normal del cuerpo puede variar por ciertos factores como comer, ejercitarse o dormir. Incluso la hora del día puede jugar un papel. Comúnmente, la temperatura corporal está en su punto máximo cerca de las 6 PM y en su punto más bajo alrededor de las 3 AM. La fiebre o calentura es una de las formas que tiene el sistema inmunológico de combatir una infección. Usualmente, este aumento de la temperatura corporal ayuda a una persona a aliviar una infección. Sin embargo, puede elevarse demasiado y conducir a complicaciones.

Niña con fiebreLos doctores dicen que mientras la fiebre sea leve, no es necesario combatirla. Si la fiebre no es severa, probablemente esté ayudando a neutralizar la bacteria o virus que causa la infección. Los medicamentos para bajar la calentura se conocen como antipiréticos. En caso de que el aumento de temperatura cause incomodidad, es recomendable tomar medicina.

Cuando la fiebre alcanza o excede los 38° centígrados, ya no se considera leve. Por consiguiente, debe revisarse cada cierto tiempo (un par de horas como máximo). Estas temperaturas se refieren a mediciones orales. Esto es cuando el termómetro se coloca en la boca. Para mediciones en la axila, se considera reducir de 0.2°c a 0.3°c de lo que indica el termómetro.

Es especialmente revelante que el mecanismo de defensa del cuerpo parece trabajar de forma más eficiente al tener la temperatura elevada. La fiebre es solo una parte de la enfermedad, algunas veces no es tan importante como la presencia de otros síntomas. Cuando la calentura alcanza o supera los 40°c puede ser peligrosa y requiere tratamiento inmediato en el hogar y atención médica oportuna. Este aumento severo de temperatura puede resultar en delirio y convulsiones, particularmente en bebés, niños y adultos mayores.

Cómo saber si es calentura o no

La fiebre no debe confundirse con hipertermia, que es un defecto en la respuesta del cuerpo ante el calor (termorregulación), que también puede aumentar la temperatura corporal. La hipertermia comúnmente es producto de fuentes externas, como un ambiente caluroso. El agotamiento por calor y el golpe de calor son algunas formas de hipertermia. Otras causas pueden ser los efectos secundarios de ciertos medicamentos o condiciones médicas.

La calentura tampoco debe confundirse con los bochornos o sudoraciones nocturnas propios de los cambios hormonales durante la perimenopausia. Los bochornos pueden ser repentinos y causar una sensación intensa de calor. Estos pueden ir acompañados de enrojecimiento de la piel, hormigueo y sudoración, pero no son lo mismo que la fiebre.

Mecanismo de la fiebre

Cuando el cuerpo atraviesa por un periodo de fiebre, los niveles de orina y sangre se reducen como resultado de la pérdida de agua por el aumento de la transpiración. La proteína se descompone rápidamente, lo que conduce a una mayor eliminación de productos nitrogenados en la orina (urea, creatinina, etc). Cuando la temperatura corporal del cuerpo incrementa rápidamente, la persona puede sentir frío o escalofrío (temblores). Al contrario, cuando la temperatura baja, la persona puede sentir calor y tener la piel húmeda y enrojecida.

El mecanismo de la fiebre es una reacción defensiva del cuerpo a una enfermedad infecciosa. Cuando una bacteria o virus invade el cuerpo y causa daño a los tejidos, una de las respuestas del sistema inmunológico es producir pirógenos. Estos químicos se transportan por medio de la sangre hacia el cerebro, donde alteran el funcionamiento del hipotálamo. Esta es la parte del cerebro que regula la temperatura corporal. Los pirógenos inhiben las neuronas detectoras de calor y estimulan a las detectoras de frío.

La alteración de estos sensores de temperatura engaña al hipotálamo y le hace creer que la temperatura del cuerpo es más fría de lo que es en realidad. En respuesta a esto, el hipotálamo incrementa la temperatura por arriba del rango normal, lo que provoca fiebre. La calentura ayuda al cuerpo a defenderse contra una invasión microbiana. Esto porque estimula el movimiento, la actividad y la multiplicación de los glóbulos blancos e incrementa la producción de anticuerpos. Al mismo tiempo, los niveles altos de temperatura pueden matar directamente o inhibir el crecimiento de algunas bacterias y virus que toleran solo un rango estrecho de temperatura.

Causas de la fiebre

Como lo mencionamos, la fiebre es el resultado de una respuesta inmune del cuerpo a un invasor extraño. Estos invasores incluyen virus, bacterias, hongos, drogas y otras toxinas. Estos invasores extraños se consideran causantes de fiebre (pirógenos), por lo que desencadenan dicha respuesta.

La calentura es un síntoma común de la mayoría de las infecciones como resfriados o gastroenteritis y la exposición a agentes infecciosos. Las infecciones comunes que causan fiebre incluyen aquellas relacionadas con el oído, garganta, pulmones, vejiga y riñones. En los niños, las vacunas y la dentición (desarrollo de dientes) pueden causar fiebre baja y de corta duración. Las enfermedades autoinmunes como artritis reumatoide, lupus y la enfermedad inflamatoria intestinal pueden causar fiebre. Además, los efectos secundarios de ciertos medicamentos, convulsiones, coágulos sanguíneos, desórdenes hormonales, algunos tipos de cáncer y drogas ilícitas son causantes de fiebre.

La calentura no es contagiosa. Si la causa es una infección viral o bacteriana, la infección sí lo es. En algunos casos, la causa del aumento de temperatura no puede identificarse. Si se tiene fiebre por más de tres semanas sin que el doctor encuentre la causa después de una evaluación exhaustiva, el diagnóstico puede ser fiebre de origen desconocido.

De todas las posibles causas de fiebre, podemos mencionar las siguientes:

Causas de la fiebre

Síntomas de la fiebre

Además de los síntomas propios de la condición de origen, algunos síntomas de la fiebre incluyen:

  • Sudoración
  • Escalofrío
  • Dolor de cabeza
  • Dolor en los músculos
  • Pérdida del apetito
  • Irritabilidad
  • Deshidratación
  • Debilidad general

Los niños entre seis meses y cinco años pueden experimentar convulsiones febriles (por fiebre). Alrededor de un tercio de los niños que tienen una convulsión febril tendrán otra, típicamente durante los siguientes 12 meses.

Complicaciones de la fiebre

La calentura propiamente puede no ser señal de alarma o una razón para acudir al médico. De igual forma, hay circunstancias en las cuales es necesaria la revisión médica para bebés, niños o adultos.

Bebés

La presencia de fiebre inexplicable es una causa mayor de preocupación. Es importante ir con un doctor en caso de que un bebé:

Tenga menos de tres años y presente una temperatura rectal de 38° o más.

Tenga entre tres a seis meses de edad y presente una temperatura rectal mayor de 39.9° que dure más de un día, pero no muestre otros síntomas. Si el bebé además tuvo otros síntomas como gripe, tos o diarrea, es recomendable llevarlo a una revisión.

Niños

No necesariamente es causa de alarma que un niño tenga calentura, siempre y cuando esté alerta. Con “alerta” nos referimos que pueda hacer contacto con visual y responda a las expresiones y a la voz de un adulto. Además de que el niño pueda beber líquidos y jugar. Se recomienda acudir al doctor si el niño:

  • Está apático o irritable, vomita repetidamente, tiene dolor de cabeza o estómago severo o tiene otros síntomas que causan incomodidad significativa.
  • Tiene fiebre después de haber estado en un automóvil caliente. Es importante buscar ayuda médica inmediata.
  • Tiene fiebre durante más de tres días.
  • Hace contacto visual deficiente con otras personas.

Se recomienda buscar asistencia del doctor en circunstancias especiales como un niño con problemas autoinmunes o con enfermedades preexistentes.

Adultos

Si la temperatura de un adulto es igual o superior a los 39.4°, es importante acudir con el médico. En caso de presentar alguno de los siguientes síntomas, la atención de emergencia es necesaria:

  • Dolor de cabeza severo
  • Sarpullido inusual, especialmente si empeora rápidamente
  • Sensibilidad inusual a la luz intensa
  • Rigidez en el cuello y dolor al agachar la cabeza
  • Confusión
  • Vómito persistente
  • Dificultad para respirar
  • Dolor de pecho
  • Dolor abdominal o dolor al orinar
  • Convulsiones o ataques

Cómo tomar la temperatura

Termómetro para medir la temperatura corporalPara tomar la temperatura de un niño, se puede elegir diversos tipos de termómetro. Pueden ser orales, rectales, timpánicos (de oído) y de la frente (arteria temporal).

Tomar la temperatura en la axila con un termómetro oral, se puede hacer de la siguiente manera:

  • Colocar el termómetro en la axila y cruzar los brazos sobre el pecho.
  • Esperar de cuatro a cinco minutos. La temperatura axilar es ligeramente menor que la oral.

En caso de asistir a una consulta médica, se debe reportar la temperatura y la parte del cuerpo donde se tomó.

Para usar un termómetro rectal en bebés, se debe:

  • Poner un poco de vaselina en la punta medidora
  • Colocar al bebé boca abajo
  • Insertar cuidadosamente la punta de 1.3 cm a 2.5 cm dentro del recto del bebé
  • Sostener el termómetro y al bebé durante tres minutos

No se debe soltar el termómetro mientras esté en el recto del bebé. Si el bebé se mueve, el termómetro puede ir más adentro y causar una lesión.

Diagnóstico de la fiebre

En una evaluación clínica, el doctor puede preguntar acerca de los síntomas y el historial clínico. Además, puede realizar un examen físico al paciente y solicitar otras pruebas. Entre estas se encuentran exámenes de sangre o rayos X del pecho, en caso de ser necesario. Las pruebas son necesarias ya que la fiebre puede indicar enfermedades serias en un bebé. Especialmente si el bebé es menor a 28 días.

Tratamiento para la fiebre

Para una fiebre de baja intensidad, el doctor puede no recomendar tratamiento alguno. Esta calentura puede ayudar a reducir el número de microbios que causan una enfermedad.

Medicamentos de venta libre

En el caso de una fiebre alta o de fiebre baja que causa incomodidad, el doctor puede recomendar medicamentos de venta libre (OTC). Entre estos se encuentran el acetaminofeno (paracetamol) o el ibuprofeno.

Estos se deben usar de acuerdo con las instrucciones de la etiqueta o como el doctor lo recomiende. Las dosis altas o el uso prolongado de acetaminofeno o ibuprofeno pueden dañar el hígado o los riñones. Las sobredosis agudas pueden ser fatales. Si la calentura de un bebé permanece alta después de una dosis, no se debe administrar más medicación. En vez de eso, es necesario acudir con un médico.

No se debe dar aspirina a los niños, ya que eso puede desencadenar un raro, pero potencialmente fatal desorden conocido como Síndrome de Reyer.

Medicamentos prescritos

Dependiendo de la causa de la fiebre, el doctor puede prescribir antibióticos, especialmente si sospecha de una infección bacteriana como neumonía o faringitis. Los antibióticos no tratan infecciones virales, pero existen algunos medicamentos antivirales para este efecto. El mejor tratamiento para la mayoría de las enfermedades menores a causa de virus es el descanso y líquidos en abundancia.

Tratamiento para bebés

Para los bebés, especialmente aquellos menores de 29 días, es necesario estar bajo observación en el hospital. Esto para realizar las pruebas pertinentes y definir el tratamiento. En bebés de esta edad, una fiebre puede indicar una infección seria que requiere medicamentos vía intravenosa y monitoreo continuo.

Remedios caseros para la calentura

Se puede intentar una serie de cosas para que una persona o un niño se sientan más cómodos durante un episodio de fiebre:

Beber muchos líquidos: la fiebre puede causar pérdida de líquidos y deshidratación. Por lo tanto, se recomienda tomar agua, jugos o sopas. Para un niño menor de un año, se puede usar una solución de rehidratación oral. Estas contienen agua y sales para reponer fluidos o electrolitos.

Descansar: el descanso es esencial para recuperarse. La actividad puede elevar la temperatura del cuerpo.

Mantenerse fresco: vestir con ropa ligera es adecuado, así como mantener el ambiente fresco y dormir con una sábana o manta delgada.

Remedios caseros para la calentura

Tu opinión es importante

Tu opinión importaNuestro objetivo en Meditip es informarte y ayudarte a tomar las mejores decisiones acerca de lo más valioso que tienes, tu salud y la de tus seres queridos. Hacemos un gran esfuerzo por presentar información de manera sencilla y fácil de entender. Ayúdanos a saber si estamos haciendo bien nuestro trabajo. Califica nuestro artículo y/o deja un breve comentario.

Fuentes

The Editors of Encyclopaedia Britannica. (2017). Fever. 2 de abril de 2018, de Encyclopaedia Britannica Sitio web: https://www.britannica.com/science/fever

Mayo Clinic. (2017). Fever. 2 de abril de 2018, de Mayo Clinic Sitio web: https://www.mayoclinic.org/diseases-conditions/fever/symptoms-causes/syc-20352759

Nordqvist, C.. (2017). Fever. 2 de abril de 2018, de Medical News Sitio web: https://www.medicalnewstoday.com/articles/168266.php

John P. Cunha, DO. (2017). Fever. 2 de abril de 2018, de Medicine Net Sitio web: https://www.medicinenet.com/aches_pain_fever/article.htm#what_is_the_treatment_for_a_fever

WebMD Boots. (2017). Fever. 2 de abril de 2018, de WebMD Sitio web: https://www.webmd.boots.com/a-to-z-guides/fever-symptoms-causes-treatment

¡Califica nuestro artículo!

100%
100%
¡Excelente!

Ayúdanos a mejorar. Califica nuestro artículo para que sepamos si te fue útil y es de tu agrado o bien, podamos mejorarlo para lectores futuros. ¡Gracias!

  • Clasificación de Usuarios (1 Votos)
    10
Compartir en:

Escríbenos