Qué es la enfermedad inflamatoria intestinal

La enfermedad inflamatoria intestinal representa un grupo de enfermedades que causan inflamación prolongada en el tracto digestivo. El tracto digestivo se compone de la boca, el esófago, el estómago, el intestino delgado y el intestino grueso. Es responsable de descomponer la comida, extraer los nutrientes y eliminar los desechos del cuerpo. Dicha enfermedad puede ser dolorosa y perjudicial, y en algunos casos, potencialmente mortal.

Intestino inflamado

Inflamación del intestino

La enfermedad inflamatoria intestinal causa que el cuerpo y el sistema inmunológico piensen que los alimentos, bacterias y otras cosas necesarias son dañinas. Esto provoca que el cuerpo ataque a las células de los intestinos, causando una inflamación que no desaparece fácilmente. El término de enfermedad inflamatoria intestinal se usa para describir desórdenes que involucran inflamación crónica del tracto digestivo. Los tipos de enfermedad inflamatoria intestinal incluyen:

  • Colitis ulcerativa: esta condición causa una inflamación duradera y úlceras en el revestimiento del intestino grueso (colon) y recto.
  • Enfermedad de Crohn: este tipo se caracteriza por la inflamación del revestimiento del tracto digestivo. En ocasiones puede extenderse profundamente en los tejidos afectados.

Estas dos enfermedades usualmente involucran diarrea severa, dolor abdominal, fatiga y pérdida de peso. Además, pueden ser debilitantes y conducir a complicaciones que ponen en peligro la vida.

Causas de la enfermedad inflamatoria intestinal

La causa exacta de esta enfermedad es desconocida. Sin embargo, la genética y los problemas con el sistema inmunológico se asocian con la enfermedad inflamatoria intestinal.

Causas de la enfermedad inflamatoria intestinalGenética: es más probable que una persona desarrolle esta enfermedad si un hermano o padre la padece. Esta es la razón por la cual los científicos creen que la enfermedad inflamatoria intestinal puede tener un componente genético.

Sistema inmunológico: este juega un papel importante en la enfermedad inflamatoria intestinal. Normalmente, el sistema inmunológico defiende al cuerpo de patógenos (organismos que causan enfermedades e infecciones). Una infección bacteriana o viral en el tracto digestivo puede desencadenar una respuesta inmune.

Mientras que el cuerpo intenta repeler a estos invasores, el tracto digestivo se inflama. Cuando la infección se ha ido, la inflamación desaparece. Esto es una respuesta inmune saludable.

Sin embargo, en personas con enfermedad inflamatoria intestinal, la inflamación del tracto digestivo puede ocurrir incluso cuando no hay infección. El sistema inmunológico ataca a las células propias del cuerpo. Esto es conocido como una respuesta autoinmune. Esta enfermedad también ocurre cuando la inflamación no desaparece después de que la infección se curó. La inflamación puede continuar por meses o incluso años.

Factores de riesgo de la enfermedad inflamatoria intestinal

Edad: la mayoría de las personas que desarrollan esta enfermedad se diagnostica antes de los 30 años. Algunas otras no desarrollan la enfermedad sino hasta los 50 o 60 años.

Etnia: aunque las personas de raza blanca tienen el riesgo más alto, esta puede ocurrir en cualquier persona.

Historial familiar: una persona está en mayor riesgo si un familiar cercano (hermano o padre) tiene la enfermedad.

Fumar: este es el factor de riesgo más importante y controlable para evitar desarrollar la enfermedad de Crohn. Aunque fumar puede proveer cierta protección contra la colitis ulcerativa, los beneficios de dejar de fumar son mucho mayores, por lo que vale la pena intentarlo.

Medicamentos antiinflamatorios no esteroideos: estos medicamentos pueden incrementar el riesgo de desarrollar enfermedad inflamatoria intestinal o empeorarla en caso de estar presente. Los más comunes son ibuprofeno, naproxeno sódico, diclofenaco sódico, entre otros.

Lugar de residencia: en caso de vivir en un país industrializado, hay un riesgo mayor de desarrollar la enfermedad. Por lo tanto, es posible que factores ambientales, incluyendo una dieta alta en grasas o alimentos refinados, jueguen un papel importante. Las personas que viven en lugares con climas fríos también parecen estar en mayor riesgo.

Síntomas de la enfermedad inflamatoria intestinal

Los síntomas varían dependiendo de la localización y gravedad de la inflamación. Entre estos se encuentran:

  • Dolor, calambres o inflamación en el estómago
  • Diarrea recurrente o diarrea con sangre
  • Pérdida de peso
  • Cansancio extremo

No todos presentan estos síntomas y algunas personas pueden tener síntomas adicionales, como fiebre, vómito y anemia. El dolor articular (artritis), ojos rojos dolorosos (iritis), nódulos rojos y dolorosos en la piel e ictericia son algunos síntomas comúnmente relacionados con la enfermedad inflamatoria intestinal.

Los síntomas de la enfermedad pueden aparecer y desaparecer. Puede haber ocasiones en que estos pueden ser severos (brotes). Estos son seguidos de periodos largos en los cuales se presentan pocos o ningún síntoma (remisiones). Las personas con enfermedad de Crohn pueden tener aftas en la boca. En ocasiones esas úlceras y fisuras pueden aparecer en el área genital o el ano.

Síntomas de la enfermedad inflamatoria intestinal

Diagnóstico de la enfermedad inflamatoria intestinal

Para diagnosticar la enfermedad, el doctor puede indagar sobre el historial médico familiar y los movimientos intestinales del paciente. Después se hace un examen físico que puede complementarse con una de las siguientes pruebas:

Muestra de heces y análisis de sangre

Estas pruebas pueden usarse para buscar infecciones y otras enfermedades. Las pruebas de sangre también pueden usarse para distinguir entre la enfermedad de Crohn y la colitis ulcerativa. Sin embargo, las pruebas de sangre no pueden usarse para diagnosticar enfermedad inflamatoria intestinal.

Enema de bario

Este es un examen de rayos X del colon e intestino delgado. En el pasado, esta prueba era frecuente. Otras pruebas la reemplazaron por su mejorada precisión.

Colonoscopía y sigmoidoscopía flexible

Estos procedimientos usan una cámara en la punta de un tubo delgado y flexible. La cámara se introduce por el ano para poder observar el colon. Esto permite al doctor buscar úlceras, fístulas y otros daños. Una colonoscopía puede examinar el intestino grueso en toda la longitud. Una sigmoidoscopía examina solo los últimos 50 cm del intestino delgado (el colon sigmoideo).

Durante estos procedimientos, se extrae una pequeña muestra de la pared intestinal. A esto se le llama biopsia. La muestra entonces se examina con un microscopio y es posible diagnosticar enfermedad inflamatoria intestinal.

Cápsula endoscópica

AntibióticosEsta prueba inspecciona el intestino delgado, el cual es más difícil de examinar que el intestino grueso. Para la prueba, el paciente traga una pequeña cápsula que tiene una cámara. Esta toma imágenes mientras se mueve a través del intestino delgado. Una vez que la cámara se expulsa del cuerpo por medio de las heces, las imágenes pueden verse en una computadora.

Esta prueba se utiliza solamente cuando otras han fallado en encontrar la causa de los síntomas de la enfermedad de Crohn.

Radiografía simple o rayos X

Una radiografía del abdomen se utiliza en situaciones de emergencia cuando se sospecha la ruptura del intestino.

Tomografía computarizada y resonancia magnética

La tomografía es básicamente rayos X computarizados. Esta tecnología crea una imagen más detallada que los rayos X tradicionales. Las imágenes son útiles para examinar el intestino delgado. Además, pueden detectar complicaciones de la enfermedad inflamatoria intestinal.

La resonancia magnética usa campos magnéticos para formar imágenes del cuerpo. Es más segura que los rayos X. La resonancia magnética o MRI es especialmente útil en la examinación de tejidos blandos y detección de fístulas. Ambas pruebas se usan para determinar qué parte del intestino es afectado por la enfermedad.

Tratamiento para la enfermedad inflamatoria intestinal

Actualmente no hay una cura para la colitis ulcerosa o la enfermedad de Crohn. En caso de tener colitis ulcerativa leve, se puede necesitar un tratamiento sencillo o ninguno.

El objetivo del tratamiento es aliviar los síntomas y prevenir que reaparezca. Esto incluye dietas específicas, cambios en el estilo de vida, medicamentos y cirugía. Algunos de los medicamentos para tratar estas enfermedades incluyen:

  • Aminosalicilatos o mesalazinas: estos pueden administrarse de diferentes maneras.
  • Inmunosupresores: algunos de estos son esteroides o azatioprina y reducen la actividad del sistema inmunológico.
  • Biológicos: tratamientos específicos que se basan en anticuerpos administrados vía inyección. Estos se dirigen específicamente a una parte del sistema inmunológico.
  • Antibióticos

Se estima que una de cada cinco personas con colitis ulcerativa tiene síntomas graves que no mejoran con medicamentos. En estos casos, la cirugía puede ser necesaria para retirar la parte inflamada del intestino grueso (colon).

Alrededor del 60% a 75% de las personas con enfermedad de Crohn necesitará cirugía para reparar el daño del sistema digestivo y tratar las complicaciones. Las personas con colitis ulcerativa y enfermedad de Crohn también tienen un mayor riesgo de contraer cáncer de intestino. El médico recomendará revisiones regulares del intestino (colonoscopías) para reducir el riesgo de cáncer de colon.

Cirugía

Si la dieta y los cambios de estilo de vida, medicamentos u otros tratamientos no alivian los síntomas, es posible que se requiera una cirugía.

Cirugía para la colitis ulcerativa: esta a menudo elimina la colitis ulcerativa. Esto usualmente significa remover el colon y recto en su totalidad (proctocolectomía). En la mayoría de los casos, esto involucra un procedimiento llamado bolsa íleoanal. Este proceso elimina la necesidad de llevar una bolsa para recolectar los desechos fecales. El cirujano construye una bolsa al final del intestino delgado. La bolsa se fija directamente en el ano, lo que permite expulsar los desechos de forma relativamente normal.

En algunos casos este procedimiento no es posible. En vez de eso, el cirujano crea una apertura permanente en el abdomen (ileostomía), en el cual se recolecta las heces que salen a través del estoma en una bolsa de ostomía.

Cirugía para la enfermedad de Crohn: por lo menos la mitad de las personas con esta enfermedad necesitan una cirugía. Es importante mencionar que la cirugía no cura la enfermedad. Durante la cirugía, se remueve la parte dañada del tracto digestivo y se reconecta a otras secciones saludables. Esta también es útil para cerrar fístulas y drenar abscesos.

Los beneficios de la cirugía para la enfermedad de Crohn son usualmente temporales. La enfermedad surge a menudo cerca del tejido reconectado. El mejor enfoque es seguir la cirugía con medicación para minimizar el riesgo de recurrencia de la enfermedad.

Complicaciones de la enfermedad inflamatoria intestinal

Ambas enfermedades tienen algunas complicaciones en común y otras son específicas en cada condición. Las complicaciones posibles en ambas condiciones incluyen:

  • Cáncer de colon
  • Inflamación de la piel, ojos y articulaciones
  • Efectos secundarios de los medicamentos
  • Colangitis esclerosante primaria

Cáncer de colon

Complicaciones de la enfermedad de Crohn

  • Obstrucción intestinal
  • Desnutrición
  • Úlceras
  • Fístulas
  • Fisura anal

Complicaciones de la colitis ulcerosa

  • Megacolon tóxico
  • Un agujero en el colon (colon perforado)
  • Deshidratación severa

Tu opinión es importante

Tu opinión importaNuestro objetivo en Meditip es informarte y ayudarte a tomar las mejores decisiones acerca de lo más valioso que tienes, tu salud y la de tus seres queridos. Hacemos un gran esfuerzo por presentar información de manera sencilla y fácil de entender. Ayúdanos a saber si estamos haciendo bien nuestro trabajo. Califica nuestro artículo y/o deja un breve comentario.

Fuentes

American Gastroenterological Association. (2016). What is Inflammatory Bowel Disease?. 18 de abril de 2018, de American Gastroenterological Association Sitio web: http://www.gastro.org/info_for_patients/ibd-101-what-is-inflammatory-bowel-disease

NHS Choices. (2017). Inflammatory bowel disease. 18 de abril de 2018, de National Health Services Sitio web: https://www.nhs.uk/conditions/inflammatory-bowel-disease/

Mayo Clinic Staff. (2017). Inflammatory bowel disease (IBD) . 18 de abril de 2018, de Mayo Clinic Sitio web: https://www.mayoclinic.org/diseases-conditions/inflammatory-bowel-disease/symptoms-causes/syc-20353315

Healthline Editorial Team. (2017). Inflammatory Bowel Disease (IBD). 18 de abril de 2018, de Healthline Sitio web: https://www.healthline.com/health/inflammatory-bowel-disease#causes

Lori Kam, MD. (2016). Inflammatory Bowel Disease (IBD). 18 de abril de 2018, de MedicineNet Sitio web: https://www.medicinenet.com/inflammatory_bowel_disease_intestinal_problems/article.htm#inflammatory_bowel_disease_facts

¡Califica nuestro artículo!

100%
100%
¡Excelente!

Ayúdanos a mejorar. Califica nuestro artículo para que sepamos si te fue útil y es de tu agrado o bien, podamos mejorarlo para lectores futuros. ¡Gracias!

  • Clasificación de Usuarios (1 Votos)
    4
Compartir en:

Escríbenos