Qué es la colitis ulcerosa

La colitis ulcerosa es una enfermedad crónica del intestino grueso, conocido como colon. En esta enfermedad, el revestimiento del intestino grueso (colon), recto o ambos se inflaman. Esta inflamación produce pequeñas úlceras, las cuales pueden extenderse por el intestino.

Ilustración de la colitis ulcerosaEs importante mencionar que esta condición es una enfermedad inflamatoria intestinal (EII), que es un grupo de enfermedades que afectan al tracto gastrointestinal. La colitis ulcerosa es el resultado de una respuesta anormal del sistema inmunológico. Normalmente las células y proteínas que conforman este sistema protegen al cuerpo de infecciones. En personas con enfermedad inflamatoria intestinal, el sistema confunde a los alimentos, bacterias y otros materiales en el intestino con agentes externos o sustancias invasoras. Al ocurrir esto, el cuerpo envía glóbulos blancos al interior del revestimiento de los intestinos, lo que produce inflamación crónica y úlceras.

Es importante entender la diferencia entre colitis ulcerosa y enfermedad de Crohn. La enfermedad de Crohn puede afectar cualquier parte del tracto gastrointestinal. La colitis ulcerosa solo afecta al colon. Además, mientras la enfermedad de Crohn puede afectar las capas de la pared intestinal, la colitis ulcerosa solo afecta el revestimiento. Ambas son tipos diferentes de enfermedad inflamatoria intestinal y no deben confundirse con el síndrome del intestino irritable.

El síndrome del intestino irritable es una condición que afecta a las contracciones del colon y no se caracteriza por tener inflamación intestinal.

La colitis ulcerosa generalmente comienza de forma gradual y empeora con el paso del tiempo. Los síntomas pueden ir de leves a severos. La mayoría de las personas tienen periodos de remisión que pueden durar de semanas o incluso años. El objetivo del tratamiento es mantener a las personas en periodos prolongados de remisión.

Causas de la colitis ulcerosa

La causa exacta de este padecimiento es desconocida. Los investigadores creen que los siguientes factores pueden tener un papel importante en la aparición de la colitis ulcerosa:

Respuesta hiperactiva del sistema inmunológico en el intestino: los científicos creen que una causa de colitis ulcerosa puede ser la reacción inmune anormal en el intestino. Normalmente, el sistema inmunológico protege al cuerpo al identificar y destruir bacterias, virus y otras sustancias externas potencialmente dañinas. Los investigadores creen que las bacterias o virus puede desencadenar de forma errónea el ataque al recubrimiento interno del intestino grueso. Esta respuesta inmune causa inflamación que produce la aparición de sintomas.

Genética: la colitis ulcerosa en ocasiones es de familia. Las investigaciones muestran que ciertos genes anormales pueden aparecer en personas con esta condición. Sin embargo, los investigadores no han sido capaces de mostrar de forma clara el vínculo entre los genes anormales y la colitis ulcerosa.

Ambiente: algunos estudios sugieren que ciertas cosas en el ambiente pueden incrementar la posibilidad de que una persona contraiga la condición, aunque esta posibilidad es baja. Los medicamentos antiinflamatorios no esteroideos (AINE), antibióticos y anticonceptivos orales pueden aumentar ligeramente la posibilidad de desarrollar colitis ulcerosa. Una dieta alta en grasas también puede aumentar las posibilidades.

Muchas personas creen que comer ciertos alimentos, el estrés o la angustia emocional pueden causar colitis ulcerosa. Cabe mencionar que la angustia no parece causar la condición. Diversos estudios sugieren que el estrés puede incrementar las posibilidades de que una persona tenga brotes de la condición. Además, en otras personas, puede ser que ciertos alimentos desencadenen o empeoren los síntomas.

Síntomas de la colitis ulcerosa

Los síntomas de esta condición varían de leves a graves, con el paso del tiempo y de persona a persona. Esto depende de la parte del intestino que se inflame y la gravedad de dicha inflamación. Los síntomas que se pueden presentar son los siguientes.

  • Dolor abdominal
  • Pus o sangre en las heces
  • Fiebre
  • Pérdida de peso
  • Diarrea frecuente
  • Fatiga
  • Reducción de apetito
  • Tenesmo: sensación repentina y constante de incontinencia, y de no haber expulsado todas las heces

Las personas que sufren de colitis ulcerosa en ocasiones experimentan pérdida de apetito y como resultado pierden peso. La sensación de baja energía y fatiga también es común. Entre los niños más pequeños, la colitis ulcerosa puede retrasar el crecimiento y el desarrollo.

Como lo mencionamos, los síntomas pueden aparecer y desaparecer con largos periodos entre los brotes en los cuales los pacientes pueden no experimentar molestias. Estos periodos de remisión pueden abarcar meses o incluso años, aunque los síntomas eventualmente regresan. El proceso impredecible de la colitis ulcerosa puede dificultar que los médicos evalúen si un tratamiento es efectivo o no.

Infografía: síntomas de la colitis ulcerosa

Complicaciones de la colitis ulcerosa

La colitis ulcerosa aumenta el riesgo de padecer cáncer de colon. Cuanto más tiempo se tenga la enfermedad, mayor será el riesgo de padecer este cáncer. Debido al aumento del riesgo, su médico realiza una colonoscopia y revisa el diagnóstico para descartar o confirmar la presencia de cáncer. Las pruebas de detección regulares ayudan a reducir el riesgo de cáncer de colon. Es recomendable hacer las evaluaciones cada uno o dosaños a partir de entonces. Los exámenes de seguimiento pueden detectar células precancerosas de forma anticipada.

Otras complicaciones de la colitis ulcerosa incluyen:

  • Engrosamiento de la pared intestinal
  • Sepsis o infección de la sangre
  • Deshidratación severa
  • Megacolon tóxico o colon que se inflama rápidamente
  • Enfermedad hepática (no tan común)
  • Sangrado intestinal
  • Cálculos renales
  • Inflamación de la piel, articulaciones y ojos
  • Ruptura de colon
  • Espondilitis anquilosante, que implica la inflamación de las articulaciones entre los huesos de la columna vertebral

Diagnóstico de colitis ulcerosa

El médico puede realizar una serie de pruebas para descartar otros trastornos del intestino, como el síndrome de colon irritable, enfermedad de Crohn o enfermedad celiaca. Esta última puede causar síntomas similares a los de la colitis ulcerosa.

El Historial médico personal y los antecedentes familiares pueden ayudar al médico a diagnosticar colitis ulcerosa y entender los síntomas del paciente. Asimismo, el doctor puede preguntar acerca de medicamentos y condiciones médicas anteriores o presentes.

Examen físico: durante este examen, el médico puede:

  • Comprobar la existencia de distensión o inflamación abdominal
  • Escuchar sonidos dentro del abdomen con la ayuda de un estetoscopio
  • Golpear levemente el abdomen para verificar sensibilidad y dolor

Pruebas de laboratorio

El médico solicita diferentes pruebas de laboratorio para diagnosticar colitis ulcerosa. Esto incluye análisis de sangre y heces.

Diagnóstico de la colitis ulcerosa: examen de sangreAnálisis de sangre: se analiza la muestra de sangre en un laboratorio en busca de lo siguiente:

  • Anemia
  • Inflamación o infección en cualquier lugar del cuerpo
  • Marcadores que muestran una inflamación en curso
  • Bajos niveles de albúmina o proteína (esto es común en pacientes con colitis ulcerosa grave)

Los análisis que muestran esta información son la química sanguínea y la biometría hemática, entre otros.

Análisis de heces: el paciente debe recolectar una muestra de sus heces en un recipiente otorgado por el médico. La muestra se envía al laboratorio donde se analiza. La prueba comúnmente se ordena para descartar otras causas de enfermedades del tracto gastrointestinal, como una infección.

Endoscopias del intestino grueso

Las endoscopias del intestino grueso son los métodos más precisos para diagnosticar la colitis ulcerosa. También es útil para descartar otras condiciones posibles, como enfermedad de Crohn, enfermedad diverticular o cáncer.

Sigmoidoscopia

El diagnóstico de colitis ulcerosa puede confirmarse examinando el nivel y la extensión de la inflamación intestinal. Esto se hace inicialmente usando un sigmoidoscopio, un tubo delgado y flexible que contiene una cámara que se inserta en el recto.

Una sigmoidoscopía también se puede usar para extraer una muestra pequeña de tejido del intestino, para su análisis en un laboratorio. A esto se le conoce como una biopsia. El procedimiento puede ser incómodo y se puede administrar un sedante. Por lo general, toma alrededor de 15 minutos y a menudo no es necesario pasar más de un día en el hospital.

Durante este procedimiento, solo se examina el recto y la parte inferior del colon. Si se sospecha que la colitis ulcerosa afecta más allá del colon, se requiere otro examen. Esto se conoce como colonoscopía.

Colonoscopía

Una colonoscopía utiliza un tubo flexible que contiene una cámara llamada colonoscopio. Esta permite examinar todo el colon. También se puede tomar una muestra de biopsia. Antes de realizar la colonoscopía, el colon debe estar completamente vacío. Para eso, se recomienda tomar laxantes antes de realizar el procedimiento.

Una colonoscopía puede ser incómoda, pero se administra sedantes y analgésicos para hacer que el procedimiento sea lo menos doloroso posible. El procedimiento dura alrededor de media hora y no se requiere más de un día de estancia en el hospital.

Tratamiento de la colitis ulcerosa

El tratamiento de la colitis ulcerosa depende de la gravedad de la enfermedad y de la frecuencia con la que brotan los síntomas. Los principales objetivos del tratamiento son:

  • Reducir los síntomas, conocidos como inducción a la remisión (un período sin síntomas)
  • Mantener la remisión

Esto generalmente implica tomar varios tipos de medicamentos, aunque a veces la cirugía puede ser una opción. Normalmente, el tratamiento lo brinda una variedad de profesionales de la salud, que incluyen:

  • Médicos especialistas, como gastroenterólogos y cirujanos
  • Médico General
  • Enfermeras especializadas

El cuidado médico a menudo será coordinado por una enfermera especialista y su equipo de atención. Generalmente son el principal punto de contacto si el paciente necesita ayuda.

Aminosalicilatos

Los aminosalicilatos (5-ASA), como la sulfasalazina o la mesalazina, son medicamentos que ayudan a reducir la inflamación. Por lo general, son la primera opción de tratamiento para la colitis ulcerosa leve o moderada. Los 5-ASA se puede usar como tratamiento a corto plazo para los brotes. También se puede tomar a largo plazo, generalmente de por vida, para mantener la remisión.

Los 5-ASA se puede administrar de las siguientes formas:

  • Vía oral (tableta o cápsula)
  • Vía anal (supositorio)

La forma en que se tome los 5-ASA depende de la gravedad y la extensión de la condición. Estos medicamentos rara vez tienen efectos secundarios, pero algunas personas pueden experimentar:

Corticosteroides

Los corticosteroides, como la prednisolona, son un tipo de medicamento más potente utilizado para reducir la inflamación. Se puede usar con o en lugar de los 5-ASA para tratar un brote si los 5-ASA por sí solos no son efectivos.

Al igual que los 5-ASA, los esteroides pueden administrarse por vía oral o mediante un supositorio o un enema.

Sin embargo, a diferencia de los 5-ASA, los corticosteroides no se usa como tratamiento a largo plazo para mantener la remisión. Esto porque pueden causar efectos secundarios potencialmente graves, como osteoporosis (debilitamiento de los huesos) y cataratas (manchas turbias en el cristalino del ojo) cuando se usa por un largo tiempo.

Los efectos secundarios del uso de esteroides a corto plazo pueden incluir:

Tratamiento para la colitis ulcerosa: medicamentos

Inmunosupresores

Los inmunosupresores son medicamentos que reducen la actividad del sistema inmunológico. Por lo general, se administra en forma de tabletas para tratar los brotes leves o moderados, o para mantener la remisión. Esto particularmente si los síntomas no responden a otros medicamentos.

Los inmunosupresores pueden ser muy efectivos en el tratamiento de la colitis ulcerosa. Sin embargo, a menudo tardan un tiempo en comenzar a funcionar (generalmente entre dos y tres meses). Los medicamentos pueden volver a un paciente más vulnerable a la infección. Es importante informar de forma inmediata al médico cualquier signo de infección como fiebre u otro malestar.

También pueden disminuir la producción de glóbulos rojos, lo que hace al paciente propenso a la anemia. Se necesita análisis de sangre periódicos para controlar sus niveles de células sanguíneas y para detectar cualquier otro problema.

Tratamiento de brotes severos

Si bien los brotes leves o moderados por lo general se pueden tratar en el hogar, se deben tratar los brotes más graves en el hospital. Esto para minimizar el riesgo de deshidratación y complicaciones potencialmente fatales, como la ruptura del colon.

En el hospital, se administra medicamentos y, a veces, líquidos por vía intravenosa. El medicamento más común será un tipo de corticosteroide o un medicamento inmunosupresor.

Ciclosporina

La ciclosporina funciona de la misma manera que otros medicamentos inmunosupresores, al reducir la actividad del sistema inmunológico. Sin embargo, es más poderoso que los medicamentos utilizados para tratar los casos más leves de colitis ulcerosa y comienza a funcionar mucho antes, por lo general en pocos días.

La ciclosporina se administra lentamente a través de un goteo en el brazo (conocido como infusión). El tratamiento generalmente es continuo, durante aproximadamente siete días.

Los efectos secundarios de la ciclosporina intravenosa pueden incluir:

  • Temblor (una sacudida o temblor incontrolable de una parte del cuerpo)
  • Crecimiento excesivo del cabello
  • Fatiga
  • Encías hinchadas
  • Diarrea

La ciclosporina también puede causar problemas más graves, como presión arterial alta y reducción de la función renal y hepática. Esto se controla regularmente durante el tratamiento para verificar si hay signos de estos.

Medicamentos biológicos

Infliximab, adalimumab, golimumab y vedolizumab son medicamentos que reducen la inflamación del intestino. Todos estos se dirigen a las proteínas que el sistema inmunológico utiliza para estimular la inflamación. Estos medicamentos bloquean estos receptores y reducen la inflamación.

Se puede usar para tratar a adultos con colitis ulcerosa de moderada a grave, si otras opciones no son adecuadas o no funcionan. Infliximab también puede usarse para tratar a niños o jóvenes de seis a 17 años con colitis ulcerosa grave. El tratamiento se administra por 12 meses a menos que el medicamento no esté funcionando bien.

Infliximab

Infliximab se administra como una infusión en el transcurso de una a dos horas. Se administra más infusiones después de dos semanas y nuevamente después de seis semanas. Las infusiones se administra cada ocho semanas, si aún se requiere tratamiento.

Los efectos secundarios comunes de infliximab pueden incluir:

  • Riesgo de infección
  • Vértigo
  • Reacción similar a una alergia, que causa dificultades para respirar, urticaria y dolores de cabeza

En la mayoría de los casos, se produce una reacción a la medicación en las primeras dos horas después de que la infusión ha finalizado. Sin embargo, algunas personas experimentan reacciones tardías de días o incluso semanas después de una infusión.

Infliximab generalmente no es adecuado para personas con antecedentes de tuberculosis (TB) o hepatitis B, y debe usarse con precaución en personas con VIH o hepatitis C. Esto se debe a una serie de casos en los que infliximab ha “reactivado” infecciones latentes. El medicamento tampoco se recomienda para personas con antecedentes de enfermedad cardíaca o esclerosis múltiple.

Cirugía

En caso de brotes frecuentes que tienen un efecto significativo en la calidad de vida o al tener una crisis particularmente grave que no responde a los medicamentos, la cirugía puede ser una opción.

La cirugía para la colitis ulcerosa implica la eliminación permanente del colon (lo que se conoce como colectomía). Durante la operación, el intestino delgado se utiliza para expulsar productos de desecho de su cuerpo en lugar del colon. Esto se puede lograr utilizando los siguientes métodos:

Ileostomía, en la que el intestino delgado se desvía hacia afuera a través de un orificio en el abdomen. Se coloca bolsas especiales sobre esta abertura, para recoger los materiales de desecho después de la operación.

Bolsa ileoanal (también conocida como bolsa en J), donde parte del intestino delgado se usa para crear una bolsa interna. Esta luego se conecta al ano, lo que le permite pasar las heces normalmente.

Diagrama de una ileostomía

Las bolsas ileoanales se utilizan cada vez más porque no se requiere una bolsa externa para recoger los productos de desecho.

A medida que se extirpa el colon, la colitis ulcerosa no puede reaparecer después de la cirugía. Sin embargo, es importante considerar los riesgos de la cirugía y el impacto de tener una ileostomía permanente o una bolsa íleoanal.

Prevención de la colitis ulcerosa

No hay evidencia sólida que indique que la alimentación puede afectar a la colitis ulcerosa. Es posible que ciertos alimentos agraven los síntomas cuando hay un brote. Las prácticas que pueden ayudar incluyen:

  • Beber pequeñas cantidades de agua durante todo el día
  • Hacer comidas pequeñas durante todo el día
  • Limitar el consumo de alimentos ricos en fibra
  • Evitar los alimentos grasos
  • Reducir la ingesta de leche en caso de ser intolerante a la lactosa

Es importante preguntar al médico o especialista si es recomendable tomar un multivitamínico.

Tu opinión es importante

Tu opinión importaNuestro objetivo en Meditip es informarte y ayudarte a tomar las mejores decisiones acerca de lo más valioso que tienes, tu salud y la de tus seres queridos. Hacemos un gran esfuerzo por presentar información de manera sencilla y fácil de entender. Ayúdanos a saber si estamos haciendo bien nuestro trabajo. Califica nuestro artículo y/o deja un breve comentario.

Fuentes

Crohn’s & Colitis Foundation. (2016). What is Ulcerative Colitis?. 24 de mayo de 2018, de Crohn’s & Colitis Foundation Sitio web: http://www.crohnscolitisfoundation.org/what-are-crohns-and-colitis/what-is-ulcerative-colitis/

National Institute of Diabetes and Digestive and Kidney Diseases. (2014). Ulcerative Colitis. 24 de mayo de 2018, de National Institutes of Health Sitio web: https://www.niddk.nih.gov/health-information/digestive-diseases/ulcerative-colitis

NHS Choices. (2016). Ulcerative Colitis. 24 de mayo de 2018, de National Health Services Sitio web: https://www.nhs.uk/conditions/ulcerative-colitis/

Valencia Higuera. (2017). Ulcerative Colitis. 24 de mayo de 2018, de Healthline Sitio web: https://www.healthline.com/health/ulcerative-colitis

Crohn’s & Colitis. (2017). Understanding Ulcerative Colitis. 24 de mayo de 2018, de Crohn’s & Colitis Sitio web: https://www.crohnsandcolitis.com/ulcerative-colitis

¡Califica nuestro artículo!

100%
100%
¡Excelente!

Ayúdanos a mejorar. Califica nuestro artículo para que sepamos si te fue útil y es de tu agrado o bien, podamos mejorarlo para lectores futuros. ¡Gracias!

  • Clasificación de Usuarios (1 Votos)
    10
Compartir en:

Escríbenos