¿Qué es la gota?

La gota es una forma común y compleja de artritis inflamatoria que puede afectar a cualquier persona. Se caracteriza por los altos niveles de ácido úrico en la sangre. Esto ocasiona ataques repentinos y severos de dolor, hinchazón, enrojecimiento y sensibilidad en las articulaciones. La artritis por gota es una causa común de dolor, temperatura, enrojecimiento e hinchazón en el pie, particularmente en la articulación del dedo gordo.

Gota: inflamación por ácido úricoEl ácido úrico puede formar cristales en forma de aguja en alguna articulación y causar episodios repentinos y severos como los antes descritos. La concentración de ácido úrico (hiperuricemia) puede conducir a la acumulación de cristales en las articulaciones y tejidos, a la que reacciona el sistema inmunológico. A los nódulos que se forman por la acumulación de cristales se les conoce como tofos gotosos. Estos son duros y se presentan debajo de la piel.

Un ataque de gota puede ocurrir de repente, a menudo al despertar en medio de la noche con la sensación de que el dedo gordo del pie está ardiendo. La articulación afectada está caliente, hinchada y tan sensible que incluso el peso de una sábana puede ser intolerable. Los síntomas de la gota pueden aparecer y desaparecer y hay formas de controlarlos y prevenir los brotes.

Etapas de la Gota

Hiperuricemia asintomática

Es el periodo previo al primer ataque de gota. No hay síntomas, pero los niveles de ácido úrico en la sangre son altos y se forman cristales en la articulación.

Gota aguda o ataque de gota

Ocurre cuando algo (como una noche en la que se ingirió alcohol) causa que los niveles de ácido úrico se disparen y empujen los cristales que se han formado en una articulación, desencadenando el ataque. La inflamación y el dolor resultantes suelen aparecer por la noche y se intensifican durante las próximas ocho a 12 horas. Los síntomas desaparecen después de aproximadamente una semana o un poco más. Algunos nunca experimentan un segundo ataque, pero se estima que el 60% de los individuos que presentan un primer episodio de gota aguda tendrán otro durante el siguiente año. En general, el 84% puede tener otro ataque en un periodo de tres años.

Gota de intervalo

Esta etapa es el tiempo que transcurre entre los ataques. Aunque no hay dolor, la gota no se ha ido. Un nivel bajo de inflamación puede dañar las articulaciones. Este es el momento de comenzar a controlar la gota a través de cambios en el estilo de vida y medicamentos, para prevenir futuros ataques o gota crónica.

Gota: inflamación por ácido úricoGota crónica

Se desarrolla en personas con gota cuyos niveles de ácido úrico permanecen altos durante varios años. Los ataques se vuelven más frecuentes y el dolor puede no desaparecer como en las etapas anteriores. Se puede producir daños en las articulaciones, lo que a su vez puede ocasionar la pérdida de movilidad. Con un manejo y tratamiento adecuados, esta etapa se puede prevenir.

Factores de riesgo de la gota

Millones de personas tienen gota en algún momento de su vida. Por lo general, las personas que contraen gota la adquieren cuando son de mediana edad o mayores. Los niños y adultos jóvenes la contraen ocasionalmente. Los hombres, especialmente aquellos entre los 40 y 50 años, son más propensos a desarrollar gota que las mujeres. Las mujeres rara vez desarrollan gota antes de la menopausia.

Es más probable que una persona padezca gota si:

  • Tiene historial familiar de gota
  • Ha tenido un trasplante de órgano
  • Es hombre
  • Es adulto
  • Tiene sobrepeso
  • Ingiere alcohol
  • Consume mucha comida rica en purina
  • Se ha expuesto al plomo

Otros problemas de salud que pueden aumentar la probabilidad de niveles altos de ácido úrico en la sangre incluyen:

Gota: factores de riesgo. Nivel alto de ácido úrico

La insuficiencia renal, la presión arterial alta y el hipotiroidismo pueden elevar el nivel del ácido úrico en sangre

La ingesta de algunos medicamentos hacen más propensa a una persona de desarrollar gota, por ejemplo:

  • Diuréticos recetados para liberar al cuerpo del exceso de líquido en condiciones como hipertensión, edema y enfermedad cardíaca reducen la cantidad de ácido úrico que pasa en la orina
  • Medicamentos con salicilato, como la aspirina
  • Niacina, vitamina también conocida como ácido nicotínico
  • Ciclosporina, sustancia que bloquea el sistema inmunológico para tratar algunas enfermedades autoinmunes y para evitar que el cuerpo rechace los órganos trasplantados
  • Levodopa, medicamento utilizado para tratar la enfermedad de Parkinson

Síntomas de la gota

El primer síntoma de la gota es la aparición repentina de una articulación caliente, roja, hinchada, rígida y dolorosa. La articulación común donde se presenta el daño es el pie, en la base del dedo gordo donde la inflamación puede producir dolor intenso. Sin embargo casi cualquier articulación puede estar involucrada, por ejemplo: rodilla, tobillo y pequeñas articulaciones de las manos. La gota aguda en la base del dedo gordo se conoce como podagra.

Incluso sin tratamiento, los primeros ataques se detienen espontáneamente, por lo general, dentro de una o dos semanas. Mientras que el dolor y la hinchazón desaparecen por completo, la gota generalmente regresa en la misma o en otra articulación.

Gota: piedras en los riñonesCon el tiempo los ataques de gota pueden ocurrir con mayor frecuencia así como tener mayor duración. Mientras que los primeros ataques generalmente involucran una o dos articulaciones, se pueden involucrar múltiples articulaciones simultáneamente a lo largo del tiempo. Es importante tener en cuenta que entre ataques, puede producirse una inflamación irreconocible y potencialmente dañina en las articulaciones. Las piedras en el riñón son más frecuentes en personas con gota.

Las acumulaciones de cristales de ácido úrico, complicaciones conocidas como tofos gotosos, pueden ocurrir en el lóbulo de la oreja, el codo, el tendón de Aquiles o en otros tejidos. Por lo general, estos tofos gotosos no son dolorosos. Sin embargo, pueden ser una pista valiosa para el diagnóstico, ya que los cristales que los forman pueden eliminarse con una pequeña aguja a través de examen microscópico. La evaluación microscópica de un tofo gotoso revela cristales de ácido úrico.

Gota y juanetes

Al igual que con todos los otros tipos conocidos de artritis, la gota tiene articulaciones particulares que tiende a atacar. La gota favorece especialmente la articulación del juanete, conocida como la primera articulación metatarsofalángica. Esta articulación está involucrada en el 75% de los casos de juanetes y, en última instancia, está involucrada en más del 90% de las personas con gota.

Causas de la gota

El cuerpo tiene en los tejidos una sustancia llamada purina. Esta sustancia también se encuentra en muchos alimentos, incluyendo carnes rojas, hígado, frijoles, chícharos, mariscos y anchoas. Cuando las purinas se descomponen, se convierten en ácido úrico.

Por lo general el ácido úrico se disuelve en la sangre y sale del cuerpo a través de la orina. Sin embargo cuando se acumula mucho ácido úrico, puede comenzar a formar cristales en las articulaciones y debajo de la piel, lo que causa gota. Algunas cosas que pueden causar que aumente el nivel de ácido úrico el la sangre incluyen:

  • El cuerpo incrementa la cantidad de ácido úrico que produce
  • Los riñones no eliminan suficiente ácido úrico
  • Se consume demasiados alimentos ricos en purina

Diagnóstico de la gota

Los análisis para ayudar a diagnosticar la gota pueden incluir:

  • Prueba conjunta de fluidos: el médico puede usar una aguja para extraer líquido de la articulación afectada. Los cristales de ácido úrico pueden ser visibles cuando el líquido se examina con un microscopio.
  • Análisis de sangre: el médico puede sugerir un análisis de sangre para medir los niveles de ácido úrico y creatinina en la sangre. Sin embargo, los resultados de las pueden ser engañosos. Algunas personas tienen niveles altos de ácido úrico, pero nunca experimentan gota. De la misma forma, otras personas tienen síntomas de gota, pero no tienen niveles inusuales de ácido úrico en la sangre.
  • Radiografías: los rayos X son útiles para descartar otras causas de inflamación de las articulaciones.
  • Ultrasonido: el ultrasonido musculoesquelético puede detectar cristales de ácido úrico en una articulación o en un tofo gotoso.
  • Tomografía computarizada: este tipo de imágenes puede detectar la presencia de cristales de ácido úrico en una articulación, incluso cuando no está inflamada de forma aguda. Esta prueba no es de rutina en la práctica clínica debido a lo costosa que es y a la poca disponibilidad.

Tratamiento de la gota

El tratamiento de la gota requiere un doble enfoque que combine medicamentos y cambios en el estilo de vida. Un tratamiento adecuado puede reducir el dolor de los ataques de gota. También puede ayudar a prevenir futuros ataques y daño a las articulaciones.

Aquí te presentamos unas recomendaciones y pasos a seguir para controlar el dolor y la inflamación de un primer ataque de gota (gota aguda):

  • Tomar un antiinflamatorio lo antes posible
  • Poner hielo sobre la articulación
  • Tomar muchos líquidos (no alcohol, ni refresco)
  • Relajarse, el estrés puede agravar la gota
  • Pedir a un amigo o familiar ayuda con las tareas diarias

Medicamentos comunes

El doctor puede recomendar medicamento para tratar el dolor de un ataque de gota. Estos pueden ser:

  • Antiinflamatorios
  • Corticosteroides
  • Colchina, medicamento derivado de plantas que alivia el dolor y la inflamación
  • Otros medicamentos para reducir los síntomas o reducir la acumulación de ácido úrico en la sangre

Medicamentos para reducir los niveles de ácido úrico

Los medicamentos que reducen el ácido úrico tienen la finalidad de prevenir los ataques de gota y evitar que la afección se vuelva crónica. El doctor puede esperar hasta que finalice el primer ataque de gota antes de recetar estos medicamentos. Esto porque ingerirlos durante un ataque puede empeorarlo o prolongarlo.

A medida que disminuyen los niveles de ácido úrico, los cristales de las articulaciones pueden cambiar, lo que provoca otro ataque. Sin embargo, cumplir con el plan de tratamiento es la mejor manera de prevenir futuros ataques. Aparte de los medicamentos señalados en la parte superior, el médico puede recetar algunos otros.

Medicamentos especializados para la gota

  • Alopurinol: reduce la producción de ácido úrico. A menudo se receta al principio una dosis diaria baja y aumenta gradualmente. Los efectos secundarios incluyen erupción cutánea y malestar estomacal. Los problemas de estómago generalmente desaparecen a medida que su cuerpo se adapta al medicamento. En casos raros, puede causar una reacción alérgica grave.
  • Febuxostat: puede ser una opción si desarrolla efectos secundarios al alopurinol o tiene enfermedad renal. Al igual que el alopurinol, el febuxostat disminuye la cantidad de ácido úrico que se produce en el cuerpo. También se inicia con una dosis baja, que puede aumentar si los niveles de ácido úrico permanecen altos. Los efectos secundarios pueden incluir náuseas y dolor en las articulaciones o los músculos.
  • Probenecid: actúa sobre los riñones para ayudar al cuerpo a eliminar el ácido úrico. El medicamento se toma diario y puede combinarse con antibióticos para aumentar la efectividad. Los efectos secundarios comunes incluyen piedras en el riñón, náuseas, erupción cutánea, malestar estomacal y dolores de cabeza.
  • Lesinurad: es un medicamento oral que ayuda al cuerpo a eliminar el ácido úrico. Los efectos secundarios comunes incluyen dolor de cabeza, síntomas de gripe, aumento de creatinina en la sangre, enfermedad por reflujo gastroesofágico y piedras en el riñón. Asimismo, puede aumentar el riesgo de eventos cardiovasculares. El paciente debe mantenerse bien hidratado para evitar la formación de piedras en el riñón.
  • Pegloticase: se usa cuando los medicamentos estándar no pueden reducir el nivel de ácido úrico, condición conocida como gota crónica refractaria. Este medicamento reduce el ácido úrico rápidamente y a niveles más bajos que otros medicamentos. Se administra cada dos semanas vía intravenosa. Los efectos secundarios pueden incluir reacciones a la sustancia, brotes de gota, náusea, hematomas, dolor de garganta, estreñimiento, dolor en el pecho y vómito.

Estilo de vida y remedios caseros

Los medicamentos a menudo son la forma más efectiva de tratar la gota aguda y pueden prevenir ataques recurrentes de gota. Sin embargo, hacer ciertos cambios en el estilo de vida también es importante, por ejemplo:

  • Limitar bebidas alcohólicas y bebidas endulzadas con fructosa. En su lugar, tomar muchas líquidos no alcohólicos, especialmente agua natural.
  • Realizar actividad física con regularidad y bajar de peso. Mantener el cuerpo en un peso saludable reduce el riesgo de gota.
  • Limitar la ingesta de alimentos ricos en purinas, como carnes rojas, vísceras y mariscos.

Es importante solicitar una cita con el doctor si se tiene síntomas comunes de gota. Después de una examinación inicial, el médico puede referir al paciente a un especialista en artritis y otras afecciones inflamatorias de las articulaciones, conocido como reumatólogo.

Meditip: tu opinión es importanteTu opinión es importante

Nuestro objetivo en Meditip es informarte y ayudarte a tomar las mejores decisiones acerca de lo más valioso que tienes, tu salud y la de tus seres queridos. Hacemos un gran esfuerzo por presentar información de manera sencilla y fácil de entender. Ayúdanos a saber si estamos haciendo bien nuestro trabajo. Califica nuestro artículo y/o deja un breve comentario.

Fuentes

Mayo Clinic Staff. (2018). Gout. 25 de mayo de 2018, de Mayo Clinic Sitio web: https://www.mayoclinic.org/diseases-conditions/gout/diagnosis-treatment/drc-20372903

William C. Shiel. (2017). Gout. 25 de mayo de 2018, de eMedicineHealth Sitio web: https://www.emedicinehealth.com/gout/article_em.htm#what_are_symptoms_and_signs_of_gout

Arthritis Foundation . (2016). What is Gout?. 25 de mayo de 2018, de Arthritis Foundation Sitio web: https://www.arthritis.org/about-arthritis/types/gout/what-is-gout.php

Arthritis Foundation . (2016). Gout Treatment. 25 de mayo de 2018, de Arthritis Foundation Sitio web: https://www.arthritis.org/about-arthritis/types/gout/treatments/types.php

NIAMS. (2016). Gout. 25 de mayo de 21018, de National Institute of Arthritis and Musculoskeletal and Skin Diseases Sitio web:https://www.niams.nih.gov/health-topics/gout#tab-risk

Suleman Bhana. (2017). Gout. 25 de mayo de 2018, de American College of Rheumatology Sitio web: https://www.rheumatology.org/I-Am-A/Patient-Caregiver/Diseases-Conditions/Gout

Theodore R. Fields. (2017). Gout: Risk Factors, Diagnosis and Treatment. 25 de mayo de 2018, de Hospital for Special Surger Sitio web: https://www.hss.edu/conditions_gout-risk-factors-diagnosis-treatment.asp

Choi, H.K., S. Liu, and G. Curhan. “Intake of Purine-Rich Foods, Protein, and Dairy Products and Relationship to Serum Levels of Uric Acid: The Third National Health and Nutrition Examination Survey.” Arthritis Rheum 52 (2005): 283-289.

Firestein, Gary S., et al. Kelley’s Textbook of Rheumatology, Ninth Edition. China: Elsevier Health, 2012.

Wortmann RL. Effective management of gout: an analogy. Am J Med. 1998 Dec; 105(6):513-4. A review article that includes the “match” analogy to help patients understand the management of the various stages of gout, seeing uric acid as matches which can be “lit” (i.e. cause inflammation), “dampened” to decrease inflammation or removed from the joint.

Baker et al: Serum uric acid and cardiovascular disease: Recent developments, and where do they leave us? Am J Med, 118:816-26, 2005. A review article concluding that uric acid is an independent risk factor for coronary disease.

¡Califica nuestro artículo!

100%
100%
¡Excelente!

Ayúdanos a mejorar. Califica nuestro artículo para que sepamos si te fue útil y es de tu agrado o bien, podamos mejorarlo para lectores futuros. ¡Gracias!

  • Clasificación de Usuarios (0 Votos)
    0
Compartir en:

Escríbenos