Qué son los juanetes

Juanetes

Ubicación de los juanetes

Los juanetes son un abultamiento óseo (de hueso) que se desarrolla en la articulación entre el dedo gordo y el pie. Los juanetes se desarrollan lentamente. La presión sobre la articulación del dedo gordo provoca que este se incline hacia el siguiente dedo. Con el tiempo la estructura normal del hueso cambia, lo que resulta en el bulto que se conoce como juanete. Esta deformidad aumentará gradualmente y puede hacer que sea doloroso usar ciertos zapatos e incluso caminar.

Cualquiera puede tener un juanete, pero son más comunes en las mujeres. Muchas mujeres utilizan zapatos ajustados que aprietan los dedos de los pies. Debido a esto, es más probable que se desarrolle un juanete, que empeore y que cause dolor.

Los tacones pueden agravar el problema porque al usarlos, las mujeres inclinan el peso del cuerpo hacia adelante forzando los dedos de los pies contra la parte delantera del zapato. Esto ayuda a entender por qué los juanetes son 10 veces más comunes en mujeres que en hombres.

En la mayoría de los casos el dolor del juanete se alivia con el uso de zapatos amplios, con espacio adecuado para los dedos. Otros tratamientos simples ayudan a reducir la presión en el dedo gordo del pie.

Anatomía del pie

El dedo gordo se compone de dos articulaciones. La más grande de las dos es la articulación metatarsofalángica (MTF), donde el primer hueso largo del pie (metatarsiano) se encuentra con el primer hueso del dedo (falange). Los juanetes se desarrollan en la articulación MTF.

Causas de los juanetes

Los juanetes generalmente se considera de origen genético. Ocurren debido a la estructura defectuosa del pie que es heredada. Algunas condiciones que contribuyen al desarrollo de juanetes incluyen:

  • Pie plano
  • Ligamentos excesivamente flexibles
  • Estructura ósea anormal

Algunos expertos creen que los zapatos que no ajustan correctamente causan juanetes, pero otros sostienen que los zapatos solo empeoran un problema estructural existente.

Los juanetes por lo general empeoran con el tiempo. Se pueden agravar por:

  • Zapatos apretados o muy pequeños que hacen que los dedos de los pies se amontonen y hagan presión en el dedo gordo.
  • Zapatos con tacón alto o puntiagudos. Este tipo de calzado fuerza los dedos de los pies por largos períodos de tiempo.
  • Síntomas de artritis en los pies
Tipos de artritis: Gota

Tipos de artritis

Otras condiciones o situaciones que contribuyen al desarrollo de juanetes incluyen:

  • Arcos del pie bajos
  • Articulaciones y tendones sueltos
  • Gota (forma de artritis) artritis reumatoide y artritis psoriásica
  • Ciertos trastornos del tejido conectivo, como síndrome de Marfan, síndrome de Ehlers-Danlos y el síndrome de Down
  • Lesiones en el pie
  • Algunos trastornos neuromusculares, como la parálisis cerebral y la enfermedad de Charcot-Marie-Tooth

Síntomas de los juanetes

Además del bulto visible, otros síntomas de un juanete pueden ser:

  • Dolor y sensibilidad
  • Inflamación y enrojecimiento
  • Piel endurecida en la planta del pie
  • Callos en la protuberancia
  • Rigidez y movimiento restringido en el dedo gordo
  • Dificultad al caminar

Centro de ortopedia integral. Regístrate y obtén una consulta de valoración a un precio especial, clic aquí  

Consulta de valoración ortopédica con un precio especial

Recibe atención personalizada por un experto y evita complicaciones

Diagnóstico de los juanetes

En la mayoría de los casos un doctor puede diagnosticar un juanete a través de una inspección física, ya que muchos de los signos están presentes de forma externa. Durante la examinación el doctor puede pedir que el paciente mueva el dedo hacia delante y hacia atrás para comprobar el movimiento limitado.

Es posible que el médico ordene una radiografía si se sospecha de alguna lesión o deformidad. Una radiografía puede dar detalles de la gravedad del juanete e identificar su causa. Realizar análisis de sangre también puede ser necesario para descartar artritis.

radiografía de juaneteUn especialista (podiatra) puede realizar el diagnóstico del juanete preguntando sobre los síntomas del paciente. También examinará el pie y puede solicitar que el paciente camine para observar cómo afecta el juanete la forma de caminar.

Tratamiento de los juanetes

El uso de calzado apropiado, de plantillas (órtesis) y almohadillas, así como tomar analgésicos, puede ayudar a aliviar los síntomas de un juanete. Sin embargo, no siempre evitarán que el juanete empeore. Si se tiene dolor severo en un juanete, puede ser necesaria una cirugía para corregirlo.

Si sabes que tienes un juanete o crees tenerlo, y las molestias van en aumento, es importante buscar atención médica.

Almohadillas

Las almohadillas pueden amortiguar el área cerca del juanete. Pero primero es recomendable consultarlo con el médico o probar la almohadilla por un periodo breve para ver si ayuda. Si el tamaño de la almohadilla es incorrecto, puede agregar presión y causar más problemas.

Compresas de hielo

Para aliviar la hinchazón y el dolor, se puede envolver hielo picado en una toalla y colocarlo en el juanete. Debe asegurarse de no dejarlo por más de 20 minutos, ya que puede causar quemaduras debido a que el pie tiene menos tejido y músculo que otras partes del cuerpo. Si se tiene daño nervioso o problemas de circulación, debe hablar con su médico antes de ponerse una compresa de hielo en los pies.

Medicinas

Se puede tomar medicamentos de venta libre como ibuprofeno y paracetamol para ayudar a aliviar el dolor y la inflamación de un juanete. Se debe procurar leer siempre la etiqueta del medicamento y consultar al farmacéutico si se tiene dudas.

En caso de tener un juanete causado por artritis, el doctor puede prescribir medicamentos para tratarlo. Por ejemplo, el doctor puede recomendar una inyección de esteroides en la articulación del dedo del pie. Esta también puede ser una opción si no se padece artritis pero se tiene dolor severo en el juanete.

Cirugía de juanete

Si los tratamientos conservadores no han ayudado a aliviar las molestias causadas por un juanete, se puede considerar una cirugía. El doctor puede referir al paciente a un ortopedista o podiatra para ver si esta es una opción. El doctor puede sugerir una cirugía si:

  • El juanete es realmente doloroso y está empeorando
  • El dedo contiguo también se ve afectado por el juanete
  • Se tiene dificultad para encontrar zapatos que ajusten
  • El juanete está afectando severamente la vida cotidiana

La cirugía para corregir un juanete se llama bunionectomía, aunque se le conoce como extirpación de juanete. Existen muchos tipos de esta operación. La más simple consiste en remover el pedazo del hueso que sobresale. Las cirugías más complicadas consisten en corregir la alineación del dedo gordo del pie. El tipo de cirugía que requiera cada paciente dependerá de qué tan severo es el juanete y de si tiene artritis o no.

Infografía: complicaciones en los juanetes

Complicaciones de los juanetes

La articulación metatarsofalángica ayuda a soportar y distribuir el peso durante diversas actividades. Una deformidad en esta importante unión de los huesos, tendones y ligamentos, puede dañar seriamente la función del pie. Por un lado, un juanete en el dedo gordo del pie puede causar daño a los otros dedos. Pero adicionalmente, debido a la presión del dedo gordo se pueden desarrollar callos o doblarse los dedos, lo que puede producir dedos en martillo.

Las uñas pueden encarnarse y en la parte inferior del pie formarse callos. A medida que la articulación deformada se vuelve más incómoda y más difícil de ajustar en los zapatos, es posible que se tenga que restringir el ejercicio y otras actividades. Incluso caminar puede volverse difícil.

Especialmente en mujeres mayores, los trastornos del pie son una causa mayor de discapacidad e inactividad. Las mujeres de edad avanzada son más propensas a desarrollar juanetes a medida que envejecen. Cuanto más severos son los juanetes, menor es su calidad de vida. Se debe consultar a un médico si el dolor y la deformidad interfieren con la rutina diaria y la actividad física.

Aunque no siempre causan problemas, los juanetes son permanentes a menos que se corrija de manera quirúrgica. Otras posibles complicaciones que se pueden presentar a causa de un juanete son las siguientes:

  • Bursitis: esta dolorosa condición ocurre cuando se inflaman las pequeñas almohadillas rellenas de líquido (bolsas) que amortiguan los huesos, tendones y músculos cerca de las articulaciones.
  • Dedo en martillo: es una curvatura anormal que sucede a la mitad de la articulación de un dedo del pie, generalmente en el dedo que se encuentra junto al dedo gordo. Puede causar dolor y presión.
  • Metatarsalgia: condición que causa dolor e inflamación en la bola del pie.

Prevención de los juanetes

Se puede reducir el riesgo de desarrollar un juanete al usar el calzado apropiado. Se debe consultar con un especialista sobre qué tipo de calzado usar. Es probable que le aconsejen utilizar zapatos con las siguientes características:

  • Que sean lo suficientemente amplios para que no haya ninguna presión sobre las articulaciones a los costados del pie. De esta manera se podrá mover cómodamente los pies.
  • Que tengan un tacón menor de cinco centímetros, para evitar la presión hacia el frente.
  • Con cierres ajustables como agujetas o hebillas que puedan mantener el pie de manera cómoda dentro del zapato.

Usar zapatos que ajusten bien es una manera efectiva de evitar la formación de juanetes. Un calzado apropiado debe tener suficiente espacio alrededor de los dedos y debe ajustarse a la forma del pie.

Juanete de sastreJuanete de sastre

Existe un tipo juanete que se forma en el dedo pequeño del pie, aunque es menos común que el juanete en el dedo gordo. Este juanete se desarrolla en la articulación donde el dedo pequeño se une al pie. Se sabía que los sastres se sentaban en el suelo con las piernas cruzadas durante largas horas. Esto ejercía presión sobre ese lado del pie y generaba juanetes cerca del dedo chiquito.

Tu opinión es importante

Tu opinión importaNuestro objetivo en Meditip es informarte y ayudarte a tomar las mejores decisiones acerca de lo más valioso que tienes, tu salud y la de tus seres queridos. Hacemos un gran esfuerzo por presentar información de manera sencilla y fácil de entender. Ayúdanos a saber si estamos haciendo bien nuestro trabajo. Califica nuestro artículo y/o deja un breve comentario.

Fuentes

Steven L. Haddad y Stuart J. Fischer. (2016). Bunions. 16 de mayo de 2018, de American Academy of Orthopaedic Surgeons Sitio web: https://orthoinfo.aaos.org/en/diseases–conditions/bunions/

James P. Ioli. (2011). What to do about bunions. 16 de mayo de 2018, de Harvard Medical School Sitio web: https://www.health.harvard.edu/diseases-and-conditions/what-to-do-about-bunions

The Healthline Editorial Team. (2017). Bunions. 16 de mayo de 2018, de Healthline Sitio web: https://www.healthline.com/health/bunions

Joseph Bennington-Castro y Sanjai Sinha. (2016). What Is a Bunion?. 16 de mayo de 2018, de Everyday Health Sitio web: https://www.everydayhealth.com/bunion/guide/

Mayo Clinic Staff. (2017). Bunions. 16 de mayo de 2018, de Mayo Clinic Sitio web: https://www.mayoclinic.org/diseases-conditions/bunions/symptoms-causes/syc-20354799

Melinda Ratini. (2017). All About Bunions. 16 de mayo de 2018, de WebMD Sitio web: https://www.webmd.com/skin-problems-and-treatments/ss/slideshow-about-bunions

National Center for Biotechnology Information. (2017). Bunion. 16 de mayo de 2018, de National Center for Biotechnology Information Sitio web: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmedhealth/PMHT0025483/

American College of Foot and Ankle Surgeons. (2017). Bunion Deformity. 16 de mayo de 2018, de American College of Foot and Ankle Surgeons Sitio web: https://www.acfas.org/Media/Media-Resources/Bunion-Deformity/

American Podiatric Medical Association. (2017). Bunions. 16 de mayo de 2018, de American Podiatric Medical Association Sitio web: https://www.apma.org/Patients/FootHealth.cfm?ItemNumber=979

Kieran T. Mahan. (1987). Juvenile and Adolescent Hallux Valgus. 16 de mayo de 2018, de The Podiatry Institute Sitio web: https://www.podiatryinstitute.com/pdfs/Update_1987/1987_17.pdf

¡Califica nuestro artículo!

100%
100%
Excelente

Ayúdanos a mejorar. Califica nuestro artículo para que sepamos si te fue útil y es de tu agrado o bien, podamos mejorarlo para lectores futuros. ¡Gracias!

  • Clasificación de Usuarios (0 Votos)
    0
Compartir en:

Escríbenos