Qué es la diarrea aguda

Todos conocemos de manera empírica lo que es la diarrea. La diarrea es un trastorno gastrointestinal que causa alteraciones en las deposiciones, como heces sueltas o acuosas. Es muy común experimentar diarrea en algún punto. Si estos episodios duran poco tiempo se consideran agudos. Este tiempo puede ir desde unos días hasta dos o tres semanas. La diarrea aguda, la mayoría de las ocasiones, se debe a una infección. Esta puede verse como una respuesta protectora frente a una variedad de agresiones intestinales (bacterias, toxinas y demás agentes infecciosos). Sin embargo, la diarrea de muchos días o diarrea crónica, la mayoría de las veces es anormal y perjudicial.

Qué es la diarrea crónica

La literatura médica considera diarrea crónica a aquella que persiste durante más de cuatro semanas. En ocasiones esta duración puede ser intermitente. La diarrea aguda o a corto plazo no se considera grave. Sin embargo, cuando este malestar se convierte en diarrea de muchos días, puede indicar la presencia de otras enfermedades. La diarrea de muchos días puede resultar en problemas mayores si no se trata de manera oportuna y adecuada. Por lo tanto, es importante comprender la causa de este tipo de diarrea y tratar cualquier condición subyacente que la pueda estar provocando.

La absorción de líquidos (agua y secreciones) por parte de los intestinos y la diarreaA grandes rasgos, la diarrea tiene que ver con el transporte y la absorción de agua en el intestino. En condiciones normales, el intestino delgado y el colon absorben el 99% de los líquidos procedentes no solo de la ingesta, sino de las secreciones endógenas salivares, gástricas, hepatobiliares y pancreáticas. Esto equivale más o menos a 10 litros de líquidos al día. La diarrea se presenta cuando existe una alteración de este balance. Basta con que la absorción de agua se reduzca tan solo 1% para que se desencadene un episodio de diarrea.

Algunos estudios han reportado que en los trastornos diarreicos, el transporte de iones se comporta de manera diferente. Con base en esta diferencia, la diarrea se ha clasificado como osmótica o secretora, de acuerdo a la concentración de electrolitos en las heces. Si hay una diferencia sustancial entre la concentración de partículas de sodio y potasio en las heces, la diarrea es osmótica. De lo contrario, es secretora. Esta es una diferencia útil para los médicos y análisis de laboratorio.

Malabsorción

Otros análisis han optado por establecer otro tipo de evaluación más informativa para el paciente. Esto tiene que ver con un fenómeno llamado malabsorción. Dicho fenómeno tiene que ver con la dieta y, como su nombre lo dice, con la inadecuada absorción de los nutrientes.

Para ello, se evalúa el efecto del ayuno en la diarrea. Cuando la diarrea se detiene con el ayuno, es probable que la causa sea un nutriente de la dieta. Si la diarrea persiste, se descarta que la causa tenga que ver con un nutriente dietético. En el primer caso, es la malabsorción de carbohidratos, grasas o ambos, la causante de la diarrea.

Una de las causas más comunes de malabsorción de carbohidratos es la intolerancia a la lactosa, seguida de la deficiencia primaria de lactosa. Además de esta última, existen varios trastornos de malabsorción de carbohidratos menos comunes, como la deficiencia de isomaltasa.

Si la malabsorción de carbohidratos no es la causa de la diarrea osmótica, es indispensable determinar si se trata de un caso de esteatorrea. La esteatorrea es la presencia de lípidos (grasas) en las heces. A veces esto se debe a que no fueron bien metabolizados durante la digestión.

Es importante diferenciar la malabsorción de la maldigestión. Se trata de dos cosas distintas. La malabsorción es una alteración en la absorción mucosa de los nutrientes. Por otro lado, en la maldigestión, la alteración sucede en la hidrólisis de los nutrientes. La hidrólisis es el nombre del proceso químico de la digestión. Es decir, la acción de las moléculas de agua de romper los enlaces de otras sustancias como azúcares, proteínas, carbohidratos, etc.

Síntomas de la diarrea

El síntoma principal de la diarrea es el cambio de consistencia de las deposiciones a estado acuoso o anormal. Así como la sensación de urgencia intestinal. Otros síntomas pueden incluir:

  • Calambres abdominales
  • Hinchazón
  • Náusea
  • Fiebre
  • Pérdida de peso

Mujer con sensación de urgencia y dolor, factores que suelen acompañar a la diarrea de muchos días

Causas de la diarrea

Cuando la diarrea es causada por un agente infeccioso puede ser debido a:

  • Parásitos (por ejemplo, Cryptosporidium, Cyclospora, Entamoeba histolytica, Giardia, Microsporidia)
  • Bacterias (por ejemplo, Aeromonas, Campylobacter, Clostridium difficile, E. Coli, Plesiomonas, Salmonella, Shigella)
  • Virus (por ejemplo, Norovirus, Rotavirus)
  • Episodios de origen desconocido pero que aún así se considera infecciosos (como la Diarrea Brainerd)

Cuáles pueden ser las causas de la diarrea de muchos días

Por otro lado, la diarrea de muchos días o crónica no causada por una infección puede ser consecuencia de otros fenómenos o afecciones en alguna otra parte del cuerpo, tales como:

  • Trastornos del páncreas (como pancreatitis crónica, deficiencias de enzimas pancreáticas, fibrosis quística)
  • Trastornos intestinales (por ejemplo, colitis, enfermedad de Crohn, síndrome del intestino irritable, enfermedad celiaca)
  • Medicamentos (como antibióticos, laxantes)
  • Intolerancia a ciertos alimentos y aditivos alimentarios (por ejemplo, proteína de soja, leche de vaca, sorbitol, fructosa, olestra)
  • Trastornos de la tiroides (como hipertiroidismo)
  • Cirugía previa o radiación del abdomen o tracto gastrointestinal
  • Tumores
  • Flujo sanguíneo reducido al intestino
  • Función inmune alterada (por ejemplo, deficiencias de inmunoglobulina, SIDA, enfermedad autoinmune)
  • Trastornos hereditarios (por ejemplo, fibrosis quística, deficiencias enzimáticas)

La diarrea aguda, a diferencia de la diarrea crónica, normalmente es causada por agentes infecciososCómo diagnosticar la causa específica de la diarrea crónica

Sufrir diarrea crónica puede ser muy desesperante para quien la padece, así como limitante. Sobre todo si esta se va y regresa, y no sabemos por qué. No es recomendable acostumbrarse a vivir así y pensar solo que tenemos un estómago delicado.

Ya mencionamos que una diarrea de muchos días puede esconder una complicación más seria. Pero hay que tomar en cuenta que la mayoría de estas afecciones puede atenderse. Para ello es necesario acudir con un médico, en específico un gastroenterólogo.

Para establecer un diagnóstico acertado lo más probable es que sea necesario hacer estudios. El médico debe conocer su historial médico y síntomas para determinar qué tipo de pruebas debe realizarse. Las pruebas iniciales suelen ser de sangre y de heces.

Prueba de heces

Este examen consiste en realizar un cultivo para determinar qué bacterias, parásitos o virus están causando la diarrea. Generalmente se recolecta tres o más muestras de heces y se examina. A veces se requiere pruebas especiales para diagnosticar algunos parásitos. Pueden ser necesarios análisis más específicos cuando la diarrea va acompañada de dolor o sangre.

Por otro lado, cuando un cultivo no revela la causa de la diarrea de muchos días, se sugiere realizar pruebas de imagen. Las pruebas de imagen examinarán los órganos en busca de problemas. Los exámenes de imagen pueden ser una ecografía, tomografía computarizada del abdomen, rayos x o endoscopía.

Endoscopía

Existen diversos tipos de endoscopías. Una endoscopía es un procedimiento que examina el aspecto interno de los órganos y permite al médico ver el estado de estos en busca de anomalías. A través de un tubo visor llamado endoscopio, el cual tiene una cámara diminuta en un extremo, el médico observa los tejidos, paredes, conductos u órganos huecos. El endoscopio se introduce a través de la boca o el recto. Los tipos de endoscopía reciben su nombre a partir de los órganos que observan. Estos procedimientos pueden diagnosticar problemas con el revestimiento del estómago, esófago, duodeno, intestinos, páncreas y colon. En el caso del sistema digestivo, el médico podría requerir hacer alguna de las siguientes:

  • Colonoscopía y sigmoidoscopía: Intestino grueso
  • Laparoscopía: Abdomen o pelvis
  • Endoscopía gastrointestinal superior: esófago y estómago

Imágenes de colonoscopía a un colon sano y un colon irritado

Cómo se trata la diarrea crónica

El tratamiento de la diarrea se determina por la causa o causas puntuales que los estudios indiquen. La interpretación del médico y sus recomendaciones también debe tomarse en cuenta. La diarrea de origen infeccioso puede tratarse con antibióticos o antidiarreicos, tales como Codeina, Loperamida o Difenoxilato.

Sin embargo, como vimos antes, la diarrea de muchos días que no tiene un origen infeccioso es más difícil de diagnosticar y, por lo tanto, también de tratar. En estos casos puede ser necesario un tratamiento médico a largo plazo y apoyo nutricional. En casos especiales, es posible que se requiera cirugía para tratar algunas causas de diarrea crónica. Por otro lado, cuando se presenta diarrea de muchos días, siempre es bueno seguir estas recomendaciones que pueden ayudar a aliviar los síntomas:

  • Mantenerse bien hidratado. Pueden ocurrir serios problemas de salud si el cuerpo no mantiene los niveles adecuados de líquidos. La diarrea puede empeorar y se puede requerir hospitalización si se produce deshidratación.
  • Mantener una dieta sana y balanceada puede ayudar a acelerar la recuperación. En la medida de lo posible, debe evitarse alimentos irritantes y grasosos.
  • Evitar bebidas que contienen cafeína, como el té, el café y refrescos.
  • Evitar el alcohol, pues además de irritante, puede conducir a la deshidratación.

Estilo de vida y dieta

Cuando vemos afectada nuestra salud de manera crónica, casi siempre estamos dispuestos a hacer cambios en nuestra vida para mejorar. Esto siempre incluye la manera en que nos alimentamos. Es necesario intentar ser más conscientes sobre qué y cuánto comemos. Así como estar atentos al propio organismo y ver cómo reacciona. Para esto es útil mantener un diario de alimentos para ayudar a determinar si la dieta es un factor subyacente en la diarrea crónica. Se recomienda registrar todas las comidas y tomar nota de cualquier cambio de los síntomas.

Después de algunas semanas, es posible que se pueda identificar alimentos que desencadenan la diarrea. Si es así, se recomienda eliminar estos alimentos de la dieta para ver si sus síntomas mejoran. Por ejemplo, la diarrea puede detenerse o mejorar de manera significativa después de suspender el consumo de gluten, edulcorantes artificiales o productos lácteos. También puede ser útil eliminar ciertas verduras, frutas y frijoles de la dieta. Algunas otras recomendaciones generales en torno a la alimentación son:

  • Evitar la cafeína y las bebidas alcohólicas
  • Comer alimentos bajos en fibra
  • Beber líquidos claros para prevenir la deshidratación
  • Controlar las porciones de comida para evitar comer en exceso

Cómo se transmiten las infecciones que pueden causar diarrea crónica

Las infecciones que pueden causar diarrea crónica se pueden transmitir y esto puede suceder al ingerir alimentos o líquidos, o al tocar objetos contaminados con heces. Por otro lado, la diarrea crónica no causada por una infección no se puede transmitir a otras personas.

Cómo prevenir episodios de diarrea

La diarrea de muchos días causada por una condición médica subyacente no siempre se puede prevenir. Sin embargo, siempre es útil tomar en cuenta algunas consideraciones básicas para prevenir la diarrea infecciosa.

  • Beber siempre agua limpia y segura
  • Mantener una buena higiene de manos, como lavarse manos con agua y jabón antes de manipular alimentos y después de usar el baño o cambiar un pañal
  • Utilizar técnicas adecuadas de manipulación y preparación de alimentos
  • Evitar comer en lugares poco higiénicos
  • Limpiar bien la carne antes de cocinarla
  • Cocinar bien la carne
  • Limpiar las superficies de la cocina para evitar contaminación

Tu opinión es importante Tu opinión importa

Nuestro objetivo en Meditip es informarte y ayudarte a tomar las mejores decisiones acerca de lo más valioso que tienes, tu salud y la de tus seres queridos. Hacemos un gran esfuerzo por presentar información de manera sencilla y fácil de entender. Ayúdanos a saber si estamos haciendo bien nuestro trabajo. Califica nuestro artículo y/o deja un breve comentario.

Fuentes

Binder, H.  (2006). Causes of Chronic Diarrhea. 2 de enero de 2020, de The New England Journal of Medicine Sitio web: https://www.nejm.org/doi/full/10.1056/NEJMp068124

Haaba, S. (2000). Chronic Diarrhea: Identifying A New Syndrome. 3 de enero de 2020, de American Journal of Gastroenterology Sitio web: https://journals.lww.com/ajg/Citation/2000/08000/Chronic_Diarrhea__Identifying_A_New_Syndrome.67.aspx

Higuera, V.  (2017). Chronic Diarrhea. 3 de enero de 2020, de Healthline Sitio web: https://www.healthline.com/health/diarrhea/chronic-diarrhea

Lamont, T. (2018). Patient education: Chronic diarrhea in adults (Beyond the Basics). 2 de enero de 2020, de American Journal of Gastroenterology Sitio web: https://www.uptodate.com/contents/chronic-diarrhea-in-adults-beyond-the-basics

Share.

Leave A Reply