Qué es una biometría hemática

La biometría hemática es probablemente el análisis clínico más frecuente en el mundo y hay una razón para ello. La biometría hemática o conteo sanguíneo completo es una prueba sencilla que detecta ciertas enfermedades y factores de riesgo para la salud. La prueba determina si hay un incremento o disminución de células sanguíneas. Los niveles de este conteo dependen de edad y género.

Glóbulos rojosEn el laboratorio te indicarán el rango de valores normales según los factores antes mencionados. Además, esta prueba ayuda a diagnosticar una amplia gama de condiciones que van desde la anemia hasta el cáncer.

Para entender qué es una biometría hemática, es importante saber que la sangre está compuesta de dos partes principales: plasma y elementos celulares. El plasma es la parte líquida de la sangre y permite que la sangre fluya fácilmente. La otra parte de la sangre consiste en células sanguíneas.

Identificar y medir los cambios en las células sanguíneas ayudan a evaluar la salud en general y detectar enfermedades.

Tipos de células en la sangre

Glóbulos rojos: estas células transportan oxígeno por el cuerpo y eliminan el dióxido de carbono. La biometría hemática mide dos componentes de los glóbulos rojos:

  • Hemoglobina: proteína que transporta el oxígeno
  • Hematocrito: el porcentaje de glóbulos rojos en la sangre

Los niveles bajos de estos dos componentes en ocasiones son señales de anemia. Esta es una condición que ocurre cuando la sangre tiene deficiencia de hierro. Los glóbulos rojos también reciben el nombre de eritrocitos.

Glóbulos blancos: estas células ayudan al cuerpo a combatir infecciones. Una biometría hemática mide el número y tipos de glóbulos blancos en el cuerpo. El crecimiento o disminución anormal de glóbulos blancos es una señal de infección, inflamación u otros padecimientos. Los glóbulos blancos también reciben el nombre de leucocitos.

Plaquetas: estas células ayudan a la sangre a coagular y controlar el sangrado. Cuando una herida deja de sangrar, es porque las plaquetas hicieron su trabajo. El cambio significativo en los niveles de plaquetas pone a una personas en riesgo de desangrarse y puede ser señal de una condición médica severa. Las plaquetas también reciben el nombre de trombocitos.

Importancia de la biometría hemática

Un médico puede ordenar la prueba por diferentes razones. Una de ellas es una evaluación de rutina, como prueba de seguimiento o control de un tratamiento. Además, se realiza como parte de una evaluación de los síntomas del paciente. Por ejemplo, el conteo alto de glóbulos blancos (o leucocitosis) puede significar una infección o un crecimiento anormal de tejido. Un conteo bajo de leucocitos (leucopenia) puede indicar un problema de la médula ósea o una reacción a medicamentos, incluidos los de las quimioterapias.

LeucocitosEl médico ordena que después de la prueba, se realice un conteo de glóbulos blancos para monitorear la respuesta a un tratamiento para una infección. Los componentes en el diferencial del recuento de leucocitos tienen funciones específicas. Si estos se modifican, pueden proporcionar pistas para condiciones específicas.

Un conteo bajo de glóbulos rojos o de hemoglobina sugiere anemia, misma que puede tener muchas causas. Las posibles causas de un recuento alto de glóbulos rojos o hemoglobina (eritrocitosis) incluyen enfermedad en la médula ósea o niveles bajos de oxígeno en la sangre (hipoxia).

Un bajo recuento de plaquetas (trombocitopenia) puede deberse a problemas en la médula ósea, algunos medicamentos, el consumo excesivo de alcohol, problemas inmunológicos y genéticos, enfermedad hepática avanzada u otros. Un recuento alto de plaquetas (trombocitosis) apunta a un problema de inflamación severa u otras condiciones de la sangre.

Por qué solicitar una biometría hemática

La biometría hemática es una examen de sangre común y es solicitado por varias razones.

Revisar la salud en general: el doctor recomienda esta prueba como parte de una examinación médica de rutina. Con esta busca evaluar la salud y detectar una variedad de enfermedades tales como anemia o leucemia.

Diagnosticar alguna condición médica: en caso de experimentar debilidad, fatiga, fiebre, inflamación, hematomas o sangrado, es sugerida la biometría hemática. La prueba ayuda a diagnosticar la causas de esos síntomas. Sí el doctor sospecha de una infección, esta prueba también ayuda a confirmar el diagnóstico.

Controlar una enfermedad: en caso de ser diagnosticado con un desorden que afecta el conteo de células en la sangre, el doctor utiliza esta prueba para controlar la condición.

Controlar un tratamiento médico: una biometría hemática es útil para controlar la salud en caso de tomar medicamentos que afecten el conteo de células sanguíneas. Por ejemplo, en el tratamiento del hipertiroidismo, una disminución significativa de los leucocitos, puede apuntar a una reacción no deseada del tratamiento que requiere atención inmediata.

Procedimiento de una biometría hemática

Como cualquier prueba que necesita extracción de sangre, la biometría hemática resulta mínimamente incómoda. En un laboratorio, un técnico (enfermero) extrae sangre de la vena, generalmente de la parte interior del codo o muñeca. La prueba solo toma unos minutos y se sigue una serie de pasos:

  1. Limpiar la piel con una toalla antiséptica
  2. Colocar una banda elástica o torniquete en el brazo para ayudar a la vena a concentrar la sangre
  3. Insertar la aguja en la vena y recoger la muestra de sangre en uno o más tubos
  4. Retirar la banda elástica o torniquete
  5. Cubrir el área con un pequeño vendaje o algodón para detener el sangrado
  6. Etiquetar la muestra y enviarla para su análisis

Algunas personas sienten mareos o aturdimiento, además de presentar moretones pequeños en la zona de extracción. Estos síntomas a menudo desaparecen en cuestión de uno o dos días. La mayoría de los resultados están disponibles unas horas después o al siguiente día.

En el caso de bebés, una enfermera esteriliza el talón y usa una pequeña aguja llamada lanceta para pinchar el área. Después presiona suavemente el sitio y recoge una pequeña cantidad de sangre en un tubo para las pruebas.

Procedimiento para realizar una biometría hemática

Análisis de la biometría hemática en laboratorio

La muestra extraída para una biometría hemática se analiza en un laboratorio médico. Dicho análisis se realiza de manera rutinaria y confiable por máquinas en la mayoría de laboratorios. Una pequeña muestra de sangre extraída es introducida a la máquina y en cuestión de minutos los valores de los componentes se muestran e imprimen para su revisión. A este se le llama recuento diferencial  automatizado.

El método convencional para analizar estos datos es mediante la obtención de una pequeña muestra de la sangre recolectada. La muestra se coloca en un portaobjetos de vidrio para su revisión visual con microscopio. Esto lo hace generalmente un técnico de laboratorio capacitado o un doctor. Dicho método se usa ampliamente cuando los resultados de la biometría hemática necesitan una revisión adicional. El objetivo es confirmar ciertos valores anormales o si se quiere observar cómo trabajan las células sanguíneas. Por ejemplo, si existen características anormales que no son reportadas por el recuento diferencial automatizado. A esta prueba se le llama recuento diferencial manual.

La biometría hemática no es el examen definitivo

Dependiendo de la razón por la cual el doctor recomienda esta prueba, los resultados fuera del rango normal pueden o no requerir un seguimiento. El médico necesita examinar los resultados de la biometría hemática junto con los resultados de otros exámenes de sangre, como la química sanguínea. En ocasiones son requeridas pruebas adicionales.

Por ejemplo, en caso de no tener síntomas o señales de alguna enfermedad, los resultados ligeramente fuera del rango en la biometría hemática no son causa de preocupación. En caso de recibir tratamiento para el cáncer y tener resultados fuera de rango, puede ser necesario cambiar el tratamiento.

En algunos casos, si los resultados son significativamente altos o bajos, es probable que el paciente sea referido con un especialista de enfermedades de la sangre (hematólogo).

La importancia de la atención médica

Si tú o alguien cercano a ti experimenta incomodidad, dolor o cualquier síntoma de enfermedad, vale la pena buscar atención médica, sobre todo cuando las molestias no desaparecen con el paso del tiempo. Actuar a tiempo con frecuencia es la mejor acción médica que se puede tomar.

Tu opinión es importante

Tu opinión importaNuestro objetivo en Meditip es informarte y ayudarte a tomar las mejores decisiones acerca de lo más valioso que tienes, tu salud y la de tus seres queridos. Hacemos un gran esfuerzo por presentar información de manera sencilla y fácil de entender. Ayúdanos a saber si estamos haciendo bien nuestro trabajo. Califica nuestro artículo y/o deja un breve comentario.

Fuentes

Mayo Clinic Staff. (2018). Complete blood count (CBC). 13 de marzo de 2018, de Mayo Clinic Sitio web: https://www.mayoclinic.org/tests-procedures/complete-blood-count/about/pac-20384919

Nabili, S.. (2017). Complete Blood Count (CBC). 13 de marzo de 2018, de EMedicine Health Sitio web: https://www.emedicinehealth.com/complete_blood_count_cbc/article_em.htm#components_of_complete_blood_count

Nabili, S.. (2016). Complete Blood Count (CBC). 13 de marzo de 2018, de MedicineNet Sitio web: https://www.medicinenet.com/complete_blood_count/article.htm

Moores, D.. (2012). Complete Blood Count (CBC). 13 de marzo de 2018, de Healthline Sitio web: https://www.healthline.com/health/cbc#procedure

WebMD Medical Reference. (2016). What Is a Complete Blood Count?. 13 de marzo de 2018, de WebMD Sitio web: https://www.webmd.com/a-to-z-guides/complete-blood-count#1

¡Califica nuestro artículo!

100%
100%
¡Excelente!

Ayúdanos a mejorar. Califica nuestro artículo para que sepamos si te fue útil y es de tu agrado o bien, podamos mejorarlo para lectores futuros. ¡Gracias!

  • Clasificación de Usuarios (0 Votos)
    0
Compartir en:

Escríbenos