Qué es el dengue

El dengue es una enfermedad viral que es transmitida por la picadura de mosquito. Este tipo de mosquito también es capaz de transmitir el virus del Zika, fiebre amarilla y chikungunya. La infección es epidémica principalmente en países de Latinoamérica, islas del Pacífico y en el sudeste de Asia. En Estados Unidos son raros los casos y en Europa son casi nulos. Esto debido a que en las zonas prevalecen climas húmedos y tropicales, lluvias constantes y urbanización no planeada. En los últimos años, el riesgo aumentó al punto de que la mitad de la población mundial puede estar en riesgo de infectarse y padecer los síntomas del dengue.

Síntomas del dengue: serotipos del dengueAl igual que la fiebre amarilla, no es contagiable de persona a persona. Su transmisión sólo se puede presentar de humano a mosquito y de mosquito a humano. Como se mencionó anteriormente, la mayoría de los casos de dengue se da en zonas tropicales y cualquier persona puede resultar infectada.

La fiebre hemorrágica del dengue, también llamada dengue severo, fue reconocida en 1950 durante una epidemia en Filipinas y Tailandia. Ahora afecta a gran parte de Asia y Latinoamérica. Por desgracia, se ha convertido en una de las causas principales de hospitalización y muerte de niños y adultos.

Desde que se reconoció por primera vez, han sido descubiertos cuatro serotipos (DEN-1, DEN-2, DEN-3 y DEN-4). Es especialmente relevante saber que, al recuperarse de una infección de alguno de estos tipos, se proporcionará inmunidad vitalicia. Sin embargo, la inmunidad a otros serotipos será parcial o temporal. La infecciones subsecuentes de otros, probablemente causen peores síntomas del dengue o fiebre hemorrágica.

Un estudio avalado por la OMS, estima que aproximadamente 3, 900 millones de personas en 128 países, están en riesgo de infección.

Síntomas del dengue

Los síntomas del dengue se caracterizan por ser parecidos a la gripe y a otras enfermedades. Raramente esta enfermedad causa la muerte. Sin embargo, su prevención y el diagnóstico oportuno puede evitar complicaciones.

Los síntomas del dengue son similares a los detectados en enfermedades también transmitidas por mosquito. Esta enfermedad también es conocida como “rompe huesos”, debido al dolor que provoca en músculos y articulaciones.

Síntomas del dengue: primeros síntomas del dengue

Algunos síntomas del dengue suelen durar de dos a siete días, después de un período de incubación. Este período va de cuatro a 10 días después de la picadura del mosquito infectado.

Los síntomas de precaución de la fiebre hemorrágica por dengue se manifiestan de tres a siete días después de los primeros síntomas. Estos se acompañan de la disminución de fiebre. La mortalidad de esta enfermedad se debe a complicaciones no atendidas oportunamente. Es fundamental acudir de forma inmediata si se presentan algunos de los siguientes síntomas del dengue:

Síntomas del dengue: complicaciones

Las 24 a 48 horas después de la aparición de los primeros síntomas del dengue son vitales para curarlo, ya que el peligro de complicaciones y muerte es latente.

El Síndrome de choque por dengue se caracteriza por tener sangrado excesivo, así como la aparición de petequias. Las petequias son pequeñas lesiones de color rojo. Estas se forman por extravasación de un número pequeño de eritrocitos cuando se daña un capilar. Además de eso, aparecen manchas más grandes de sangre debajo de la piel llamadas equimosis. Las lesiones menores pueden causar sangrado. Este choque puede causar la muerte dentro de 12 a 24 horas.

Diagnóstico del dengue

El diagnóstico directo se realiza a partir de los síntomas del dengue. Esto es fundamental para combatirlos de manera eficiente. Sin embargo, existe un diagnóstico más detallado del virus.

El virus puede diagnosticarse de diferentes maneras: aislamiento del virus, por pruebas serológicas o métodos moleculares. El diagnóstico de la infección aguda (continua) o reciente puede establecerse mediante pruebas de muestras de suero. Estas se deben realizar durante los primeros cinco días de síntomas del dengue y en fase de convalecencia temprana (más de cinco días de síntomas).

Síntomas del dengue: pruebas serológicasLa infección aguda se confirma cuando al aislar el virus a partir de muestras de tejido sérico o una autopsia. También se puede identificar el genoma específico del virus del dengue mediante la reacción en cadena de polimerasa con transcriptasa inversa (RT-PCR). Esta prueba consiste en hacer copias del ADN a partir de suero o plasma, líquido cefalorraquídeo o tejido de autopsia.

Métodos como este se utilizan ampliamente para detectar genes virales de dengue en muestras de suero en fase aguda. Esta detección coincide con la viremia (fase inicial de la infección en la sangre) y la fase febril del inicio de la enfermedad.

Las infecciones agudas también pueden confirmarse mediante la identificación de antígeno viral (sustancia que desencadena la actividad del sistema inmunológico). También mediante la identificación del ARN (ácido ribonucleico) del dengue en especímenes de tejido de autopsia.

Tratamiento del dengue

Aún no existe un tratamiento especial para curar la enfermedad, pero si existen cuidados y procedimientos básicos. Para empezar, se deben atacar los síntomas del dengue con medicamentos que un médico recete.

Para el dengue severo, la atención médica por parte de especialistas experimentados con los efectos y la progresión de la enfermedad puede ser vital. Esto disminuye la tasa de mortalidad de más del 20% a menos del 1%. El mantenimiento del volumen de fluido corporal del paciente es fundamental para el cuidado y la pronta recuperación.

Aunque ya se trabaja desde hace algunos años en elaborar una cura inmediata para la enfermedad, probablemente en los siguientes años, estén completamente listas y verificadas.

Prevención del dengue

A finales de 2015 y principios de 2016, se registró la primera vacuna contra el dengue en varios países para su uso en personas de 9 a 45 años que viven en zonas endémicas.

Síntomas del dengue: mosquito del dengueLa OMS recomienda que la vacuna se introduzca sólo en entornos geográficos donde haya una carga de enfermedad elevada. A la par se desarrollan vacunas atenuadas (que contienen una pequeña cantidad del virus para adaptar al sistema inmunológico) tetravalente en ensayos clínicos de fase III. Otra vacunas basadas en subunidades, ADN y plataformas de virus inactivas purificadas están en etapas tempranas.

Por el momento no existe una prevención más recomendada que evitar la picadura de mosco en zonas endémicas (donde existe riesgo de infección). Debido a esto, es importante eliminar las zonas donde se puedan asentar los mosquitos y depositar sus huevos. Todo tipo de asentamiento de agua debe limpiarse. Esto porque dichos animales suelen estar en habitar estos lugares. Usar ropa que cubra la gran parte del cuerpo o repelentes, así como insecticidas amigables dentro del hogar es una forma de prevención.

Se pueden formar comités en las comunidades en zonas de riesgo de dengue para eliminar posibles plagas. El aire acondicionado es una más de las formas efectivas para ahuyentar mosquitos. Es necesario cuidar que no haya ventanas abiertas o sin mosquiteros y que a su vez estos no estén rotos.

Cuidar a las personas infectadas que viven en el mismo hogar de no ser picadas de nuevo. Esto evitará que se propague el virus a más personas dentro y fuera de casa. Es importante evitar que los síntomas del dengue empeoren.

Estadísticas importantes

Cerca de 50 millones de personas al año se contagian de dengue, de los cuales, 22 mil mueren debido a las complicaciones de los síntomas del dengue. En su mayoría, los casos de fatalidad son niños.

La incidencia del dengue ha crecido dramáticamente en todo el mundo en las últimas décadas. Aunque el número real de casos no se reportan y otros se clasifican erróneamente, las estimaciones son alarmantes. Los números recientes indican cerca de 390 millones de infecciones por año (intervalo confiable del 95% – 284-528 millones). De estos, 96 millones (67-136 millones) se manifiestan clínicamente.

Fuentes 

Organización Mundial de la Salud. (Updated 2017). Dengue and sever dengue. 2017, de OMS Sitio web: http://www.who.int/mediacentre/factsheets/fs117/en/

Dengue Virus Net. (2017). Dengue Haemorrhagic Fever. 2017, de Dengue Virus Net Sitio web: http://www.denguevirusnet.com/dengue-haemorrhagic-fever.html

Centers for Disease Contro and Prevention. (2013). Dengue. 2017, de National Center for Emerging and Zoonotic Infectious Diseases (NCEZID), Division of Vector-Borne Diseases (DVBD) Sitio web: https://www.cdc.gov/dengue/index.html

National Institute of Allergy and Infectious Diseases. (2016). Dengue: break-bone fever or dengue fever. 2017, de MedlinePlus Sitio web: https://www.niaid.nih.gov/diseases-conditions/dengue-fever

Share.

Leave A Reply