fbpx

Las heridas y el riesgo de infección

Las cortadas y raspaduras son parte de la vida diaria. Por eso, es importante saber cómo limpiar y tratar adecuadamente las heridas menores. El objetivo de la limpieza de heridas es que no se infecten y que tengan una curación adecuada y sin complicaciones.

La piel proporciona una barrera natural a los gérmenes. Cuando tenemos una herida, esa barrera se rompe y las bacterias dañinas pueden entrar y causar una infección. Las bacterias pueden introducirse por lo que sea que haya penetrado la piel, o incluso por el movimiento de bacterias que de otro modo vivirían inofensivamente en la piel.

Una infección interrumpe el proceso de curación y puede causar una enfermedad grave. Estos son signos de una herida infectada:

  • Dolor que empeora
  • Enrojecimiento o hinchazón
  • Piel caliente alrededor de la herida
  • Mal olor procedente de la herida, incluso después de haberla limpiado
  • Cambio en el color o cantidad de exudado
  • Fiebre, escalofríos, náuseas o vómito

Si experimentas o notas algunos de los signos anteriores, tienes que acudir con un médico para que te proporcione el tratamiento adecuado.

Cómo limpiar una herida

Lávate las manos

Lávate las manos con agua y jabón o desinfectante de manos y si es posible ponte guantes de látex. Haz esto antes de tocar la herida, cortada o raspadura. Tener las manos limpias y protegidas ayuda a prevenir las infecciones.

Aplica presión suave

Se debe aplicar este paso en caso de que la herida presente sangrado.

Usa un paño limpio o una gasa esterilizada para presionar suavemente la herida hasta que deje de sangrar (es posible que los pequeños cortes y raspaduras no requieran presión).

No importa si la sangre empapa la gasa o el paño, coloca otra encima y continúa aplicando presión.

Enjuaga con agua la herida

No es necesario utilizar peróxido o productos de yodo para limpiar a fondo un simple corte o raspadura. Solo sigue estos pasos:

  • Enjuaga la herida con agua limpia para eliminar la suciedad y los residuos.
  • Usa un paño y jabón suave para limpiar alrededor de la herida. No apliques jabón directo en la herida, ya que eso puede arder y causar irritación.
  • Usa pinzas (previamente limpiadas con alcohol) para quitar la suciedad o los residuos que aún están en la herida.

Usa pinzas (previamente limpiadas con alcohol) para quitar la suciedad o los residuos que aún están en la herida.

Usa una crema o ungüento antibiótico

Los antibióticos para la piel ayudan a mantener la piel húmeda y evitan las infecciones. Sin embargo, no siempre es necesario utilizarlos en heridas menores. 

No obstante, la aplicación de una capa delgada puede estimular el proceso de curación y reducir las cicatrices. Algunas personas son alérgicas a ciertos ingredientes de estos productos. Por eso, en caso de que aparezca una erupción o un tipo de alergia en la piel, se tiene que dejar de usar la crema o el ungüento.

Aplica un vendaje o un apósito

No es necesario vendar todas las heridas. En caso de tener un rasguño o corte menor, únicamente límpialo y déjalo sanar solo. De lo contrario, coloca un vendaje antiadherente limpio y estéril sobre la herida después de limpiarla. 

Cambia la venda al menos una vez al día o cuando esté húmeda  o sucia.

En cuanto a los apósitos, se deben cambiar diario o siempre que el vendaje esté sucio o mojado. Tampoco lo cambies con demasiada frecuencia, ya que esto puede alterar la cicatrización del lecho de la herida. 

Ten mucho cuidado al cubrir cualquier cortada o herida que se encuentre en áreas que tienden a ensuciarse o tener gérmenes, como las manos o pies. También, ten en cuenta cubrir cualquier herida que roce la ropa y heridas que sean grandes.

Cuándo se debe acudir al médico

Es importante acudir al médico cuando se presentan estos síntomas y/o situaciones:

  • La herida le ocurrió a un niño menor de un año
  • El sangrado es severo o no se detiene con una presión suave
  • La herida tiene bordes irregulares
  • El corte es profundo, abierto o atraviesa una articulación
  • La herida fue causada por un objeto sucio o fue el resultado de algo que atravesó la piel
  • La herida se encuentra en la cara o en el área genital
  • No se puede limpiar adecuadamente la suciedad y los residuos de la herida
  • La herida tiene unos pocos milímetros de profundidad
  • Los lados del corte no se asientan bien juntos por sí mismos (por lo que permanece abierto)
  • La herida ocurrió mientras estabas en agua sucia y/o contaminada
  • La herida fue causada por una mordedura humana o por un animal

Los antibióticos para la piel ayudan a mantener la piel húmeda y evitan las infecciones.

Consejos para la cicatrización de heridas

Cuando tienes una herida, el cuerpo inmediatamente empezará a repararse. Primero, el cuerpo formará un coágulo de sangre en el sitio de la lesión y enviará glóbulos blancos para comenzar a limpiarlo y, así evitar que se llene de bacterias y otro tipo de partículas dañinas.

Posteriormente, comenzarán a crecer nuevas capas de piel alrededor de la herida, lo que hará que los bordes de la herida se contraigan y se cierren. Con el tiempo, se incorporarán más células cutáneas nuevas para cubrir la herida.

Estos son algunos consejos que pueden ayudar durante el proceso de cicatrización::

  • Una buena alimentación es ideal para impulsar el proceso de curación, incluidos los alimentos ricos en vitamina C que se necesitan para producir nuevas células de la piel. Come frutas y verduras frescas todos los días para proporcionar nutrientes esenciales para la curación de heridas como la vitamina A, el cobre y el zinc.
  • El ejercicio puede aumentar el flujo sanguíneo, mejorar la salud en general y, de igual forma, acelerar la cicatrización de heridas.

Sin importar la herida, lo esencial es limpiarla y proporcionarle un tratamiento adecuado durante la cicatrización. Mantente sano y cuida apropiadamente la herida para una recuperación ideal.

Icono Redes Sociales Meditip, El Portal de la Salud

¡Escríbenos y síguenos en nuestras redes sociales!

Nuestro objetivo en Meditip es informarte y ayudarte a tomar las mejores decisiones acerca de lo más valioso que tienes: tu salud y la de tus seres queridos. Hacemos un gran esfuerzo por presentar información de manera sencilla y fácil de entender. Síguenos por redes sociales y haznos saber si estamos haciendo bien nuestro trabajo. También puedes sugerirnos temas de salud de los que te gustaría aprender más.

Fuentes de consulta

Dettol. (2021). HOW TO CLEAN A WOUND. 21/20/21, de Reckitt Benckiser Sitio web: https://www.dettol.com.au/health-hygiene/personal/first-aid-and-wound-care/

Nayana Ambardekar. (2021). How Should I Clean a Wound?. 21/10/21, de WebMD Sitio web: https://www.webmd.com/first-aid/relieving-wound-pain

Compartir en:

Escríbenos