fbpx

Cómo se pueden infectar las heridas

Las heridas son propensas a infectarse porque rompen la continuidad de la piel y permiten que los organismos accedan a los tejidos y provoquen una infección. Una herida infectada es una infección causada por una lesión física de la piel como resultado de un traumatismo penetrante, ya sea causado por plantas, animales, armas de fuego, cuchillos u otros objetos capaces de abrir la piel.

Una herida infectada se da cuando los gérmenes, como las bacterias crecen dentro de la piel dañada de la herida. La infección es causada por colonización bacteriana, que se origina en la piel, las bacterias de otras partes del cuerpo o del ambiente exterior.

La bacteria más común que causa infecciones es el estafilococo dorado y otros tipos de estafilococos. En algunos casos, la infección puede extenderse a otras partes del cuerpo. Por lo tanto, es importante tratar la herida infectada cuanto antes.

Cómo prevenir la infección de una herida

Después de sufrir un corte o rasguño menor, se recomienda:

  • Lava la herida inmediatamente. Exponla al agua limpia durante varios minutos
  • Limpia la piel de alrededor de la herida con agua tibia y jabón. Si no es posible usar agua limpia, trata la herida con toallitas con alcohol
  • Deja que la piel se seque al aire libre
  • Aplica una pomada antiséptica sobre la herida
  • Protege la herida con una gasa u otro apósito adecuado
  • Mantén la herida limpia y seca durante las primeras 24 horas
  • Lávate las manos antes y después de tratar la herida
  • Cambia el apósito diario o cuando se moje o ensucie

Las personas con heridas más grandes o sangrado excesivo requerirán tratamiento médico. Un profesional de la salud puede tratar la lesión para prevenir infecciones y otras complicaciones.

La limpieza de heridas es importante para prevenir las infecciones

Factores de riesgo de las heridas

Los cortes, raspaduras y otras heridas en la piel pueden infectarse cuando las bacterias ingresan y comienzan a multiplicarse. Las bacterias pueden provenir de la piel circundante, del entorno externo o del objeto que causó la lesión. El riesgo de infección de la herida es mayor si:

  • La herida es grande, profunda o tiene un borde irregular
  • Contiene suciedad, saliva u otro tipo de partículas
  • La causa de la herida fue una mordedura de un animal u otra persona
  • La herida fue causada por un objeto sucio, oxidado o contaminado
  • Fue causada por un objeto punzante, como un clavo o un pedazo de vidrio
  • No se limpia ni se trata poco después de ocurrir
  • Ocurre en la mano, el pie, la pierna, la axila o la ingle (el área donde el abdomen se encuentra con los muslos)
  • Tienes diabetes, alcoholismo, un sistema inmunológico débil o mala circulación sanguínea
  • Falta de movilidad
  • Deficiencia de nutrientes y vitaminas

Síntomas de una herida infectada

  • Calor alrededor de la herida
  • Secreción amarilla o verde procedente de la herida
  • Los bordes de la herida parecen abrirse
  • Cambio de color o tamaño de la herida
  • Dolor, hinchazón o enrojecimiento cerca de la herida
  • La herida desprende un olor desagradable
  • Rayas rojas en la piel alrededor de la herida
  • Fiebre y escalofríos
  • Náusea
  • Vómito
  • Tejido de granulación sangrante y/o friable a pesar de la atención y el tratamiento adecuados.
  • Linfangitis, la cual es una complicación de las infecciones bacterianas. Se forma una línea roja que se origina en la herida y que provoca inflamación de los ganglios linfáticos sensibles que drenan el área afectada.

El tratamiento de cada herida depende si la infección es sistémica o localizada. El tratamiento sistémico a menudo requiere antibióticos orales. Mientras que las infecciones localizadas se pueden tratar con antibióticos tópicos. Incluso, puede ser necesario el drenaje o el desbridamiento para eliminar el esfacelo y el tejido desvitalizado, ya que estos retrasan la cicatrización de las heridas y pueden afectar la eficacia de los antibióticos tópicos. También se pueden usar apósitos antimicrobianos, como los que utilizan tecnología de plata. Esto ayuda a reducir la carga biológica de la herida.

Los antibióticos, ya sean tópicos o sistémicos, solo deben usarse bajo la dirección explícita de un médico. Es importante no automedicarse y siempre que haya alguna señal de infección consultarlo con algún profesional de la salud para que determine el tratamiento indicado para la herida.

Icono Redes Sociales Meditip, El Portal de la Salud

¡Escríbenos y síguenos en nuestras redes sociales!

Nuestro objetivo en Meditip es informarte y ayudarte a tomar las mejores decisiones acerca de lo más valioso que tienes: tu salud y la de tus seres queridos. Hacemos un gran esfuerzo por presentar información de manera sencilla y fácil de entender. Síguenos por redes sociales y haznos saber si estamos haciendo bien nuestro trabajo. También puedes sugerirnos temas de salud de los que te gustaría aprender más.

Fuentes de consulta

Fairview. (2020). Recognizing and Treating Wound Infection. 11/10/2021, de Fairview Health Services Sitio web: https://www.fairview.org/patient-education/85329

Medical News Today. (2019). How to recognize and treat an infected wound. 11/10/2021, de MNT Sitio web: https://www.medicalnewstoday.com/articles/325040#summary

Vanessa Nga. (2005). Wound infection. 11/10/2021, de DermNet NZ Sitio web: https://dermnetnz.org/topics/wound-infections 

Wound Source. (2021). Infected Wounds. 11/10/2021, de Kestrel Health Information Sitio web: https://www.woundsource.com/patientcondition/infected-wounds

Compartir en:

Escríbenos