Qué significa tener una mala circulación

Una variedad de síntomas pueden indicar mala circulación. No identificar los signos tempranos de mala circulación puede afectar la calidad de vida y causar complicaciones graves.

El sistema circulatorio es el responsable de enviar sangre, oxígeno y nutrientes a todo el cuerpo. Cuando se reduce el flujo de sangre a una parte específica, se puede experimentar los síntomas de una mala circulación. Por lo general, los signos tempranos de mala circulación se presenta en las extremidades como las piernas y los brazos.

Signos tempranos de mala circulación: sensación de hormigueo en las manos

La mala circulación no es una enfermedad en sí misma, sino el síntoma de alguna condición más grave o el resultado de otros problemas de salud. Por lo tanto, es importante tratar la causa subyacente, en lugar de solo los síntomas. Varias enfermedades pueden ocasionar una mala circulación. Las causas más comunes incluyen obesidad, diabetes, enfermedad cardíaca y problemas vasculares como la insuficiencia venosa.

Las personas desarrollan una mala circulación sanguínea por varias razones. En algunos casos está vinculado a un problema de salud, pero en otros, puede ser genético o por cuestiones relacionadas con el estilo de vida. Cualquiera que sea la razón, hacer conciencia sobre la circulación, es vital. Una mala circulación no tratada y sobretodo, no diagnosticada, podría conducir a una amputación.

Signos tempranos de mala circulación

Devolver la sangre al corazón desde las extremidades inferiores es un trabajo difícil para el sistema circulatorio porque la sangre tiene que ser empujada hacia arriba. Los músculos que rodean las venas ayudan a la circulación  porque al contraerse estimulan el flujo de sangre al corazón. Por esta razón, mantenerse activo, incluso solo caminar, puede ayudar a mejorar la circulación.

La mala circulación se puede tratar de diferentes formas. Sin embargo, lograr identificar los signos tempranos de mala circulación es fundamental para evitar complicaciones futuras. La circulación puede deteriorarse a medida que se envejece, pero los problemas circulatorios pueden afectar a cualquier persona y a cualquier edad.

Es importante tener en cuenta que los cambios en la dieta y realizar ejercicio puede ayudar a aumentar la circulación sanguínea y mejorar la salud general. Conoce ocho signos tempranos de mala circulación.

Síntomas de mala circulación: frío inexplicable en las manos

Manos y pies fríos

Uno de los signos tempranos de mala circulación es tener constantemente frío en manos y pies. Si bien esto es de esperar durante el invierno, cuando se tiene mala circulación, también se siente frío durante el verano. Esto se debe a que la sangre oxigenada no está llegando a las manos y pies.

Si los dedos de las manos o pies se vuelven blancos y se presiona la piel de estas zonas, es posible que tarde más tiempo en regresar el color. Esta es una señal de que el flujo de sangre no es óptimo. El flujo de sangre ayuda mantener las extremidades calientes. Por lo tanto, cuanto más pobre sea el flujo sanguíneo, más frío se sentirá en las extremidades.

Es especialmente relevante tener cuidado con los intentos de calentar artificialmente manos y pies. Es posible deshacerse de los síntomas temporalmente, pero no librarse del problema real. Puede ser tentador poner las manos en agua tibia, pero en realidad podría resultar contraproducente y dañar la piel.

Signos tempranos de mala circulación: pie adormecido o pie con hormigueo inexplicable

Hormigueo o adormecimiento inexplicable

¿Alguna vez te has recostado en tu brazo y luego sentiste una sensación de hormigueo o entumecimiento cuando te levantaste?

Esto ocurre porque el flujo de sangre a la mano se detuvo y es completamente norma. Si solo se tiene esa sensación cuando se pone presión en los brazos (o de alguna manera se detiene el flujo de sangre), no debe ser motivo de preocupación.

Lo que sí debe preocupar es cuando el adormecimiento u hormigueo sucede sin ninguna razón. Por ejemplo, si se está sentado normal y de repente se percibe una sensación de hormigueo en las manos o los pies. El adormecimiento también puede aparecer en otros lugares, pero las extremidades con frecuencia son las primeras afectadas.

Falta de energía, incluso cuando se duerme lo suficiente

Otro de los signos tempranos de mala circulación es haber dormido bien, pero aún así sentirse agotado. A pesar de tener una dieta saludable y dormir lo suficiente, si se tiene mala circulación se puede experimentar falta de energía.

La sangre contiene oxígeno. Esto es vital para todas las partes del cuerpo, incluidos los músculos y el cerebro. Si los músculos no obtienen ese oxígeno, comienzan a deteriorarse. No importa la cantidad de proteínas que se consuma o la cantidad de aceites saludables que se obtenga si no se tiene una buena circulación con sangre oxigenada.

La fatiga es bastante común. El problema es que con frecuencia se pasa por alto. Es especialmente relevante que la fatiga es un síntoma de muchos otros problemas de salud. El médico puede recomendar agregar más hierro a la dieta para ayudar a crear glóbulos rojos. Sin embargo, no tiene sentido tener más glóbulos rojos si la mala circulación impide que estos lleguen a donde deben estar.

Síntomas de mala circulación: cansancio extremo, fatiga y falta de concentración

Mareos y problemas de concentración o memoria

La mala concentración, la memoria y el equilibrio están relacionados con la falta de oxígeno debido a la mala circulación. Si el cerebro no obtiene los glóbulos rojos que necesita, termina apagándose. El cerebro dejará de realizar las funciones menos importantes para asegurarse de que las funciones vitales continúen.

La memoria y la concentración no son tan importantes si se compara con mantener vivo al organismo. Además, la fatiga hace que sea más difícil prestar atención a las actividades. Por ejemplo, en el trabajo se puede leer un documento tres o cuatro veces sin realmente asimilarlo. También es posible que se le tenga que pedir más de una vez a alguien que repita lo que acaba de decir, porque aunque se ha escuchado, la información simplemente no se procesó.

Experimentar mareos también es uno de los signos tempranos de mala circulación. Si el cerebro no recibe oxígeno suficiente, incluso tomando mucha agua, no mejorará el mareo.

Algunas personas experimentan dolor de cabeza regular debido a la mala circulación. A menudo se les considera dolor de cabeza por estrés o por deshidratación, pero se les debería tomar más en cuenta como un síntoma de mala circulación.

Signos tempranos de mala circulación: pies resecos

Piel seca, a pesar de tomar mucha agua

La piel es una de las primeras áreas en mostrar signos tempranos de mala circulación físicos. Incluso si se está obteniendo suficiente agua, la piel puede resecarse y volverse escamosa. El cuerpo comienza a trabajar más lento y no funciona tan bien como debería. El agua es dirigida a otra parte para contrarrestar el problema de la circulación. Como resultado, el organismo comienza a retener líquidos en ciertas áreas, pero no el la superficie de la piel.

Utilizar cremas para la piel ayuda, pero en realidad no trata la condición. Sólo se está enmascarando los síntomas de mala circulación.

Por otro lado, se debe tener cuidado con los moretones. Aunque no es realmente un moretón, la piel puede decolorarse debido a la falta de oxígeno. En lugar de que la piel se vea normal debido a un flujo sanguíneo adecuado, la mala circulación provoca que la piel tenga un tinte azul o púrpura.

Si no se atiende los signos tempranos de mala circulación, posteriormente pueden aparecer algunas úlceras, generalmente en las piernas. Estas comienzan como erupciones o una inflamación de la piel.

Signos tempranos de mala circulación: pie con edema, pie hinchado sin explicación

Hinchazón, particularmente en los pies

Ya se señaló que uno de los signos tempranos de mala circulación es la retención de agua. Bueno, esto nos lleva al siguiente síntoma: el edema, también conocido como hinchazón. Si el cuerpo retiene agua como respuesta a la mala circulación sanguínea, por lo general alrededor de los tobillos, esta agua se acumula y obliga a la piel a expandirse.

La hinchazón es común durante el embarazo, en algunas enfermedades y cuando se ha estado de pie todo el día. Sin embargo, no es normal tener los pies y tobillos hinchados todo el tiempo. Es necesario considerar si la mala circulación está involucrada.

No se debe ignorar la hinchazón, sea cual sea la razón. La hinchazón en los pies o las manos podría ser un signo de mala circulación y de otra afección más grave.

Falta de apetito

Es importante recordar que la mala circulación no tratada afecta gravemente al cerebro. No solo se tendrá problemas de memoria o concentración. A medida que la condición empeore, otras funciones comenzarán a fallar. Una de ellas es la sensación de apetito. Es posible que el estómago no pueda transmitir el mensaje al cerebro de que se tiene hambre.

Si se necesita perder peso por sobrepeso u obesidad, podría verse como una situación “positiva”. Esto porque la pérdida de apetito ayudará a comer menos calorías a lo largo del día. El gran peligro es que podría ocurrir una pérdida rápida y excesiva de peso con una mala alimentación, lo cual puede conducir a otros problemas de salud severos.

Si no se obtiene los nutrientes necesarios o estos no son absorbidos, se corre el riesgo de que la mala circulación empeore.

Signos tempranos de mala circulación: dificultad para respirar

Dificultad para respirar

Si cuesta trabajo respirar, definitivamente será necesario acudir al médico. La falta de aliento, la opresión en el pecho y otras dificultades respiratorias son signos de muchos problemas de salud graves, no solo de mala circulación.

Si no se atiende, la mala circulación comenzará a afectar considerablemente al sistema circulatorio. Cuando se siente opresión en el pecho puede ser señal de una condición llamada angina de pecho.

Qué hacer si se sospecha de mala circulación

Si se ha identificado signos tempranos de mala circulación, se debe consultar a un profesional de la salud. Es posible que algunos hábitos estén ocasionando que el flujo sanguíneo no sea bueno. Cambiar la rutina y adoptar un estilo de vida más saludable es un buen punto de partida para combatir la mala circulación.

Los malos hábitos de salud a menudo están detrás de la mala circulación. Fumar, beber en exceso, la malnutrición y la falta de ejercicio son causas frecuentes. Asimismo, pasar mucho tiempo sentado o tener hábitos sedentarios puede provocar una mala circulación.

Tu opinión importaTu opinión es importante

Nuestro objetivo en Meditip es informarte y ayudarte a tomar las mejores decisiones acerca de lo más valioso que tienes, tu salud y la de tus seres queridos. Hacemos un gran esfuerzo por presentar información de manera sencilla y fácil de entender. Finalmente, ayúdanos a saber si estamos haciendo bien nuestro trabajo. Califica nuestro artículo y/o deja un breve comentario.

Fuentes

Lana Barhum. (2018). How do you improve poor circulation?. 14 de marzo de 2019, de Medical News Today Sitio web: https://www.medicalnewstoday.com/articles/322371.php

Cindy Foley. (2018). Poor Circulation Is Nothing to Ignore. 14 de marzo de 2019, de University Health News Sitio web: https://universityhealthnews.com/daily/heart-health/poor-circulation/

Kimberly Holland. (2016). Symptoms and Causes of Poor Circulation. 14 de marzo de 2019, de Healthline Sitio web: https://www.healthline.com/health/poor-circulation-symptoms-causes

Karen Reed. (2018). 8 Symptoms of Poor Blood Circulation You Can’t Ignore. 14 de marzo de 2019, de Positive Health Wellness Sitio web: https://www.positivehealthwellness.com/pain-relief/8-symptoms-poor-blood-circulation-cant-ignore/

Vein Clinics of America. (2018). Six Tips for Improving Blood Circulation. 14 de marzo de 2019, de Vein Clinics of America Sitio web: https://www.veinclinics.com/blog/six-tips-to-improve-blood-circulation/

Share.

Leave A Reply