Qué es una herida 

Las heridas abiertas son lesiones que se caracterizan por estar expuestas debido a la ruptura de la piel. Una herida abierta tiene mayor profundidad y requiere atención médica para evitar infecciones. Igualmente, la atención profesional evita la pérdida de las funciones en las estructuras subyacentes. Por otra parte, las heridas cerradas son superficiales y en la mayoría de los casos solo requieren de primeros auxilios. En este artículo encontraras la información adecuada para hacer la curación de una herida abierta y cerrada.

Solicita una consulta de valoración y conoce las diversas opciones para el tratamiento de heridas, clic aquí 

Consulta de valoración de heridas con un precio especial

Recibe atención personalizada por un experto y evita complicaciones

Causas y tipos de heridas

Existen varias maneras de clasificar las heridas, una de ellas es por su tiempo de curación y se divide en agudas o crónicas. La lesión recibe el nombre de aguda cuando la curación de una herida no presenta complicaciones y sana en el tiempo previsto. Por otra parte, las heridas crónicas tardan más tiempo en sanar y pueden presentar alguna complicación.

Las heridas abiertas son las que exponen tejido, un órgano o ambos al ambiente exterior. Las heridas cerradas tienen un daño sin exponer al tejido u órganos subyacentes. Otra manera de clasificar las heridas es si la herida está limpia o contaminada.

El origen de una herida puede ser interno o externo. Las heridas internas resultan de una alteración en las funciones del sistema inmunológico y nervioso. Por ejemplo, disminución del suministro de sangre, oxígeno o nutrientes, como en caso de una enfermedad crónica, como la diabetes. Las heridas externas son causadas por objetos penetrantes o por algún trauma.

Herida abierta

Heridas no penetrantes: son el resultado de un traumatismo cerrado o fricción con otras superficies. La herida no atraviesa la piel. Estas pueden incluir:

  • Abrasiones
  • Laceraciones
  • Contusiones
  • Conmociones cerebrales

Heridas penetrantes: son el resultado de un trauma que rompe la piel y alcanza tejidos y órganos subyacentes. Estas incluyen:

Otros tipos de heridas pueden ser:

  • Térmicas (quemadura)
  • Eléctricas
  • Químicas
  • Picaduras
  • Mordeduras

Cómo hacer la curación de una herida

Las heridas pequeñas, como cortes y rasguños se puede tratar fácilmente en casa. Sin embargo, si la herida es más grave o está infectada es necesario recibir atención médica para la adecuada curación de una herida. La valoración de una herida es fundamental para definir el tratamiento y evitar complicaciones.

Curación de una herida menor

  1. Lávate las manos y usa un vendaje o paño limpio para presionar la herida y detener el sangrado. Lavarse las manos evita que se transfieran bacterias de las manos a la herida. Si la herida se encuentra en un brazo, pierna o pie, también se puede disminuir el sangrado al levantar la extremidad arriba del nivel del corazón.
  2. Limpia la herida con agua limpia para eliminar la suciedad y otras partículas que pueden ocasionar una infección. En caso que el agua no pueda eliminar todos los residuos de objetos extraños de la herida, lava y esteriliza unas pinzas para retirar cualquier partícula dentro de la herida. Si la herida tiene un objeto incrustado, no lo retires. Acude al médico para que se extraiga de forma segura.
  3. Una vez que el sangrado se detenga, aplica una crema antibiótica para prevenir el riesgo de una infección. No apliques un desinfectante antiséptico como alcohol o peróxido de hidrógeno. Esto puede dañar los tejidos y aumentar el tiempo de curación.
  4. Cubre la herida con un apósito. Esto evitará que bacterias y suciedad entren en la herida. Sigue las instrucciones y recomendaciones del profesional médico o de enfermería para un mejor uso de los apósitos.
  5. Revisa la herida para verificar que no esté infectada. Si se presentan signos de infección acude al médico de manera inmediata. Los signos que se pueden presentar son los siguientes: aumento de temperatura en la herida, inflamación, color rojizo, pus y fiebre.

Curación de una herida menor

Curación de una herida de mayor gravedad

  1. Si tienes una herida seria debes acudir al médico de inmediato. Si una herida grave no es tratada de manera adecuada puede resultar en un daño permanente. Este tipo de heridas incluyen el corte de una arteria, sangrado que no se detiene después de presionar durante algunos minutos, heridas donde no puedes moverte o no sientes una parte del cuerpo, heridas con un objeto atrapado, largos cortes difíciles de sanar o heridas con un alto riesgo de infección.
  2. El tratamiento que recomiende el médico variará en función de que la herida se encuentre infectada. En caso de que no este infectada, la herida se limpiará y cerrara. Cerrar la herida rápidamente ayuda a prevenir las cicatrices. Las técnicas para cerrar una herida son las siguientes: puntadas, pegamento adhesivo tisular o suturas mariposa (tiras adhesivas que mantienen la herida cerrada).
  3. Si la herida está infectada, el médico tratará la infección antes de cerrar la herida. En caso de que se cierre la herida con la infección presente, la infección se puede propagar.
  4. Es posible que el médico solicite una vacuna contra el tétanos si la herida es profunda, tiene suciedad y no la has recibido en los últimos cinco años. El tétanos es una infección bacteriana que puede causar la contracción de los músculos y la mandíbula, así como problemas respiratorios. No existe una cura, por lo que recibir la vacuna es la mejor forma de prevenir la infección.
  5. Si la herida no comienza a cicatrizar en dos semanas, o no ha terminado de cicatrizar en seis semanas, debes acudir al médico. Las heridas difíciles de curar más comunes son las siguientes: quirúrgicas, por radiación, heridas resultantes de la diabetes, entre otras.

Aquí encontrarás productos para el cuidado y tratamiento de heridas

https://medimarket.mx/

La tienda en línea de material de curación más completa y más confiable de México

Tu opinión es importante

Tu opinión importaNuestro objetivo en Meditip es informarte y ayudarte a tomar las mejores decisiones acerca de lo más valioso que tienes, tu salud y la de tus seres queridos. Hacemos un gran esfuerzo por presentar información de manera sencilla y fácil de entender. Ayúdanos a saber si estamos haciendo bien nuestro trabajo. Califica nuestro artículo y/o deja un breve comentario.

Fuentes

Wound Care Centers. (-). Different Types of Wounds. 19 de junio de 2018, de Wound Care Centers Sitio web: https://www.woundcarecenters.org/article/wound-basics/different-types-of-wounds

Victor Catania. (-). How to Treat a Wound. 19 de junio de 2018, de WikiHow Sitio web: https://www.wikihow.com/Treat-a-Wound

Health Xchange. (-). ​​​​​How to Clean and Treat a Skin Wound. 19 de junio de 2018, de Health Xchange Sitio web: https://www.healthxchange.sg/medicine-first-aid/first-aid/how-clean-treat-skin-wound

Web MD. (-). How Should I Clean a Wound?. 19 de junio de 2018, de Web MD Sitio web: https://www.webmd.com/first-aid/relieving-wound-pain#1

NHS. (-). Cuts and grazes. 19 de junio de 2018, de NHS Sitio web: https://www.nhs.uk/conditions/cuts-and-grazes/

Mayo Clinic. (-). Heridas punzantes: primeros auxilios. 19 de junio de 2018, de mayo Clinic Sitio web: https://www.mayoclinic.org/es-es/first-aid/first-aid-puncture-wounds/basics/art-20056665

Intermountain Healthcare: “Chronic Wounds.”

¡Califica nuestro artículo!

100%
100%
¡Excelente!

Ayúdanos a mejorar. Califica nuestro artículo para que sepamos si te fue útil y es de tu agrado o bien, podamos mejorarlo para lectores futuros. ¡Gracias!

  • Clasificación de Usuarios (1 Votos)
    10
Compartir en:

Escríbenos