Qué es una herida quirúrgica

Una herida quirúrgica es un corte o incisión en la piel hecha generalmente durante una cirugía con un bisturí. Esta herida también puede ser resultado de un drenaje colocado durante la cirugía y su tamaño puede variar. Se puede cerrar con suturas, grapas o pegamento especializado, pero en algunos casos se puede dejar abierta para sanar.

Herida quirúrgica en rodilla

Herida quirúrgica en rodilla

La mayoría de las heridas quirúrgicas se categoriza como heridas agudas. Esto quiere decir que sanan sin complicación y dentro del tiempo esperado. Sin embargo, como todas las heridas, la curación puede afectarse por factores externos e internos, lo que puede resultar en complicaciones. Una herida quirúrgica, también conocida como incisión, se realiza en un entorno estéril. Aquí se pueden controlar muchas variables, como las bacterias, el tamaño, la ubicación y la naturaleza de la herida.

Profesionales de la salud altamente capacitados realizan heridas quirúrgicas por una variedad de razones. En algunos casos de enfermedad o lesión, se requiere cirugía para tratar o diagnosticar (cirugía exploratoria) con detalle una afección. En cualquier procedimiento quirúrgico, se creará una herida quirúrgica o incisión. Esto para abrir las capas de tejido necesarias y llegar a la raíz de la enfermedad o lesión.

Respuesta del cuerpo ante una herida

Todas las heridas siguen una secuencia celular y bioquímica específicas para la curación. Inmediatamente después de producirse una herida, los mastocitos provocan inflamación como parte de una respuesta inmune. Estos permiten a los vasos sanguíneos locales dilatarse. Los mastocitos son células producidas por las células madre de la médula ósea y son críticos en los procesos inflamatorios.

Los neutrófilos ingresan a la herida para digerir bacterias, seguidos por macrófagos que inundan el lecho de la herida (superficie). Aquí liberan factores de crecimiento y otras célular para influir en el proceso de curación. Esta es la fase inflamatoria y se caracteriza por enrojecimiento, hinchazón, calor y dolor en la herida.

En la etapa reconstructiva o de proliferación, tiene lugar el crecimiento de nuevos vasos sanguíneos y tejidos. Los fibroblastos se mueven dentro de la herida y la síntesis de colágeno ocurre mientras nuevos vasos crecen para llenar la herida con tejido de granulación. El tejido de granulación es nuevo tejido vascular en forma granular sobre una úlcera o la superficie de cicatrización de una herida. A medida que la herida se “llena”, se contrae y el tejido epitelial se forma en los bordes. Esta etapa termina cuando la herida está completamente cerrada.

En la última etapa de curación (maduración), la herida recupera la resistencia a la tracción. A medida que las fibras de colágeno se reorganizan, la cicatriz pierde parte de su pigmentación rojiza y queda más plana en la superficie de la piel. Esta etapa puede tomar hasta 18 meses.

Solicita una consulta de valoración y conoce las diversas opciones para el tratamiento de heridas, clic aquí 

Consulta de valoración de heridas con un precio especial

Recibe atención personalizada por un experto y evita complicaciones

Tipos de herida quirúrgica

El Colegio Americano de Cirujanos determina cuatro clases de heridas quirúrgicas según su nivel de contaminación: limpio, limpio-contaminado, contaminado e infectado. Estas clases permiten a los profesionales de la salud predecir mejor el riesgo de infecciones y los resultados de curación de heridas. Esto permite definir un tratamiento óptimo para cada tipo de herida quirúrgica.

Clase I – herida quirúrgica limpia: una incisión en la que no se encuentra inflamación en un procedimiento quirúrgico, con una técnica estéril adecuada y durante la cual no se ingresa a los tractos respiratorio, gastrointestinal y genitourinario.

Clase II – herida quirúrgica limpia-contaminada: las heridas limpias y contaminadas son heridas limpias con un mayor riesgo de infección, como las que involucran a los tractos gastrointestinal, respiratorio o genitourinario, en caso que la cirugía no sea complicada. Cualquier herida hecha para quitar alfileres o alambres, procedimientos de tórax, cirugías de oreja o procedimientos ginecológicos se considera herida quirúrgica clase II.

Clase III – herida quirúrgica contaminada: las heridas contaminadas se crean cuando un objeto externo entra en contacto con la herida. Esto podría ser una bala, cuchilla u otro objeto puntiagudo. Una causa de contaminación podría ser grandes cantidades de derrame del tracto gastrointestinal hacia la herida. Cualquier tejido altamente inflamado o infectado alrededor de una herida quirúrgica se considera contaminado.

Clase IV – herida quirúrgica infectada: las heridas quirúrgicas infectadas con suciedad incluyen aquellas con un objeto extraño alojado en la herida (como una bala u otros desechos). Esta clase también incluye heridas traumáticas de una fuente sucia donde el tratamiento no fue inmediato, heridas quirúrgicas infectadas o cualquier herida que haya estado expuesta a pus o materia fecal.

Herida quirúrgica Clase 2

Herida quirúrgica Clase II

Factores de riesgo de infección en una herida quirúrgica

Los factores que influyen en el desarrollo de una herida quirúrgica infectada incluyen:

  • Apósitos para heridas sucias o que no se mantienen adecuadamente
  • Heridas que se localizan cerca de áreas de contaminación (boca o ingle)
  • Heridas que se contaminaron por desechos u objetos extraños (clase III y clase IV)
  • Salud general deficiente o disminución de la función inmunológica

Causas de infección en una herida quirúrgica

Una herida quirúrgica puede clasificarse dentro de cuatro diferentes categorías:

  • Herida limpia con riesgo de infección menor a 2%
  • Herida quirúrgica limpia que involucra órganos internos con riesgo de infección igual o menor a 10%
  • Heridas contaminadas por derrame interno, con riesgo de infección entre 13% y 20%
  • Heridas sucias donde la infección ya estaba presente, con un riesgo de infección de 40%

Otros factores de riesgo incluyen diabetes, tabaquismo, obesidad, sistema inmunológico comprometido, malnutrición o tiempo de operación prolongado.

Aquí encontrarás productos para el cuidado y tratamiento de heridas

La tienda en línea de material de curación más completa y más confiable de México

Síntomas de infección en una herida quirúrgica

Las heridas quirúrgicas requieren supervisión frecuente para asegurar que sanan correctamente. Las infecciones pueden afectar solo a la piel, el tejido debajo de la piel o implantes (como una prótesis), esto de acuerdo con los Centros de Control y Prevención de Enfermedades. Los síntomas de infección en una herida quirúrgica incluyen:

  • Incremento de dolor en la herida
  • Enrojecimiento de la herida
  • Retraso de la curación
  • Presencia de pus
  • Drenaje en la herida
  • Olor desagradable

En algunos casos una herida quirúrgica con infección puede parecer seca o profunda. La fiebre también puede ser un síntoma común. El diagnóstico de una herida quirúrgica con infección se lleva a cabo mediante la examinación física por parte de un doctor.

Tratamiento de una herida quirúrgica

Curación de herida quirúrgica

Curación de herida quirúrgica

El tratamiento de una herida quirúrgica depende en ocasiones de la parte del cuerpo donde se localiza. Los apósitos se coloca por lo regular sobre la herida y es necesario cambiarlos regularmente. La piel alrededor de la herida quirúrgica necesita limpiarse a menudo con solución salina y jabón.

El cuidado de una herida quirúrgica con infección puede requerir antibióticos. El médico a menudo puede recetar analgésicos de venta libre o controlados. Según la infección, el doctor puede necesitar remover las suturas y drenar la herida. El procedimiento de desbridamiento es necesario para remover el tejido muerto que impide o retrasa la curación.

Existen apósitos quirúrgicos modernos que no requieren el cambio frecuente y permiten la supervisión de la herida sin necesidad de retirarlos. Los propósitos principales de un apósito quirúrgico son controlar cualquier sangrado postoperatorio, absorber el exudado si se anticipa, aliviar el dolor y proporcionar protección para el tejido recién formado.

Tratamiento en casa

El tratamiento en casa para una herida quirúrgica puede involucrar el procedimiento de colocación y cambio de apósitos y limpieza. Ciertos medicamentos pueden reducir la incomodidad. En ocasiones los pacientes se van de alta del hospital antes de que la herida sane por completo. Es esencial que estos pacientes sigan al pie de la letra las instrucciones de cuidado en casa. Esto promueve la curación y la disminuye las probabilidades de infección.

Las siguientes recomendaciones pueden ser de gran ayuda para la curación rápida de una herida quirúrgica:

  • Elevar la herida por encima del corazón, esto para aliviar el dolor y la inflamación durante los primeros días
  • Evitar tocar o rascar la herida
  • Evitar el uso de jabones perfumados, alcohol, yodo o peróxido
  • Lavar las manos frecuentemente

La recuperación puede durar semanas o meses. El cirujano debe brindar información específica sobre cuándo volver al trabajo, hacer ejercicio nuevamente y regresar a la rutina diaria.

Tu opinión es importante

Tu opinión importaNuestro objetivo en Meditip es informarte y ayudarte a tomar las mejores decisiones acerca de lo más valioso que tienes, tu salud y la de tus seres queridos. Hacemos un gran esfuerzo por presentar información de manera sencilla y fácil de entender. Ayúdanos a saber si estamos haciendo bien nuestro trabajo. Califica nuestro artículo y/o deja un breve comentario.

Fuentes

Kamel C, McGahan L, Mierzwinski-Urban M. (2011). Classification of surgical wounds. 30 de mayo de 2018, de National Center for Biotechnology Information Sitio web: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/books/NBK174534/

Centers for Disease Control and Prevention. (2010). Frequently Asked Questions About Surgical Site Infections. 30 de mayo de 2018, de Centers for Disease Control and Prevention Sitio web: https://www.cdc.gov/HAI/ssi/faq_ssi.html

Jenni Middleton. (2003). Management of surgical wounds. 30 de mayo 2018, de Nursing Times Sitio web: https://www.nursingtimes.net/clinical-archive/wound-care/management-of-surgical-wounds/205561.article

Wound Care Centers. (2017). Surgical Wounds. 30 de mayo de 2018, de Wound Care Centers Sitio web: https://www.woundcarecenters.org/article/wound-types/surgical-wounds

Advanced Tissue. (2015). First Aid Care for Surgical Wound Infections. 30 de mayo de 2018, de Advanced Tissue Sitio web: https://www.advancedtissue.com/first-aid-care-surgical-wound-infections/

MaryAnn DePietro. (2016). Surgical Wound. 30 de mayo de 2018, de Healthline Sitio web: https://www.healthline.com/health/surgical-wound#symptoms

¡Califica nuestro artículo!

100%
100%
¡Excelente!

Ayúdanos a mejorar. Califica nuestro artículo para que sepamos si te fue útil y es de tu agrado o bien, podamos mejorarlo para lectores futuros. ¡Gracias!

  • Clasificación de Usuarios (1 Votos)
    10
Compartir en:

Escríbenos