Cirugía de prótesis de rodilla

Prótesis de base métalica en rodillaLa cirugía para colocar una prótesis de rodilla también es conocida como artroplastia de rodilla. Esta cirugía tiene el objetivo de ayudar a aliviar el dolor y restablecer la función en articulaciones de rodilla gravemente enfermas. Durante el proceso de colocación de la prótesis de rodilla, el cirujano corta el hueso y cartílago dañados del mismo. Reemplaza los cartílagos de la tibia y rótula con aleaciones metálicas, plásticos de alta calidad y polímeros.

Las primeras prótesis de rodilla tenían más parecido a bisagras toscas. Ahora, el médico, junto con el paciente pueden elegir variedad de diseños. Estos van de acuerdo con la edad, peso, nivel de actividad y salud en general del paciente. Así como la anatomía particular, la cantidad de deformidad de la rodilla, la estabilidad del ligamento, la calidad de los tejidos blandos y la experiencia del cirujano.

Esta artroplastia de rodilla intenta actuar de forma natural, con capacidad para moverse y deslizarse a medida que se dobla. La razón más común para realizar este procedimiento es aliviar el dolor severo que causa la osteoartritis. Por lo general, las personas que son sometidas a la cirugía de prótesis de rodilla tienen problemas para realizar movimientos. Sin embargo, algunos también presentan dolor de moderado a severo en reposo.

Posibles riesgos en la cirugía

Como cualquier cirugía, realizar un reemplazo de rodilla conlleva riesgos, aunque estos suelen ser bajos:

Síntomas de infección
Fiebre mayor a 37.8 C
Escalofríos
Drenaje del sitio quirúrgico
Aumento del enrojecimiento, la ternura, la hinchazón y el dolor en la rodilla.

diferentes tipos de prótesis en la rodilla

Un reemplazo de rodilla infectado generalmente requiere cirugía para eliminar las partes artificiales y los antibióticos para matar las bacterias. Después de que se haya eliminado la infección, se realiza otra cirugía para instalar una nueva rodilla. Sus posibilidades de un resultado bueno o excelente que reduzca el dolor y mejore la función disminuyen con cada cirugía adicional.

  • Coágulos de sangre en las venas de la pierna
  • Ataque al corazón
  • Infarto
  • Daño en el nervio
  • Las prótesis de rodillas pueden desgastarse

Otro riesgo posible es que la prótesis de rodilla falle. Con el uso diario, incluso las partes más fuertes de metal y plástico pueden desgastarse. El riesgo de la falla es mayor si se realizan actividades de alto impacto y con peso excesivo.

Antes de realizar la cirugía, el cirujano evalúa el historial médico y realiza un examen físico. De esta manera, evalúa el rango de movimiento, estabilidad y fuerza de la rodilla. Los rayos X pueden determinar la extensión de daño en la parte afectada. El procedimiento requiere anestesia y en conjunto con el equipo, se puede decidir el tipo que se usará. Se puede usar anestesia general o anestesia espinal o epidural, la cual permite que se esté consiente durante la cirugía y no sentir dolor de la cintura para abajo.

Se puede recomendar ciertos medicamentos o suplementos dietéticos antes proceder a la cirugía. También es probable que se le indique ayuno de 12 horas antes.

Tipos de prótesis

El reemplazo de rodilla consta de tres componentes principales: femoral, tibial, espaciador plástico (polietileno).

Una forma utilizada para categorizar componentes de la prótesis de rodilla implica al plástico (polietileno). En particular, si este se fija de forma segura sobre el componente tibial subyacente o si permite la rotación sobre el componente tibial. A estos se les denominan respectivamente como prótesis de soporte fijo frontal o frente de plataforma giratoria.

Prótesis de plataforma giratoria

prótesis de rodilla de plataforma giratoriaExisten ciertas ventajas teóricas al permitir que el plástico gire sobre la placa base tibial. Este tipo de prótesis de rodilla ayuda a replicar la pequeña cantidad de rotación que experimenta una rodilla normal al extenderse completamente. Otra ventaja es la presencia de menos esfuerzo constante en la parte superior del plástico, donde se dobla el componente femoral.

Las desventajas posibles para este tipo de prótesis de rodilla. Las de plataforma giratoria dependen de ligamentos y tejidos blandos circundantes para evitar dislocación. De igual manera, son propensos a pinchazos de tejidos blandos. En ocasiones, las prótesis de plataforma giratoria se recomiendan para pacientes más jóvenes y activos. Estudios a largo plazo muestran más duración de este tipo de prótesis de rodilla que las de soporte fijo.

Componentes estabilizadores

Otra categoría se refiere a cómo se trata el ligamento cruzado posterior durante la cirugía. Algunos cirujanos extirpan rutinariamente este ligamento y usan componentes posteriores estabilizados (CPE). Pero si el ligamento está en buenas condiciones, algunos cirujanos proceden a retenerlo y usar componentes de retención cruzada (CRT).

Existen ventajas para cada tipo de prótesis de rodilla. Los componentes posteriores estabilizados permiten la restauración confiable de la kinésica de la rodilla. Tienen pequeñas mejoras en el movimiento en comparación a los componentes de retención cruzada y la reducción teórica en el desgaste del polietileno. Los CPE están específicamente indicadas en pacientes con deformidad severa, contractura de flexión severa, extirpación previa de rótula y durante la cirugía de revisión.

Los CRT requieren menos hueso para ser removidas, disminuyen las posibilidades de un síndrome llamado “cliqueo de rótula”. También disminuyen las posibles complicaciones asociadas con la aplicación de polietileno. Al observar una radiografía, existen características que se utilizan para identificar si se implantó un CPE o CRT. Esto se debe a la “caja” que se requiere para que el CPE funcione correctamente.

Componentes metálicos

La mayoría de prótesis de rodilla utilizan un tipo especial de cimiento llamado metilmetacrilato para unir el componente metálico al hueso. Este tipo de cemento permite al paciente caminar sin restringir la cantidad de peso que soporta después del procedimiento. Existen otras formas de asegurar la prótesis al hueso, como usar un ajuste de interferencia o mediante el aumento de tornillos. El uso de estas técnicas también permite al paciente progresar a un soporte de peso inmediato.

La mayoría de cirujanos recolocar superficialmente la parte inferior de la rótula con un botón de plástico. Sin embargo, otros cirujanos no realizan este proceso. Se produce un poco de dolor en la parte trasera de la rodilla asociado con no allanar la rótula de la rodilla, pero minimiza el riesgo de tener complicaciones del procedimiento de recolocar la parte inferior de la rótula.

Fuentes

Mayo Clinic. (2015). Knee replacement. 2017, de Mayo Clinic Sitio web: https://www.mayoclinic.org/tests-procedures/knee-replacement/care-at-mayo-clinic/why-choose-mayo-clinic/prc-20019202?p=1

Hatten, Brian. (2016). The Total Knee Replacement Prosthesis. 2017, de My Knee Guide Sitio web: https://www.mykneeguide.com/the-knee/the-knee-prosthesis

Compartir en:

Escríbenos