Qué es una cicatriz queloide

Cuando la piel se lesiona se forma un tipo de tejido (tejido cicatricial) sobre la herida para reparar y proteger la lesión. En ciertas ocasiones, este tejido crece excesivamente, formando crecimientos suaves y duros llamados queloides. Una cicatriz queloide puede ser más grande que la herida original. El origen de la palabra queloide es del frances kelhe (pezuña o pinza de cangrejo) y oïde (apariencia).

Cicatriz queloide

Cicatriz queloide

No todas las personas desarrollan una cicatriz queloide. Sin embargo, si la piel es propensa a este tipo de cicatrices, cualquier herida puede ocasionarlas, ya sea un corte, una quemadura o un grano de acné. Algunas personas presentan un queloide después de un tatuaje, perforación o una herida quirúrgica.

En casos aislados se forman queloides sin que exista una lesión. A esto se le conoce como queloides espontáneos.

Una cicatriz queloide se encuentra con mayor frecuencia en el pecho, los hombros, lóbulos y mejillas. Sin embargo, los queloides pueden afectar cualquier parte del cuerpo.

A pesar de que los queloides no son dañinos para la salud, pueden crear problemas estéticos. Al igual que una cicatriz, los queloides pueden ser difíciles de tratar. Los queloides pueden crecer por mucho tiempo, ya sea meses o incluso años.

Causas de la cicatriz queloide

Una cicatriz queloide se forma debido a la respuesta exagerada de la piel a una lesión. Incluso pequeños cortes pueden causarlos. Algunas de las causas más comunes son:

Según el Colegio Americano de Osteopatía de Dermatología, se estima que el 10% de las personas experimenta cicatrices queloides. Hombres y mujeres tienen la misma probabilidad de presentar este tipo de cicatriz. Las personas con piel oscura tienen mayor probabilidad de desarrollar un queloide.

Otros factores de riesgo relacionados con la formación de una cicatriz queloide son:

  • Tener ascendencia asiática
  • Tener ascendencia latina
  • Estar embarazada
  • Tener menos de 30 años

Los queloides tienden a tener un componente genético. Según un estudio, un gen conocido como gen AHNAK puede tener un papel importante en la determinación de quién desarrolla una cicatriz queloide y quién no. Los investigadores encontraron que las personas con este gen tienen más probabilidad de desarrollar este tipo de cicatriz.

Los queloides se considera como un tumor benigno. Aunque pueden ser molestos, no se convierten en cáncer ni presentan problemas de salud más graves.

Solicita una consulta de valoración y conoce las diversas opciones para el tratamiento de heridas, clic aquí 

Consulta de valoración de heridas con un precio especial

Recibe atención personalizada por un experto y evita complicaciones

Síntomas de la cicatriz queloide

Síntomas de la cicatriz queloide

Síntomas de la cicatriz queloide

Un queloide se produce por el crecimiento excesivo del tejido cicatricial. Los síntomas de una cicatriz queloide pueden incluir.

  • Un área de la piel de color carne, rosa o rojo
  • Estrías o protuberancias en la piel que generalmente se levantan
  • Un área que continúa creciendo con tejido cicatricial a lo largo del tiempo

Las cicatrices queloides suelen ser más grandes que la herida original. Pueden tomar semanas o meses en desarrollarse por completo.

Una cicatriz queloide no es perjudicial para la salud. Sin embargo, puede presentar comezón, incomodidad, sensibilidad o irritación. Cuando cicatrices de este tipo cubren grandes áreas del cuerpo, el tejido cicatricial se endurece y limita el movimiento.

Los queloides generalmente no requieren atención médica. No obstante, si el crecimiento continúa, se presentan síntomas adicionales o se quiere extirpar quirúrgicamente, es importante consultar al médico o especialista.

Tratamiento de una cicatriz queloide

La cicatrización queloide es el resultado de un intento del cuerpo por sanarse a sí mismo. Después de la extracción del queloide, el tejido cicatricial puede volver a crecer, incluso más grande que antes.

Una cicatriz queloide se puede tratar en cualquier momento. Debes tener en cuenta que los tratamientos pueden ser difíciles y no siempre efectivos. Por esta razón, es importante prevenir lesiones en la piel, sobre todo si ya se sabe de la propensión a la  formación de queloides. Los diversos tratamientos que existen hoy en día son los siguientes.

Crema de tretinoína

La tretinoína es un medicamento utilizado comúnmente para el acné y el envejecimiento. Funciona acelerando el proceso regenerativo natural de la piel.

Crioterapia

La crioterapia es un proceso que implica la congelación temporal de los tejidos con un dispositivo de mano. Algunas personas pueden experimentar un dolor intenso durante el procedimiento, aunque la mayoría de los pacientes tolera bien la terapia.

Este tratamiento puede reducir el tamaño de la cicatriz hasta un 50%. La crioterapia funciona mejor en queloides pequeños que tienen menos de tres años.

Inyecciones de esteroides

Inyecciones de esteroides

Inyecciones de esteroides

Un estudio del Journal of Medical Investigations and Practice (Revista de Investigación y Práctica Médicas) indicó que los esteroides inyectados son una forma efectiva de reducir el tamaño y la apariencia de los queloides.

La terapia con esteroides funciona mejor en los queloides más recientes y cuando se combina con una cirugía para eliminar parte de la cicatriz. También se puede llevar a cabo junto con la crioterapia.

Crema de imiquimod

Esta crema se utiliza para tratar una variedad de lesiones cutáneas, incluido el cáncer de piel. Funciona bien después de que se ha eliminado el queloide. Un estudio encontró que la crema reduce las posibilidades de que vuelva a aparecer un queloide.

Tratamiento de radiación

El tratamiento de radiación implica un ciclo corto de radioterapia que se administra inmediatamente después de retirar quirúrgicamente los queloides. Este tratamiento es más reciente que los demás.

Remedios caseros de la cicatriz queloide

Hay algunas prácticas que se pueden llevar a cabo después de sufrir una lesión en la piel para ayudar a prevenir la formación de una cicatriz queloide o minimizar su apariencia. No obstante, no se ha podido demostrar que algún remedio casero elimine los queloides una vez que se han formado.

Láminas de silicona o gel

La silicona es uno de los remedios cicatriciales más utilizados y se ha demostrado que ayuda a reducir algunas cicatrices queloides. Tiene un bajo riesgo de efectos secundarios y es fácil de utilizar.

Aquí encontrarás productos para el cuidado y tratamiento de heridas

https://medimarket.mx/

La tienda en línea de material de curación más completa y más confiable de México

Crema o loción para la piel grasa

Una revisión en el International Journal of Cosmetic Science (Revista Internacional de Ciencia Cosmética) afirmó que algunos productos para la piel, sobre todo los que contienen lanolina o vaselina, pueden mejorar la apariencia de una cicatriz.

Se debe utilizar las cremas regularmente y cubrir la cicatriz a medida que la herida se está curando.

Tu opinión es importante

Tu opinión importaNuestro objetivo en Meditip es informarte y ayudarte a tomar las mejores decisiones acerca de lo más valioso que tienes, tu salud y la de tus seres queridos. Hacemos un gran esfuerzo por presentar información de manera sencilla y fácil de entender. Ayúdanos a saber si estamos haciendo bien nuestro trabajo. Califica nuestro artículo y/o deja un breve comentario.

Fuentes

American Academy of Dermatology . (-). Keloids. 31 de mayo de 2018, de American Academy of Dermatology Sitio web: https://www.aad.org/public/diseases/bumps-and-growths/keloids

Rachel Nall. (-). Keloid Scar of Skin. 31 de mayo de 2018, de Healthline Sitio web: https://www.healthline.com/health/keloids

Jennifer Berry. (-). How do you get rid of keloids?. 31 de mayo de 2018, de Medical News Today Sitio web: https://www.medicalnewstoday.com/articles/319900.php

AOCD. (-). KELOIDS AND HYPERTROPHIC SCARS. 31 de mayo de 2018, de AOCD Sitio web: https://www.aocd.org/page/KeloidsAndHypertroph?

Burton CS and Escaravage V. “Hypertrophic scars and keloids.” In: Bolognia JL, et al. Dermatology. (second edition). Mosby Elsevier, Spain, 2008:1487-1502.

Daggett A, Congcharoen J, et al. “Top 10 things you need to know about keloids and their treatment.” J Miss State Med Assoc. 2016;57(4):108-11.

Kelly AP. “Keloids” In Kelly AP, Taylor SC, et al. Dermatology for Skin of Color. The McGraw Hill Companies, China, 2009. 178-94.

Juckett G, et al. (2009). Management of keloids and hypertrophic scars. aafp.org/afp/2009/0801/p253.html

Keloids and hypertrophic scars. (n.d.). aocd.org/?page=KeloidsAndHypertroph

Keloids: Overview. (2014). familydoctor.org/familydoctor/en/diseases-conditions/keloids.html

Robles D, et al. (2007). Keloids: Pathophysiology and management. escholarship.org/uc/item/2m43548r

Study: Gene may open door for improved keloid, scar treatment (2015). sciencedaily.com/releases/2015/01/150123081319.htm

Barara, M., Mendiratta, V., & Chander, R. (2012). Cryotherapy in treatment of keloids: Evaluation of factors affecting treatment outcome. Journal of Cutaneous and Aesthetic Surgery, 5(3), 185–189. Retrieved from https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC3483575/

Chung, V. Q., Kelley, L., Marra, D., & Jiang, S. B. (2006, February). Onion extract gel versus petrolatum emollient on new surgical scars: Prospective double-blinded study. Dermatologic Surgery, 32, 193–197. Retrieved from https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/16442038

¡Califica nuestro artículo!

100%
100%
¡Excelente!

Ayúdanos a mejorar. Califica nuestro artículo para que sepamos si te fue útil y es de tu agrado o bien, podamos mejorarlo para lectores futuros. ¡Gracias!

  • Clasificación de Usuarios (0 Votos)
    0
Compartir en:

Escríbenos