Qué es el pie diabético

Pie diabético

El pie diabético es una complicación seria de la diabetes. Es una condición delicada, con largos periodos de hospitalización y gastos crecientes, con la angustia constante de terminar con la amputación de una extremidad. El pie diabético es una de las complicaciones más temidas de la diabetes. Es una complicación o alteración clínica que provoca la aparición de úlceras y dificulta su proceso de curación.

El pie diabético se caracteriza por una la presencia de tres factores que pueden tener consecuencias delicadas:

  • Neuropatía: debilidad, entumecimiento y dolor por daño a los nervios, generalmente en manos y pies
  • Isquemia: suministro de sangre inadecuado a un órgano o parte del cuerpo
  • Infección: efecto de un organismo extraño en el cuerpo, que se clasifica por el tipo de organismo que causa la infección

Es vital vigilar los pies para advertir cualquier signo de alarma, aunque sea leve. La atención temprana es muy importante y solo se logra creando consciencia en el paciente sobre las potenciales dificultades.

Causas del pie diabético

Las personas con diabetes tienen niveles de azúcar en la sangre más altos de lo normal. Con el tiempo, esto causa complicaciones con otras funciones del cuerpo. Las úlceras de pie diabético son heridas abiertas que se presentan en aproximadamente el 15% de los diabéticos. Pueden afectar a personas con diabetes tipo 1 o diabetes tipo 2. Estas heridas son una de las principales causas de amputación de extremidades inferiores no traumáticas. Las cinco causas principales de úlceras de pie diabético son las siguientes.

Niveles altos de azúcar en la sangre

La diabetes es una enfermedad metabólica que causa niveles elevados de glucosa en la sangre. El exceso de glucosa endurece las arterias del cuerpo y hace los vasos sanguíneos más angostos. Lo anterior restringe la llegada de la sangre y el oxígeno, factores esenciales para la curación..

Mala circulación

Las personas con diabetes tienen un mayor riesgo de enfermedad arterial periférica (EAP). La EAP es una condición que disminuye el flujo de sangre a los pies y las piernas. Es especialmente problemática para las personas con heridas crónicas, ya que puede inhibir seriamente la capacidad del cuerpo para sanar. Si no se trata, la enfermedad arterial periférica puede provocar la amputación de la extremidad afectada.

Daño nervioso

La falta de control de los niveles de azúcar en la sangre puede provocar daño nervioso. Las neuropatías diabéticas son un grupo de enfermedades nerviosas que causa una pérdida de sensibilidad. La capacidad de sentir dolor disminuye o desaparece. Para personas con daño en los nervios, un pequeño corte, ampolla o herida quirúrgica en el pie puede pasar inadvertida. No identificar y tratar la herida puede causar infección e impedir la recuperación de la herida.

Problemas del sistema inmunológico

Una de las funciones del sistema inmunológico es eliminar los tejidos muertos y dañados, y construir nuevas células de la piel una vez que se ha producido una herida o lesión. La diabetes puede debilitar el sistema inmunológico de una persona. Esto afecta la capacidad del cuerpo para enviar glóbulos blancos para combatir las bacterias en una úlcera de pie diabético infectada.

Infección

Debido a la debilidad del sistema inmunológico asociada con la diabetes, el organismo es más susceptible a la infección. En particular, es común que una herida desarrolle una infección e impida la curación de úlceras de pie diabético.

Síntomas del pie diabético

Es fundamental detectar los síntomas a tiempo para evitar lesiones, infecciones, gangrena y la potencial amputación del miembro.

  • Adormecimiento o reducción de la capacidad de sentir dolor o cambios de temperatura
  • Sensación de hormigueo o ardor
  • Dolores agudos o calambres
  • Mayor sensibilidad al tacto, incluso el peso de una sábana puede ser muy molesto
  • Debilidad muscular
  • Pérdida de reflejos, especialmente en el tobillo
  • Pérdida de equilibrio y coordinación
  • Úlceras, infecciones, deformidades y dolor de huesos y articulaciones en los pies

Infografía pie diabético

Tratamiento del pie diabético

El tratamiento del pie diabético requiere la liberación de presión en la herida mediante el uso de calzado terapéutico apropiado. Es necesario proveer, según sea necesario, alguna de las siguientes alternativas:

  • Solución salina diaria
  • Apósitos para proporcionar un entorno húmedo
  • Desbridamiento cuando sea necesario
  • Terapia con antibióticos si hay osteomielitis o celulitis
  • Control óptimo de la glucosa en sangre
  • Evaluación y corrección de la insuficiencia arterial periférica

Otras alternativas de tratamiento más avanzado, solo si no hay insuficiencia arterial, son las siguientes:

  • Cobertura de la herida por células humanas cultivadas
  • Apósitos/injertos heterogéneos
  • Factores de crecimiento recombinantes
  • Oxígeno hiperbárico

Los médicos de pacientes diabéticos con úlceras deben decidir entre las opciones a veces encontradas de realizar procedimientos invasivos (angiografía, cirugía de derivación) para el salvamento de la extremidad o evitar los riesgos del manejo innecesariamente agresivo en estos pacientes, que pueden tener riesgo cardiaco.

Es necesario hacer hincapié en la necesidad de acudir con un especialista (médico, enfermera/o). La valoración de la herida es fundamental para establecer el tratamiento adecuado y evitar complicaciones.

Prevención del pie diabético

Prevenir el pie diabético debería ser la primera prioridad. Esto se puede lograr mediante la identificación de individuos de alto riesgo, como aquellos con neuropatía periférica, enfermedad vascular periférica, deformidades del pie y presencia de callos.

Te damos algunos consejos útiles que te pueden ayudar a evitar el pie diabético.

  • Controlar los niveles de azúcar en sangre para evitar descuidar los índices
  • Revisar los pies todos los días
  • Lavarse los pies todos los días con un gel suave y neutro
  • No utilizar agua caliente, utilizar agua templada entre 35 º y 37ºC
  • No tener los pies remojándose por más de cinco minutos
  • Secar bien con una toalla suave, sin frotar (especialmente entre los dedos)
  • Acudir al podólogo para cortar las uñas o limar callosidades
  • Evitar que las uñas se entierren en los laterales de los dedos
  • Limar las uñas cuidadosamente y en forma recta
  • No utilizar cortaúñas, ni tijeras
  • Utilizar calcetines de algodón que no tengan costuras
  • Utilizar zapatos suaves que se adapten bien al pie
  • Proteger los pies tanto del calor como del frío
  • Acudir a los controles y ante cualquier anomalía en los pies
  • Caminar o hacer otro tipo de actividad física diariamente (al menos 30 minutos)

Fuentes

Live Well Compilation team. (2014). Top 5 Causes of Non-Healing Diabetic Foot Ulcers (And How to Prevent Them). 7 de mayo de 2018, de Live Well Sitio web: https://www.unitypoint.org/livewell/article.aspx?id=7a88ede4-3631-4063-a4ba-cd0b98b738ca

MedScape compilation team. (2018). Diabetic Ulcers Treatment & Management. 7 de mayo de 2018, de Medscape Sitio web: https://emedicine.medscape.com/article/460282-treatment

Diabetes.co.uk . (2017). Foot Ulcers. 7 de mayor de 2018, de Diabetes.co Sitio web: https://www.diabetes.co.uk/diabetes-complications/diabetic-foot-ulcers.html

Natursan (2014). Pie diabético: ¿Qué es y cuales son sus síntomas?. 2017, Sitio web www.natursan.net

¡Califica nuestro artículo!

99%
99%
¡Excelente!

Ayúdanos a mejorar. Califica nuestro artículo para que sepamos si te fue útil y es de tu agrado o bien, podamos mejorarlo para lectores futuros. ¡Gracias!

  • Clasificación de Usuarios (4 Votos)
    6.5
Compartir en:

Escríbenos