Caídas en adultos mayores y por qué ir al médico de inmediato

La mayoría de las caídas en adultos mayores ocurren cuando una condición física específica afecta la movilidad o el equilibrio. Muchas personas de edad avanzada no presentan síntomas antes de una caída. No obstante, otras pueden tener mareos, dolor de cabeza u otros síntomas.

Después de una caída, las personas pueden presentar contusiones o fracturas. Los médicos a menudo hacen pruebas para evaluar si una condición subyacente contribuyó a la caída.

Es especialmente relevante que las caídas en adultos mayores se puede prevenir tomando precauciones en casa. Después de tratar las lesiones, el adulto mayor puede acudir a fisioterapia para ayudar a reducir el riesgo de caídas posteriores.

Mujer mayor en el suelo debido a una caída en el baño

Es muy importante obtener una valoración médica después de una caída. Las tres principales razones para acudir al médico después de una caída son las siguientes:

  1. Una caída puede ser un signo de un problema médico grave que requiere tratamiento inmediato. Por ejemplo, las caídas en adultos mayores pueden ocurrir debido a deshidratación o una infección grave de vías  urinarias.
  2. Los adultos mayores que se han caído tienen un mayor riesgo de una futura caída.
  3. Algunos médicos pueden no ser minuciosos a menos que los cuidadores se animen a hacer preguntas. Los médicos en general tienen las mejores intenciones, pero los estudios han demostrado que los adultos mayores a menudo no reciben la atención adecuada. Es fundamental asegurarse de no pasar nada por alto. Esto incluye señalar los medicamentos que el paciente toma, antecedentes familiares de enfermedades, caídas, cirugías previas, etcétera.

Caídas en adultos mayores y aspectos que el médico debe revisar

Una visita al médico después de sufrir una caída tiene el objetivo de abordar cualquier lesión que pueda tener el adulto mayor. Es importante asegurarse de que los médicos verifiquen todas las cosas que podrían haber contribuido a la caída.

Incluso si se está bastante seguro de que su ser querido tropezó por accidente, una buena evaluación puede descubrir problemas que influyeron en que ocurriera el tropiezo.

Las caídas en adultos mayores se debe tomar en serio. A continuación se explica ocho elementos clave que un profesional de la salud debe revisar cuando una persona mayor cae. Esperamos que este artículo pueda ayudar al adulto mayor o a sus familiares a asegurarse de que se haya tenido una valoración minuciosa. De esta manera, se puede reducir la posibilidad de futuras caídas y de complicaciones debido a una lesión no atendida.

El profesional de la salud que atienda caídas en adultos mayores debe poner atención en lo siguiente:

1. Evaluar la existencia de una posible enfermedad subyacente

Aspectos que el médico debe revisar cuando se cae un adulto mayor: enfermedades subyacentes que causen debilidad, neumoníaLos médicos casi siempre examinan minuciosamente al paciente en búsqueda de una enfermedad subyacente. Esto por lo general, si el adulto mayor ha tenido debilidad generalizada, delirio u otros signos de malestar. Es importante explicar con detalle cualquier otro síntoma que se haya experimentado.

Casi cualquier problema de salud que debilite a una persona mayor puede provocar una caída, por ejemplo:

  • Infección de vías urinarias
  • Deshidratación
  • Anemia
  • Neumonía
  • Problemas cardíacos como fibrilación auricular
  • Ataque cerebrovascular (derrame cerebral)

2. Tomar la presión arterial y el pulso al estar sentado y de pie

Una lectura de la presión arterial del adulto mayor es especialmente importante si la caída está asociada con mareo o desmayo.

Si la persona mayor toma medicamentos para la presión arterial, el profesional de salud debe asegurarse de que el paciente no experimenta una caída en la presión al ponerse de pie. Si la presión disminuye cuando un adulto mayor se levanta, esto puede ser el resultado de una hipotensión ortostática.

Un estudio de Medicare del año 2009 encontró que tomar la presión arterial al estar sentado y luego de pie era la prueba más útil para pacientes que acudieron después de desmayarse. Sin embargo, la toma de presión arterial solo se realizó una de cada tres veces en casos de caídas en adultos mayores.

3. Realizar análisis de sangre

Aspectos a evaluar después de la caída de un adulto mayor: análisis de sangreLas pruebas sanguíneas después de lesiones o caídas en adultos mayores son un aspecto clave que el médico debe considerar. Una lesión producto de una caída se puede complicar por problemas con el recuento sanguíneo de una persona mayor. También pueden existir complicaciones debido a niveles sanguíneos anormales de diferentes minerales. Por ejemplo, nivel alto de sodio o nivel bajo de potasio.

En general, un conteo sanguíneo completo o biometría hemática (CSC) y un control de los electrolitos y la función renal, son análisis de sangre comunes cuando un adulto mayor sufre una caída.

El paciente o familiar debe asegurarse de pedir al médico que le explique cualquier anomalía encontrada. Es decir, si los resultados arrojan información que indique que alguna condición está relacionada con las caídas. Asimismo, hacer preguntas sobre el posible tratamiento que el profesional de la salud indique.

Si el adulto mayor padece diabetes y toma insulina u otros medicamentos, es fundamental llevar el glucómetro o un registro de azúcar en sangre. Los episodios de hipoglucemia son un factor de riesgo importante para las caídas en adultos mayores. Un análisis de sangre de laboratorio por lo general no muestra momentos o episodios de bajo nivel de azúcar en la sangre.

4. Revisar los medicamentos

Muchos adultos mayores están tomando medicamentos que pueden aumentar el riesgo de caídas. Estos medicamentos a menudo se puede reducir o incluso eliminar. Al revisar los medicamentos que haya tomado o esté tomando el paciente, se debe considerar:

Cualquier sedante, tranquilizante o medicamento para dormir o para tratar la ansiedad. Los fármacos antipsicóticos para tratar algunos casos de demencia pueden aumentar la sedación y el riesgo de caídas en adultos mayores.

Medicamentos para la presión arterial y la diabetes. Como se señaló anteriormente, no es inusual que los adultos mayores sean sobretratados por estas afecciones. Esto significa que están tomando un nivel de medicamento que hace que la presión arterial sea más baja de lo necesario para una salud ideal.

Medicamentos anticolinérgicos. Estos fármacos sirven para reducir o bloquear los efectos producidos por la acetilcolina en el sistema nervioso. Es muy común que los adultos mayores los tomen. A menudo no saben que estos pueden alterar el equilibrio y el pensamiento. Estos incluyen medicamentos para alergias, vejiga hiperactiva, vértigo, náuseas y ciertos tipos de antidepresivos.

Medicamentos opiáceos para el dolor, especialmente si son nuevos.

5. Evaluar la marcha y el equilibrio

Fisioterapia y evaluación de la marcha en el adulto mayor Una evaluación de la marcha significa que el profesional de la salud observa cuidadosamente la forma en que camina el adulto mayor. Hay ciertas maneras simples de verificar el equilibrio de la persona. Una de ellas es tratar cualquier dolor o molestia si eso parece ser la causa de problemas de la marcha y de las caídas. Muchas caídas en adultos mayores pueden ocurrir como una reacción al dolor de pies, dolor de rodillas o dolor de espalda.

Otra forma de verificar el equilibrio y la marcha es acudir a fisioterapia. Un fisioterapeuta a menudo puede recomendar ejercicios de fortalecimiento adecuados. Además, si es necesario puede ayudar al adulto mayor a adaptarse a un dispositivo de asistencia. Esto puede ser un bastón o un andadera para adultos mayores.

Tal vez te pueda interesar: Consejos y remedios para aliviar el dolor de articulaciones

6. Revisar nivel de vitamina D

Algunos estudios sugieren que el tratamiento de niveles bajos de vitamina D podría ayudar a reducir caídas en adultos mayores. El bajo nivel de esta vitamina pueden contribuir a la fragilidad de los huesos.

Si el adulto mayor pasa mucho tiempo en casa y no toma un suplemento diario de vitamina D, tiene una alta probabilidad de tener un nivel bajo de vitamina D. Tomar suplementos de vitamina D puede ser útil. Sin embargo, si se está muy preocupado por las caídas o la deficiencia de vitamina D, se debe consultar a un profesional de la salud antes de tomar cualquier suplemento.

7. Considerar y evaluar posibles condiciones cardiacas o neurológicas

Evaluación de enfermedades neurológicas o cardiacas en el adulto mayor después de una caída Las enfermedades cardiacas o neurológicas a largo plazo (crónicas) son diferentes a las condiciones agudas. Una condición aguda o súbita como una fractura es lo que se busca justo después de una caída. No obstante, un caso de epilepsia no diagnosticada podría causar una caída abrupta debido a una convulsión.

En pocos casos, las caídas en adultos mayores pueden suceder debido a que se ha desarrollado un problema crónico del corazón. Un ejemplo de esto sería la fibrilación auricular que a veces hace que el corazón se acelere. Por otro lado, es posible que las personas de edad avanzada desarrollen condiciones neurológicas crónicas como la enfermedad de Parkinson. Esto también podría conducir a caídas en adultos mayores.

Es importante que el profesional de la salud considere realizar análisis cardiacos y neurológicos para descartar cualquier condición. Es particularmente útil que el paciente o familiar pregunte sobre la posibilidad de padecer este tipo de problemas si las caídas son frecuentes. Esto en especial si ya se ha disminuido los medicamentos riesgosos y el tratamiento excesivo de la presión arterial alta.

8. Evaluar salud visual, salud de los pies y seguridad en el hogar

Es necesario tomar en cuenta un examen de la vista, visitar a un podólogo, así como evaluar la seguridad del hogar. Si un adulto mayor ha sufrido una caída, es recomendable preguntar al profesional de la salud si analizar estos aspectos podría ayudar.

Es especialmente relevante la evaluación de seguridad en el hogar. Esto incluye contar con alfombras antideslizantes y con barras de apoyo en el baño. Por otro lado, revisar la salud visual del adulto mayor también es una excelente idea si la persona no se ha realizado recientemente un examen de la vista. Verificar el estado de la visión y usar los lentes correctos puede ayudar a prevenir caídas. El tratamiento del glaucoma, la retinopatía diabética y las cataratas, condiciones que limitan la visión, también puede ayudar.

Finalmente, el adulto mayor debe usar los zapatos adecuados para reducir el riesgo de caídas. Los zapatos que tienen suelas firmes y antideslizantes, soporte para el tobillo y tacones planos, son los mejores.

Tu opinión importaTu opinión es importante

Nuestro objetivo en Meditip es informarte y ayudarte a tomar las mejores decisiones acerca de lo más valioso que tienes, tu salud y la de tus seres queridos. Hacemos un gran esfuerzo por presentar información de manera sencilla y fácil de entender. Finalmente, ayúdanos a saber si estamos haciendo bien nuestro trabajo. Califica nuestro artículo y/o deja un breve comentario.

Fuentes

Leslie Kernisan. (2014). 8 Things to Have the Doctor Check After an Aging Person Falls. 2 de septiembre de 2019, de Better Health While Aging Sitio web: https://betterhealthwhileaging.net/8-things-to-check-after-fall-in-aging/

Laurence Z. Rubenstein. (2019). Falls in Older People. 2 de septiembre de 2019, de Merck Manuals Sitio web: https://www.merckmanuals.com/home/older-people%E2%80%99s-health-issues/falls/falls-in-older-people

Infobae. (2019). Caídas son un riesgo mortal para adultos mayores en México. 2 de septiembre de 2019, de Infobae Sitio web: https://www.infobae.com/america/mexico/2019/02/11/caidas-son-un-riesgo-mortal-para-adultos-mayores-en-mexico/

Share.

Leave A Reply