Qué es la epilepsia

La epilepsia es un trastorno crónico del sistema nervioso central que afecta al cerebro y se caracteriza por convulsiones repetidas. Una convulsión es una alteración repentina del comportamiento debido a un cambio temporal en el funcionamiento eléctrico del cerebro. Por lo general, se diagnostica epilepsia cuando una persona presenta al menos dos convulsiones que no fueron causadas por alguna condición médica conocida. Las causas de la epilepsia pueden ser complejas y, a veces, difíciles de identificar. A los episodios que presenta un paciente con epilepsia se les conoce como convulsiones, crisis epilépticas o ataques epilépticos.

Mujer teniendo una convulsión o ataque epilépticoLa epilepsia afecta a hombres y mujeres de todas las razas, orígenes étnicos y edades. El cerebro humano genera continuamente pequeños impulsos eléctricos en un patrón ordenado. Estos impulsos viajan a lo largo de las neuronas y de todo el cuerpo a través de mensajeros químicos llamados neurotransmisores. En la epilepsia, los ritmos eléctricos del cerebro tienden a desequilibrarse, provocando ataques epilépticos o convulsiones recurrentes.

Es especialmente relevante que no todas las convulsiones se deben a epilepsia. Otras afecciones que pueden parecerse a la epilepsia incluyen desmayos y bajo nivel de azúcar en la sangre en personas que reciben tratamiento para la diabetes.

Se estima que el 50% de las personas que presenta una convulsión tendrá más convulsiones. Para las personas con riesgo de convulsiones recurrentes, aproximadamente el 70% puede mantenerlas en control con la ayuda de medicamentos.

Las convulsiones pueden implicar la pérdida de la conciencia, una serie de movimientos inusuales, sensaciones extrañas o modificaciones en el comportamiento. Muchas personas tienen convulsiones sin que se les diagnostique epilepsia. Estas convulsiones a menudo tienen una causa conocida y no se volverán a producir a menos que ocurra la misma situación que las provocó. Un ejemplo de esto son las convulsiones por fiebre en bebés.

Causas de la epilepsia

Hay muchas causas de la epilepsia. Sin embargo, en el 50% de los casos la causa es desconocida. Una persona puede comenzar a tener convulsiones por alguno de los siguientes motivos:

  • Tendencia genética, transmitida de uno o ambos padres (heredada).
  • Tendencia genética no heredada, es decir, un cambio en el ADN de la persona.
  • Cambio estructural en el cerebro, a veces llamado “sintomático”. Por ejemplo, que el cerebro no se desarrolle adecuadamente o exista daño causado por una lesión cerebral, infecciones como meningitis o encefalitis, falta de oxígeno al nacer, accidente cerebrovascular o tumor.
  • Cambios o anormalidades estructurales debido a afecciones genéticas como esclerosis tuberosa o neurofibromatosis, lo que puede causar crecimientos que afectan el cerebro.

Algunos investigadores consideran que la posibilidad de desarrollar epilepsia siempre es genética. Esto en el sentido de que cualquier persona que comience a tener convulsiones siempre ha tenido algún nivel de probabilidad genética para ello.

Qué es la epilepsia: impulsos eléctricos anormales debido a epilepsia

Impulsos eléctricos anormales

Incluso si las convulsiones comienzan después de una lesión cerebral u otro cambio estructural, esto puede deberse tanto al cambio estructural como a la tendencia genética a las convulsiones. Esto tiene sentido si se considera que muchas personas pueden tener una lesión cerebral similar, pero no todas ellas desarrollan epilepsia después.

Finalmente, una lesión cerebral también es una de las posibles causas de la epilepsia. Una lesión en el cerebro produce tejido cicatricial, lo cual predispone a los individuos a desarrollar el trastorno. No obstante, puede haber un largo periodo, incluso años, entre la lesión y el inicio de las convulsiones. Por qué ocurre esto aún se desconoce. En adultos mayores de 65 años, la epilepsia puede desarrollarse como resultado de enfermedades degenerativas como el Alzheimer.

Tipos de crisis epiléptica o convulsiones debido a epilepsia

Sabías que… el 10% de la población corre el riesgo de sufrir una convulsión durante su vida, mientras que la probabilidad de ser diagnosticado con epilepsia en algún momento es de aproximadamente 3%

Las convulsiones debido a epilepsia varían tanto que los especialistas con frecuencia reclasifican los tipos de convulsiones. Típicamente, las crisis epilépticas pertenecen a una de dos categorías básicas: convulsiones generalizadas y convulsiones focales o parciales. La diferencia entre estos tipos radica en cómo comienzan. Las convulsiones generalizadas comienzan con una descarga eléctrica que afecta al mismo tiempo a ambos lados del cerebro. Mientras que las convulsiones parciales empiezan con una descarga eléctrica en un área cerebral limitada.

A veces es difícil saber cuándo una persona está sufriendo un ataque epiléptico. Una persona que tiene una convulsión debido a epilepsia puede parecer confusa o parecer que está mirando algo que no está ahí. Otras convulsiones pueden hacer que una persona se caiga, tiemble y no se dé cuenta de lo que sucede a su alrededor. A continuación se explica los diferentes tipos de crisis epiléptica.

Causas de la epilepsia: tipos de convulsiones debido a epilepsia: crisis epiléptica focal y crisis epiléptica generalizada

Crisis epiléptica parcial (focal)

Las convulsiones focales son el resultado de una actividad anormal en un área específica del cerebro y se dividen en dos categorías:

Crisis epiléptica focal sin pérdida de conciencia: también conocidas como convulsiones parciales simples, estas convulsiones no causan una pérdida de conciencia. Pueden alterar las emociones o cambiar la apariencia, el olor, la sensación, el gusto o el sonido de las cosas. También pueden provocar sacudidas involuntarias de una parte del cuerpo, por ejemplo, brazos o piernas. Además, síntomas sensoriales espontáneos como hormigueo, mareos y luces intermitentes.

Crisis epiléptica focal con conciencia deteriorada: tipo de ataque epiléptico también llamado convulsiones parciales complejas. Esta crisis implica un cambio o la pérdida de la conciencia o del conocimiento. Durante una convulsión parcial compleja se puede mirar fijamente al espacio y no responder normalmente a su entorno. La persona que presenta esta crisis epiléptica puede realizar movimientos repetitivos, como frotarse las manos, masticar, tragar o caminar en círculos.

Los síntomas de las convulsiones focales se puede confundir con otros trastornos neurológicos. Esto incluye migraña o narcolepsia. Es necesario realizar un examen y pruebas exhaustivas para buscar las posibles causas de la epilepsia y distinguirla de otras enfermedades.

Tal vez te pueda interesar: Complicaciones de la epilepsia, convulsiones fuera de control

Crisis epiléptica generalizada

Las convulsiones que parecen afectar a todas las áreas del cerebro se denomina crisis o convulsiones generalizadas y existen seis tipos:

Ausencia de convulsiones: este tipo de crisis epiléptica, antes conocida como convulsiones menores, a menudo ocurre en niños. Se caracteriza por mirar al espacio o por movimientos corporales sutiles como el parpadeo de los ojos o el chasquido de los labios.

Síntomas de la epilepsia: niña después de ataque epiléptico de crisis generalizadaConvulsión tónica: ataque epiléptico que causa una repentina rigidez de los músculos y puede provocar que la persona se caiga. Estas convulsiones suelen afectar los músculos de la espalda, brazos y piernas. Se puede tener los ojos en blanco y debido a la tensión de los músculos del pecho, con frecuencia hay dificultad para respirar.

Convulsión atónica: también conocida como convulsiones por caída, esta variante causa una pérdida del control muscular. Esto puede ocasionar que la persona tire los objetos que trae en la mano y hacer que se colapse o caiga.

Convulsión clónica: crisis epiléptica que se asocia con movimientos musculares repetitivos o rítmicos. Estas convulsiones suelen afectar cuello, cara y brazos.

Convulsión mioclónica: por lo general aparece como sacudidas o contracciones breves y repentinas de los brazos y piernas. Suele ser breve en duración, por lo general solo un par de segundos.

Convulsión tónica-clónica: antes denominada convulsión de tipo gran mal, es el tipo más grave de crisis epiléptica. Estas convulsiones pueden causar una pérdida abrupta de la conciencia, rigidez y agitación del cuerpo. En ocasiones, también resulta en la pérdida del control de la vejiga o en mordeduras involuntarias de la lengua.

Factores que aumentan el riesgo de ataques epilépticos

Las crisis epilépticas parecen ser desencadenadas por factores como falta de sueño o estrés. Sin embargo, estos factores son solo situaciones que pueden provocar una convulsión en algunas personas con epilepsia y no explican por qué una persona desarrolla epilepsia. Se requiere de análisis moleculares y mayores investigaciones para ayudar a identificar las causas de la epilepsia y los desencadenantes de los ataques.

Factores que desencadenan convulsiones o crisis epilépticas: fatiga, falta de sueño y estrés

Factores que desencadenan convulsiones: fatiga

Algunos factores que pueden aumentar el riesgo de convulsiones en personas con epilepsia son los siguientes:

  • Estrés
  • Privación del sueño
  • Fatiga
  • Deficiencia nutricional
  • Consumo de alcohol
  • Abuso de drogas
  • No tomar los medicamentos anticonvulsivos prescritos

Alrededor de la mitad de las personas que tiene una convulsión sin una causa clara tendrán otra, por lo general dentro de seis meses. Una persona tiene el doble de probabilidad de tener una segunda convulsión si existe una lesión cerebral u otro tipo de anomalía del cerebro. Cuando un paciente tiene dos convulsiones, hay un 80% de probabilidad de tener más. Si la primera convulsión ocurrió en el momento de una lesión o infección en el cerebro, hay una mayor probabilidad de que el paciente desarrolle epilepsia.

Tal vez te pueda interesar: Consejos para vivir con una epilepsia, una guía práctica

Síntomas de la epilepsia

Debido a que la epilepsia es causada por una actividad anormal en el cerebro, las convulsiones pueden afectar cualquier proceso que el cerebro coordine. Los signos y síntomas de un ataque epiléptico pueden incluir:

  • Confusión temporal
  • Ausencias típicas (mirada fija o vacía durante unos segundos)
  • Movimientos bruscos incontrolables de brazos y piernas
  • Pérdida de la conciencia o del conocimiento
  • Sensaciones inusuales como miedo, ansiedad o deja vu

Los síntomas de una crisis epiléptica varían según el tipo de convulsión. En la mayoría de los casos, una persona con epilepsia tendrá el mismo tipo de convulsión cada ocasión, por lo que los síntomas serán similares de un episodio a otro.

Diagnóstico de la epilepsia: resonancia magnética del cerebro después de una convulsión

Resonancia magnética: prueba de imagen auxiliar en el diagnóstico de epilepsia

Diagnóstico de la epilepsia

No siempre es fácil confirmar si una persona ha tenido una convulsión, especialmente si nadie más vio lo que sucedió. Las convulsiones debido a epilepsia pueden ser infrecuentes y esporádicas, por lo tanto difíciles de diagnosticar. A menudo, los resultados de las pruebas pueden ser normales. Sin embargo, el médico puede sospechar de epilepsia y de que la persona ha tenido una convulsión según su historial y una descripción detallada del episodio. Primero, el profesional de la salud se asegurará de que el cerebro esté recibiendo suficiente oxígeno y de que los signos vitales sean normales y saludables. Posteriormente, las pruebas para el diagnóstico de epilepsia pueden incluir:

  • Historial médico, incluyendo una descripción detallada del evento
  • Examen neurológico completo
  • Pruebas de patología
  • Electroencefalograma, para probar la actividad eléctrica del cerebro
  • Tomografía computarizada
  • Resonancia magnética
  • Análisis de sangre y otras pruebas de laboratorio para detectar anomalías en la glucosa

Para algunas pruebas, se puede requerir hospitalización mientras se observa las convulsiones y se toma las grabaciones durante el evento. Este tipo de prueba no siempre es necesaria y tampoco es siempre concluyente. El profesional de la salud también puede realizar una serie de preguntas para averiguar si alguno de estos factores puede ser responsables de la convulsión:

  • Uso de drogas o alcohol
  • Lesiones en la cabeza
  • Fiebre alta o infección
  • Anormalidad genética

Tratamiento de la epilepsia

Tratamiento de la epilepsia: medicamentos antiepilépticos o anticonvulsivosLa epilepsia puede tratarse con medicamentos antiepilépticos , dietoterapia y cirugía. Los medicamentos son la opción de tratamiento inicial para casi todos los pacientes con epilepsia. Es posible que algunas personas que solo presentan una convulsión, y cuyas pruebas no indican una alta probabilidad de recurrencia de la convulsión, no necesiten medicamentos. Los medicamentos son altamente efectivos y controlan las convulsiones debido a epilepsia en la mayoría de los pacientes. Sin embargo, no curan la epilepsia.

Con tantos medicamentos antiepilépticos disponibles, elegir el medicamento adecuado puede ser complicado. La elección de la medicación depende de una variedad de factores. Por ejemplo, el tipo de convulsión, tipo de epilepsia, efectos secundarios probables y otras afecciones médicas que el paciente pueda tener. Finalmente, se debe considerar la edad y sexo del paciente, así como posibles interacciones con otros medicamentos.

La función de los medicamentos es evitar los ataques epilépticos. Por lo tanto, se debe tomar el medicamento según lo prescrito. Si no se ha tenido convulsiones durante mucho tiempo, el paciente se puede cuestionar la necesidad de seguir el tratamiento. No obstante, suspender un medicamento antiepiléptico requiere una conversación con el médico sobre los riesgos que esto implica. Es posible que algunos pacientes no necesiten tomar medicamentos de por vida. Algunas personas solo necesitan medicamentos por un tiempo limitado. Un profesional de la salud con todas las herramientas necesarias debe evaluar cada caso individualmente.

Es vital seguir tomando el medicamento exactamente como lo recetó el profesional de la salud hasta que se haya discutido este tema. Olvidar tomar el medicamento o suspenderlo repentinamente puede provocar convulsiones.

Tu opinión importaTu opinión es importante

Nuestro objetivo en Meditip es informarte y ayudarte a tomar las mejores decisiones acerca de lo más valioso que tienes, tu salud y la de tus seres queridos. Hacemos un gran esfuerzo por presentar información de manera sencilla y fácil de entender. Ayúdanos a saber si estamos haciendo bien nuestro trabajo. Califica nuestro artículo y/o deja un breve comentario.

Fuentes

Epilepsy Society UK. (2019). Causes Of Epilepsy. 8 de julio de 2019, de Epilepsy Society UK Sitio web: https://www.epilepsysociety.org.uk/causes-epilepsy#.XSOtlOtKjIV

AANS . (2018). Epilepsy. 8 de julio de 2019, de American Association of Neurological Surgeons Sitio web: https://www.aans.org/en/Patients/Neurosurgical-Conditions-and-Treatments/Epilepsy

Elaine Kiriakopoulos. (2017). Types of Seizures. 8 de julio de 2019, de Epilepsy Foundation of America Sitio web: https://www.epilepsy.com/learn/types-seizures

Better Health Channel . (2018). Epilepsy. 8 de julio de 2019, de State Government of Victoria, Australia Sitio web: https://www.betterhealth.vic.gov.au/health/conditionsandtreatments/epilepsy

Epilepsy Australia. (2017). Epilepsy Explained. 8 de julio de 2019, de Epilepsy Australia Sitio web: https://www.epilepsy.com/learn/about-epilepsy-basics/what-epilepsy

Mayo Clinic. (2019). Epilepsy. 8 de julio de 2019, de Mayo Clinic Sitio web: https://www.mayoclinic.org/diseases-conditions/epilepsy/symptoms-causes/syc-20350093

CDC. (2019). Frequently Asked Questions About Epilepsy. 8 de julio de 2019, de Centers for Disease Control and Prevention Sitio web: https://www.cdc.gov/epilepsy/about/faq.htm

Department of Neurology. (2019). Evaluation of First-Time Seizure. 8 de julio de 2019, de Columbia University Sitio web: http://www.columbianeurology.org/neurology/staywell/document.php?id=42140

Share.

Leave A Reply