Cómo prepararse para una cirugía de hernia

Una hernia es una protuberancia o debilidad en una pared del cuerpo. Las hernias son una condición que puede afectar a hombres y mujeres de todas las edades. Algunas personas pueden nacer con una debilidad subyacente. Sin embargo, también hay factores que contribuyen a que sea más probable que se desarrolle una hernia. Por ejemplo, tener sobrepeso, estreñimiento, cargar objetos pesados o toser con frecuencia por fumar. En la mayoría de los casos, el tratamiento consiste en una cirugía de hernia.

Los diferentes tipos de hernias incluyen la hernia inguinal, epigástrica, umbilical, femoral e incisional. Por lo general, la reparación de una hernia requiere cirugía. Someterse a una cirugía y estar en el hospital puede ser una experiencia estresante. Por lo tanto, nuestro objetivo es aliviar algunas de las inquietudes respecto a la cirugía y al proceso de recuperación de la cirugía de hernia.

Al prepararse para una cirugía de hernia es importante saber que el proceso de reparación de una hernia se extiende desde que el paciente acude al médico hasta el ingreso a la sala de operaciones, la anestesia, la cirugía y la recuperación. En este texto se explica los tipos de cirugía de hernia disponible, aspectos generales de la operación, las consideraciones previas a la cirugía y el proceso de recuperación. Sin embargo, la información aquí expuesta solo es una guía, ya que cada persona y hernia particular pueden requerir tratamientos diferentes.

Paciente con hernia ventral antes de la cirugía de hernia

El primer paso para prepararse para una cirugía de hernia es saber que se trata de un procedimiento quirúrgico muy común. Casi 500 mil reparaciones de hernias se realiza cada año en México.

Debe preocupar más no someterse a una cirugía de hernia, que hacerlo. La cirugía puede evitar que esta protuberancia crezca.  Cuanto más grande es la hernia, más probabilidades hay de desarrollar complicaciones.

Tipos de cirugía de hernias

La única cura permanente para una hernia es la reparación quirúrgica. Las hernias puede repararse si causan dolor, malestar o interfieren con las actividades diarias. Es fundamental recordar que las hernias pueden agrandarse con el tiempo; es decir, no mejoran por sí mismas. Algunas hernias son más propensas que otras a incarcerarse o estrangularse, por lo que el profesional de la salud aconsejará si es necesaria una cirugía por este motivo.

Hay dos procesos quirúrgicos principales para la reparación de hernias: cirugía abierta y cirugía de mínima invasión o laparoscopía. La cirugía de hernia adecuada para cada paciente depende del tipo y tamaño de la hernia.

Cirugía abierta de hernia y laparascopíaCirugía abierta

Este procedimiento consiste en realizar un corte en el sitio de la hernia y empujarla de nuevo a su lugar. La debilidad por lo general se cubre con una malla quirúrgica estéril, sobre la cual el cuerpo acumulará tejido fibroso durante un periodo promedio de seis a ocho semanas. La mayoría de las hernias se repara mediante cirugía abierta.

La posibilidad de que una hernia regrese después de una cirugía abierta va del 1% al 10%.

Laparoscopía

Esta técnica se utiliza principalmente para las hernias inguinales y, en ocasiones, para otros tipos de hernias. La laparoscopía se realiza haciendo cortes muy pequeños en el abdomen e insertando un laparoscopio y otros instrumentos especializados a través de estos cortes.

El principal beneficio de la cirugía laparoscópica sobre la cirugía abierta es que, por lo general, se puede regresar al trabajo y las actividades normales más rápido en comparación con la cirugía abierta. La mayoría de los pacientes que se somete a una cirugía de hernia laparoscópica regresa a casa el mismo día.

Es especialmente relevante que algunos pacientes no son elegibles para cirugía laparoscópica. Los factores que pueden impedir la realización de este procedimiento incluyen obesidad, cirugía abdominal previa que causa tejido cicatricial denso, incapacidad para visualizar órganos o posibles problemas de sangrado durante la operación.

Reparación robótica

La reparación robótica de hernias, como la cirugía laparoscópica, utiliza un laparoscopio y se realiza con pequeñas incisiones. Con la cirugía robótica, el cirujano está sentado en una consola en el quirófano y maneja los instrumentos quirúrgicos desde la consola. Si bien la cirugía robótica por lo general se usa para reparar hernias pequeñas o áreas débiles, ahora también se puede usar para reconstruir la pared abdominal.

La opción de cirugía robótica se ha convertido en una parte integral en la reparación de la hernia inguinal mínimamente invasiva. Los movimientos refinados, la visualización tridimensional y una excelente ergonomía para el cirujano han contribuido a que esta cirugía de hernia se convierta en una técnica más fácil de adoptar que su contraparte laparoscópica.

Solicita una consulta de valoración y conoce las diversas opciones para el tratamiento de hernias, clic aquí

Consulta de valoración de hernias con un precio especial

Recibe atención personalizada por un experto y evita complicaciones

Aspectos generales sobre la cirugía de hernias

En algunos casos, las hernias nunca terminan causando suficientes síntomas para justificar una intervención médica. No obstante, a excepción de algunas hernias umbilicales en bebés, las hernias no se resuelven ni sanan sin cirugía. Por lo tanto, cuando se presentan síntomas negativos y recurrentes, la cirugía es necesaria. El profesional de la salud deberá discutir con el paciente las ventajas y desventajas de los procedimientos. Algunos aspectos a considerar sobre la cirugía de hernia son los siguientes:

Anestesia

La cirugía de hernia se puede realizar tanto bajo anestesia local, como general. La anestesia general significa que el paciente está dormido durante toda la operación. Todas las hernias que se repara por laparoscopía con frecuencia son bajo anestesia general. En caso de cirugía bajo un anestésico local, la persona estará despierta durante la operación, aunque se le administrará medicamentos para adormecer un poco. La anestesia local se inyecta en el sitio de la hernia antes de la cirugía y puede administrarse más anestesia local según sea necesario durante la operación. El adormecimiento puede durar varias horas después del procedimiento.

El anestesiólogo o cirujano aconsejará el tipo de anestésico según el estado físico general, tipo de cirugía, cualquier otro problema médico y preferencias personales.

Anestesia en cirugía de hernia y malla quirúrgica de prolene

Anestesia y malla quirúrgica

Malla quirúrgica

La malla quirúrgica es un dispositivo médico que se utiliza para proporcionar soporte adicional al tejido debilitado o dañado. La mayoría de los dispositivos de malla quirúrgica actualmente disponibles para su uso están construidos con materiales sintéticos o tejido animal.

Las hernias tienen una alta tasa de recurrencia. Como resultado, los médicos a menudo usan una malla quirúrgica para fortalecer la reparación de la hernia y reducir la tasa de recurrencia. Desde la década de 1980, ha habido un aumento en las cirugías de hernias con malla. Para el año 2000, las reparaciones que no eran de malla representaban menos del 10% de las técnicas de reparación de hernia inguinal.

El uso de malla quirúrgica puede mejorar los resultados del paciente a través de la reducción del tiempo operatorio y del tiempo de recuperación. Sin embargo, el tiempo de recuperación depende del tipo de hernia, el abordaje quirúrgico y el estado del paciente antes y después de la cirugía.

Consideraciones antes de la cirugía de hernia

Persona leyendo un libro antes de la cirugía de hernia para evitar el estrésLa evaluación previa a la cirugía puede incluir análisis de sangre, análisis de orina, electrocardiograma o tomografía computarizada. El cirujano y anestesiólogo revisarán el historial clínico, medicamentos que esté tomando y las opciones de anestesia.

El paciente debe hacer algunos cambios antes de la operación. Dejar de fumar, reducir el consumo de alcohol, comer sanamente y hacer ejercicio pueden mejorar la recuperación de la cirugía de hernia.

Si se tiene otras condiciones médicas debe informarse sobre la cirugía de hernia al médico tratante. Además, debe llevarse los medicamentos que se esté tomando al hospital. El personal aconsejará al paciente cómo tomarlos el día de la operación.

Es normal sentirse ansioso. Para disminuir el estrés es buena idea llevar algo para leer o audífonos para escuchar música. Por otro lado, es recomendable darse un baño o una ducha en la mañana de la cirugía o la noche anterior. Esto puede ayudar a reducir el riesgo de infección. No se debe afeitar el área de la hernia. El equipo quirúrgico se encargará de esto.

El día de la operación, el médico indicará cuándo se debe dejar de beber y comer. Beber mucha agua antes de este momento ayuda a sentirse mejor e incluso puede reducir las complicaciones.

Debe hacerse arreglos para que un adulto sano acompañe al paciente la primera noche en casa después de la cirugía. Esto es esencial si se aplicó anestesia general.

No se podrá conducir durante algunas semanas. Puede hacerse arreglos con un amigo o familiar que ayude en las actividades de movilidad. Finalmente, es útil planificar algunas comidas fáciles de preparar para cuando se regrese a casa. Se deberá contemplar un descanso de dos a tres semanas. No obstante, si se tiene un trabajo que requiere actividad física, puede ser necesario hasta seis semanas de descanso.

Recuperación de la cirugía de hernia

Inmediatamente después de la operación, es posible sentir somnolencia o inestabilidad. Sin embargo, la recuperación con frecuencia es rápida. La mayoría de los pacientes regresa a casa el mismo día de la cirugía.

Uso de apósitos especializados

Apósito quirúrgico para herida para una mejor recuperación de la cirugía de herniaDurante la recuperación de la cirugía de hernia será necesario el uso de un apósito sobre la herida. Estos apósitos pueden disminuir el riesgo de infección y promover la curación de la herida. El profesional de la salud puede recomendar un apósito en particular. Es posible que durante unos días se tenga algo de hinchazón, moretones y dolor en el lugar de la herida quirúrgica.

El personal de salud del hospital dará instrucciones sobre el uso y el cambio de apósitos. Para evitar o combatir posibles infecciones, con frecuencia se recomienda apósitos especializados con liberación de plata. Los apósitos quirúrgicos especializados brindan una barrera impermeable que protege la piel de microorganismos dañinos. Gracias a la tecnología de los apósitos, el paciente puede bañarse sin necesidad de remover el apósito.

Si se tiene grapas o puntos de sutura no absorbibles, será necesario hacer una cita con el médico o enfermera para retirarlos después de aproximadamente una semana. Se debe tomar los analgésicos según lo aconseje el profesional de la salud. En caso de tos o estornudos, se puede aplicar un poco de presión con la mano sobre la herida para sostenerla.

Alimentación y rutina

Es importante alimentarse de manera adecuada. Esto incluye mucha fruta y fibra, además de beber suficiente agua para evitar el estreñimiento. También puede ser útil tomar laxantes si se está estreñido, no sin antes consultarlo con el médico. Los pacientes con reparación de hernia hiatal pueden seguir una dieta líquida a la que se irá agregando poco a poco alimentos sólidos. (Ver: Dieta de la hernia hiatal)

Es especialmente relevante evitar levantar objetos pesados ​​y hacer esfuerzos, pero sí es fundamental caminar. Si no se está muy activo, se recomienda usar medias de compresión y hacer ejercicios ligeros de pierna para mejorar la circulación y reducir el riesgo de coágulos de sangre.

Algunas personas pueden regresar al trabajo y hacer ejercicio después de dos semanas de la cirugía. Por lo general, el hospital entregará una nota de incapacidad que cubra este periodo. No se debe olvidar verificar tener este documento antes de abandonar el hospital. No se debe conducir hasta sentirse totalmente capaz de hacerlo de manera segura y sin dolor. La mayoría de las personas que se somete a una cirugía de hernia se recupera por completo en un periodo de seis semanas.

Aspectos a tener en cuenta en casa

Es necesario acudir al médico de cabecera o al hospital donde se realizó la cirugía de hernia si:

  • La herida se vuelve más dolorosa, roja, inflamada o se siente caliente al tocarla
  • Se nota fugas de líquido de la herida
  • El malestar no mejora a pesar de los medicamentos
  • Se tiene fiebre de más de 38 °C o vómito
  • La parte inferior de las piernas se inflama y duele

Estos síntomas pueden ocurrir si se ha desarrollado una infección. En estos casos, el profesional de la salud necesita revisar al paciente. Puede ser necesario cambiar el tratamiento o medicamentos adicionales, por lo general, antibióticos.

Tu opinión importaTu opinión es importante

Nuestro objetivo en Meditip es informarte y ayudarte a tomar las mejores decisiones acerca de lo más valioso que tienes, tu salud y la de tus seres queridos. Hacemos un gran esfuerzo por presentar información de manera sencilla y fácil de entender. Finalmente, ayúdanos a saber si estamos haciendo bien nuestro trabajo. Califica nuestro artículo y/o deja un breve comentario.

Fuentes

NHS. (2016). Hernia Surgery in Adults . 17 de junio de 2019, de NHS Foundation Sitio web: Hernia_Surgery_in_Adults_GHPI0747_08_16.pdf

Royal College of Anaesthetists. (2018). Preparing for a hernia repair. 17 de junio de 2019, de Royal College of Anaesthetists Sitio web: https://www.rcoa.ac.uk/system/files/HerniaRepair2018web-colour.pdf

American College of Surgeons. (2012). Ventral Hernia Repair. 17 de junio de 2019, de American College of Surgeons Sitio web: https://www.facs.org/~/media/files/education/patient%20ed/ventral_hernia.ashx

Royal Devon and Exeter. (2018). About your Hernia Operation. 17 de junio de 2019, de NHS Foundation Trust Sitio web: https://www.rdehospital.nhs.uk/documents/patient-information-leaflets/acute-surgery/patient-information-leaflet-about-your-hernia-operation.pdf

B. Todd Heniford. (2017). Carolinas Hernia Handbook. 17 de junio de 2019, de Carolinas HealthCare System Sitio web: https://atriumhealth.org/-/media/documents/cmc/clasp/herniaebookfull.pdf?la=en&hash=728D57F62CB75C6411B6B0D3B1FBFA4AAE6AE4F0

Department of Colorectal Surgery. (2016). Hernia Repair. 17 de junio de 2019, de Beaumont Hospital Sitio web: http://www.beaumont.ie/media/Hernia_Repair1.pdf

Mater Hospital Brisbane. (2004). Hernia repair (inguinal/incisional/ umbilical/femoral). 17 de junio de 2019, de Mater Hospital Brisbane Sitio web: http://brochures.mater.org.au/brochures/mater-hospital-brisbane/hernia-repair-(inguinal-incisional-umbilical-femo

Michigan Medicine. (2018). Open Inguinal Hernia Repair (Herniorrhaphy, Hernioplasty). 17 de julio de 2019, de University of Michigan Sitio web: https://www.uofmhealth.org/health-library/hw170381

Donkor C, Gonzalez A, Gallas MR, Helbig M, Weinstein C, Rodriguez J. (2017). Current perspectives in robotic hernia repair. 17 de junio de 2019, de Dovepress Sitio web: https://www.dovepress.com/current-perspectives-in-robotic-hernia-repair-peer-reviewed-fulltext-article-RSRR

WakeMed. (2018). What to Expect from Hernia Repair. 17 de junio de 2019, de WakeMed Sitio web: https://www.wakemed.org/hernia-repair-what-to-expect

UCSF Department of Surgery. (2018). Overview of Hernias. 17 de junio de 2019, de University of California San Francisco Sitio web: https://general.surgery.ucsf.edu/conditions–procedures/hernia-overview.aspx

Cleveland Clinic. (2018). Hernia: Management and Treatment. 17 de junio de 2019, de Cleveland Clinic Sitio web: https://my.clevelandclinic.org/health/diseases/15757-hernia/management-and-treatment

Share.

Leave A Reply