Qué es una hernia

Una hernia ocurre cuando el contenido del abdomen, ya sea pequeñas partes del intestino o tejido graso, atraviesa la pared abdominal y sobresale. Una hernia está cubierta por una membrana delgada (saco) que recubre el interior del abdomen. Esta membrana se llama peritoneo. La mayoría de las hernias ocurre en la parte inferior del abdomen y en las ingles. En las primeras etapas este padecimiento puede ser inofensivo. Sin embargo, a medida que pasa el tiempo se puede presentar una hernia irreducible. Esta es una de las complicaciones de una hernia más peligrosas, ya que puede cortar el suministro de sangre y producir la muerte del tejido. Si el contenido del saco herniario tiene un corte de sangre en la abertura interna de la pared abdominal, se convierte en una emergencia que pone en riesgo la vida.

Ilustración de una hernia

Ilustración de una hernia

El tipo más común de hernia es la hernia inguinal. Esta ocurre cuando una parte del intestino o tejido graso se sale a través de la pared abdominal hacia el área de la ingle. Este tipo de hernia a menudo se asocia con el envejecimiento o el esfuerzo del abdomen. Otro tipo común es la hernia femoral, en la que una parte del intestino o tejido graso sobresale en el área de la ingle, en la parte superior de la parte interna del muslo.

Las hernias femorales también están relacionadas con el envejecimiento y la tensión abdominal. Otra forma conocida de hernia es la hernia hiatal. Aquí, una parte del estómago ingresa al pecho a través de un punto débil en el diafragma. La causa aún no se comprende, pero puede relacionarse con la disminución del tamaño del diafragma a medida que la persona envejece.

Complicaciones de una hernia antes de la cirugía

En muchos casos, la hernia no causa síntomas o estos son leves. Dependiendo de la gravedad de la condición, las complicaciones de una hernia pueden variar. Las hernias inguinales, por ejemplo, pueden aumentar gradualmente de tamaño. Esto causa presión sobre el escroto en los hombres, lo que produce dolor e inflamación. En el caso de la hernia de hiato, los ácidos del estómago pueden filtrarse al esófago y provocar acidez estomacal, regurgitación e incluso hemorragia.

La mayoría de las hernias son reducibles, lo que significa que el contenido herniado puede empujarse nuevamente dentro de la cavidad abdominal.

Sin embargo, algunas hernias son irreducibles, es decir, que el contenido no puede regresar a su ubicación. Se pueden presentar las siguientes condiciones esecíficas.

Hernia incarcerada

Si el contenido de la hernia queda atrapado en el punto débil de la pared abdominal, puede obstruir el intestino, provocando dolor intenso, náuseas, vómitos y la incapacidad de evacuar o pasar el gas. Además, no puede volver a su ubicación original sin la atención médica.

Solicita una consulta de valoración y conoce las diversas opciones para el tratamiento de hernias, clic aquí 

Consulta de valoración de hernias con un precio especial

Recibe atención personalizada por un experto y evita complicaciones

Hernia estrangulada

La presión ejercida sobre la hernia puede comprometer el suministro de sangre a una sección de un órgano o tejido. Esto produce isquemia, muerte celular e incluso gangrena. Una hernia estrangulada es potencialmente mortal y requiere cirugía inmediata.

Cuando una parte del intestino se hernia, es posible que haya una obstrucción y el contenido del intestino ya no pueda pasar a través del área herniada. Esto provoca calambres, ausencia de defecación y vómito.

Debido al riesgo de estrangulación u obstrucción, las personas con esta afección deben acudir al hospital si presentan alguno de los siguientes síntomas:

  • Dolor repentino y severo
  • Náuseas y vómitos
  • Gases y estreñimiento
  • Hernia que se siente sensible o firme y no vuelve a su ubicación original

Una hernia estrangulada o un intestino obstruido son afecciones que ponen en riesgo la vida y requieren tratamiento quirúrgico inmediato.

Qué no se debe considerar complicaciones de una hernia

Es importante diferenciar los cambios postoperatorios esperados y lo que se puede considerar complicaciones de una hernia. Existe una serie de síntomas que cada paciente puede experimentar después de la cirugía de hernia:

Hernia después de una cirugía

Hernia después de una cirugía

Moretones: esto puede ocurrir en áreas que se encuentran fuera del área quirúrgica

Inflamación: la mayoría de los pacientes tendrán inflamación de moderada a significativa durante una a dos semanas después de la cirugía

Náuseas: algunos pacientes reaccionan a la anestesia de manera diferente que otros

Dolor: todos los pacientes deben esperar cierto nivel de dolor y malestar después de cualquier tipo de procedimiento quirúrgico

Dificultad para orinar: un pequeño porcentaje de pacientes tendrá dificultad para orinar después de la cirugía, esto debido a la anestesia

Reacción alérgica: erupciones, urticaria u otras manifestaciones de una alergia a un medicamento

Estos factores no se considera complicaciones de una hernia porque suceden con frecuencia o incluso en un porcentaje pequeño pero razonable de pacientes. También son autolimitantes, lo que significa que se resolverán solos sin tratamiento adicional específico. Además, no causan ninguna secuela a largo plazo ni otras complicaciones.

Complicaciones de una hernia

Las complicaciones de una hernia son inesperadas después de la cirugía. Sin embargo, aunque no se “espera”, se sabe que todas las complicaciones son una posibilidad, sin importar cuán raras sean. Algunas complicaciones pueden requerir un procedimiento de seguimiento para tratarlas. A veces pueden causar problemas a largo plazo o pueden llevar a una recuperación prolongada después de la cirugía.

Algunos pacientes con obesidad, diabetes, hernias crónicas grandes, hernias recurrentes o hernias previamente infectadas pueden tener mayor incidencia de presentar complicaciones después de la cirugía. Algunas complicaciones son las siguientes:

  • Infección leve de la piel
  • Infección de malla herniaria
  • Hernia recurrente
  • Seroma (acumulación de líquidos corporales claros en un lugar del cuerpo de donde se ha extirpado tejido)
  • Hematoma
  • Dolor crónico
  • Pérdida de testículo (hernias inguinales)
  • Complicaciones de anestesia: ataque cardíaco, accidente cerebrovascular

Cómo minimizar las complicaciones de una hernia

Cirugía de reparación de herniaUn dato fundamental en el tratamiento de hernias es que ningún cirujano, de ningún tipo, puede garantizar que el 100% de los pacientes no tendrá complicaciones. En la mayoría de los casos, la causa original de una complicación no es fácil de identificar durante la cirugía. Si así fuera, se podría eliminar cualquier posible complicación. Esto significa que, a pesar de los mejores esfuerzos durante la cirugía, no siempre se sabe qué puede salir mal. Por lo tanto, no hay una técnica o una maniobra que asegure que los pacientes no desarrollen una complicación.

Una complicación no es fácilmente identificable por una sola causa. Los pacientes que descansan después de la cirugía durante tres o cuatro días pueden reducir las probabilidades de tener un hematoma. Esos pacientes que siguen las instrucciones y se abstienen de levantar objetos pesados ​​durante tres semanas pueden reducir la posibilidad de una hernia recurrente. No todas las complicaciones se deben a factores del paciente. La pericia del cirujano, la complicación propia del procedimiento, entre otras cosas, son factores a considerar.

Cómo minimizar la recurrencia de hernias

Aunque los pacientes a menudo no pueden controlar el riesgo de desarrollar una hernia por primera vez, sí pueden evitar el desarrollo de una hernia recurrente. Las hernias recurrentes son las que se forman después de que un cirujano ya ha reparado la hernia primaria. Esto puede ocurrir días, semanas o décadas después de la primera cirugía. Dicho esto, hay pasos importantes que un paciente puede tomar para minimizar las posibilidades de una hernia recurrente.

La mejor forma en que un paciente puede prevenir la recurrencia de una hernia es encontrar un cirujano con la experiencia adecuada en volumen y diversidad. La experiencia puede reducir la posibilidad de que los pacientes desarrollen una hernia recurrente.

Diagnóstico para las complicaciones de una hernia

El examen clínico simple es suficiente para confirmar el diagnóstico de hernia. Las hernias en etapa temprana pueden requerir un examen de ultrasonido, más aún en personas con sobrepeso. En la hernia incisional, puede ser necesaria una tomografía computarizada para confirmar el contenido del saco herniario y conocer el tamaño del defecto.

Tratamiento de hernias

Ilustración de cirugía de reparación de herniasEl tratamiento de una hernia depende de si es reducible o irreducible. Todas las hernias irreducibles necesitan tratamiento de emergencia debido al riesgo de estrangulación. Cada tratamiento es diferente y depende de los riesgos y beneficios de las diferentes opciones disponibles para el caso. Las hernias con aberturas grandes tienen bajo riesgo de complicaciones y, por lo tanto, no siempre se requiere cirugía.

En general, todas las hernias deben repararse para evitar la posibilidad de complicaciones. Un intento por reducir la hernia con medicamentos para el dolor y relajación muscular debe realizarse con la elevación del pie de la cama. Si este intento falla, se necesita una cirugía de emergencia. En caso de lograr reducirla, se puede realizar una operación electiva. Si el contenido intestinal de la hernia no se reduce a las seis horas y se corta el suministro de sangre, el intestino puede sufrir daño.

Solicita una consulta de valoración y conoce las diversas opciones para el tratamiento de hernias, clic aquí

Recibe atención personalizada por un experto y evita complicaciones

Cirugía para la reparación de hernia

Una reparación de hernia requiere cirugía. Existen varias opciones de cirugía que pueden usarse para diferentes tipos de hernia.

En un procedimiento estándar bajo anestesia, el área de la hernia se abre y los tejidos normales se separan capa por capa de los márgenes del orificio o defecto. El orificio se cierra con puntos de sutura para aproximarse al tejido colindante sano y resistente. Esto ejerce una presión excesiva sobre los tejidos circundantes a través de los cuales pasan las suturas. Con el esfuerzo corporal, esta tensión puede provocar el desgarro de estos tejidos tensionados ​​y puede dar lugar a otra hernia. La frecuencia de tales hernias recurrentes ha llevado al desarrollo de muchos métodos diferentes de reparaciones para reducir el dolor y la recurrencia.

Con el fin de proporcionar una reparación suave y evitar la tensión en el tejido adyacente causado por jalar el tejido alrededor del orificio, se coloca una malla sintética sobre el defecto y se sutura sobre el defecto. La malla es un material permanente y, cuando se cose a los márgenes del defecto, permite el proceso de curación normal del cuerpo que lo incorpora a las estructuras locales. Este es un método de reparación muy efectivo que reduce el dolor y la recurrencia de la hernia.

Reparación laparoscópica

La reparación laparoscópica está ganando importancia debido a los beneficios. Entre estos se encuentran regreso rápido a las actividades diarias y la estancia hospitalaria más corta. A esto también se le resta cicatrices y pérdida de sangre. Además, la ausencia de dolor y la reducción de recaídas ha llevado al avance de las reparaciones laparoscópicas.

Las hernias incisionales generalmente se repara mejor por vía laparoscópica con menos infecciones y cicatrices. Los procedimientos laparoscópicos requieren cirujanos expertos y entrenados. Las hernias bilaterales pueden abordarse mejor mediante laparoscopía con incisiones mínimas. La mallaplastía laparoscópica también previene otras hernias, ya que la malla cubre todos los defectos en la región inguinal.

Una hernia afecta a las personas de manera diferente. Por lo tanto, ninguna hernia en particular o una combinación de hernias se tratará de la misma manera. Es fundamental trabajar con el médico para encontrar la mejor combinación de tratamiento, asesoramiento y apoyo para controlar el problema.

Tu opinión es importante

Tu opinión importaNuestro objetivo en Meditip es informarte y ayudarte a tomar las mejores decisiones acerca de lo más valioso que tienes, tu salud y la de tus seres queridos. Hacemos un gran esfuerzo por presentar información de manera sencilla y fácil de entender. Ayúdanos a saber si estamos haciendo bien nuestro trabajo. Califica nuestro artículo y/o deja un breve comentario.

Fuentes

California Hernia Specialist. (2017). Complications From Hernia Surgery. 18 de mayo de 2018, de California Hernia Specialist Sitio web: http://californiaherniaspecialists.com/complications-hernia-surgery/

Beaumont Health. (2017). Hernia pain and potential complications. 18 de mayo de 2018, de Beaumont Health Sitio web: https://www.beaumont.org/health-wellness/blogs/hernia-pain-and-potential-complications

Dr Suresh Chandra Hari. (2015). Hernia – Complications And Management. 18 de mayo de 2018, de Continental Hospitals Sitio web: http://www.continentalhospitals.com/blog/hernia-complications-and-management/#.Wv7s60iFPIU

Sally Robertson, BSc. (2014). Hernia Complications. 18 de mayo de 2018, de News Medical Life Science Sitio web: https://www.news-medical.net/health/Hernia-Complications.aspx

Hospital Vita. (2016). Complications in hernia. 18 de mayo de 2018, de Hospital Vita Sitio web: http://hernia.vita.bg/en/complications-in-hernia_s36

¡Califica nuestro artículo!

100%
100%
¡Excelente!

Ayúdanos a mejorar. Califica nuestro artículo para que sepamos si te fue útil y es de tu agrado o bien, podamos mejorarlo para lectores futuros. ¡Gracias!

  • Clasificación de Usuarios (1 Votos)
    9.7
Compartir en:

Escríbenos