Qué es una hernia

Ilustración de una herniaUna hernia ocurre cuando algún tejido o parte de un órgano atraviesa una parte blanda de la pared abdominal. Estos tejidos u órganos (usualmente partes de intestino o tejido graso) están contenidos en la membrana que recubre naturalmente la cavidad abdominal. Las hernias por sí solas pueden no presentar síntomas o producir dolor leve o intenso. El tratamiento de hernias puede ser conservador (mantener en observación o usar un suspensorio o faja) si la hernia no afecta la rutina diaria o no causa dolor severo.

El tratamiento curativo o reparación consiste en una cirugía. El procedimiento llamado laparoscopía ha reemplazado a la cirugía de hernia tradicional (abierta) para algunos tipos de hernias.

El dolor de una hernia puede ocurrir mientras una persona descansa o cuando corre o camina. Casi todas tienen el riesgo potencial de tener un bloqueo en el suministro de sangre (estrangulación de hernia). Cuando el contenido de la hernia sobresale, puede haber suficiente presión sobre los vasos sanguíneos y cortar el suministro de sangre. Si esto sucede, se convierte en una emergencia médica y quirúrgica. Esto porque el tejido necesita oxígeno que es transportado por la sangre.

El riesgo principal al cortarse el suministro de oxígeno del órgano que sobresale es la muerte del tejido. Una hernia intestinal estrangulada puede resultar en una obstrucción del intestino, que provoca que el abdomen se inflame. La estrangulación puede también conducir a una infección, gangrena, perforación intestinal, ataque cardiaco o la muerte.

Tratamiento de hernias

Para una hernia que no presenta síntomas, es recomendable mantener en observación y esperar. Aunque con cierto tipo de hernias, esto puede resultar riesgoso. Tal es el caso de la hernia femoral. Dentro de los dos años del diagnóstico de una hernia femoral, alrededor del 40% resulta en una estrangulación intestinal. En el caso de hernias femorales sin síntomas, aún no está claro si vale la pena proceder con una cirugía cuando la hernia puede empujarse de regreso al interior del abdomen.

El Colegio Americano de Cirujanos y otros expertos consideran innecesario una cirugía en dichos casos. En su lugar recomiendan esperar mientras y evaluar el progreso de la hernia. Otros recomiendan reparación quirúrgica para evitar el riesgo de una estrangulación futura del intestino. Dichas autoridades consideran preferible una temprana operación de rutina a una cirugía riesgosa de emergencia.

Las hernias epigástricas no desaparecen por sí solas y las complicaciones eventualmente conducen a una cirugía. Esta es la única forma de reparar este tipo de hernia.

La mayoría de las hernias umbilicales en bebés se cierran solas antes de los primeros dos años. El médico puede empujar el bulto hacia el abdomen durante un examen físico. En adultos, la cirugía es recomendable para evitar posibles complicaciones, especialmente si el tamaño y el dolor de la hernia aumentan.

Solicita una consulta de valoración y conoce las diversas opciones para el tratamiento de hernias, clic aquí 

Consulta de valoración de hernias con un precio especial

Recibe atención personalizada por un experto y evita complicaciones

Medicamentos para el tratamiento de hernias

En caso de tener una hernia hiatal, los medicamentos prescritos y de venta libre que reducen la acidez estomacal pueden aliviar la incomodidad y mejorar los síntomas. Esto incluye antiácidos, antihistamínicos e inhibidores de la bomba de protones (omeprazol).

Cambios en el estilo de vida

Los cambios en la dieta a menudo pueden tratar los síntomas de la hernia hiatal, pero no logran que desaparezca. Es recomendable no acostarse bocabajo después de comer, evitar comidas pesadas y mantener un peso saludable.

Ciertos ejercicios pueden ayudar a fortalecer los músculos alrededor del sitio de la hernia. Esto también ayuda a reducir algunos síntomas. Sin embargo, la ejecución incorrecta de los ejercicios aumenta la presión en el área. Esto puede provocar que la hernia se abulte más. Se recomienda consultar con un fisioterapeuta los ejercicios que se puede y no se puede hacer.

Cambios del estilo de vida para el tratamiento de hernias

Cambios del estilo de vida para el tratamiento de hernias

Si estos cambios no resuelven la molestia, se puede necesitar cirugía para reparar la hernia. Los síntomas pueden mejorar evitando alimentos que causan acidez estomacal y reflujo, como alimentos picantes y a base de tomate. Adicionalmente, se puede evitar el reflujo bajando de peso y dejando de fumar.

Cirugía para el tratamiento de hernias

Aunque las opciones quirúrgicas dependen de circunstancias individuales, como la localización de la hernia, existen dos tipos de intervenciones principales para reparar una hernia.

Cirugía abierta: la reparación quirúrgica cierra la hernia usando suturas, malla o ambas. La herida quirúrgica en la piel se cierra con sutura, grapas o pegamento quirúrgico.

Laparoscopía: esta reparación se usa para evitar cicatrices de cirugías previas. Aunque es más costosa, es menos probable que existan complicaciones como una infección. La laparoscopía permite hacer pequeñas incisiones, lo que facilita una recuperación más rápida después de la operación.

La hernia se repara de la misma forma que la cirugía abierta. Sin embargo, el cirujano se guía por medio de una pequeña cámara y una luz introducida a través de un tubo. Los instrumentos se inserta mediante otra incisión. El abdomen se infla con gas para ayudar al cirujano a ver mejor y tener más espacio de trabajo. Toda la operación se realiza bajo anestesia general.

Tratamiento de hernias reducibles

Hernia reductibleEn general, todas las hernias deben repararse para evitar una posible estrangulación intestinal futura. Las condiciones médicas preexistentes del paciente podrían hacer que una cirugía no fuera segura. El doctor en estos casos puede no reparar la hernia y mantener observación estricta.

En raras ocasiones, el doctor podría no recomendar la cirugía debido a la condición particular de la hernia. Algunas hernias tienen o desarrollan grandes aberturas en la pared abdominal. Cerrarlas se complica debido a su gran tamaño. Este tipo de hernias puede tratarse sin cirugía, quizá con el uso de fajas abdominales.

Algunos doctores opinan que las hernias con aberturas grandes tienen menor riesgo de estrangulación. Sin embargo, el tratamiento de hernias se define caso por caso. Debe existir una discusión acerca de los riesgos y beneficios del tratamiento quirúrgico y no quirúrgico entre el doctor y el paciente.

Tratamiento de hernias irreducibles

Todas las hernias irreducibles agudas necesitan reparación de emergencia para evitar el riesgo de estrangulación. Generalmente, se intenta empujar la hernia hacia atrás, a menudo después de administrar medicamentos para el dolor y relajación muscular. Si esto no tiene éxito, la cirugía de emergencia es necesaria. En caso de ser exitosa, el tratamiento de hernias dependerá del tiempo que la hernia fue irreducible.

Si el contenido intestinal de la hernia no tuvo suministro de sangre, el desarrollo de gangrena es posible en menos de seis horas. Cuando la hernia estuvo estrangulada por un largo periodo, el cirujano realiza una cirugía. Esto para verificar si el tejido intestinal ha muerto y para reparar la hernia. En algunos casos donde la hernia estuvo estrangulada por corto tiempo y no hay sospecha de gangrena, se dará de alta al paciente.

Si una hernia que parece irreducible finalmente se reduce, es importante que el paciente considere una cirugía de reparación. Estas hernias tienen un riesgo significativamente alto de volverse a estrangular.

Para diagnosticar una hernia, un examen físico por parte del doctor puede ser suficiente. En ocasiones, la hinchazón por una hernia es visible al estar de pie. Usualmente, la hernia puede sentirse si se hace un poco de presión con la mano. Un ultrasonido es útil para ver una hernia femoral y los rayos X abdominales se son útiles para determinar si hay una obstrucción intestinal.

Tu opinión es importante

Tu opinión importaNuestro objetivo en Meditip es informarte y ayudarte a tomar las mejores decisiones acerca de lo más valioso que tienes, tu salud y la de tus seres queridos. Hacemos un gran esfuerzo por presentar información de manera sencilla y fácil de entender. Ayúdanos a saber si estamos haciendo bien nuestro trabajo. Califica nuestro artículo y/o deja un breve comentario.

Fuentes

Carmella Wint and Valencia Higuera. (2017). Hernia. 3 de mayo de 2018, de Healthline Sitio web: https://www.healthline.com/health/hernia#treatment

Jerry R. Balentine, DO, FACEP. (2017). Hernia. 3 de mayo de 2018, de E Medicine Health Sitio web: https://www.emedicinehealth.com/hernia/article_em.htm#what_are_the_different_hernia_types

WebMD Medical Reference . (2017). Understanding Hernia — Diagnosis & Treatment. 3 de mayo de 2018, de WebMD Sitio web: https://www.webmd.com/digestive-disorders/understanding-hernia-treatment#1-2

Markus MacGill. (2017). Types and treatments for hernia. 3 de mayo de 2018, de Medical News Today Sitio web: https://www.medicalnewstoday.com/articles/142334.php

¡Califica nuestro artículo!

100%
100%
¡Excelente!

Ayúdanos a mejorar. Califica nuestro artículo para que sepamos si te fue útil y es de tu agrado o bien, podamos mejorarlo para lectores futuros. ¡Gracias!

  • Clasificación de Usuarios (1 Votos)
    9.8
Compartir en:

Escríbenos