Qué es una infección de vías urinarias

Infección de vías urinarias - Infección en la vejigaUna infección de vías urinarias (IVU) ocurre en cualquier parte del sistema urinario de una persona. Esta  infección puede presentarse en los riñones, uréteres, vejiga y uretra. La mayoría de las infecciones involucran el tracto urinario inferior (vejiga y uretra). Cuando la infección se limita a esta zona, puede ser dolorosa y molesta. Si se propaga a los riñones (tracto urinario superior), puede haber complicaciones graves. Es especialmente relevante que las mujeres tienen más riesgo de desarrollar una infección de vías urinarias que los hombres.

El cuerpo tiene diferentes formas de defenderse contra infecciones urinarias. Por ejemplo, la orina normalmente fluye de los riñones, a través de los uréteres hacia la vejiga. Las bacterias que entran en el tracto urinario se eliminan al orinar. Este flujo unidireccional ayuda a evitar que las bacterias entren al tracto urinario. En ocasiones, las defensas del cuerpo fallan y las bacterias pueden causar una infección en la vejiga.

El tratamiento inmediato para una infección en la uretra o vejiga puede prevenir una infección renal. Esta puede desarrollarse a causa de una infección de vías urinarias que se movió hacia a uno o ambos riñones. La infección a menudo es muy dolorosa y puede causar serios problemas de salud. Lo mejor es tener un tratamiento temprano para una IVU.

Causas de infección de vías urinarias

Las IVU generalmente ocurren cuando las bacterias entran al tracto urinario a través de la uretra. Después se comienzan a multiplicar en la vejiga. Aunque el sistema urinario está diseñado para mantener fuera ciertos invasores microscópicos, este mecanismo de defensa puede fallar. Cuando esto sucede, las bacterias crecen y se produce una infección de vías urinarias.

Las causas más comunes de IVU se presentan principalmente en mujeres y afectan a la vejiga y la uretra.

Infección en la vejiga (cistitis): este tipo de IVU es provocada usualmente por la Escherichia coli (E. Coli); un tipo de bacteria que se encuentra en el tracto gastrointestinal. Aunque en ocasiones otras bacterias son las responsables.

Las relaciones sexuales pueden conducir a una cistitis, pero no es necesario ser sexualmente activo para desarrollarla.

Infección en la uretra (uretritis): este tipo de IVU puede ocurrir cuando las bacterias gastrointestinales se propagan del ano hacia la uretra. Además, debido a que en las mujeres la uretra está más cerca de la vagina, las enfermedades de transmisión sexual como herpes, gonorrea, clamidia y micoplasma pueden causar uretritis.

Factores de riesgo de infección de vías urinarias

Estás infecciones son comunes, especialmente en mujeres. La investigación sugiere que al menos del 40% al 60% de mujeres desarrollan una IVU durante su vida. Cabe mencionar que la mayoría corresponde a infecciones de vejiga. Una de cada cuatro mujeres probablemente tenga una infección recurrente.

Cualquier persona de cualquier edad puede desarrollar una IVU. Algunas personas son más propensas a tener una infección de vías urinarias, especialmente aquellas que tienen ciertas condiciones médicas o factores de estilo de vida.

Anatomía del sistema urinario

Anatomía del sistema urinario

Factores de riesgo

  • Vida sexual activa
  • Mujeres que han pasado la menopausia
  • Mujeres que usan ciertos anticonceptivos, como diafragmas o espermicidas
  • Problemas al vaciar la vejiga, como personas con una lesión en la médula espinal o daño en los nervios alrededor de la vejiga
  • Problemas en las vías urinarias como bloqueos u obstrucciones que impiden el flujo normal de la orina (piedra en el riñón o próstata agrandada)
  • Anomalías en las vías urinarias, como reflujo vesicoureteral
  • Diabetes
  • Problemas con el sistema inmunológico
  • Uso reciente de un catéter urinario
  • Infección de vías urinarias previa

Como hemos mencionado con insistencia, las mujeres son más propensas a desarrollar IVU que los hombres. La razón fundamental es la diferencia de anatomía entre géneros.

  • Las mujeres tienen una uretra más corta. Esto significa que las bacterias recorren una distancia menor para alcanzar e infectar la vejiga
  • En las mujeres, la apertura de la uretra está cerca del recto, donde viven las bacterias que pueden causar infección

Síntomas de infección de vías urinarias

Los síntomas de IVU dependen de la edad, género, presencia de un catéter y la parte del tracto urinario con infección. Los síntomas más comunes incluyen:

  • Necesidad urgente de orinar
  • Dolor o ardor al orinar
  • Náusea y vómito
  • Orina turbia, con sangre o con mal olor
  • Dolor muscular o abdominal

Las personas con catéteres pueden experimentar fiebre como un síntoma, lo que hace más difícil el diagnóstico.

Pielonefritis aguda

Esta es una infección renal repentina y grave. Si una persona desarrolla esta condición, puede experimentar dolor en la parte superior y el costado de la espalda. Asimismo, puede tener fiebre alta, temblores, escalofríos, fatiga y cambios de humor. Este padecimiento se considera de emergencia y un doctor debe hacer una evaluación de inmediato.

Cistitis

Si una persona tiene una infección en la vejiga también puede experimentar fiebre baja, sensación de presión y calambres en el abdomen y espalda baja. Además, existe la posibilidad de presentar los síntomas mencionados anteriormente.

Diferencias de síntomas en mujeres y hombres

Mujeres: las mujeres con infección de vías urinarias del tracto inferior pueden padecer dolor pélvico, además de los síntomas comunes. Los signos de infección de las vías urinarias del tracto superior en hombres y mujeres son similares.

Hombres: los síntomas de infección de vías urinarias en el tracto inferior incluyen dolor en el recto, además de los síntomas comunes.

Infografía: síntomas de infección de vías urinarias

Complicación de una infección de vías urinarias

Cuando se trata a tiempo y de forma adecuada, las infecciones del tracto inferior raramente conducen a complicaciones. Sin embargo, si no se atiende, la infección de vías urinarias puede tener serias consecuencias. Algunas de las complicaciones potenciales son las siguientes:

  • Infecciones recurrentes, especialmente en mujeres que han tenido una o más IVU en un periodo de seis meses
  • Daño renal permanente por una infección renal aguda o crónica (pielonefritis) debido a una IVU que no se atendió
  • Mayor riesgo de dar a luz a un bebé de bajo peso o prematuro
  • Estrechamiento uretral (estenosis) en hombres con uretritis recurrente
  • Sepsis, una complicación potencialmente mortal de una infección, especialmente si esta avanza hasta los riñones

Diagnóstico de infección de vías urinarias

Las pruebas y procedimientos que se utiliza para diagnosticar infección de vías urinarias incluyen:

Análisis de OrinaAnálisis de orina: el doctor puede solicitar una muestra de orina para buscar la presencia de glóbulos blancos, glóbulos rojos o bacterias. Para evitar una potencial contaminación de la muestra, se debe limpiar el área genital con una toalla antiséptica. Al hacer la recolección, se debe expulsar un poco de orina y luego obtener la muestra.

Cultivo de bacterias del tracto urinario: los análisis de laboratorio en ocasiones van acompañados de un cultivo de orina. Esta prueba le permite saber al doctor qué bacteria causa la infección y qué medicamentos serán más efectivos.

Imágenes del tracto urinario: se requiere de estas pruebas en caso de presentar frecuentes infecciones en vías urinarias. Esto si el doctor cree que son provocadas por una anormalidad en el tracto urinario. Es recomendable hacerse un ultrasonido, tomografía o resonancia magnética. Se puede utilizar un medio de contraste para resaltar las estructuras en el tracto urinario.

Endoscopía de vejiga: si se tiene IVU de manera recurrente, el doctor puede realizar una cistoscopía. Esta se hace con un tubo largo y delgado con un lente (cistoscopio) para ver dentro de la uretra y la vejiga. El cistoscopio se inserta en la uretra y pasa a través de la vejiga.

Tratamiento de infección de vías urinarias

Dado que las IVU son causadas normalmente por bacterias, el tratamiento más común es con antibióticos o antimicrobianos. El tipo de medicamento y la duración del tratamiento depende de los síntomas y del historial médico.

El tratamiento debe completarse para asegurar que la infección se cura por completo y para reducir el riesgo de la resistencia a antibióticos. Los síntomas de una infección de vías urinarias pueden desaparecer antes de que la infección se haya eliminado.

Beber muchos líquidos y orinar frecuentemente es recomendable para personas con IVU, ya que ayuda a expulsar las bacterias. Una variedad de analgésicos se prescribe para aliviar el dolor. Aplicar una toalla caliente en la espalda o abdomen puede ayudar.

Infección de vías urinaria no complicada: ocurre en una persona sana con un tracto urinario normal. Los síntomas pueden curarse con dos o tres días de tratamiento.

Infección de vías urinarias complicada: ocurre en una persona que está débil debido a otra condición, como embarazo o trasplante de corazón. Estas pueden requerir un tratamiento largo de antibióticos, usualmente entre una y dos semanas.

Para curar una IVU a causa de problemas dentro del sistema urinario, el problema subyacente debe encontrarse y corregirse. Si no se trata, estas infecciones pueden conducir a un daño renal.

Recomendaciones en caso de una infección de vías urinarias

Mujer bebiendo agua

Beber agua

Tratamientos en casa

Beber muchos líquidos y orinar a menudo aceleran la curación. El agua es la mejor opción. Es recomendable preguntar al médico si se puede beber líquidos en abundancia debido a otros problemas de salud. Entre estos se encuentran incontinencia urinaria o insuficiencia cardiaca o renal.

Dieta y nutrición

Los expertos no consideran que la nutrición o una dieta tengan un papel importante en la prevención y el tratamiento de infecciones. Aunque algunas investigaciones muestran que el jugo, extracto o píldoras de arándano previenen estas infecciones, no hay suficiente evidencia. La investigación muestra que los productos a base de arándanos no son efectivos para tratar una infección existente.

Tu opinión es importante

Tu opinión importaNuestro objetivo en Meditip es informarte y ayudarte a tomar las mejores decisiones acerca de lo más valioso que tienes, tu salud y la de tus seres queridos. Hacemos un gran esfuerzo por presentar información de manera sencilla y fácil de entender. Ayúdanos a saber si estamos haciendo bien nuestro trabajo. Califica nuestro artículo y/o deja un breve comentario.

Fuentes

Ann E. Stapleton, MD, FIDSA, FACP. (2017). Bladder Infection (Urinary Tract Infection—UTI) in Adults. 4 de mayo de 2018, de The National Institute of Diabetes and Digestive and Kidney Diseases Sitio web: https://www.niddk.nih.gov/health-information/urologic-diseases/bladder-infection-uti-in-adults

NHS Choices. (2017). Urinary tract infections (UTIs). 4 de mayo de 2018, de National Health Service Sitio web: https://www.nhs.uk/conditions/urinary-tract-infections-utis/#symptoms

Mayo Clinic Staff. (2017). Urinary tract infection (UTI). 4 de mayo de 2018, de Mayo Clinic Sitio web: https://www.mayoclinic.org/diseases-conditions/urinary-tract-infection/symptoms-causes/syc-20353447

Verneda Lights and Elizabeth Boskey, PhD. (2017). Everything You Need to Know About Urinary Tract Infection. 4 de mayo de 2018, de Healthline Sitio web: https://www.healthline.com/health/urinary-tract-infection-adults

James McIntosh. (2017). What’s to know about urinary tract infections?. 4 de mayo de 2018, de Medical News Today Sitio web: https://www.medicalnewstoday.com/articles/189953.php

¡Califica nuestro artículo!

100%
100%
¡Excelente!

Ayúdanos a mejorar. Califica nuestro artículo para que sepamos si te fue útil y es de tu agrado o bien, podamos mejorarlo para lectores futuros. ¡Gracias!

  • Clasificación de Usuarios (1 Votos)
    10
Compartir en:

Escríbenos