Qué es la circulación renal

La circulación renal se refiere al suministro constante de sangre oxigenada a los riñones para su funcionamiento. Los riñones reciben alrededor del 20% de la producción de sangre del corazón para la filtración. La función de los riñones depende de un suministro sanguíneo constante, por lo que las interrupciones en el flujo de sangre pueden provocar la muerte del tejido y la pérdida de la función renal.

Circulación renal: los riñonesEn comparación con otros tejidos y órganos, los riñones tienen un suministro de sangre particularmente rico. Este flujo sanguíneo a los riñones asegura el suministro adecuado de plasma para ser filtrado por los glomérulos, un proceso fisiológico necesario para la regulación de los fluidos corporales.

Debido a que los riñones filtran la sangre, la red de vasos sanguíneos es un componente importante de la estructura y función de los riñones, así como de la circulación renal. También son importantes las arterias renales, las venas y nervios que irrigan cada riñón.

Los riñones son el principal órgano funcional del sistema renal. Son esenciales en las funciones homeostáticas, como la regulación de electrolitos, el mantenimiento del equilibrio ácido-base y la regulación de la presión arterial.

Estructura de los riñones

Los riñones son órganos de una forma parecida a un frijol, cada uno aproximadamente del tamaño del puño de la persona. Están ubicados cerca de la mitad de la espalda, justo debajo de la caja torácica. Los riñones son sofisticados colectores de desechos. Todos los días procesan casi 200 litros de sangre para separar aproximadamente dos litros de productos de desecho y agua sobrante. Los desechos y el exceso de agua se convierten en orina, que fluye hacia la vejiga a través de unos tubos llamados uréteres. La vejiga almacena la orina, hasta que esta sale del cuerpo.

Los residuos de la sangre provienen de una descomposición del músculo activo y de los alimentos que se consume. El cuerpo utiliza la comida para obtener energía y autorrepararse. Después de que el cuerpo ha tomado los nutrientes que necesita de los alimentos, los desechos van a la sangre. Si los riñones no eliminan los residuos, estos pueden acumularse, causar una intoxicación y dañar al cuerpo.

Circulación renal: proceso de filtración de los riñones

El proceso de filtración ocurre en diminutas unidades dentro de los riñones llamadas nefronas. Cada riñón tiene alrededor de un millón de nefronas. En las nefronas, unos vasos sanguíneos minúsculos llamados capilares se enredan con los túbulos (porciones más extensas de las nefronas), que transportan la orina. Aquí se produce un intercambio químico complejo, ya que los materiales residuales y el agua salen de la sangre y entran al sistema urinario.

Al principio, los túbulos reciben una combinación de materiales de desecho y productos químicos que el cuerpo todavía puede usar. Los riñones procesan productos químicos como el sodio, fósforo y potasio para después liberarlos de nuevo a la sangre y que estos regresen al cuerpo. De esta forma, los riñones regulan el nivel de dichas sustancias. El equilibrio correcto es necesario para la vida, pero los niveles excesivos pueden ser perjudiciales. El detalle de estos componentes químicos del cuerpo aparece en un examen de sangre denominado química sanguínea.

Además de eliminar los desechos, los riñones liberan tres hormonas importantes:

  • Eritropoyetina (EPO): estimula los huesos para producir glóbulos rojos
  • Renina: regula la presión arterial
  • Forma activa de la vitamina D: ayuda a mantener el calcio de los huesos y el equilibrio químico normal en el cuerpo

Circulación renal: la conexión entre el corazón y los riñonesEl corazón y la función renal

El corazón y los riñones son dos órganos importantes en el cuerpo y trabajan juntos para mantenerlo saludable. Cuando uno se ve afectado, el otro también. En otras palabras, el corazón puede afectar la circulación renal y los riñones pueden afectar la salud cardíaca.

Con ayuda del sistema circulatorio, el corazón bombea sangre llena de oxígeno a todas las partes del cuerpo, incluidos los riñones. El objetivo de la circulación renal es que los riñones limpien la sangre y eliminen los productos de desecho y el exceso de agua. Sin los riñones, la sangre tendría demasiados desechos y líquidos extra. Sin el corazón, los riñones no tendrían la sangre necesaria para llevar a cabo su función. Un sistema cardiovascular saludable y funcional es importante para el trabajo de los riñones.

Las arterias y arteriolas que proporcionan sangre oxigenada a los riñones deben mantener una circulación renal suficiente para mantener vivos los tejidos renales. Además, una presión arterial adecuada es vital para permitir que los desechos se separen de la sangre. La interrupción del flujo sanguíneo a todo el riñón produce insuficiencia renal. Aunque es posible sobrevivir con un solo riñón funcional, la pérdida de ambos riñones requiere un trasplante de riñón o diálisis para filtrar los desechos.

Nefronas

Una nefrona es la unidad estructural y funcional básica de los riñones que regula el agua y las sustancias solubles en la sangre. En el proceso de la circulación renal, las nefronas absorben lo que el cuerpo necesita y expulsan el resto en forma de orina.

Arterias renales

Circulación renal: venas y arterias renalesEl proceso de circulación renal comienza con la ramificación de la aorta en las arterias renales. Estas se ramifican a su vez para suministrar sangre a los riñones. La irrigación de los riñones varía de persona a persona y puede haber una o más arterias renales que suministran sangre a cada riñón.

Debido a la posición de la aorta, la vena cava inferior y los riñones en el cuerpo, la arteria renal derecha es normalmente más larga que la arteria renal izquierda. Las arterias renales transportan una gran parte del flujo sanguíneo total a los riñones. Hasta un tercio de la producción cardíaca total puede pasar a través de las arterias renales para ser filtrada ahí.

Las arterias renales se dividen en varias arterias segmentarias al entrar en los riñones, que luego se dividen en varias arteriolas (grupo de vasos sanguíneos que suministran sangre a las nefronas). Estas arteriolas a su vez se ramifican en los capilares glomerulares, lo que facilita la transferencia de fluidos a las nefronas dentro de la cápsula de Bowman. Mientras tanto las arteriolas extraen sangre del glomérulo y hacia los capilares interlobulares, lo que proporciona oxigenación a los tejidos del riñón.

Venas renales

Las venas renales son las venas que drenan los riñones y los conectan a la vena cava inferior. La vena renal drena la sangre de las vénulas que surgen de los capilares interlobulares dentro de los tejidos del riñón.

Plexo renal

El plexo renal es la fuente de la inervación del tejido nervioso dentro del riñón, que rodea y principalmente altera el tamaño de las arteriolas dentro de la corteza renal. El sistema nervioso simpático desencadena la vasoconstricción (disminución del diámetro de los vaso sanguíneos) de las arteriolas en el riñón, lo que reduce el flujo sanguíneo renal hacia el glomérulo.

El riñón también recibe información del sistema nervioso parasimpático. Esto causa una vasodilatación (que se ensanchen los vasos sanguíneos) y un aumento del flujo sanguíneo de las arteriolas. Debido a este mecanismo, la estimulación nerviosa simpática disminuirá la producción de orina, mientras que la estimulación nerviosa parasimpática aumentará la producción de la misma.

Circulación renal: riñones, nefronas y glomérulosGlomérulo

El glomérulo es un conjunto de vasos sanguíneos que recibe su suministro sanguíneo de una arteriola de la circulación renal. Aquí los líquidos se filtran fuera de la sangre y hacia el espacio creado por la cápsula de Bowman.

Un grupo de células especializadas conocidas como aparato yuxtaglomerular se localiza alrededor de la arteriola donde entra al corpúsculo renal (componente de filtración formado por el glomérulo y la cápsula de Bowman). Este aparato yuxtaglomerular, estructura que regula el funcionamiento de cada nefrona, segrega una enzima llamada renina.

Tasa de filtración glomerular

La tasa de filtración glomerular (TFG) es la medida que describe la cantidad total de filtración renal, formada por todos los corpúsculos renales en ambos riñones por minuto. Los cambios en la presión afectan la TFG.

Esta medida también es un indicador de la producción de orina. El aumento de la tasa de filtración glomerular aumentará la producción de orina y viceversa. Un cambio en la circulación renal cambia la TFG y, en consecuencia, el volumen y la composición de los fluidos corporales.

Por qué fallan los riñones

La mayoría de las enfermedades renales atacan las nefronas, lo que hace que pierdan su capacidad de filtración. El daño a las nefronas puede ocurrir rápidamente, a menudo como resultado de una lesión o envenenamiento. Sin embargo, la mayoría de las enfermedades renales destruyen las nefronas de forma lenta y silenciosa. Incluso pueden pasar décadas hasta que el daño en la circulación renal se vuelve aparente.

Las dos causas más comunes de enfermedad renal son hipertensión y diabetes. Si existe historial familiar de problemas renales de cualquier tipo, se puede estar en riesgo de padecer una enfermedad renal.

Cómo ayudar a mantener una circulación renal saludable

Los siguientes consejos pueden ayudar a mantener la salud de los riñones y el corazón:

Es recomendable hablar con un profesional de la salud antes de realizar cualquier cambio en la nutrición y estilo de vida. Una buena manera de cuidar la salud del corazón y los riñones es recordar que lo que es bueno para un órgano, es bueno para el otro. Cuidar la salud del corazón es bueno para la salud de los riñones.

Tu opinión es importante

Tu opinión importaNuestro objetivo en Meditip es informarte y ayudarte a tomar las mejores decisiones acerca de lo más valioso que tienes, tu salud y la de tus seres queridos. Hacemos un gran esfuerzo por presentar información de manera sencilla y fácil de entender. Ayúdanos a saber si estamos haciendo bien nuestro trabajo. Califica nuestro artículo y/o deja un breve comentario.

Fuentes

Tim Taylor. (2017). Blood Supply to the Kidneys. 4 de junio de 2018, de Innerbody Sitio web: http://www.innerbody.com/anatomy/cardiovascular/lower-torso/blood-supply-kidneys

Lumen Learning. (2016). Physiology of the Kidneys. 4 de junio de 2018, de Lumen Learning Sitio web: https://courses.lumenlearning.com/boundless-ap/chapter/the-kidneys/

Web MD. (2017). Your Kidneys and How They Work. 4 de junio de 2018, de Web MD Sitio web: https://www.webmd.com/a-to-z-guides/function-kidneys#1

The National Kidney Foundation. (2016). The Heart and Kidney Connection. 4 de junio de 2015, de The National Kidney Foundation Sitio web: https://www.kidney.org/atoz/content/heart-and-kidney-connection

NIDDK. (2014). Your Kidneys and How They Work. 4 de junio de 2018, de The National Institute of Diabetes and Digestive and Kidney Diseases Sitio web: https://www.niddk.nih.gov/health-information/kidney-disease/kidneys-how-they-work

Robert G. Carroll, Abdel A. Abdel-Rahman. (2007). Renal Blood Flow. 4 de junio de 2018, de xPharm: The Comprehensive Pharmacology Reference Sitio web: https://www.sciencedirect.com/topics/veterinary-science-and-veterinary-medicine/renal-blood-flow

¡Califica nuestro artículo!

100%
100%
¡Excelente!

Ayúdanos a mejorar. Califica nuestro artículo para que sepamos si te fue útil y es de tu agrado o bien, podamos mejorarlo para lectores futuros. ¡Gracias!

  • Clasificación de Usuarios (1 Votos)
    9.7
Compartir en:

Escríbenos