La enfermedad renal y la alimentación

La dieta de la enfermedad renal es un régimen al que deben apegarse las personas con una función renal comprometida, para reducir la cantidad de desechos en la sangre sin afectar la nutrición general de la persona. Los desechos provienen de los alimentos y líquidos que se ingiere. Cuando la función renal está disminuida, el riñón no filtra o elimina los desechos correctamente. La alimentación adecuada también puede ayudar a promover la función del riñón y retrasar la progresión a una insuficiencia renal crónica. Si los residuos se quedan en la sangre, pueden afectar de manera negativa a los electrolitos.

Dieta de la enfermedad renalCuando se vive con enfermedad renal crónica, controlar lo que se come y bebe puede ser un desafío. Sin embargo, una dieta puede influir de forma positiva en cómo se siente la persona con enfermedad renal y en la frecuencia de complicaciones.

Un dietista practicante acreditado con experiencia en enfermedades renales, conocido como nutricionista renal, es la mejor persona para consultar sobre un régimen de comida personalizado. El primer paso es una evaluación dietética para revisar el consumo de energía y nutrientes importantes.

La dieta de la enfermedad renal es baja en sodio, fósforo y proteína. Un régimen de este tipo también promueve la importancia de consumir proteínas de alta calidad y, por lo general, limita los líquidos. Algunos pacientes también pueden necesitar un consumo controlado de potasio y calcio. El cuerpo de cada persona es diferente y por lo tanto es crucial que un nutricionista renal trabaje con cada paciente para elaborar una dieta que se adapte a sus necesidades.

La dieta de la enfermedad renal

Las elecciones saludables de alimentación son importantes para cualquier persona, pero lo son mucho más si se tiene una enfermedad renal. Una buena nutrición puede ayudar a:

  • Proporcionar energía para las tareas cotidianas
  • Prevenir infecciones
  • Evitar la pérdida de masa muscular
  • Mantener un peso saludable
  • Disminuir la velocidad del avance de la enfermedad renal

Una dieta renal es una forma de comer que ayuda a proteger los riñones de daños mayores. Significa limitar algunos alimentos y líquidos para que ciertos minerales como los antes mencionados no se acumulen en el cuerpo.

La proteína en la dieta de la enfermedad renal

La proteína ayuda a construir, reparar y mantener las células del cuerpo. Puede usarse para suministrar energía si es necesario. Cuando los riñones no funcionan bien, no pueden manejar tanta proteína. Es muy importante comer suficientes carbohidratos y grasas para abastecer el cuerpo con la energía necesaria.

El consumo adecuado de proteína es un reto para los pacientes con enfermedad renal crónica, ya que la cantidad varía con cada etapa de la enfermedad. La proteína es esencial para el mantenimiento del tejido y otras funciones del cuerpo. Por ello, es importante consumir la cantidad recomendada para la etapa específica de la enfermedad de acuerdo con su nefrólogo o nutricionista renal.

Alimentos con proteína animal

El control de proteína es importante en la dieta de la enfermedad renal

La proteína que se consume se usa para construir y reparar células. La dieta renal debe incluir el equilibrio adecuado de proteínas, carbohidratos y grasas. Se debe comer porciones pequeñas de alimentos con proteínas. La proteína puede ser de origen vegetal o animal. La mayoría de las personas come ambos tipos de proteínas. Es recomendable hablar con su nutricionista sobre cómo elegir la combinación correcta de alimentos con proteínas.

Alimentos con proteínas

Las principales fuentes de proteína incluyen carne roja, pollo, pescado, huevos, leche, frijoles y nueces. El pan, cereales, semillas y las verduras, también contienen proteínas.

El sodio en la dieta de la enfermedad renal

El sodio es uno de los tres principales electrolitos del cuerpo (el potasio y el cloruro son los otros dos). Los electrolitos controlan los fluidos que entran y salen de los tejidos y las células del cuerpo. El sodio puede elevar la presión arterial y causar retención líquidos. En las personas con enfermedad renal se puede acumular sodio y líquido extra en el cuerpo, lo que puede afectar el corazón y los pulmones.

La dieta de la enfermedad renal puede incluir un límite diario de sodio. Un nutricionista especializado explicará la mejor manera de mantenerse dentro de este límite. El sodio se encuentra en la sal y en la mayoría de los alimentos procesados. Es fundamental revisar las etiquetas de los alimentos para ver el contenido de sal.

El potasio en la dieta de la enfermedad renal

Al igual que el sodio, el potasio debe mantenerse equilibrado en el cuerpo. Si los riñones no funcionan bien, los niveles de potasio en la sangre pueden aumentar. Los niveles altos de potasio afectan el ritmo cardíaco, por lo que la dieta puede tener un límite de potasio. El nutricionista renal explicará cómo mantenerse dentro del límite. El potasio se encuentra en muchas frutas y verduras, frijoles, nueces y productos lácteos. Los sustitutos de sal pueden ser muy altos en potasio. Es importante leer la etiqueta de los productos.

Alimentos bajos en potasio: manzana, durazno, zanahoria, ejote, pan blanco, pasta, arroz blanco, leche de arroz (no enriquecida), arroz cocido, cereales de trigo, sémola, jugo de manzana, uva o arándano.

Alimentos altos en potasio: naranja, plátano, jugo de naranja, papas, tomates, arroz blanco y arroz salvaje, cereales de salvado, productos lácteos, pan integral, pasta, frijoles y nueces.

El fósforo y el calcio en la dieta de la enfermedad renal

Dieta de la enfermedad renal: arroz, alimento bajo en fósforo

El arroz blanco es un alimento bajo en fósforo

El fósforo es un mineral fundamental en el desarrollo y mantenimiento de los huesos. También ayuda al movimiento muscular y  contribuye al desarrollo de tejido conectivo y de órganos. Los riñones saludables pueden eliminar el exceso de fósforo en la sangre. Cuando la función renal se ve afectada, los riñones ya no eliminan el exceso de fósforo. Los niveles altos de fósforo pueden extraer calcio de los huesos, haciéndolos débiles. Esto también conduce a depósitos peligrosos de calcio en los vasos sanguíneos, pulmones, ojos y corazón.

Alimentos bajos en fósforo: frutas y vegetales frescos, pan, pastas, arroz blanco, leche de arroz (no enriquecida), cereales de maíz o arroz, refrescos de color claro como lima-limón o té helado casero.

Alimentos altos en fósforo: carne, aves de corral, pescado, cereales de salvado y avena, productos lácteos, frijoles, lentejas, nueces, refrescos de color oscuro, ponche de frutas, algunos tés helados embotellados o enlatados que contienen fósforo.

Calcio: Los alimentos que son buenas fuentes de calcio a menudo tienen un alto contenido de fósforo. Su nutricionista renal le dirá si necesita limitar el calcio. Debe hablar con un médico o nutricionista renal antes de tomar cualquier suplemento de vitamina D o de calcio.

Los líquidos en la dieta de la enfermedad renal

El control de líquidos es importante para los pacientes en las últimas etapas de la enfermedad renal crónica. Esto se debe a que el consumo normal de líquidos puede causar su acumulación en el cuerpo, lo que puede ser peligroso. Las personas en diálisis a menudo tienen una disminución en la producción de orina, por lo que el aumento de líquidos en el cuerpo puede ejercer una presión innecesaria sobre el corazón y los pulmones.

La ingesta recomendada de líquidos se calcula de forma individual en función de la producción de orina y la configuración de la diálisis. Es vital seguir las pautas de un nefrólogo o nutricionista renal para el consumo de líquidos.

Alimentos recomendados para la dieta renal

La enfermedad renal es un problema común que afecta aproximadamente al 10% de la población mundial.

El objetivo de la dieta renal es retrasar el avance de la enfermedad. Cuando la enfermedad evoluciona hacia una insuficiencia renal en etapa terminal, en la cual los individuos pueden necesitar diálisis, la dieta continúa desempeñando un papel vital, ya que ayuda a optimizar el resultado del tratamiento.

Dieta de la enfermedad renal: alimentos recomendados

La siguiente lista contiene algunos alimentos recomendados para la dieta de la enfermedad renal. Gracias a sus propiedades, son ideales para algunos pacientes que padecen esta condición:

  1. Coliflor
  2. Arándano rojo y azul
  3. Lubina (tipo de pescado)
  4. Uvas rojas
  5. Claras de huevo
  6. Ajo
  7. Trigo sarraceno
  8. Aceite de oliva
  9. Col
  10. Pollo sin piel
  11. Pimiento
  12. Cebolla
  13. Rúcula o arúgula
  14. Nueces de macadamia
  15. Rábano
  16. Nabo
  17. Piña
  18. Setas shiitake
  19. Bulgur

Las restricciones en la dieta varían según el tipo y el nivel de daño renal, así como por los tratamientos presentes, como medicamentos o diálisis.

Tu opinión es importante

Tu opinión importaNuestro objetivo en Meditip es informarte y ayudarte a tomar las mejores decisiones acerca de lo más valioso que tienes, tu salud y la de tus seres queridos. Hacemos un gran esfuerzo por presentar información de manera sencilla y fácil de entender. Ayúdanos a saber si estamos haciendo bien nuestro trabajo. Califica nuestro artículo y/o deja un breve comentario.

Fuentes

NephCure Kidney International. (2017). Renal Diet. 22 de mayo de 2018, de NephCure Kidney International Sitio web: https://nephcure.org/livingwithkidneydisease/diet-and-nutrition/renal-diet/

Taylor Wolfram. (2017). Kidney Disease and Diet. 22 de mayo de 2018, de Academy of Nutrition and Dietetics Sitio web: https://www.eatright.org/health/diseases-and-conditions/kidney-disease/kidney-disease-and-diet

Kidney Health Australia. (2017). Diet & nutrition. 22 de mayo de 2018, de Kidney Health Australia Sitio web: http://kidney.org.au/your-kidneys/support/kidney-disease/health-and-wellbeing/diet-and-nutrition

NIDDK. (2017). Eating Right for Chronic Kidney Disease. 22 de mayo de 2018, de The National Institute of Diabetes and Digestive and Kidney Diseases Sitio web: https://www.niddk.nih.gov/health-information/kidney-disease/chronic-kidney-disease-ckd/eating-nutrition

Minesh Khatri. (2016). Your Diet and Chronic Kidney Disease. 22 de mayo de 2018, de WebMD Sitio web: https://www.webmd.com/a-to-z-guides/diet-and-chronic-kidney-disease#1

National Kidney Foundation. (2015). Nutrition and Early Kidney Disease (Stages 1–4). 22 de mayo de 2018, de National Kidney Foundation Sitio web: https://www.kidney.org/atoz/content/nutrikidfail_stage1-4

Tan Tock Seng Hospital. (2017). Healthy Eating for Chronic Kidney Disease. 22 de mayo de 2018, de Tan Tock Seng Hospital Sitio web: https://www.ttsh.com.sg/nutrition/Healthy-Eating-for-Chronic-Kidney-Disease/

Jillian Kubala. (2018). The 20 Best Foods for People With Kidney Problems. 22 de mayo de 2018, de Healthline Sitio web: https://www.healthline.com/nutrition/best-foods-for-kidneys

¡Califica nuestro artículo!

100%
100%
¡Excelente!

Ayúdanos a mejorar. Califica nuestro artículo para que sepamos si te fue útil y es de tu agrado o bien, podamos mejorarlo para lectores futuros. ¡Gracias!

  • Clasificación de Usuarios (1 Votos)
    10
Compartir en:

Escríbenos