Qué es la enfermedad degenerativa del disco

La enfermedad degenerativa del disco es una de las causas más comunes del dolor de espalda y cuello. Es una afección relacionada con la edad que ocurre cuando uno o más de los discos que se encuentran entre las vértebras se deteriora o rompe. Aunque con menos frecuencia, puede aparecer a cualquier edad.

Los discos espinales son los amortiguadores entre las vértebras y los huesos de la columna vertebral. Estos ayudan a la espalda a mantenerse flexible, lo que permite que se pueda doblar y girar. A medida que una persona envejece, los discos se desgastan y pueden funcionar de manera incorrecta, causando dolor, debilidad y entumecimiento.

La enfermedad degenerativa del disco generalmente consiste en un dolor crónico de nivel bajo con episodios intermitentes de dolor más intenso.

A pesar de su nombre, la enfermedad degenerativa del disco no es una enfermedad, sino una condición natural que viene con el envejecimiento.

“El 40% de las personas de 40 años padecen enfermedad degenerativa del disco. Este porcentaje aumenta al 80% en las personas de 80 años o más”

Causas de la enfermedad degenerativa del disco

Enfermedad degenerativa del disco

Enfermedad degenerativa del disco

Los discos intervertebrales se encuentran entre las vértebras de la columna vertebral. La parte externa del disco se conoce como anillo fibroso, el cual consiste en varias capas duras superpuestas. A su vez, la parte interna recibe el nombre de núcleo pulposo y está compuesto de una sustancia suave y gelatinosa.

Estos amortiguan el estrés cuando la columna se mueve o tiene peso. De igual manera la ayudan a tener una buena movilidad. A medida que las personas envejecen, la tensión prolongada y las lesiones ocasionales pueden dañar los discos.

Los cambios en los discos debido a la edad incluyen:

  • Pérdida de líquido: los discos intervertebrales consisten en un 90% de líquido. Conforme pasan los años, el contenido líquido disminuye, ocasionando que el disco sea más delgado. La distancia entre las vértebras disminuye, volviendo menos efectiva su función de amortiguador.
  • Estructura del disco: el material blando del núcleo puede filtrarse a través de grietas que se forman en la parte exterior del disco. Esto ocasiona un disco abultado o roto.

Cuando las vertebras tienen menos relleno entre ellas, el cuerpo construye osteofitos. Los osteofitos son pequeñas proyecciones óseas que se desarrollan a lo largo del borde de los huesos. Estas proyecciones pueden presionar la médula espinal o las raíces nerviosas espinales.

Si una raíz nerviosa se inflama, el dolor y entumecimiento puede irradiarse al brazo y al hombro (radiculopatía cervical) o en las caderas y piernas (radiculopatía lumbar). De igual manera se puede presentar un colapso en el cartílago, una hernia de disco o un estrechamiento en el canal espinal (canal estrecho).

Factores de riesgo de la enfermedad degenerativa del disco

Dolor de columna por sobrepeso

La edad es el factor de riesgo más común. Sin embargo, algunos otros factores pueden acelerar el proceso de degeneración. Estos pueden ser:

El dolor degenerativo del disco puede comenzar cuando una lesión menor o mayor conduce a un dolor en la espalda repentino e inesperado. También puede presentarse como un dolor ligero que empeora con el tiempo.

Síntomas de la enfermedad degenerativa del disco

Un disco de la columna degenerado no siempre causa dolor o síntomas. Esto se debe a que el disco en sí tiene muy poca presencia de nervios. El dolor generalmente ocurre cuando el disco dañado afecta a otras estructuras en la columna vertebral, como los músculos, articulaciones o las raíces nerviosas.

La enfermedad degenerativa del disco se produce con mayor frecuencia en la columna cervical (cuello) o en la columna lumbar (espalda baja). Esto se debe a que estas áreas de la columna tienen más movilidad y son más susceptibles al desgaste.

Diagnóstico de la enfermedad degenerativa del disco

Diagnóstico de la enfermedad degenerativa del disco

El síntoma principal es un dolor continuo leve alrededor del disco degenerado que ocasionalmente aumenta y es potencialmente incapacitante. Los brotes de dolor pueden estar relacionados con una actividad reciente y un estrés anormal, o surgir sin una causa evidente. Los episodios pueden durar días o semanas.

Algunos otros síntomas comunes de la enfermedad degenerativa del disco son:

  • Aumento de dolor en actividades que implican doblar o girar la columna vertebral
  • Inestabilidad en la columna vertebral, causando una sensación en la que el cuello o la espalda no pudieran proporcionar un soporte básico.
  • Tensión muscular o espasmos musculares
  • Dolor agudo que se extiende a los brazos o las piernas
  • Aumento de dolor al mantener ciertas posiciones, como sentarse o permanecer de pie durante largos periodos de tiempo

Diagnóstico de la enfermedad degenerativa del disco

El proceso para diagnosticar la enfermedad degenerativa del disco es la siguiente:

  • El médico recopila un historial médico que detalla los síntomas pasados y actuales acerca del dolor de cuello o espalda, cuándo comenzó el dolor, con qué frecuencia ocurre, dónde se siente y la gravedad. También puede incluir información sobre el sueño, hábitos alimentarios, nivel de actividad física, entre otras cosas.
  • Se realiza un examen físico. El médico puede sentir anormalidades a lo largo de la columna (palpación), una prueba de reflejos y una prueba de rango de movimiento que incluye doblar la columna vertebral hacia adelante, hacia atrás o a un lado.
  • En algunos casos una prueba de imagen puede ser necesaria para encontrar o confirmar la degeneración del disco. Una resonancia magnética generalmente se usa para detectar una posible degeneración del disco, que puede mostrar deshidratación en el mismo, fisuras o una hernia de disco.

una radiografía no es suficiente para diagnosticar la enfermedad degenerativa del disco, ya que no muestra las estructuras blandas o suaves, que es donde se presenta la condición.

Solicita una consulta de valoración y conoce las diversas opciones para el tratamiento para la enfermedad degenerativa del disco, clic aquí.

Tratamiento de la enfermedad degenerativa del disco

Los objetivos del tratamiento de la enfermedad degenerativa del disco son principalmente reducir el dolor y prevenir los brotes de dolor tanto como sea posible. La mayoría de los casos son tratables mediante una combinación de métodos de control de dolor, ejercicio, terapia física y modificaciones en el estilo de vida.

Un enfoque clave en el manejo del dolor es mejorar la movilidad y reducir el dolor que se produce con algunas actividades diarias para que la rehabilitación sea más tolerable. Algunos métodos de control de dolor se lleva a cabo en el hogar como prácticas de autocuidado. Estas incluyen:

  • Tratamiento frío: aplica hielo o una compresa fría en la zona de dolor, sobre todo después de hacer ejercicio o alguna actividad.
  • Terapia de calor: aplicar calor de alguna fuente como una almohadilla térmica o un baño puede relajar los músculos, reducir la tensión y los espasmos.
  • Medicamentos para el dolor: los medicamentos de venta libre generalmente se recomiendan para el dolor crónico de bajo nivel y los episodios de dolor leve.
  • Unidades TENS (Estimulación nerviosa eléctrica transcutánea): una unidad TENS es un pequeño dispositivo que envía impulsos eléctricos a través del cuerpo que minimizan las señales de dolor.

Algunos métodos de control deben ser aplicados por un profesional de la salud, estos pueden ser:

  • Manipulación manual: un quiropráctico o especialista puede ajustar manualmente las estructuras espinales para aliviar la tensión muscular, eliminar la presión de una raíz nerviosa y aliviar la tensión en las articulaciones.
  • Inyecciones epidurales de esteroides: un esteroide inyectado alrededor de la capa externa protectora de la columna puede proporcionar alivio temporal del dolor, lo que ayuda a mejorar la movilidad.

Debido a la naturaleza de largo plazo de la enfermedad degenerativa del disco, los métodos para el manejo del dolor pueden variar con el tiempo.

Centro de ortopedia integral. Regístrate y obtén una consulta de valoración a un precio especial aquí.

Consulta de valoración ortopédica con un precio especial

Recibe atención personalizada por un experto y evita complicaciones

 

Tu opinión es importante

Tu opinión importaNuestro objetivo en Meditip es informarte y ayudarte a tomar las mejores decisiones acerca de lo más valioso que tienes, tu salud y la de tus seres queridos. Hacemos un gran esfuerzo por presentar información de manera sencilla y fácil de entender. Ayúdanos a saber si estamos haciendo bien nuestro trabajo. Califica nuestro artículo y/o deja un breve comentario.

Fuentes

Christian Nordqvist. (-). All about degenerative disc disease. 5 junio de 2018, de Medical News Today Sitio web: https://www.medicalnewstoday.com/articles/266630.php

Web MD. (-). What Is Degenerative Disk Disease?. 5 de junio de 2018, de Web MD Sitio web: https://www.webmd.com/back-pain/degenerative-disk-disease-overview#1

Brian J. McHugh. (-). Degenerative Disc Disease Treatment Guidelines. 5 de junio de 2018, de Spine Health Sitio web: https://www.spine-health.com/conditions/degenerative-disc-disease/degenerative-disc-disease-treatment-guidelines

NCBI. (2006). Artificial discs for lumbar and cervical degenerative disc disease -update: an evidence-based analysis.. 5 de junio de 2018, de NCBI Sitio web: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/23074480

Conditions treated – degenerative disc disease. (n.d.). Retrieved from http://neurosurgery.ucla.edu/body.cfm?id=1123&ref=111&action=detail

Degenerative disc disease. (n.d.). Retrieved from http://www.arthritis.org/about-arthritis/types/degenerative-disc-disease/

Degenerative disc disease. (n.d.). Retrieved from http://umm.edu/programs/spine/health/guides/degenerative-disc-disease

Arthritis Foundation: “Degenerative Disc Disease.”

The Spine Hospital at the Neurological Institute of New York: “Degenerative Disc Disease.”

University of Maryland Medical Center: “Degenerative Disc Disease.”

Healthy Quality Ontario. Artificial Discs for Lumbar and Cervical Degenerative Disc Disease –Update: An Evidence-Based Analysis. Ontario Health Technology Assessment Series. 2006;6(10):1-98.

¡Califica nuestro artículo!

100%
100%
¡Excelente!

Ayúdanos a mejorar. Califica nuestro artículo para que sepamos si te fue útil y es de tu agrado o bien, podamos mejorarlo para lectores futuros. ¡Gracias!

  • Clasificación de Usuarios (2 Votos)
    6.3
Compartir en:

Escríbenos