Qué es una hernia de disco

Los huesos (vértebras) que forman la columna vertebral están amortiguados por pequeños discos esponjosos. Cuando estos discos están sanos, actúan como amortiguadores para la columna y hacen que sea flexible. La hernia de disco ocurre cuando uno de los discos se daña, ya sea que se abulte o se rompa. Esta condición también recibe el nombre de disco desplazado.

Cada disco tiene dos partes, una parte interior suave y gelatinosa, y un anillo exterior resistente. Una lesión puede hacer que la parte interna atraviese el anillo exterior (anillo fibroso) y se salga parcialmente, lo que causa dolor e incomodidad. Además, si el disco comprime un nervio de la columna, se puede presentar entumecimiento y dolor a lo largo del nervio afectado. En ocasiones este dolor puede extenderse a los brazos y piernas.

La hernia de disco se puede presentar en cualquier segmento de la columna vertebral, pero es más frecuente en la parte inferior (columna lumbar). En casos severos, puede ser necesaria una cirugía para extraer o reparar el disco dañado.

“La hernia de disco es más común en adultos entre los 30 y 50 años”

Anatomía y función de la columna vertebral

La columna vertebral es una grupo de aproximadamente 33 huesos pequeños conocidos como vértebras alineados verticalmente. Las vértebras están separadas por discos intervertebrales.

La columna se divide en cinco regiones, cada una caracterizada por una estructura vertebral diferente. Las cinco regiones son:

  • Cervicales (7 vértebras)
  • Torácicas (12 vértebras)
  • Lumbares (5 vértebras)
  • Sacras (5 vértebras fusionadas en el sacro)
  • Coccígeas (4 vértebras fusionadas en el cóxis)

La columna vertebral tiene cuatro funciones principales, estas son:

  • Protección: rodea y protege la médula espinal
  • Soporte: lleva el peso del cuerpo por encima de la pelvis
  • Eje: forma el eje central del cuerpo
  • Movimiento: tiene roles tanto en la postura como en el movimiento del cuerpo

Causas de la hernia de disco

La hernia de disco se produce cuando el anillo exterior se debilita o se rompe, y permite que la parte interna sobresalga. A menudo es resultado del desgaste gradual relacionado con el envejecimiento, llamado degeneración de disco (enfermedad degenerativa del disco).

A medida que las personas envejecen, los discos espinales pierden parte de su contenido de agua. Eso reduce su flexibilidad y son más propensos a desgarrarse o romperse.

La mayoría de las personas no puede identificar la causa exacta de la hernia de disco. En algunos casos, utilizar los músculos de la espalda en lugar de los de las piernas para levantar objetos grandes y pesados puede provocar esta afección.

En raras ocasiones un evento traumático, como una caída o golpe en la espalda, puede causar una hernia de disco.

Los factores que aumentan el riesgo de este padecimiento pueden incluir:

  • Peso: el sobrepeso causa presión adicional en los discos de la columna lumbar
  • Ocupación: las personas con trabajos físicamente exigentes tienen un mayor riesgo
  • Genética: algunas personas heredan una predisposición a desarrollar una hernia de disco
Causas de la hernia de disco

Causas de la hernia de disco

Síntomas de la hernia de disco

La columna vertebral es una compleja red de nervios y vasos sanguíneos. Este tipo de hernia puede ejercer una presión adicional sobre los nervios y músculos que la rodean. Los síntomas y signos que se pueden presentar son los siguientes:

  • Dolor en la pierna: si la hernia se encuentra en la espalda baja, el dolor se puede presentar en los glúteos, muslos y pantorrillas. También puede involucrar parte del pie.
  • Dolor en el brazo: si la hernia se encuentra en la parte superior de la columna, el dolor puede ser más intenso en el hombro y el brazo.
  • Entumecimiento u hormigueo: las personas con esta afección normalmente experimentan entumecimiento u hormigueo en la zona afectada.
  • Debilidad: los músculos que son ayudados por los nervios afectados tienden a debilitarse.

El dolor se puede disparar al toser, estornudar o poner la columna en ciertas posiciones. En algunas ocasiones, las hernias de disco no presentan síntomas, por lo que se puede tener una y no saberlo. El diagnóstico puede incluir una serie de exámenes de imagen, como radiografías o resonancia magnética.

Diagnóstico de la hernia de disco

El médico realiza un examen físico donde pedirá al paciente realizar algunos movimientos para ayudar a determinar la causa del dolor. De igual manera puede realizar un examen neurológico para verificar los reflejos, fuerza muscular y habilidad para caminar.

Normalmente el examen físico y el historial médico son las pruebas necesarias para hacer el diagnóstico. Si el médico quiere ver los nervios afectados, puede solicitar alguna de los siguientes estudios radiológicos:

Diagnóstico de hernia de disco: resonancia magnética

Resonancia magnética

  • Rayos X: las radiografías simples no detectan la hernia de disco. Sin embargo, sirven para descartar otras causas del dolor de espalda.
  • Tomografía computarizada: un escáner toma una serie de rayos X desde muchas direcciones diferentes y las combina para crear imágenes transversales de la columna vertebral y las estructuras alrededor de ellas.
  • Resonancia magnética: las ondas de radio y un fuerte campo magnético se utilizan para crear imágenes de las estructuras internas del cuerpo. Esta prueba se utiliza para confirmar la ubicación de la hernia y observar los nervios dañados.
  • Mielograma: se inyecta un colorante en la médula espinal y luego se toma radiografías. Esta prueba puede mostrar la presión sobre la médula o los nervios debido a múltiples hernias u otras afecciones.

Los electromiogramas y otros estudios de conducción nerviosa miden qué tan bien se mueven los impulsos eléctricos a lo largo del tejido nervioso. Estas pruebas ayudan a localizar la ubicación del daño.

Tratamiento de una hernia de disco

El tratamiento básico consiste en evitar posiciones dolorosas, siguiendo un plan de ejercicio y un régimen de medicamentos para el dolor. Este tratamiento alivia los síntomas en la mayoría de las personas en cuestión de semanas.

Los medicamentos que el médico puede recomendar son los siguientes:

  • Medicamentos para el dolor de venta libre: si el dolor es leve, el médico puede indicar un medicamento como el ibuprofeno o naproxeno.
  • Narcóticos: si el dolor no mejora a pesar de tomar los medicamentos de venta libre, el médico puede recetar narcóticos, como codeína o una combinación de oxicodona y paracetamol durante un periodo breve. Somnolencia, náuseas, confusión y estreñimiento son posibles efectos secundarios de estos medicamentos.
  • Relajantes musculares: se puede recetar relajantes musculares en caso de presentar espasmos musculares. Somnolencia y mareos son efectos secundarios comunes de estos medicamentos
  • Inyecciones de cortisona: los corticosteroides supresores de la inflamación se pueden administrar por inyección en el área de los nervios espinales. Un estudio de imagenología puede ayudar a guiar la aguja de manera más segura y precisa.

Si el dolor no ha desaparecido en unas semanas, el médico puede recomendar una terapia física. Diversas posiciones y ejercicios disminuyen el dolor de una hernia de disco.

Cirugía

Cirugía de hernia discal

Cirugía de hernia discal

Si el tratamiento conservador no alivia los síntomas después de seis semanas, el médico puede sugerir una cirugía. La cirugía se tomará en cuenta si se siguen presentando los siguientes síntomas:

  • Entumecimiento o debilidad
  • Dificultad para estar de pie o caminar
  • Pérdida del control de la vejiga o el intestino

En la mayoría de los casos el cirujano extrae solo la parte del disco que sobresale. Solo en casos específicos se retira todo el disco. En esta situación, las vertebras necesitarán fusionarse con placas, barras y torillos metálicos para proporcionar estabilidad espinal. Miles de cirugías de este tipo se hace cada año en México, cada vez con mejores resultados. Con la indicación médica correcta y una técnica refinada, los resultados pueden ser muy positivos.

Medicina alternativa

Algunos tratamientos de medicina alternativa pueden ayudar a aliviar el dolor crónico de espalda. Algunos ejemplos de estas prácticas son:

  • Quiropráctica: la manipulación espinal es moderadamente efectiva para el dolor lumbar que ha durado al menos un mes
  • Acupuntura: aunque los resultados son modestos, la acupuntura parece aliviar el dolor crónico de espalda y cuello
  • Masaje: esta terapia puede brindar alivio a corto plazo a las personas que padecen dolor lumbar crónico
  • Yoga: una combinación de actividad física, ejercicios de respiración y meditación puede mejorar la función y aliviar el dolor de espalda crónico en algunas personas

Complicaciones de una hernia de disco

La falta de tratamiento para una hernia de disco puede causar daño permanente en los nervios. En casos aislados, el disco puede interrumpir los impulsos nerviosos de la cauda equina o cola de caballo (agrupación de nervios en la parte más baja de la médula). En caso de que esto ocurra, se puede perder el control del intestino o la vejiga.

Otra complicación que se puede desarrollar recibe el nombre de anestesia en silla de montar. En este caso, el disco comprime los nervios y hace que se pierda la sensibilidad en la parte interna de los muslos, parte posterior de las piernas y alrededor del recto.

Si bien los síntomas de una hernia de disco pueden mejorar, también pueden empeorar. Si la persona no puede realizar sus actividades normales, es necesario acudir al médico de inmediato.

Cómo prevenir una hernia de disco

Quizá no se pueda evitar una hernia de disco, pero existen medidas que reducen el riesgo. Algunas de ellas son:

  • Usar una técnica correcta de levantamiento: inclinarse y levantarse con las rodillas, no con la cintura
  • Mantener un peso saludable
  • No permanecer sentado por largos periodos; levantarse y estirarse periódicamente es recomendable
  • Hacer ejercicios para fortalecer los músculos de la espalda, las piernas y el abdomen

Artículos relacionados

Si estas interesado en otro tipo de hernia, consulta nuestros artículos relacionados:

Tu opinión es importante

Tu opinión importaNuestro objetivo en Meditip es informarte y ayudarte a tomar las mejores decisiones acerca de lo más valioso que tienes, tu salud y la de tus seres queridos. Hacemos un gran esfuerzo por presentar información de manera sencilla y fácil de entender. Ayúdanos a saber si estamos haciendo bien nuestro trabajo. Califica nuestro artículo y/o deja un breve comentario.

Fuentes

Mayo Clinic. (-). Herniated disk. 20 de abril de 2018, de Mayo Clinic Sitio web: https://www.mayoclinic.org/diseases-conditions/herniated-disk/symptoms-causes/syc-20354095

Rachel Nall. (-). Slipped (Herniated) Disk. 20 de abril de 2018, de Healthline Sitio web: https://www.healthline.com/health/herniated-disk

Web MD. (-). Lumbar Herniated Disc – Topic Overview. 20 de abril de 2018, de Web MD Sitio web: https://www.webmd.com/back-pain/tc/herniated-disc-topic-overview#1

US National Library of Medicine National Institutes of Health. (2009). Herniated lumbar disc. 20 de abril de 2018, de US National Library of Medicine National Institutes of Health Sitio web: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC2907819/

Teach Me Anatomy . (-). THE VERTEBRAL COLUMN. 20 de abril de 2018, de Teach Me Anatomy Sitio web: http://teachmeanatomy.info/back/bones/vertebral-column/

¡Califica nuestro artículo!

100%
100%
¡Excelente!

Ayúdanos a mejorar. Califica nuestro artículo para que sepamos si te fue útil y es de tu agrado o bien, podamos mejorarlo para lectores futuros. ¡Gracias!

  • Clasificación de Usuarios (2 Votos)
    9.9
Compartir en:

Escríbenos