¿Qué es una hernia hiatal?

Ilustración de una hernia hiatalUna hernia hiatal ocurre cuando parte del estómago se presiona hacia arriba a través del diafragma. El diafragma es un músculo largo que se encuentra entre el abdomen y el pecho y que, incluso, ayuda a la respiración. Este tiene una pequeña abertura llamada hiato, por la cual pasa el esófago para conectarse con el estómago. El estómago puede ser empujado hacia arriba y entrar por esta abertura y causar una hernia hiatal.

En la mayoría de los casos, una hernia hiatal pequeña no causa problemas. Es posible que una persona no se percate de que tiene una, hasta que un médico la descubra checando otra condición. Pero una hernia hiatal grande puede permitir que la comida y el ácido retrocedan hacia el esófago, provocando acidez. Medidas de cuidado propio y medicamentos usualmente alivian estos síntomas, aunque una hernia hiatal grande, en ocasiones, requiere de cirugía.

Causas

En muchos casos, la causa es desconocida. Una persona pudo haber nacido una abertura hiatal grande o ha incrementado la presión en el abdomen. Esto, particularmente sucede en el embarazo, obesidad, al toser o hacer esfuerzo durante movimientos del intestino.

Las hernias hiatales pueden ocurrir cuando el tejido muscular que rodea el hiato se debilita. De esta manera, la parte superior del estómago se hincha y pasa por el diafragma hasta la cavidad toráxica.

Posibles causas de una hernia hiatal:

  • Lesión en el área
  • Nacer con el hiato anormalmente largo
  • Presión intensa y persistente en los músculos circundantes. Esto se da al toser, vomitar o esforzarse mientras hay actividad del intestino, también por levantar objetos pesados.

Tipos

Existen dos tipos de hernias hiatales: deslizante y paraesofágica o fija (a un lado del esófago).

Hernia hiatal deslizante

Este es el tipo más común de hernia hiatal. Esta ocurre cuando la sección del esófago que se une con el estómago se desliza dentro del pecho a través del hiato. Las hernias deslizantes tienden a ser pequeñas, usualmente no provocan síntomas y pueden no requerir tratamiento.

Hernia paraesofágica o fija

Este tipo no es tan común, pero resulta ser más preocupante. La mayoría de casos no son serios. Sin embargo, existe un riesgo de que la sangre que circula hacia el estómago se bloquee. Si esto sucede, podría causar daños severos, por lo que es considerada una emergencia médica.

El estómago y esófago se mantienen en sus posiciones normales, pero parte del estómago sale hacia el hiato colocándolo a un lado del esófago. Aunque esta hernia no presente síntomas, el peligro está en la posibilidad de que el estómago se estrangule o pierda suministro de sangre.

Tipos de hernias hiatales

Síntomas

La mayoría de hernias hiatales puede no causar síntomas. Sin embargo, las hernias hiatales largas pueden causar algunos como:

  • Acidez
  • Eructos
  • Dificultad para tragar
  • Dolor en el pecho o abdomen
  • Sentirse especialmente lleno después de las comidas
  • Vomitar sangre o evacuar heces negras, lo que puede indicar hemorragia gastrointestinal

Algunas personas con hernia hiatal no presentan síntomas, sin embargo, otras pueden tener acidez. Esta se puede relacionar con reflujo gastroesofágico u otro padecimiento gastroesofágico. A pesar de que parece tener una conexión, ninguna condición conduce a otra. Una persona puede tener una hernia hiatal sin experimentar alguna enfermedad gastroesofágica o al revés.

Cuando alguien experimenta acidez, sufre dolor en el pecho que puede ser confundido con el dolor de un ataque al corazón. Por eso es importante someterse a pruebas para tener un diagnóstico adecuado.

Síntomas de una hernía hiatal

Diagnóstico y exámenes clínicos

Comúnmente, una hernia hiatal es descubierta cuando se realiza una prueba para determinar la razón de la acidez o dolor abdominal o torácico. Algunos de estos procedimientos son:

Radiografía de bario (esofagograma)

El doctor otorga al paciente una bebida con bario antes de tomar los rayos X. Estos proveen una silueta clara del tracto digestivo superior (intestino delgado, esófago y estómago). La imagen permite ver la localización del estómago. En caso de que la imagen refleje una protrusión a través del diafragma, se puede confirmar una hernia hiatal.

Endoscopía

En esta prueba, el doctor inserta un tubo delgado por la boca que pasa por la garganta hasta bajar al esófago y estómago. Este tubo está equipado con una cámara pequeña (endoscopio) y una luz. Aquí podrá ser visible si el estómago del paciente está saliendo a través del diafragma. También será visible cualquier obstrucción o estrangulación.

Manómetro

Durante esta prueba, un tubo delgado y sensible a la presión (catéter) es introducido por la nariz. Este catéter baja a través del esófago y por dentro del estómago. La función es medir la presión y movimiento dentro del esófago.

Tratamiento

Como lo mencionamos anteriormente, la mayoría de las hernias hiatales no requieren tratamiento. La presencia de síntomas y su gravedad son los que determinan el tipo de tratamiento. Si el paciente tiene reflujo o acidez, tiene que ser tratado con medicamentos. En caso de que estos no funcionen, se necesita cirugía.

Solicita una consulta de valoración y conoce las diversas opciones para el tratamiento de hernias, clic aquí

Recibe atención personalizada por un experto y evita complicaciones

Medicamentos

Si se presentan síntomas como reflujo o acidez, el doctor puede prescribir los siguientes medicamentos:

  • Antiácidos para neutralizar el ácido estomacal.
  • Antihistamínicos para reducir la producción de ácido.
  • Omeprazol para prevenir la producción de ácido, esto le da tiempo al esófago de sanar.

Cirugía

Ilustración de una cirugía de hernia hiatalEn caso de que los medicamentos no funcionen, posiblemente se necesite cirugía para reparar la hernia hiatal. Sin embargo, la cirugía no es comúnmente necesitada y se reserva para situaciones de emergencia.

La operación puede constar de empujar al estómago hacia el abdomen, haciendo la apertura del diafragma más pequeña. Se reconstruye el esfínter esofágico débil o se remueve el saco herniario.

En algunos casos, la cirugía se hace con una incisión simple en la pared torácica (toracotomía) o en el abdomen (laparotomía). En otros casos, el cirujano puede insertar una pequeña cámara y herramientas quirúrgicas especiales por medio de incisiones muy pequeñas en el abdomen (laparoscopía). Esta operación se realiza mientras el cirujano ve las imágenes del cuerpo del paciente mediante un monitor.

Las hernias pueden formarse de nuevo. Se puede reducir el riesgo de esto tomando en cuenta los siguientes puntos:

  • Mantener un peso saludable
  • No levantar objetos pesados
  • Evitar hacer presión en los músculos abdominales

Procedimientos de emergencia

Si a una persona se le diagnostica una hernia hiatal y desarrolla dolor severo en el pecho o abdomen, náuseas, vómito o es incapaz de realizar movimientos intestinales (evacuar), es posible que tenga una hernia estrangulada o una obstrucción. Inmediatamente se debe acudir a un hospital, ya que se trata de una emergencia que puede poner en riesgo su vida.

Prevención

Reducir el riesgo de que una hernia hiatal empeore es posible, aunque no se puede evitar por completo, se recomienda lo siguiente:

  • Perder exceso de peso
  • No realizar esfuerzo durante movimientos del intestino
  • Evitar cargar objetos pesados
  • Evitar usar cinturones ajustados o ciertos ejercicios abdominales

De igual manera, algunos cambios en el estilo de vida como seguir una dieta de la hernia hiatal, ayudan a controlar los síntomas. Estos cambios incluyen:

  • Tener varias comidas pequeñas durante el día.
  • Evitar alimentos que provoquen acidez como chocolate, cebolla, alimentos picantes, cítricos y alimentos a base de tomate.
  • Evitar el alcohol
  • Comer al menos dos a tres horas antes de acostarse
  • Dejar de fumar
  • Elevar la cabeza de la cama por lo menos unos 15 cm. con la ayuda de una almohada.

Fuentes

Mayo Clinic Staff. (2015). Hiatal Hernia. 2017, de Mayo Clinic Sitio web: https://www.mayoclinic.org/diseases-conditions/hiatal-hernia/basics/definition/con-20030640

WebMD Medical Reference. (2017). Hiatal Hernia. 2017, de WebMD Sitio web: https://www.webmd.com/digestive-disorders/hiatal-hernia#1-2

Delgado, A. (2017). Hiatal Hernia. 2017, de Healthline Sitio web: https://www.healthline.com/health/hiatal-hernia#overview1

Wedro, B. (-). Hiatal Hernia. 2017, de Medicine Net Sitio web: https://www.medicinenet.com/hiatal_hernia_overview/article.htm

¡Califica nuestro artículo!

100%
100%
¡Excelente!

Ayúdanos a mejorar. Califica nuestro artículo para que sepamos si te fue útil y es de tu agrado o bien, podamos mejorarlo para lectores futuros. ¡Gracias!

  • Clasificación de Usuarios (1 Votos)
    10
Compartir en:

Escríbenos