Dieta de la epilepsia: qué es la dieta cetogénica

La dieta cetogénica es una forma de alimentación alta en grasas y baja en carbohidratos. Esta combinación ayuda a controlar las convulsiones en algunas personas con epilepsia. Por lo tanto, se considera la dieta de la epilepsia por excelencia. Un profesional de la salud certificado debe indicar la dieta cetogénica para el control de convulsiones. Es ideal que un dietista supervise cuidadosamente el progreso. Por lo general, se usa en niños con convulsiones que no responden a los medicamentos. No obstante, se ha comprobado que también funciona en adultos.

Cetogénico viene de la palabra cetosis. Es el proceso metabólico donde el cuerpo quema grasa almacenada para obtener energía en lugar de azúcar en la sangre. Ceto viene de cetona y génico, del sufijo gen, que significa generar o producir. Las cetonas se forman cuando el cuerpo utiliza la grasa como fuente de energía.

Distribución de calorías de la dieta cetogénica para el tratamiento de la epilepsia

Por lo general, el cuerpo utiliza los carbohidratos como combustible. Por ejemplo, azúcar, pan, productos lácteos y pasta. Debido a que la dieta cetogénica es muy baja en carbohidratos, las grasas se convierten en el principal combustible. El cuerpo puede funcionar muy bien con cetonas y grasas.

Las cetonas no son peligrosas y se puede detectar en la orina, sangre y aliento. Las cetonas son uno de los mecanismos de acción más efectivos de la dieta. Los altos niveles de cetonas a menudo conducen a un mejor control de las convulsiones. La dieta cetogénica es probablemente la forma más antigua de tratamiento médico para la epilepsia.

Tal vez te pueda interesar: Consejos para vivir con epilepsia

Cómo funciona la dieta cetogénica para el control de convulsiones

La dieta cetogénica puede reducir la frecuencia de las convulsiones. En ensayos clínicos de personas con epilepsia resistente a medicamentos, la dieta cetogénica ha mostrado buenos resultados. Este régimen ha demostrado reducir la cantidad de convulsiones en un 50% o más en la mitad de los pacientes.

Durante un ataque de epilepsia, las redes de neuronas se activan cuando no deben hacerlo. Esto puede suceder porque las células del cerebro son más excitables y están liberando muchos neurotransmisores excitadores como el glutamato. También puede ocurrir porque las células cerebrales vecinas no pueden suprimir la propagación de la excitabilidad. Esto lo harían normalmente al usar neurotransmisores inhibidores como el ácido gamma-aminobutírico o GABA.

Cómo funciona la dieta de la epilepsia o dieta cetogénica para el control de convulsiones: Glutamato y GABA

La dieta de la epilepsia reduce la cantidad de glutamato en el cerebro y mejora la síntesis de GABA. Esto hace que sea menos probable que ocurra una convulsión. La dieta cetogénica para el control de convulsiones también puede reducir la inflamación en el cerebro. Esto incluye la inflamación debida a infecciones como meningitis, encefalitis o enfermedades autoinmunes que pueden desencadenar convulsiones.

Es especialmente relevante que hay estudios recientes muy interesantes que examinaron cómo la dieta cetogénica puede alterar el microbioma intestinal. El microbioma son los billones de microorganismos que habitan en el tracto digestivo. Estos estudios encontraron que la dieta cetogénica puede aumentar ciertas especies de bacterias. Estas bacterias promueven una mayor proporción de GABA en lugar de glutamato en el cerebro.

Se cree que la dieta cetogénica puede incluso tener beneficios contra enfermedades como la diabetes, cáncer y el Alzheimer

¿Quién puede utilizar la dieta cetogénica?

Existe cuatro principales versiones de la dieta cetogénica. Estas incluyen la dieta cetogénica clásica, cíclica, dirigida y alta en proteínas. No obstante, solo la dieta cetogénica clásica se ha estudiado ampliamente y se recomendada para el tratamiento de la epilepsia. Las dietas cetogénicas dirigidas o cíclicas son métodos más avanzados y las usan los atletas principalmente.

Si las convulsiones están controladas con medicamentos antiepilépticos, muchas personas podrían no considerar la dieta de la epilepsia. Sin embargo, hay circunstancias en las cuales es muy recomendable seguir la dieta cetogénica. Por ejemplo, cuando los fármacos no logran controlar los ataques o cuando estos producen efectos secundarios negativos. Asimismo, en los casos en que la cirugía no es una opción.

Aunque la dieta de la epilepsia es más común en niños con epilepsia, los adultos también se pueden beneficiar de ella. Existe una creciente evidencia que muestra su utilidad para controlar las convulsiones en adultos con epilepsia refractaria. La epilepsia refractaria es cuando las crisis epilépticas son tan frecuentes que limitan la vida del paciente mental y físicamente. También se habla de epilepsia refractaria cuando el tratamiento con medicamentos no controla los ataques.

Con la información y motivación adecuadas, los adultos con epilepsia pueden tener éxito siguiendo la dieta cetogénica para controlar convulsiones.

Alimentos de la dieta cetogénica para el control de la epilepsia

El huevo, aguacate y tocino son excelentes alimentos que forman parte de la dieta cetogénica

Alimentos que incluye la dieta cetogénica

Hay tres grupos de alimentos en la dieta de la epilepisa o la dieta cetogénica para el control de convulsiones:

  • Grasas como crema, mantequilla, aceites, mayonesa, aderezos para ensaladas, nueces, crema de nuez y mantequilla de aguacate
  • Proteínas como aves de corral, carnes rojas, pescado, queso, huevos, leche y nueces
  • Carbohidratos como vegetales y frutas, y pequeñas cantidades de pan, pasta, arroz, papa y jugo

En una dieta normal, se come principalmente carbohidratos y proteínas con poca cantidad de grasa. En una dieta cetogénica se come más grasa. Debe consumirse suficiente proteína para crecer o mantener las reservas musculares. Por último, se reduce significativamente los carbohidratos.

Ciertas versiones de la dieta de la epilepsia permiten cantidades más generosas de carbohidratos o proteínas. Debe ajustarse las cantidades de grasa, proteína y carbohidratos para cada persona. Algunos lograrán un control aceptable de las convulsiones con una dieta cetogénica más flexible. Otros requerirán una dieta más restrictiva.

Tal vez te pueda interesar: Imitadores de la epilepsia, otras enfermedades que producen convulsiones

Desafíos para seguir la dieta de la epilepsia

Hay algunos desafíos o dificultades para seguir la dieta cetogénica. Los dos principales son:

  • Es fundamental pesar o medir las porciones de alimentos de manera exacta.
  • Incluso pequeños detalles, como comerse las migajas de una galleta, pueden provocar una convulsión. Esto si se sobrepasa la cantidad permitida de carbohidratos.

“En la dieta cetogénica para el control de convulsiones incluso se tiene que medir los carbohidratos que hay en la pasta de dientes” — William R. Turk, Jefe de la División de Neurología de la Clínica para Niños Nemours en Jacksonville, Florida.

Desafíos de la dieta de la epilepsia en niños: dieta cetogénica para el control de ataques epilépticos

En particular, para los padres de niños con epilepsia, puede ser muy difícil mantener a sus hijos en esta dieta. Los niños pueden aceptar alimentos de otros niños en la escuela o en la casa de un amigo. Además, los niños mayores con frecuencia tienen opiniones firmes sobre lo que quieren comer o no. La dieta cetogénica funciona mejor en niños pequeños que aún no desarrollan gustos fuertes por algunos alimentos.

Los niños que siguen la dieta cetogénica para el control de convulsiones suelen sentir mucha hambre, sobre todo al principio. Toda la comida en casa debe ser controlada. Esto incluye la comida en el tazón del perro.

Tal vez te pueda interesar: Complicaciones de la epilepsia, convulsiones fuera de control

Otras alternativas de dieta de la epilepsia

Comparación de dieta cetogénica clásica y dieta Atkins modificada para el tratamiento de la epilepsiaLa dieta Atkins modificada es otra opción frecuente de dieta de la epilepsia. Se trata de un cambio a la dieta cetogénica clásica para hacerla menos restrictiva. Además de la dieta Atkins, existen otras dos alternativas utilizadas para tratar a pacientes con epilepsia. Una es la dieta de triglicéridos de cadena media y otra, el tratamiento de bajo índice glucémico.

A diferencia de la dieta cetogénica clásica, en la dieta Atkins modificada las porciones de calorías, líquidos y proteínas no son tan estrictas.

Estas tres alternativas a la dieta cetogénica para el control de convulsiones se utiliza actualmente en todo el mundo. La diferencia entre estos tipos de dieta está en la cantidad y el tipo de grasa, proteína y carbohidratos. Diferentes centros de dieta cetogénica pueden utilizar diferentes versiones de la dieta. Muchos centros ofrecen más de una opción. Un profesional de la salud capacitado ayudará a determinar qué tipo de dieta es la más adecuada para el paciente. Cada persona con epilepsia debe ser tratada individualmente y cada dieta cetogénica debe adaptarse para satisfacer las necesidades particulares.

Los estudios demuestran que la dieta Atkins es muy similar en eficacia a la dieta cetogénica clásica. La reducción de las convulsiones puede ocurrir poco después de iniciar la dieta de la epilepsia o puede tomar meses. Durante este tiempo, es importante seguir al pie de la letra la dieta cetogénica para el control de convulsiones. El cumplimiento de la dieta es fundamental para determinar la efectividad de la terapia para controlar los ataques.

Tu opinión importaTu opinión es importante

Nuestro objetivo en Meditip es informarte y ayudarte a tomar las mejores decisiones acerca de lo más valioso que tienes, tu salud y la de tus seres queridos. Hacemos un gran esfuerzo por presentar información de manera sencilla y fácil de entender. Finalmente, ayúdanos a saber si estamos haciendo bien nuestro trabajo. Califica nuestro artículo y/o deja un breve comentario.

Fuentes

Eric Kossoff. (2017). Ketogenic Diet. 18 de julio de 2019, de Epilepsy Foundation of America Sitio web: https://www.epilepsy.com/learn/treating-seizures-and-epilepsy/dietary-therapies/ketogenic-diet

Alexis Wnuk. (2018). How Do Ketogenic Diets Help People With Epilepsy?. 18 de julio de 2019, de BrainFacts.org Sitio web: http://www.brainfacts.org/diseases-and-disorders/epilepsy/2018/how-do-ketogenic-diets-help-people-with-epilepsy-081418

Rudy Mawer. (2018). The Ketogenic Diet: A Detailed Beginner’s Guide to Keto. 18 de julio de 2019, de Healthline Sitio web: https://www.healthline.com/nutrition/ketogenic-diet-101#weight-loss

Epilepsy Ontario. (2018). Ketogenic Diet Therapy for Epilepsy. 18 de julio de 2019, de Epilepsy Ontario Sitio web: http://epilepsyontario.org/about-epilepsy/treatments/non-drug/ketogenic-diet/

Renee A. Alli. (2018). Epilepsy, Children, and the Ketogenic Diet. 18 de julio de 2019, de Web MD Sitio web: https://www.webmd.com/epilepsy/the-ketogenic-diet#1

Steven C. Schachter. (2015). Modified Atkins Diet. 18 de julio de 2019, de Epilepsy Foundation of America Sitio web: https://www.epilepsy.com/learn/treating-seizures-and-epilepsy/dietary-therapies/modified-atkins-die

Share.

Leave A Reply