Qué es la conjuntivitis

Ojo con conjuntivitis: enrojecimiento de los ojos por inflamación de la conjuntivaLa conjuntivitis u ojo rosado es la inflamación de la conjuntiva (membrana mucosa delgada de la parte blanca del ojo y del interior de los párpados). Esta condición causa el enrojecimiento de los ojos y puede tener varias causas. El tratamiento de la conjuntivitis dependerá de la causa subyacente del problema. No todos los casos de conjuntivitis son iguales. Sin embargo, muchos profesionales de la salud usan el término para referirse solo a la conjuntivitis viral, una infección altamente contagiosa. La conjuntivitis puede ser viral, bacteriana, alérgica o causada por irritantes químicos.

Este problema oftalmológico puede sonar atemorizante, pero es un trastorno muy común de los ojos que por lo general, se trata fácilmente. No obstante, la conjuntivitis tampoco debe subestimarse. En ocasiones, si no se recibe el tratamiento de la conjuntivitis, se puede desarrollar problemas de visión graves.

El término ojo rosado (del inglés “pink eye”) se usa comúnmente para referirse a la conjuntivitis. Esto porque la coloración rosa o el enrojecimiento de los ojos, específicamente de la conjuntiva, es el síntoma más evidente.

Tipos de conjuntivitis: causas de la inflamación de la conjuntiva

Hay tres tipos principales de conjuntivitis: alérgica, infecciosa y química. Las causas de la conjuntivitis varían según el tipo.

Conjuntivitis infecciosa

La conjuntivitis bacteriana es una infección con frecuencia causada por estafilococos o bacterias estreptocócicas de la piel o el sistema respiratorio. Los insectos, el contacto físico con otras personas, la falta de higiene (manos sucias) o el uso de maquillaje y otros cosméticos contaminados, también pueden causar conjuntivitis bacteriana. Compartir los cosméticos y usar lentes de contacto de otra persona o limpiarlos de manera inadecuada, son otros factores que pueden causar conjuntivitis infecciosa bacteriana.

Otro tipo de conjuntivitis infecciosa es la conjuntivitis viral, la cual ocurre debido a virus asociados con el resfriado común. Se puede desarrollar a través de la exposición a la tos o el estornudo de alguien con una infección del tracto respiratorio. La conjuntivitis viral también puede ocurrir a medida que el virus se propaga a lo largo de las membranas mucosas del cuerpo. Estas membranas conectan los pulmones, la garganta, nariz, conductos lagrimales y la conjuntiva. Debido a que las lágrimas se drenan en el conducto nasal, sonarse muy fuerte la nariz puede hacer que un virus se mueva del sistema respiratorio a los ojos.

Finalmente, la oftalmía neonatal o conjuntivitis del recién nacido, es un tipo de conjuntivitis infecciosa que se presenta en neonatos. Esta es una condición grave que podría provocar daño ocular permanente si no se trata de inmediato. La oftalmía neonatal ocurre cuando un bebé está expuesto a clamidia o gonorrea mientras pasa por el canal de parto. Es posible que en algunos hospitales se aplique un ungüento antibiótico en los ojos del bebé como tratamiento preventivo.

Tipos de conjuntivitis infecciosa: conjuntivitis viral, conjuntivitis bacteriana y oftalmía neonatal

Conjuntivitis alérgica

La conjuntivitis alérgica a menudo ocurre en personas que ya tienen alergias. Este tipo de conjuntivitis se desarrolla cuando se entra en contacto con una sustancia que provoca una reacción alérgica en los ojos. Los alérgenos más comunes que pueden causar conjuntivitis alérgica incluyen: polen, polvo, caspa de animales y medicamentos. Este tipo de conjuntivitis no es contagiosa. Es especialmente relevante que puede ocurrir con frecuencia en personas con otras afecciones como fiebre del heno, asma y eczema.

La conjuntivitis papilar gigante es un tipo de conjuntivitis alérgica causada por la presencia crónica de un cuerpo extraño en el ojo. Las personas con mayor riesgo de desarrollar conjuntivitis papilar gigante son aquellas que usan lentes de contacto que no se reemplazan con frecuencia. Asimismo, quienes tienen una sutura expuesta en la superficie del ojo o tienen una prótesis ocular.

Conjuntivitis química

La conjuntivitis química o tóxica es causada por la exposición a sustancias irritantes. Por ejemplo, la contaminación del aire, cloro de las piscinas, humo, champú y otros elementos químicos nocivos. Cuando un objeto o sustancia extraña entra al ojo y causa la inflamación e irritación de la conjuntiva, también se considera conjuntivitis química. Este tipo de conjuntivitis no es contagiosa.

Otras causas de conjuntivitis

La conjuntivitis a veces resulta de una enfermedad de transmisión sexual (ETS). La gonorrea puede provocar una forma rara y peligrosa de conjuntivitis bacteriana. El tratamiento de la conjuntivitis en estos casos es vital debido a que puede conducir a la pérdida de la visión si no se atiende. La clamidia es otra ETS que puede causar conjuntivitis en adultos.

Síntomas de la conjuntivitis

Las personas con conjuntivitis pueden experimentar síntomas muy incómodos y molestos. Estos dependen de la causa de la inflamación, pero pueden incluir:

Ojos rojos por conjuntivitis infecciosa: tratamiento

Tratamiento de la conjuntivitis

Hay casos en los cuales es importante buscar atención médica para la conjuntivitis. Sin embargo, esto no siempre es necesario. Para ayudar a aliviar la inflamación y sequedad causadas por la conjuntivitis se puede usar compresas frías. También se puede acudir a lágrimas artificiales que se puede comprar sin prescripción médica. Además, se debe dejar de usar lentes de contacto hasta que el médico indique que se puede comenzar a usarlos nuevamente.

Cuándo buscar atención médica

Se debe consultar a un profesional de la salud para recibir tratamiento de la conjuntivitis si se presentan los siguientes síntomas:

  • Dolor en el ojo
  • Sensibilidad a la luz o visión borrosa que no mejora después de la secreción
  • Enrojecimiento de los ojos severo
  • Síntomas que empeoran o no mejoran, incluido el enrojecimiento de los ojos, después de 24 horas del uso de antibióticos
  • Si se tiene un sistema inmunológico debilitado por ejemplo, debido a  VIH, tratamiento del cáncer u otras afecciones o tratamientos médicos
  • En caso de oftalmía neonatal, los recién nacidos con síntomas de conjuntivitis deben ser atendidos de inmediato por un médico

Tratamiento de la conjuntivitis viral

La mayoría de los casos de conjuntivitis viral son leves. La infección y el enrojecimiento de los ojos por lo general desaparece en siete a 14 días sin tratamiento y sin consecuencias a largo plazo. Sin embargo, en algunos casos, la conjuntivitis viral puede tardar de dos a tres semanas o más en desaparecer.

Un médico puede recetar medicamentos antivirales para tratar formas más graves de conjuntivitis. Por ejemplo, la conjuntivitis causada por el virus del herpes simple o el virus de la varicela zoster. Los antibióticos no funcionan para el tratamiento de la conjuntivitis viral, debido a que estos medicamentos no son efectivos contra los virus.

Tratamiento de la conjuntivitis bacteriana

Tratamiento de la conjuntivitis: gotas para los ojos

Si la causa de la conjuntivitis es una infección bacteriana, por lo general el tratamiento consiste en antibióticos. Estos se puede administrar por vía tópica, como gotas o pomada ocular. Los antibióticos pueden ayudar a acortar la duración de la infección, reducir las complicaciones y la probabilidad de contagio. La prescripción de antibióticos pueden ser necesaria en los siguientes casos:

  • Cuando hay secreción (pus)
  • Si se produce conjuntivitis en personas cuyo sistema inmunológico está comprometido
  • Cuando se sospecha de ciertas bacterias

La conjuntivitis bacteriana leve puede mejorar sin tratamiento con antibióticos y sin causar ninguna complicación. A menudo mejora de dos a cinco días sin tratamiento, pero puede tardar dos semanas en desaparecer por completo.

Tratamiento de la conjuntivitis alérgica

La conjuntivitis causada por un alérgeno como el polen o la caspa de animales, con frecuencia mejora al eliminar el alérgeno del entorno. Sin embargo, el enrojecimiento de los ojos puede durar unas horas. Los medicamentos para la alergia como antihistamínicos tópicos y vasoconstrictores, así como gotas para los ojos rojos, pueden aliviar los síntomas de la conjuntivitis alérgica.

En algunos casos, el médico puede recomendar una combinación de medicamentos para mejorar los síntomas de la conjuntivitis alérgica.

Tratamiento de la conjuntivitis química

El tratamiento de la conjuntivitis causada por sustancias irritantes consiste en enjuagar cuidadosamente los ojos con solución salina. Además, las personas con conjuntivitis química también pueden necesitar esteroides tópicos. Las lesiones químicas graves, especialmente las quemaduras, son emergencias médicas. Estas lesiones pueden causar cicatrices, daño permanente a la vista, e incluso la pérdida del ojo. Si un químico se derrama en el ojo, se debe lavar con abundante agua durante varios minutos antes de acudir al médico.

Tratamiento de la conjuntivitis: oftalmía neonatal

Tratamiento de la conjuntivitis neonatal

Los médicos pueden tratar con antibióticos la conjuntivitis neonatal causada por una infección bacteriana. Esto dependerá de la gravedad de la infección y de las bacterias que la causaron. Algunos antibióticos se aplica como gotas o pomadas oculares. Otros se administra vía oral o vía intravenosa. El tratamiento de la conjuntivitis neonatal puede ser una combinación de antibióticos tópicos y orales o intravenosos.

Se recomienda limpiar el ojo infectado del bebé con un algodón y solución salina para eliminar cualquier posible acumulación de pus.

Si un conducto lagrimal obstruido causa conjuntivitis en bebés, un masaje suave y cálido entre el ojo y el área nasal puede ayudar. Si el conducto lagrimal bloqueado no sana para la edad de un año, puede ser necesaria una cirugía.

Tu opinión importaTu opinión es importante

Nuestro objetivo en Meditip es informarte y ayudarte a tomar las mejores decisiones acerca de lo más valioso que tienes, tu salud y la de tus seres queridos. Hacemos un gran esfuerzo por presentar información de manera sencilla y fácil de entender. Finalmente, ayúdanos a saber si estamos haciendo bien nuestro trabajo. Califica nuestro artículo y/o deja un breve comentario.

Fuentes

All About Vision. (2018). Pink eye: Symptoms and treatments. 9 de mayo de 2019, de All About Vision Sitio web: https://www.allaboutvision.com/conditions/conjunctivitis.htm

Marilyn Haddrill. (2017). Conjunctivitis: Bacterial, viral, allergic and other types. 9 de mayo de 2019, de All About Vision Sitio web: https://www.allaboutvision.com/conditions/conjunctivitis-types.htm

American Optometric Association. (2019). Conjunctivitis. 9 de mayo de 2019, de American Optometric Association Sitio web: https://www.aoa.org/patients-and-public/eye-and-vision-problems/glossary-of-eye-and-vision-conditions/conjunctivitis

National Center for Immunization and Respiratory Diseases. (2019). Conjunctivitis (Pink Eye). 9 de mayo de 2019, de Centers for Disease Control and Prevention Sitio web: https://www.cdc.gov/conjunctivitis/about/causes.html

Alan Kozarsky. (2018). Conjunctivitis (Pinkeye). 9 de mayo de 2019, de Web MD Sitio web: https://www.webmd.com/eye-health/eye-health-conjunctivitis#1

National Center for Immunization and Respiratory Diseases. (2019). Conjunctivitis (Pink Eye) in Newborns. 9 de mayo de 2019, de Centers for Disease Control and Prevention Sitio web: https://www.cdc.gov/conjunctivitis/newborns.html

Share.

Leave A Reply