Qué es el dolor de cuello

El dolor de cuello es un problema común que afecta a muchos adultos en cualquier momento de la vida. Este dolor puede afectar el cuello y los hombros, o puede irradiarse (extenderse) al brazo. El dolor puede ser intenso o sentirse como una descarga eléctrica en el brazo. Otros síntomas, como entumecimiento o debilidad muscular en un brazo, pueden ayudar a identificar la causa del dolor de cuello.

Ilustración de las cervicalesEl cuello está formado por vértebras (columna cervical) que se extienden desde el cráneo hasta la parte superior del torso. Los discos cervicales absorben el impacto del contrato entre los huesos. Los huesos, ligamentos y músculos del cuello sostienen la cabeza y permiten el movimiento. Cualquier anormalidad, inflamación o lesión puede causar dolor o rigidez.

Muchas personas experimentan dolor de cuello o rigidez de vez en cuando. En muchos casos, se debe a una mala postura o al constante movimiento. A veces, la causa del dolor de cuello es una lesión, como una caída o golpe al hacer deportes de contacto, o un latigazo cervical.

La mayoría de las veces, el dolor de cuello no es una afección grave y puede aliviarse en pocos días. En otros casos, el dolor de cuello puede indicar una lesión o enfermedad grave, y requerir atención médica. Si una persona tiene dolor de cuello que continúa por más de una semana, es grave o se acompaña de otros síntomas, debe buscar atención médica de inmediato.

El cuello y la columna cervical

Esta compleja estructura incluye:

  • Siete vértebras pequeñas (C1 a C7)
  • Discos intervertebrales para absorber los golpes
  • Articulaciones
  • La médula espinal
  • Ocho raíces nerviosas
  • Elementos vasculares
  • 32 Músculos
  • Ligamentos

Las raíces nerviosas provienen de la médula espinal. Cada raíz nerviosa transmite señales (impulsos nerviosos) hacia y desde el cerebro, los hombros, los brazos y el tórax. Un sistema vascular de cuatro arterias y venas pasa por el cuello para hacer circular la sangre entre el cerebro y el corazón. Articulaciones, músculos y ligamentos facilitan el movimiento y sirven para estabilizar la estructura.

La movilidad del cuello es inigualable. Es capaz de mover la cabeza en muchas direcciones: 90 grados de flexión (movimiento hacia el frente), 90 grados de extensión (movimiento hacia atrás), 180 grados de rotación (de lado a lado) y casi 120 grados de inclinación hacia cada hombro.

Causas del dolor de cuello

El dolor o rigidez de cuello puede ocurrir por una variedad de razones. Algunas de las más comunes son las siguientes:

  • Distonía cervical (tortícolis espasmódica): es una afección dolorosa en la que los músculos del cuello se contraen involuntariamente y hacen que la cabeza se tuerza o gire hacia un lado. La distonía cervical también puede hacer que la cabeza se incline sin control hacia adelante o hacia atrás.
  • Estenosis espinal: la estenosis espinal puede ejercer presión sobre la médula espinal y los nervios dentro de la columna vertebral. Generalmente se manifiesta en el cuello y la columna lumbar. La afección suele estar relacionada con el desgaste propio de la edad.
  • Cefalea tensional: la cefalea tensional es un tipo de cefalea continua, no pulsátil, en la que el paciente refiere habitualmente un dolor que rodea la parte alta de la cabeza.
  • Trastornos de la articulación temporomandibular: dolor y menor rango de movimiento de la articulación maxilar y los músculos que la rodean.
  • Espondilosis cervical: término general para referirse al desgaste de los discos espinales relacionado con el envejecimiento.
  • Osteoartritis: enfermedad que causa la descomposición de las articulaciones.
  • Meningitis: inflamación de las membranas y el líquido que rodea el cerebro y la médula espinal (líquido cefalorraquídeo).
  • Latigazo cervical: movimiento repentino del cuello hacia atrás y hacia delante.
  • Estrés emocional
  • Fibromialgia
  • Hernia de disco
  • Carga excesiva (como una bolsa pesada en el hombro)
  • Tensión muscular
  • Postura incorrecta (al sentarse o al sujetar el teléfono entre el hombro y el cuello)
  • Artritis reumatoide (enfermedad articular inflamatoria)
  • Posición al dormir (boca abajo o con demasiadas almohadas)
  • Trauma (accidentes o caídas)

Síntomas del dolor de cuello

Los síntomas del dolor de cuello y las sensaciones pueden ayudar al médico a diagnosticar la causa.

Espasmo muscular

Un espasmo es una contracción repentina, poderosa e involuntaria de los músculos. Los músculos se sienten adoloridos, rígidos y anudados. Al presentarse espasmos musculares en el cuello, es posible que no sea posible moverlo. En ocasiones la gente lo llama “nudo en el cuello”. El médico o fisioterapeuta puede llamarlo tortícolis aguda o cuello torcido.

Dolor de cuello: espasmo muscular

Dolor muscular

Los músculos del cuello están adoloridos y pueden tener nudos duros (puntos sensibles) que duelen al tocarlos. El dolor a menudo se siente en la mitad de la parte posterior del cuello, o puede doler solo por un lado.

Rigidez

Los músculos del cuello están apretados y al pasar demasiado tiempo en una posición, se siente aún más apretados. La rigidez del cuello puede hacer que sea difícil o doloroso moverlo.

Dolor de nervios

El dolor de cuello puede irradiarse a los brazos y, a veces, a las piernas. Se puede sentir una sensación de hormigueo en los brazos, que puede ir acompañada de entumecimiento, ardor o debilidad. Este dolor es típicamente peor por la noche.

Dolores de cabeza

Los dolores de cabeza son comunes junto con los problemas de cuello. Por lo general, se trata de un dolor de cabeza persistente, en lugar de dolor agudo. Mientras que los dolores de cabeza a menudo se siente en la parte posterior, el dolor también puede irradiar hacia los lados e incluso la parte frontal.

Rango de movimiento reducido

Se puede sentir limitación de movimiento al inclinar la cabeza hacia algún costado (hombro). De igual manera puede haber limitación para bajar la cabeza hacia el pecho o hacerla hacia atrás.

Centro de Ortopedia Integral. Regístrate y obtén una consulta de valoración a un precio especial, clic aquí  

Consulta de valoración ortopédica con un precio especial

Recibe atención personalizada por un experto y evita complicaciones

Diagnóstico del dolor de cuello

Obtener un diagnóstico adecuado es primordial para determinar el mejor tratamiento para el dolor de cuello. Es necesario saber qué condición está causando el dolor antes de poder saber cómo tratarlo. El médico revisa el historial médico.

El examen neurológico evalúa los reflejos del paciente, la fuerza muscular, los cambios sensoriales y motores, y la distribución del dolor.

Es posible que sean necesarios estudios radiográficos. Una radiografía puede revelar el estrechamiento del espacio entre vértebras (disco), una fractura, la formación de osteofitos y la osteoartritis. Los discos abultados y las hernias de disco a menudo causan síntomas neurológicos y se detecta usando resonancia magnética.

Si se sospecha de daño a los nervios, el médico puede ordenar una prueba especial para medir la rapidez con que los nervios conducen los impulsos. Estas pruebas se denomina estudios de conducción nerviosa y electromiografía. Por lo general, estos estudios no se realiza de inmediato, ya que pueden pasar varias semanas para que se manifieste la alteración nerviosa.

Tratamiento para el dolor de cuello

La rutina matutina y nocturna pueden tener impacto de largo plazo en el cuello. Es posible que una persona duerma mal una noche, lo que hace que los músculos del cuello se contraigan. Lo mejor que se puede hacer es darle tiempo al cuerpo para sanar por sí mismo. Para pasar el día sin permitir que el dolor interfiera con las actividades normales, se pueden considerar las siguientes opciones:

  • Estirar suavemente el cuello
  • Tomar analgésicos de venta libre
  • Alternar entre tratamientos de calor y hielo en el cuello: 20 minutos de calor seguidos de 20 minutos de frío pueden ayudar al dolor y al proceso de curación

Cirugía para el dolor de cuello

CorpectomíaLa mayoría de los pacientes con dolor de cuello responden bien a tratamientos no quirúrgicos. La cirugía de columna cervical para tratar este padecimiento no es muy común. De hecho, menos del 5% de los pacientes con dolor de cuello necesita cirugía. Sin embargo, hay situaciones en las que la cirugía de la columna vertebral es la mejor alternativa:

  • El tratamiento conservador no funciona: la combinación de cuidado quiropráctico, fisioterapia, medicamentos, masajes y ejercicios no ayuda a tener una mejoría.
  • Se presentan síntomas neurológicos progresivos: estos pueden ser entumecimiento, hormigueo y debilidad que involucran brazos y piernas.
  • Problemas con el equilibrio o al caminar.

En general, la cirugía se realiza para la enfermedad degenerativa del disco, trauma o inestabilidad de la columna. Estas condiciones pueden ejercer presión sobre la médula espinal o sobre los nervios que provienen de la columna vertebral.

El médico determinará qué es lo mejor para su condición.

Tipos de cirugía para el dolor de cuello

Típicamente, los cirujanos usan dos técnicas quirúrgicas para la cirugía de columna cervical.

Descompresión: se elimina el tejido que presiona una estructura nerviosa.

Estabilización: se limita el movimiento entre vértebras.

Existen diferentes tipos de procedimientos de descompresión, como discectomía, corpectomía y microdescompresión transcorporal.

Discectomía: el cirujano extrae la totalidad o parte de un disco dañado.

Corpectomía: se retira el cuerpo vertebral (la vértebra) para acceder a lo que sea que esté comprimiendo la médula espinal o el nervio.

Microdescompresión transcorporal: el cirujano accede a la columna cervical desde la parte frontal del cuello. Esta se realiza a través de un pequeño canal hecho en el cuerpo vertebral para acceder y descomprimir la médula espinal y el nervio.

La cirugía de estabilización en ocasiones se realiza al mismo tiempo que una cirugía de descompresión. En algunas formas de cirugía de descompresión, el cirujano puede necesitar retirar la vértebra o una parte de ella. Eso da como resultado una columna vertebral inestable, lo que significa que se mueve de manera anormal. Esto pone en mayor riesgo al paciente de una lesión neurológica grave. En ese caso, el cirujano reestabiliza la columna vertebral. Comúnmente, esto se hace con una fusión o fijación espinal (placas y tornillos) o la implantación de un disco artificial.

Algunos pacientes tienen un alto riesgo de curación ósea deficiente o fusión fallida. El tabaquismo y la diabetes son dos de los factores de riesgo que impiden la curación y la fusión ósea. Un estimulador del crecimiento óseo puede recomendarse y recetarse para pacientes con ciertos factores de riesgo.

Tratamiento no quirúrgico para el dolor de cuello

Menos del 5% de los pacientes con dolor de cuello necesita cirugía. Existen muchas opciones que pueden ser una alternativa:

  • Acupuntura, remedios herbales, masajes, yoga y pilates
  • Cuidado quiropráctico
  • Medicamentos
  • Terapia física

Tu opinión es importante

Tu opinión importaNuestro objetivo en Meditip es informarte y ayudarte a tomar las mejores decisiones acerca de lo más valioso que tienes, tu salud y la de tus seres queridos. Hacemos un gran esfuerzo por presentar información de manera sencilla y fácil de entender. Ayúdanos a saber si estamos haciendo bien nuestro trabajo. Finalmente, califica nuestro artículo y/o deja un breve comentario.

Fuentes

John H. Shim, MD, FACS. (2016). Neck Pain. 12 de junio de 2018, de Spine Health Sitio web: https://www.spine-health.com/conditions/neck-pain/chronic-neck-pain-what-condition-causing-my-neck-pain

My Dr. (2012). Neck Pain. 12 de junio de 2018, de My Dr Sitio web: http://www.mydr.com.au/pain/neck-pain-symptoms-and-causes

Iain Kalfas, MD. (2017). Neck Pain Center. 12 de junio de 2018, de Spine Universe Sitio web: https://www.spineuniverse.com/conditions/neck-pain

Mayo Clinic Staff. (2017). Neck Pain. 12 de junio de 2018, de Mayo Clinic Sitio web: https://www.mayoclinic.org/symptoms/neck-pain/basics/definition/sym-20050882

Ann Pietrangelo. (2017). Neck Pain. 12 de junio de 2018, de Healthline Sitio web: https://www.healthline.com/symptom/neck-pain

Ortho Info. (2013). Neck Pain. 12 de junio 2018, de American Academy of Orthopaedic Surgeons Sitio web: https://orthoinfo.aaos.org/en/diseases–conditions/neck-pain

¡Califica nuestro artículo!

100%
100%
¡Excelente!

Ayúdanos a mejorar. Califica nuestro artículo para que sepamos si te fue útil y es de tu agrado o bien, podamos mejorarlo para lectores futuros. ¡Gracias!

  • Clasificación de Usuarios (0 Votos)
    0
Compartir en:

Escríbenos