fbpx

Qué es una artroscopia

La artroscopia es un procedimiento quirúrgico cuya función es observar, diagnosticar y tratar problemas dentro de una articulación. El médico puede recomendar realizar una artroscopia cuando alguna articulación está lesionada, inflamada o se ha dañado a través del tiempo. Uno de los beneficios de la artroscopia es que se puede visualizar la articulación por completo. Además, este procedimiento es poco invasivo.

La palabra artroscopia proviene de dos palabras griegas: “artro” (articulación) y “skopein” (para mirar). El término significa “mirar dentro de la articulación”. Una artroscopia puede realizarse en cualquier articulación. Con mayor frecuencia se realiza en la rodilla, el hombro, el codo, el tobillo, la cadera o la muñeca.

Cirugía de meniscos: beneficios de la artroscopia

Cirugía artroscópica

En un examen artroscópico el cirujano ortopédico hace una pequeña incisión en la piel del paciente y luego inserta instrumentos del tamaño de un lápiz que contienen una lente pequeña y un sistema de iluminación para ampliar e iluminar las estructuras dentro de la articulación. La luz se transmite a través de la fibra óptica hasta el final del artroscopio que se inserta en la articulación.

Al conectar el artroscopio a una cámara de televisión en miniatura, el cirujano puede ver el interior de la articulación a través de esta incisión muy pequeña en lugar de una incisión grande necesaria para la cirugía.

La cámara de televisión conectada al artroscopio muestra la imagen de la articulación en un monitor, lo que permite al cirujano mirar, por ejemplo, toda la rodilla. Esto permitirá al cirujano ver el cartílago, los ligamentos y debajo de la rótula. De esta manera, se puede determinar la cantidad o el tipo de lesión y luego reparar o corregir el problema, si es necesario.

Cómo se realiza la artroscopia      Artroscopio: herramienta para realizar un procedimiento quirúrgico de mínima invasión

La artroscopia se realiza en un quirófano ambulatorio. Esto significa que el paciente puede irse a su casa el mismo día en que se realiza el procedimiento. El tipo de anestesia que recibirá depende de la articulación y del problema que sospeche el cirujano. En algunos casos puede requerir anestesia general y en otros solo será necesario adormecer la articulación a manipular.

Para realizar una artroscopia es necesario hacer solo una o dos pequeñas incisiones. Se realizará una pequeña incisión (más o menos del tamaño de un ojal) para insertar el artroscopio. Posteriormente se pueden hacer otras incisiones para ver otras partes de la articulación o insertar otros instrumentos. El artroscopio tiene una lente de cámara y una luz mediante la cual el cirujano puede visualizar de manera completa la articulación. Uno de los beneficios de la artroscopia es que incluso se puede observar mejor la articulación que con cirugía abierta.

Procedimiento de la cirugía

Al inicio de una artroscopia la cámara proyecta una imagen de la articulación en una pantalla. El cirujano llenará la articulación con líquido estéril para ensancharla y que sea más fácil de ver. Luego, examinará el interior de la articulación, diagnosticará el problema y decidirá qué tipo de tratamiento se necesita. En caso de ser necesario también determinará la realización de otra cirugía ortopédica. También pueden emplearse otras herramientas para cortar, afeitar, agarrar y anclar puntadas en los huesos.

Si el cirujano decide que el paciente necesita una cirugía tradicional “abierta” para solucionar el problema, puede hacerlo al mismo tiempo que la cirugía artroscópica.

La cirugía correctiva se realiza con instrumentos que se insertan en la articulación a través de incisiones accesorias. Antes, la artroscopia era solo una herramienta de diagnóstico para planificar la cirugía abierta estándar. Con el desarrollo de mejores instrumentos y técnicas quirúrgicas, muchas afecciones puede tratarse con menos invasión gracias a los beneficios de la artroscopia misma. Por ejemplo, la mayoría de las roturas meniscales en la rodilla se puede tratar con éxito con cirugía artroscópica.

Al finalizar el procedimiento el médico quitará el artroscopio y cualquier accesorio. Finalmente, cerrará la herida con cinta o puntos especiales.

cirugía de artroscopia de muñeca

Por qué es necesaria la artroscopia

El diagnóstico de lesiones y enfermedades articulares comienza con un historial médico completo, un examen físico y, por lo general, radiografías. Es posible que también se requiera exámenes adicionales. Esto incluye una resonancia magnética (MRI) o una tomografía computarizada (CT).

Otro de los beneficios de la artroscopia es que a través de esta, se puede realizar un diagnóstico final. A través del procedimiento se puede ser más preciso en el diagnóstico que a través de una cirugía abierta o estudios de rayos X.

Beneficios de la artroscopia: Afectaciones que se encuentran

Diversas enfermedades y lesiones pueden dañar huesos, cartílagos, ligamentos, músculos y tendones. Uno de los beneficios de la artroscopia es encontrar de manera precisa qué está dañando la articulación. Las siguientes condiciones son las que se descubren con mayor frecuencia durante un procedimiento artroscópico:

  • Inflamación: Esto incluye en el revestimiento (sinovial) de la rodilla, hombro, codo, muñeca o tobillo

Entre las lesiones más comunes que se diagnostican por medio de la artroscopia, se encuentran lesiones agudas o crónicas en:

  • Hombro: roturas del tendón del manguito rotador, síndrome de pinzamiento y luxaciones recurrentes
  • Rodilla: desgarros del menisco (cartílago), condromalacia (desgaste o lesión del cojín del cartílago) y    desgarros del ligamento cruzado anterior con inestabilidad.
  • Muñeca: síndrome del túnel carpiano
  • Cuerpos sueltos de hueso y / o cartílago: por ejemplo, rodilla, hombro, codo, tobillo o muñeca.

Algunos problemas asociados con la artritis también pueden tratarse. Varios procedimientos pueden combinar la cirugía artroscópica y estándar.

  • Cirugía de manguito rotador
  • Reparación o resección de cartílago desgarrado (menisco) de rodilla u hombro
  • Reconstrucción de ligamento cruzado anterior en rodilla
  • Eliminación del revestimiento inflamado (sinovial) en rodilla, hombro, codo, muñeca, tobillo
  • Liberación del túnel carpiano
  • Reparación de ligamentos rotos
  • Extracción de hueso suelto o cartílago en rodilla, hombro, codo, tobillo, muñeca.

Aunque el interior de casi todas las articulaciones se puede ver con un artroscopio, se examina con mayor frecuencia seis articulaciones principales. Estas incluyen la rodilla, hombro, codo, tobillo, cadera y muñeca. A medida que avanza la tecnología de fibra óptica y los cirujanos ortopédicos desarrollan nuevas técnicas, otras articulaciones puede tratarse con mayor frecuencia en el futuro.

Jonathan dos Santos en recuperación tras artroscopia

El futbolista mexicano, Jonathan dos Santos, quien jugó para el Barcelona FC fue operado de manera exitosa mediante una artroscopia.

Cuáles son las ventajas de la artroscopia

La cirugía artroscópica ha recibido mucha atención pública porque se ha usado para tratar a atletas y deportistas de alto rendimiento muy conocidos. Los beneficios de la artroscopia son una herramienta muy valiosa para todos los pacientes ortopédicos, así como para deportistas de todas las disciplinas que con frecuencia tienen lesiones. Pues estos pueden volver pronto a retomar su carrera.

De esta manera, podemos notar que uno de los beneficios de la artroscopia es que si funciona para deportistas profesionales, definitivamente tiene gran probabilidad de funcionar para nosotros los normales mortales.

Proceso de recuperación

Después de la cirugía es posible que se experimente algo de dolor en la articulación. Como procedimiento de rutina, el médico prescribirá analgésicos después de la cirugía. También podría recetar aspirina u otro medicamento para prevenir coágulos sanguíneos. Es posible que el paciente necesite muletas, una férula o una honda como apoyo mientras se recupera.

Otro de los beneficios de la artroscopia es que esta cirugía produce menos dolor y rigidez en las articulaciones que la cirugía abierta. A su vez, la recuperación también toma menos tiempo.

Después de la operación el paciente tendrá pequeñas heridas punzantes donde las herramientas artroscópicas entraron en el cuerpo. El día posterior a la cirugía ya se puede retirar los vendajes quirúrgicos y reemplazarlos con pequeñas tiras para cubrir las incisiones. Los puntos no solubles se podrán retirar después de 1 o 2 semanas.

Otro de los beneficios de la artroscopia: Tiempo de recuperación

Mientras sus heridas sanan se deberá mantener el sitio lo más seco posible. Durante el baño, será necesario cubrir la herida con una bolsa plástica. El médico le indicará qué actividades debe evitar cuando regrese a casa. A menudo se puede volver al trabajo o la escuela unos días después de la cirugía. La recuperación completa de las articulaciones  toma varias semanas. Puede llevar varios meses volver a la normalidad.

Cómo luce la rodilla después de la artoscopia

Además, la rehabilitación o ejercicios específicos de fisioterapia pueden ayudar a acelerar la recuperación. El médico indicará qué ejercicios son seguros para acelerar su recuperación y proteger la función articular futura.

Los atletas y personas con buena condición física pueden, en algunos casos, regresar a las actividades deportivas en pocas semanas. Es importante recordar que los pacientes pueden tener diferentes diagnósticos y condiciones preexistentes. Por lo tanto, la cirugía artroscópica de cada paciente es única para esa persona. El tiempo de recuperación reflejará esa individualidad.

Cuando llamar al médico

Uno más de los beneficios de la artroscopia es que las posibles complicaciones son menores comparadas con una cirugía abierta. Las complicaciones con una artroscopia suceden en menos de uno de cada 100 casos. Entre estas complicaciones puede ocurrir una infección, coágulos sanguíneos, daño a los vasos sanguíneos o nervios y sangrado o hinchazón excesiva. Los instrumentos también pueden romperse durante la cirugía. Pero estas complicaciones ocurren en mucho menos del 1% de todos los procedimientos artroscópicos. Si se presenta alguno de los síntomas después de una artroscopia es necesario llamar al médico:

  • Fiebre
  • Dolor que empeora
  • Hinchazón severa
  • Entumecimiento u hormigueo
  • Fluido descolorido o maloliente que se filtra de la herida

Icono Redes Sociales Meditip, El Portal de la Salud¡Escríbenos y síguenos en nuestras redes sociales!

Nuestro objetivo en Meditip es informarte y ayudarte a tomar las mejores decisiones acerca de lo más valioso que tienes: tu salud y la de tus seres queridos. Hacemos un gran esfuerzo por presentar información de manera sencilla y fácil de entender. Síguenos por redes sociales y haznos saber si estamos haciendo bien nuestro trabajo. También puedes sugerirnos temas de salud de los que te gustaría aprender más.

Fuentes de consulta:

Wilkerson, R. (2010). Arthroscopy. 20 de febrero de 2020, de American Academy of Orthopaedic Surgeons Sitio web: https://orthoinfo.aaos.org/en/treatment/arthroscopy/

WebMD. (2019). What Is Arthroscopy?. 20 de febrero de 2020, de WebMD Sitio web: https://www.webmd.com/arthritis/what-is-arthroscopy#1

The Johns Hopkins University. (2019). Arthroscopy. 20 de febrero de 2020, de Johns Hopkins Medicine Sitio web: https://www.hopkinsmedicine.org/health/conditions-and-diseases/arthroscopy




Compartir en:

Escríbenos