Qué es un quiste de Baker

Quiste de Baker: inflamación detrás de la rodillaUn quiste de Baker o quiste poplíteo es una inflamación detrás de la rodilla por acumulación de líquido, que causa una sensación de opresión en la zona. El dolor puede empeorar cuando se flexiona o extiende completamente la rodilla o al estar activo. La causa del quiste de Baker generalmente es un problema en la articulación de la rodilla, como artritis o una rotura de cartílago. Ambas afecciones pueden provocar que la rodilla produzca demasiado líquido.

El quiste de Baker está lleno de líquido sinovial, que es el fluido lubricante que generalmente se encuentra dentro de la articulación de la rodilla. Los síntomas pueden incluir dolor, opresión e inflamación detás de la rodilla. En raras ocasiones, un quiste poplíteo puede romperse y causar síntomas similares a una trombosis venosa profunda (TVP). El quiste de Baker a menudo mejora y desaparece por sí solo con el tiempo. Sin embargo, existen tratamientos diversos que pueden ser útiles si los síntomas son molestos.

Quién puede sufrir un quiste de Baker

El quiste poplíteo ocurre con mayor frecuencia en niños de cuatro a siete años y en adultos de 35 a 70 años. Sin embargo, los quistes de Baker son mucho más comunes en adultos que en niños. Es probable que una persona desarrolle esta inflamación detrás de la rodilla si tiene otra condición o enfermedad en la articulación.

La artritis es la condición más común asociada con los quistes de Baker. Esto puede incluir varios tipos diferentes de artritis, como la osteoartritis, la artritis reumatoide, la artritis psoriásica y la gota.

Un quiste poplíteo también pueden desarrollarse si se ha tenido una rotura en el menisco o en uno de los ligamentos de la rodilla. Asimismo, puede aparecer si se ha tenido una infección dentro de la articulación de la rodilla.

Centro de Ortopedia Integral. Regístrate y obtén una consulta de valoración a un precio especial, clic aquí.

Centro de Ortopedia Integral: consulta de valoración a un precio especial

Anatomía de la articulación de la rodilla

La cápsula articular es una estructura gruesa que rodea toda la rodilla y proporciona algo de apoyo. Está cubierta la membrana sinovial. Esta produce un líquido llamado líquido sinovial. Este líquido actúa como un lubricante dentro de la articulación de la rodilla y ayuda a amortiguar el impacto y movimiento.

Quiste de Baker o quiste poplíteo: anatomía de rodillaTambién hay varias bolsas de tejido llamadas bursas al lado de la rodilla. Una bursa es una pequeña bolsa de líquido sinovial con un revestimiento delgado. Las bursas se encuentran normalmente alrededor de las articulaciones y en lugares donde los ligamentos y tendones pasan sobre los huesos. Estas ayudan a reducir la fricción y permiten un rango máximo de movimiento alrededor de las articulaciones. La bursa que está en la parte posterior de la rodilla se llama bursa poplítea.

Cada rodilla también contiene un menisco interno y uno lateral. Los meniscos son gruesas almohadillas de tejido de cartílago similar al hule. El cartílago de los meniscos se encuentra encima y es adicional a la capa fina de cartílago que cubre la parte superior de la tibia, uno de los huesos de la parte inferior de la pierna. Los meniscos actúan como amortiguadores para absorber el impacto (estrés mecánico) que la parte superior de la pierna ejerce sobre la parte inferior de la pierna. También ayudan a suavizar el movimiento y la estabilidad de la rodilla.

Causas de la inflamación detrás de la rodilla

La rodilla está hecha de hueso, tendones y cartílago. Los tendones y el cartílago necesitan lubricación que obtienen del líquido sinovial. Este reduce la fricción y ayuda a que las piernas se muevan suavemente.

Hay varias bolsas llamadas bursas en cada rodilla, a través de las cuales circula el líquido sinovial. Entre la bursa poplítea (en la parte posterior de la rodilla) y la articulación, hay un sistema similar a una válvula que regula el flujo de líquido sinovial.

Si la rodilla produce demasiado líquido sinovial, puede haber una acumulación de este en la bolsa poplítea. La causa de esta inflamación detrás de la rodilla puede ser una condición subyacente, como:

Gota: el ácido úrico en la sangre se incrementa hasta que el nivel es muy alto (hiperuricemia). Esto hace que los cristales de urato se acumulen alrededor de las articulaciones, lo que puede provocar inflamación y dolor intenso.

Hemofilia: una afección heredada en la que la sangre no coagula adecuadamente. Esta condición provoca hemorragia interna y daño en las articulaciones.

Lupus: una enfermedad autoinmune en la que el sistema inmunológico ataca el tejido sano.

Osteoartritis: una forma de artritis causada por la inflamación, descomposición y eventual pérdida de cartílago en las articulaciones. El cartílago se desgasta con el tiempo.

Artritis reumatoide: una forma inflamatoria de artritis.

Psoriasis: algunos pacientes también experimentan dolor e inflamación en las articulaciones.

Artritis reactiva: un tipo de artritis crónica con inflamación de las articulaciones, los ojos y los sistemas genital, urinario o gastrointestinal.

Artritis séptica: inflamación de las articulaciones causada por una infección bacteriana.

Lesión: una lesión o trauma en la rodilla, como una rotura de cartílago, puede provocar un quiste de Baker. Este tipo de lesiones son comunes entre los atletas.

Síntomas de un quiste poplíteo

Algunos pacientes pueden no tener dolor y quizás ni siquiera noten que el quiste apareció. Sin embargo, los signos y síntomas de un quiste de Baker pueden incluir:

  • Quiste de Baker: dolor de rodillaProtuberancia o inflamación detrás de la rodilla que es más evidente al estar de pie y comparar una rodilla con la otra. Se puede sentir como un globo lleno de agua.
  • Dolor de rodilla,
  • Dolor de pantorrilla.
  • Acumulación de líquido alrededor de la rodilla.
  • Chasquido, inmovilización o torsión de la rodilla.

Cualquier persona que experimente dolor e inflamación detrás de la rodilla debe acudir al médico. Un bulto detrás de la rodilla puede ser señal de una condición médica más grave, como un aneurisma o un tumor.

Diagnóstico de un quiste de Baker

Es necesario un examen médico profesional para diagnosticar un quiste de Baker. Algunas formas en que un médico diagnostica esta condición son las siguientes:

  • Historial: el doctor revisa el historial médico. Esto incluye información sobre lesiones anteriores en la rodilla.
  • Radiografía: el abultamiento puede no ser visible en la radiografía, pero ayuda a determinar si hay artritis. Esta puede ser la causa del quiste poplíteo.
  • Resonancia magnética (MRI): una resonancia magnética utiliza ondas magnéticas en lugar de rayos X para crear y mostrar imágenes.
  • Ultrasonido: el ultrasonido usa ondas de sonido para determinar si la protuberancia es sólida o está llena de líquido.

Tratamiento de un quiste de Baker

Hay una serie de pasos que pueden ayudar a tratar el quiste de Baker. Estos incluyen:

Hielo: la aplicación de hielo ayuda a reducir la inflamación detrás de la rodilla, lo que a su vez reduce el dolor.

Medicamentos: los fármacos antiinflamatorios no esteroideos (AINE), como el ibuprofeno, pueden ayudar a reducir el dolor y la inflamación. Es importante mencionar que solo debe tomarse bajo supervisión médica debido a posibles efectos secundarios.

Ejercicios de estiramiento: la rigidez de los músculos alrededor de la rodilla puede agravar un quiste poplíteo al aplastarlo. Los estiramientos pueden ser una forma muy efectiva de resolver la condición.

Aspiración: si el quiste de Baker es grande o causa dolor intenso, el doctor puede drenar el exceso de líquido con una aguja. Sin embargo, el problema puede reaparecer.

Inyecciones: es posible que el médico ofrezca una inyección de cortisona (mezcla de esteroides y anestésicos locales). Esto para reducir el dolor y la inflamación detrás de la rodilla. El efecto con frecuencia es de corta duración.

Terapia de Campo Electromagnético Pulsado (PEMF): también conocida como diatermia de onda corta, esta forma de electroterapia puede ayudar a reducir la inflamación. Este tratamiento generalmente lo lleva a cabo un fisioterapeuta.

Cirugía: la cirugía es una opción en casos muy raros. Cuando el quiste de Baker es resultado de una lesión, como un desgarro de cartílago o artritis, la cirugía puede ser una alternativa.

Tu opinión es importante

Tu opinión importaNuestro objetivo en Meditip es informarte y ayudarte a tomar las mejores decisiones acerca de lo más valioso que tienes, tu salud y la de tus seres queridos. Hacemos un gran esfuerzo por presentar información de manera sencilla y fácil de entender. Ayúdanos a saber si estamos haciendo bien nuestro trabajo. Califica nuestro artículo y/o deja un breve comentario.

Fuentes

Knee Pain Explained. (2017). Bakers Cyst Knee. 12 de julio de 2018, de Knee Pain Explained Sitio web: https://www.knee-pain-explained.com/bakers-cyst.html

Todd J. Frush. (2015). Baker’s Cyst. 12 de julio de 2018, de National Center for Biotechnology Information Sitio web: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC4481672/

Dr Laurence Knott. (2018). Baker’s Cyst. 12 de julio de 2018, de Patient Sitio web: https://patient.info/health/knee-pain-patellofemoral-pain/bakers-cyst

Cleveland Clinic. (2016). Baker’s Cyst: Diagnosis and Tests. 12 de julio de 2018, de The Cleveland Clinic Foundation Sitio web:https://my.clevelandclinic.org/health/diseases/15183-bakers-cyst/

Mayo Clinic Staff. (2018). Baker’s cyst. 12 de julio de 2018, de Mayo Clinic Sitio web: https://www.mayoclinic.org/diseases-conditions/bakers-cyst/symptoms-causes/syc-20369950

Christian Nordqvist. (2017). What is a Baker’s cyst (popliteal cyst)?. 12 de julio de 2018, de Medical News Today Sitio web: https://www.medicalnewstoday.com/articles/184714.php

¡Califica nuestro artículo!

100%
100%
¡Excelente!

Ayúdanos a mejorar. Califica nuestro artículo para que sepamos si te fue útil y es de tu agrado o bien, podamos mejorarlo para lectores futuros. ¡Gracias!

  • Clasificación de Usuarios (0 Votos)
    0
Compartir en:

Escríbenos