fbpx

El riesgo para la salud de las partículas en suspensión

El material particulado consiste en una mezcla de partículas sólidas y gotas líquidas que se encuentran en el aire. También se le conoce como partículas en suspensión o contaminación de partículas. Algunas partículas, como polvo, mugre, hollín o humo, son lo bastante grandes u oscuras como para verse a simple vista. Otras partículas en suspensión son tan pequeñas que solo se puede detectar con un microscopio electrónico. El riesgo para la salud de las partículas en suspensión es mayor en personas con enfermedad cardiaca o respiratoria. Esto incluye enfermedad arterial coronaria, insuficiencia cardiaca congestiva, asma o la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC).

La contaminación por partículas incluye:

  • PM10: partículas inhalables, con diámetros generalmente de 10 micrómetros (µm) y más pequeñas
  • PM2.5: partículas finas inhalables, con diámetros que generalmente son 2.5 micrómetros y más pequeñas  (menos de 0.1 µm)

¿Qué tan pequeño es 2.5 micrómetros? Piensa en un solo pelo de tu cabeza. El pelo humano promedio tiene aproximadamente 70 micrómetros de diámetro. Esto es 30 veces más grande que la partícula fina más grande. Es relevante explicar que la abreviación “PM” proviene de particulate matter, material particulado en inglés.

Cómo afectan las partículas PM 2.5 a las vías respiratorias

El material particulado entre 0.1 µm y 1 µm de diámetro puede permanecer en la atmósfera durante días o semanas. Por lo tanto, las partículas se pueden transportar grandes distancias en el aire. Las partículas suspendidas respirables o PM10 pueden penetrar profundamente en los pulmones. El riesgo para la salud de las partículas en suspensión es en particular para personas con las siguientes condiciones:

Cómo se forma la materia particulada o partículas PM2.5

La materia particulada viene en muchos tamaños y formas, y puede estar compuesta por cientos de productos químicos diferentes. Algunos provienen directamente de una fuente, como sitios de construcción, caminos sin pavimentar, campos, chimeneas o incendios.

La mayoría de las partículas se forman en la atmósfera como resultado de reacciones complejas de productos químicos. Por ejemplo, el dióxido de azufre y los óxidos de nitrógeno son contaminantes emitidos por centrales eléctricas, fábricas y automóviles. El cloro y el mercurio también son sustancias químicas comunes que pueden afectar la salud de las personas.

Cómo se forma la materia particulada o partículas PM2.5: La contaminación es un problema de salud global

El riesgo para la salud de las partículas en suspensión es diferente según el entorno. La materia particulada es una mezcla con características físicas y químicas que varían según la ubicación. Los componentes químicos comunes incluyen sulfatos, nitratos y amonio. Además, iones inorgánicos como iones de sodio, potasio, calcio, magnesio y cloruro. También carbono orgánico y elemental, material de la corteza, agua ligada a partículas, así como metales que incluyen cadmio, cobre y níquel. Finalmente, otros elementos que pueden estar en la materia particulada son el vanadio, el zinc e hidrocarburos aromáticos policíclicos (HAP).

Los hidrocarburos aromáticos policíclicos (HAPs) son más de 100 sustancias químicas diferentes. Los HAP se forman durante la combustión incompleta de materia orgánica como el petróleo, gasolina y basura, así como el carbón y otras sustancias orgánicas. Estas últimos incluyen tabaco, carne a la parrilla, etcétera).

Es especialmente relevante que componentes biológicos como alérgenos y compuestos microbianos también se encuentran entre las partículas en suspensión.

Grupos vulnerables a las partículas en suspensión

Las personas con enfermedades cardíacas o pulmonares y los niños y adultos mayores tienen más probabilidad de verse afectados por la contaminación.

Investigaciones recientes muestran que el riesgo para la salud de las partículas en suspensión aumenta con la exposición. Además, se ha comprobado que son mucho mayores las implicaciones negativas para la salud de las partículas de 2.5 micras o menos. Estas comúnmente se denomina partículas finas suspendidas o PM2.5.

Riesgo para la salud de las partículas en suspensión: grupos vulnerables, mujer adulta mayor

El material particulado contiene sólidos microscópicos o gotas de líquido tan diminutas que se puede inhalar y causar serios problemas respiratorios. Algunas partículas de menos de 10 micrómetros de diámetro pueden penetrar profundamente en los pulmones. Incluso hay partículas que pueden ingresar al torrente sanguíneo. Las partículas finas PM2.5 presentan el mayor riesgo para la salud de las partículas en suspensión.

Las partículas suspendidas son la causa principal de la neblina y visibilidad reducida en las grandes ciudades del mundo. De acuerdo con un artículo de mayo de 2019 del diario El País, ninguno de los 18 países latinos más grandes está en el nivel recomendado de exposición a partículas por la OMS (10 PM2.5).

Los grupos vulnerables como los adultos mayores por lo general tienen mayor susceptibilidad a patógenos virales y bacterianos. Es decir, pueden tener dificultad severa para combatir una infección y como resultado, pueden desarrollar complicaciones como la neumonía. Esta dificultad tiene una relación directa con la efectividad del sistema inmunológico en la edad avanzada.

Carga de enfermedad por exposición a material particulado

Ahora que se sabe el riesgo para la salud de las partículas en suspensión, existen alertas sobre la calidad del aire. El objetivo es protegerse y proteger a los demás cuando el material particulado alcanza niveles dañinos. De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), nueve de cada 10 personas respira aire contaminado en el mundo.

Se estima que aproximadamente el 3% de las muertes por enfermedad cardiopulmonar y el 5% de las defunciones por cáncer de pulmón son atribuibles a las partículas suspendidas. En el continente europeo esta proporción es de 1% a 3% y de 2% a 5% respectivamente, en varias subregiones. Diversas investigaciones indican que la carga de enfermedad relacionada con la contaminación del aire podría ser aún mayor.

En 2010, la contaminación del aire por partículas PM2.5 representó 3.1 millones de muertes en el mundo. La contaminación también tiene un impacto significativo en los años de vida ajustados por discapacidad, un índice de salud pública.

Se cree que la exposición a las partículas PM2.5 reduce la esperanza de vida en aproximadamente 8.6 meses. La OMS señala que la esperanza de vida promedio en las ciudades más contaminadas podría aumentar 20 meses. Esto si se logra reducir significativamente la concentración de partículas PM2.5 a nivel mundial y a largo plazo.

Mujer con máscara de oxígeno: síntomas respiratorios por exposición a niveles altos de partículas PM2.5

Síntomas de la exposición a altos niveles de partículas PM2.5

Como ya se mencionó, el riesgo para la salud de las partículas en suspensión varían entre las personas. Algunos corren mayor riesgo que otros. Por ejemplo, las personas con enfermedades cardiacas pueden experimentar los siguientes síntomas:

La enfermedad arterial coronaria es la condición cardiaca más común relacionada con la exposición a largo plazo a las PM2.5.

Al exponerse a altos índices contaminantes de partículas, las personas con afecciones pulmonares pueden experimentar:

  • Tos
  • Falta de aliento
  • Disminución de la capacidad de respirar profundamente
  • Mayor susceptibilidad a infecciones respiratorias
  • Agravamiento de afecciones pulmonares existentes como asma y bronquitis crónica

Las personas sanas pueden experimentar síntomas temporales como:

Protección contra material particulado: monitoreo de niveles de partículas PM2.5

Cómo protegerse contra la materia particulada en el aire

La probabilidad de verse afectado por la materia particulada aumenta a medida que se pasa más tiempo al aire libre durante los periodos con altos niveles de partículas PM. Asimismo, si se realiza con frecuencia actividades extenuantes en zonas altamente contaminadas. Como resultado, todos deben protegerse cuando los niveles de PM son altos en las ciudades donde habitan.

Algunos consejos para miminizar riesgo para la salud de las partículas en suspensión y disminuir la probabilidad de daño a las vías respiratorias son los siguientes:

  • Monitorear los niveles de PM en su área a través de aplicaciones
  • Mantenerse activo con ejercicio regular (el ejercicio ayuda a mantener la capacidad cardiopulmonar)
  • Reducir la cantidad de tiempo dedicado a actividades de alto esfuerzo
  • Sustituir una actividad por otra menos extenuante, caminar 30 minutos en lugar de correr
  • Planificar actividades al aire libre para los días en que los niveles de PM son bajos
  • Pasar menos tiempo en áreas que probablemente tengan niveles de PM más altos

Tu opinión es importanteTu opinión importa

Nuestro objetivo en Meditip es informarte y ayudarte a tomar las mejores decisiones acerca de lo más valioso que tienes, tu salud y la de tus seres queridos. Hacemos un gran esfuerzo por presentar información de manera sencilla y fácil de entender. Ayúdanos a saber si estamos haciendo bien nuestro trabajo. Califica nuestro artículo y/o deja un breve comentario.

Fuentes

EPA. (2019). Particulate Matter (PM) Basics. 29 de marzo de 2020, de Environmental Protection Agency Sitio web: https://www.epa.gov/pm-pollution/particulate-matter-pm-basics

Air Quality Health Index Hong Kong. (2018). Health Effects of Air Pollutants – Respirable and Fine Suspended Particles (PM10 and PM2.5). 29 de marzo de 2020, de Enviromental Protection Department Sitio web: https://www.aqhi.gov.hk/en/health-advice/health-effects-of-air-pollutantsa37a.html?showall=&start=5

WHO Regional Office For Europe. (2013). Health effects of particulate matter. 29 de marzo de 2020, de World Health Organization Sitio web: http://www.euro.who.int/__data/assets/pdf_file/0006/189051/Health-effects-of-particulate-matter-final-Eng.pdf

Jorge Galindo. (2019). La polución latinoamericana y sus muertes. 29 de marzo de 2020, de El País Sitio web:
https://elpais.com/internacional/2019/05/25/america/1558801284_599765.html

Spare The Air. (2019). Air Pollutants and Health Effects. 29 de marzo de 2020, de Bay Area Air Quality Management District Sitio web: https://www.sparetheair.org/understanding-air-quality/air-pollutants-and-health-effects/particulate-matter

Alejandra Martins. (2019). Cómo puedes monitorear la calidad del aire en tu ciudad. 29 de marzo de 2020, de BBC News Mundo Sitio web: https://www.bbc.com/mundo/noticias-49811999

Bureau of Epidemiology. (2018). Particulate Matter (PM). 29 de marzo de 2020, de Utah Department of Health Sitio web: https://www.health.utah.gov/utahair/pollutants/PM/

Compartir en:

Escríbenos