Qué es el Asma

Como tú, muchas personas buscan cada día respuestas acerca del asma. Se estima que hay 325 millones de personas en el mundo que padecen esta condición. Cada año, 250 mil muertes se atribuyen a la enfermedad. Este artículo constituye uno de los mejores resúmenes del tema en español y está diseñado para que cualquier persona pueda entenderlo sin instrucción médica alguna.

El asma es una enfermedad crónica que inflama y estrecha los tubos bronquiales (vías respiratorias). Como consecuencia, se vuelven más sensibles cuando tienes reacciones alérgicas o algo te produce irritación, provocando que entre menos aire a tus pulmones. Para algunas personas no representa un problema mayor, sin embargo para otras resulta una limitante en la vida diaria. El Asma es una condición para la que no hay cura, pero con el tratamiento adecuado se puede vivir con un impacto mínimo o controlado.

Vías respiratorias de un paciente con asma

Sistema respiratorio de un paciente con asma

Cuando algo en el ambiente desencadena o dispara el asma, se puede producir tensión en los músculos respiratorios. Inmediatamente, la respiración se vuelve pesada, difícil y por consecuencia provoca un brote o ataque. 

Tipos de Asma

Asma ocupacional
Se produce al trabajar en lugares donde se está expuesto a químicos o exceso de polvo.
Un estudio reveló la posibilidad de desarrollar asma en adultos y adolescentes que fuman. La incidencia en fumadores también es preocupante, sobre todo en casos de niños con familiares fumadores.
Asma por obesidad
Los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades encontraron que cuatro de cada 10 personas con la enfermedad tenían obesidad. Por otra parte, menos de tres de cada 10 sin obesidad la padecen.
Asma inducida por ejercicio (AIE)
En ocasiones se tiene síntomas al ejercitarse. Esto ocurre debido a que se realiza la actividad sin calentar o se detiene de forma precipitada. Se recomienda calentar lo suficiente y al terminar, hacerlo de forma gradual. De igual forma, se debe evitar hacer ejercicio en contingencia ambiental, cuando se acaba de cortar el césped o si hace mucho frío y no se cubren las vías respiratorias como nariz y boca.
Disparadores de asma

Actividades que desatan el asma

Este padecimiento se desarrolla más en la niñez, aunque se puede presentar a cualquier edad. Personas con alergias o con familiares cercanos con asma son más propensos a tener la condición. Hay más casos de niños que niñas con asma, pero en más mujeres que hombres.

Síntomas

El asma no tiene cura, sin embargo el tratamiento adecuado ayuda a controlar los síntomas. Estos varían dependiendo de cada persona, por lo que los síntomas podrán ser irregulares, regulares y en todo momento.

-Tos asmática que a menudo es peor en la noche o temprano en la mañana, por lo que el descanso no se logra con éxito.
– La sibilancia es un sonido silbante que se produce al respirar.
– La opresión es la sensación de que algo oprime o hace presión en el pecho.
– La falta de aliento o sensación de que no se puede sacar aire de los pulmones.
Síntomas del asma

Síntomas del asma

Disparadores de Asma

Los disparadores son situaciones que pueden desencadenar un ataque y ponen en riesgo la integridad de la persona. Estos varían de persona a persona, así como las acciones para reducirlos o manejarlos.

Disparadores comunes
Una parte importante de personas con Asma tiene alergias que desencadenan síntomas. De estos, destacan los alérgenos como ácaros de polvo, caspa de animales, moho, polen y excrementos de cucaracha. Alrededor del 70% de las personas con asma también tiene alergias.

El humo de cigarro es un irritante que agrava el asma. La irritación también puede ser producida por contaminación del aire, olores fuertes y picantes o humo.

Ciertos medicamentos pueden ser causantes o empeorar los síntomas; principalmente la aspirina y los antiinflamatorios no esteroideos. Es recomendable no usarlos ya que se utilizan para tratar enfermedades del corazón, presión alta, dolores de cabeza, migraña o glaucoma.

Ansiedad emocional y estrés también aumentan los síntomas y desencadenan un ataque. El descanso adecuado, la dieta, una hidratación correcta y el ejercicio son importantes para la salud y ayudan a controlar el asma.

Infecciones virales y bacterianas como el resfriado común y la sinusitis.

Exposición al frío, aire seco o cambios climáticos.

Reflujo ácido, con o sin acidez estomacal.

No todas las personas que desarrollan asma tiene estos síntomas y tenerlos no significa que en realidad padezcan la condición. El especialista es el único que puede diagnosticar el asma y establecer el tratamiento.

Diagnóstico del asma

Para diagnosticar de forma efectiva el padecimiento, el especialista tendrá que realizar algunas pruebas y exámenes. En primer lugar se consulta el historial médico del paciente y el de la familia, y se realiza un examen físico. Finalmente los resultados pueden confirmar o descartar asma. En caso positivo, también se confirma si la enfermedad es intermitente, leve, moderada o severa. Esto determina el tratamiento a seguir.

A pesar de ser una condición común, el asma de inicio tardío puede ser mal diagnosticada y tratada de manera inadecuada. Esto tiene importantes consecuencias para la salud del paciente.

Pruebas y exámenes clínicos

Examen Físico

El médico escucha la respiración y busca signos de asma o alergias. Estos incluyen sibilancias, secreción nasal, hinchazón o irritación de las vías nasales. Nadie está descartado de tener asma, incluso si no se detecta signos el día de la examinación. El asma de inicio tardío es más difícil de diagnosticar, porque las personas que no tenían asma no saben que es posible desarrollarlo.

Exámenes de la función pulmonar

Estos se realizan con la intención de determinar la cantidad de aire que entra y sale al respirar. Algunas de estas pruebas incluyen:

  • Espirometría: esta calcula el estrechamiento de los bronquios, mediante la comprobación de cuánto aire se exhala al respirar profundamente y la velocidad de la respiración.
  • Flujo máximo: se lleva a cabo con un medidor de flujo de pico. Este es un dispositivo que mide cuánto se puede respirar. Lecturas más bajas que las habituales son una señal de mal funcionamiento de los pulmones. Por tanto, el asma puede estar empeorando.

Estas pruebas se realizan antes y después de tomar un medicamento llamado broncodilatador. Este abre las vías respiratorias y si la función pulmonar mejora considerablemente, es probable que se padezca de asma.

Otras pruebas

  • Pruebas de alergia para averiguar qué alérgenos disparan el asma.
  • Una prueba para medir la sensibilidad de las vías respiratorias. A esta se le llama broncoprovocación. Usando espirometría, la prueba mide repetidamente la función pulmonar durante la actividad física. Sin embargo, esta prueba también se utiliza al administrar dosis crecientes de aire frío o un producto especial para respirar.
  • Prueba para comprobar una afección con la misma sintomatología que el asma.
  • Una radiografía de tórax o un electrocardiograma. Estas pruebas descartan si un objeto extraño u otra enfermedad causa síntomas de asma. Por tanto, sirve para descartar el padecimiento.

Tratamientos y cuidados

Como lo mencionamos con anterioridad, no hay cura. Es además una enfermedad que puede durar toda la vida. La meta principal de un especialista es controlar los síntomas. Estos tratamientos implican prevenir los ataques antes que sucedan y reconocer los posibles disparadores.

El involucramiento del paciente en el manejo de su condición es fundamental. Los mejores resultados en la calidad de vida se obtienen cuando la persona se hace experta en el manejo de su condición.

Medicamentos para el control, prevención y manejo de la condición

Los medicamentos adecuados para tratar el asma dependen de una serie de factores. Estos van desde la edad, síntomas, disparadores y qué funciona mejor para cada paciente. Existen medicamentos preventivos a largo plazo que reducen la inflamación en las vías respiratorias. Los inhaladores de alivio rápido (broncodilatadores) son efectivos, pues abren rápidamente las vías respiratorias inflamadas que limitan la respiración. Es probable que sean necesarios los medicamentos para las alergias.

Los medicamentos de alivio rápido o de rescate se usan según sea necesario para un alivio rápido. Estos son efectivos contra los síntomas durante un ataque o antes del ejercicio, solamente si el médico lo recomienda. Muchas personas, aparte de la enfermedad, también tienen alergias. Estas pueden desencadenar los síntomas. El Alergólogo puede identificarlas y tratarlas.

El buen manejo del asma incluye:
– Prevenir síntomas crónicos y problemáticos
– Reducir la necesidad de medicamentos de alivio rápido
– Ayudar a mantener buena función pulmonar
– Mantener un nivel de actividad normal durante día y noche
– Prevenir ataques que resulten en una emergencia hospitalaria
– Realizar revisiones periódicas de la condición

Es posible que los medicamentos contra el asma se ajusten a medida de los cambios del paciente y la misma afección. También es posible que el medicamento que funciona bien en un paciente no funcione igual con otro o incluso produzca reacciones alérgicas.

Procedimientos de emergencia

En ocasiones, las complicaciones durante un ataque pueden salirse de control. Es recomendable tener a la mano los números de emergencia o en su caso, dispositivos que ayuden a la respiración. Un tanque de oxígeno sería ideal para casos de emergencia.

Estadísticas importantes

Asma

  • Existen aproximadamente 325 millones de personas afectadas por esta enfermedad
  • El 80% de muertes por asma son en países con bajo y medio desarrollo
  • Las causas fundamentales aún no están bien definidas
  • La OMS reportó 383 mil muertes por Asma en el 2015
  • Perú es el país con mayor número de casos reportados
  • En México, el 7% de la población vive con asma.

Fuentes

WebMD. (2016). A Visual Guide to Asthma. 2017, de WebMD Sitio web: http://www.webmd.com/asthma/ss/slideshow-asthma-overview

American Academy Allergy, Asthma & Immunology. (-). Asthma. 2017, de AAAAI Sitio web: http://www.aaaai.org/conditions-and-treatments/asthma

National Heart, Lung, Blood Institute . (2014). What is Asthma?. 2017, de NIH Sitio web: https://www.nhlbi.nih.gov/health/health-topics/topics/asthma/

Mayo Clinic. (2016). Asthma. 2017, de Mayo Clinic Sitio web: http://www.mayoclinic.org/diseases-conditions/asthma/basics/definition/con-20026992

Medline Plus. (-). Asthma. 2017, de Medline Plus Sitio web: https://medlineplus.gov/asthma.html

American Lung Association. (-). Asthma. 2017, de American Lung Association Sitio web: http://www.lung.org/lung-health-and-diseases/lung-disease-lookup/asthma/?referrer=https://www.google.com.mx/

Medline Plus. (2016). Exercise-induced asthma. 2017, de Medline Plus Sitio web: https://medlineplus.gov/ency/patientinstructions/000036.htm

¡Califica nuestro artículo!

100%
100%
¡Excelente!

Ayúdanos a mejorar. Califica nuestro artículo para que sepamos si te fue útil y es de tu agrado, o bien, podamos mejorarlo para lectores futuros. ¡Gracias!

  • Clasificación de Usuarios (1 Votos)
    10
Compartir en:

Escríbenos