fbpx

¿Qué es el COVID largo o síndrome de COVID prolongado?

A medida que la pandemia mundial de COVID-19 ha progresado, ha surgido evidencia de que algunos pacientes experimentan síntomas y complicaciones multiorgánicas prolongadas más allá del periodo inicial de infección y la enfermedad aguda. A esto le llamamos COVID largo. La lista de síntomas nuevos y persistentes informados por los pacientes es extensa. Por ejemplo, tos crónica, dificultad para respirar, opresión en el pecho, disfunción cognitiva y fatiga extrema. Denominado síndrome de COVID prolongado, síndrome posterior a COVID-19 o simplemente COVID largo, las implicaciones y consecuencias de tales manifestaciones clínicas en curso son un problema de salud importante.

En el Reino Unido, hasta el 13 de enero de 2021, había alrededor de 3.7 millones de casos confirmados de coronavirus. A medida que se amplía el alcance de las pruebas, también aumenta el número de pacientes que informan síntomas de COVID prolongados. Para la misma fecha, en México se reportaba 1.7 millones de casos.

En una encuesta realizada por la Oficina de Estadísticas Nacionales del Gobierno del Reino Unido en noviembre de 2020, alrededor de una de cada cinco personas que dieron positivo al SARS-CoV-2 tuvieron síntomas que duraron cinco semanas o más. Además, una de cada 10 personas tuvo síntomas que duraron 12 semanas o más tiempo. Estas cifras equivalen a unas 188 mil personas en Inglaterra que tenían síntomas que persistían entre cinco y doce semanas. A esto los profesionales de la salud están llamando COVID largo o prolongado.

Fatiga crónica síndrome post covid síntomas persistentes en pacientes

Guía para el manejo del COVID  prolongado

Claramente, se necesitará una gran cantidad de recursos para ayudar a los pacientes y médicos a comprender y manejar las secuelas de COVID-19 a largo plazo. Volviendo al ejemplo del Reino Unido, el Servicio Nacional de Salud ha establecido hasta ahora 68 clínicas para evaluar los efectos de tener COVID largo.

En diciembre de 2020, el Instituto Nacional de Salud y Cuidados de Excelencia (NICE, por sus siglas en inglés), en asociación con la Scottish Intercollegiate Guidelines Network y el Royal College of General Practitioners, publicó una guía para médicos sobre el manejo y cuidado de personas con efectos a largo plazo debido al COVID. Puedes consultar dicha información disponible en inglés haciendo clic aquí.

En la guía para el manejo del COVID largo se menciona dos definiciones de COVID-19 postagudo:

  • COVID-19 sintomático continuo para personas que todavía tienen síntomas entre cuatro y 12 semanas después del inicio de los síntomas agudos
  • Síndrome post-COVID-19 para personas que aún tienen síntomas durante más de 12 semanas después del inicio de los síntomas agudos.

La guía también hace recomendaciones para las investigaciones clínicas de pacientes que presentan síntomas nuevos o en curso hasta cuatro semanas o más después de la infección aguda. Las investigaciones recomendadas incluyen un hemograma completo, pruebas de función renal y hepática y una prueba de proteína C reactiva. También se sugiere realizar una prueba de tolerancia al ejercicio. Esto registrando el nivel de dificultad respiratoria (disnea), frecuencia cardíaca y saturación de oxígeno. Finalmente, se recomienda una radiografía de tórax a todos los pacientes 12 semanas después de la infección aguda si tienen síntomas respiratorios persistentes.

COVID largo: Paciente que presenta síndrome post covid y requiere oxígeno medicinal suplementario

Investigación sobre las causas del COVID largo

Debido a que la enfermedad respiratoria por el SARS-CoV-2 y el síndrome post-COVID siguen en investigación, la guía es adaptativa y se actualizará a medida que se disponga de nueva evidencia de investigaciones científicas y clínicas. Las áreas clave de investigación sobre el síndrome post-COVID incluyen factores de riesgo para presentar COVID largo. Esto incluye su prevalencia en diferentes poblaciones, intervenciones clínicamente efectivas, detección y la historia natural de la enfermedad. Los grandes estudios en curso en este campo incluyen el PHOSP-COVID. Este estudio de 18 meses evalúa los resultados de salud a largo plazo de 10 mil personas que han sido hospitalizadas en el Reino Unido debido al COVID.

Para la mayoría de las personas, el COVID-19 es una enfermedad breve y leve. Sin embargo, algunos luchan por semanas e incluso por meses con síntomas que incluyen fatiga constante y dolor persistente.

La guía de NICE para sobre el manejo y cuidado de personas con COVID largo ha sido bien recibida por los profesionales de la salud, pero ciertas lagunas son evidentes y será fundamental llenarlas lo antes posible. Por ejemplo, aunque la guía reconoce la importancia de la rehabilitación multidisciplinaria para el manejo de pacientes después del COVID, los programas de rehabilitación deben individualizarse y adaptarse a las necesidades de cada paciente. Es decir, no todos se beneficiarán o al menos no de la misma forma de la rehabilitación. Las terapias para la recuperación de pacientes con coronavirus a largo plazo deben ser personalizadas. Por último, es importante que la directriz continúe evolucionando para que podamos garantizar la mejor atención posible para cualquier persona que tenga complicaciones.

Dolor de cabeza y fatiga debido a COVID prolongado

Se necesita mayor evidencia

Las actualizaciones en la guía deben incluir una revisión exhaustiva de los síntomas y la patología del COVID prolongado a medida que haya más evidencia disponible. Los hallazgos pulmonares preliminares incluyen trombosis pulmonar extensa y persistencia de ARN viral y sincitios en neumocitos. Esto en un análisis de 41 muestras post-mortem. Además, función pulmonar debilitada y daño pulmonar en un estudio de exploración de 40 pacientes con disnea persistente.

Es especialmente relevante que nuestras lagunas de conocimiento sobre el SARS-CoV-2 y la enfermedad  siguen siendo considerables. Necesitamos entender por qué después de la infección aguda el impacto varía desde la recuperación total, hasta síntomas debilitantes severos y persistentes que afectan a múltiples órganos y a la salud mental. La actualización de la guía con la comprensión de la base biológica de los síntomas clínicos post agudos del COVID-19 y los detalles sobre los servicios de recuperación y rehabilitación será esencial para brindar atención personalizada basada en evidencia para estos pacientes.

Existe la preocupación de que incluso si las personas parecen recuperadas, puedan enfrentar riesgos de salud de por vida. La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha advertido que la inflamación generalizada causada por el coronavirus podría provocar que las personas tengan problemas cardiacos a una edad mucho más temprana.

Icono Redes Sociales Meditip, El Portal de la Salud¡Escríbenos y síguenos en nuestras redes sociales!

Nuestro objetivo en Meditip es informarte y ayudarte a tomar las mejores decisiones acerca de lo más valioso que tienes: tu salud y la de tus seres queridos. Hacemos un gran esfuerzo por presentar información de manera sencilla y fácil de entender. Síguenos por redes sociales y haznos saber si estamos haciendo bien nuestro trabajo. También puedes sugerirnos temas de salud de los que te gustaría aprender más.

Fuentes de consulta:

Priya Venkatesan. (2021). NICE guideline on long COVID. 14 de enero de 2021, de The Lancet Sitio web: https://www.thelancet.com/journals/lanres/article/PIIS2213-2600(21)00031-X/fulltext

NICE. (2020). COVID-19 rapid guideline: managing the long-term effects of COVID-19. 14 de enero de 2021, de National Institute for Health and Care Excellence Sitio web: https://www.nice.org.uk/guidance/ng188 

James Gallagher. (2020). ‘Long Covid’: Why are some people not recovering?. 14 de enero de 2021, de BBC Sitio web: https://www.bbc.com/news/health-54296223 

Varios autores. (2021). Statistics and Research Coronavirus (COVID-19) Cases. 14 de enero de 2021, de Our World In Data Sitio web: https://ourworldindata.org/covid-cases?country=GBR~MEX

Compartir en:

Escríbenos