Qué es la poliomielitis

Polio

Virus de la Polio (poliomielitis)

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), 1 de cada 200 infecciones de poliomielitis causará parálisis permanente. La poliomielitis, también conocida como polio, es una enfermedad muy contagiosa y potencialmente mortal, causada por un virus que ataca el sistema nervioso. Los síntomas de la poliomielitis dependerán del tipo de poliomielitis presente.

La poliomielitis afecta principalmente a niños menores de cinco años. La parálisis que puede surgir por lo general afecta las piernas, y es permanente.

No hay cura para el polio, pero hay vacunas seguras y efectivas. Por lo tanto, la estrategia para erradicar la poliomielitis se basa en la prevención de la infección, inmunizando a todos los niños. Esto con el fin de detener la transmisión y, finalmente, erradicar por completo esta enfermedad.

Hoy, a pesar del esfuerzo mundial para erradicar la poliomielitis, esta continúa afectando a niños y adultos en algunas partes de Asia y África.

El virus de la polio pasó de tener 350 mil casos en 1988 a 37 reportados en 2016 según la OMS.

Tipos de poliomielitis

La polio puede tomar varias formas diferentes:

  • Poliomielitis subclínica (no aparente). La mayoría de los casos son de este tipo. Cuando las personas tienen este tipo de poliomielitis, no tienen síntomas, pero aún pueden transmitir el virus a otras personas.
  • Poliomielitis no paralítica (abortiva). Las personas con esta forma pueden tener una enfermedad leve con síntomas similares a los de la gripe. Sin embargo, la condición no parece afectar el cerebro. Las personas con esta forma por lo general se recuperan en una semana.
  • Poliomielitis paralítica. Es el tipo de poliomielitis más severo. Incluye debilidad que se desarrolla rápidamente y se convierte en parálisis permanente de ciertos grupos musculares, como los músculos de la respiración y los músculos de las piernas.

Contagio de poliomielitis

El contagio de poliomielitis se da través del contacto con heces infectadas. Los objetos como los juguetes que se han acercado a las heces infectadas también pueden transmitir el virus. A veces puede transmitirse a través de un estornudo o tos, ya que el virus vive en la garganta y los intestinos. Sin embargo, esto es menos común.

Las personas que viven en áreas con acceso limitado a agua o inodoros, a menudo contraen la polio del agua potable contaminada con desechos humanos infectados. La polio es una enfermedad tan contagiosa, que cualquier persona que viva con alguien que tenga el virus también está en riesgo de infectarse.

Mujeres embarazadas, personas con el sistema inmunológico débil, como los VIH-positivo, y los niños pequeños, son los más susceptibles al virus de la polio. Si no se ha recibido la vacuna, puede aumentar el riesgo de contraer polio cuando:

  • Se viaja a un área que ha tenido un reciente brote de polio
  • Se vive con alguien infectado con polio
  • Al manipular una muestra del virus en el laboratorio
  • Se le extirpan las amígdalas
  • Se padece estrés extremo o actividad extenuante después de la exposición al virus

Síntomas de la poliomielitis

Se estima que del 95 al 99% de las personas que contraen polio, son asintomáticos. Esto se conoce como poliomielitis subclínica. Incluso sin síntomas, las personas infectadas de poliomielitis pueden infectar a otros.

Síntomas de la poliomielitis no paralítica

Los signos y síntomas de la poliomielitis no paralítica pueden durar de uno a 10 días. Estos síntomas pueden ser parecidos a la gripe y pueden incluir:

  • Fiebre
  • Dolor de garganta
  • Dolor de cabeza
  • Vómito
  • Fatiga
  • Meningitis
  • A la poliomielitis no paralítica también se le conoce como polio abortiva.

Síntomas de la poliomielitis paralítica

Alrededor del uno por ciento de los casos de polio pueden desarrollar polio paralítico. Este tipo de poliomielitis produce parálisis en la médula espinal, en el tronco encefálico o ambas (polio bulboespinal). Los síntomas iniciales son similares a la polio no paralítica. Sin embargo, después de una semana, aparecerán síntomas más severos. Estos síntomas incluyen:

  • Pérdida de reflejos
  • Espasmos severos y dolor muscular
  • Extremidades flojas y flexibles, a veces en un solo lado del cuerpo
  • Parálisis repentina, temporal o permanente
  • Deformación de extremidades, en especial caderas, tobillos y pies

En casos muy raros se desarrolla una parálisis completa. Menos del uno por ciento de todos los casos de polio resulta en parálisis permanente. En el 5 al 10% de los casos de poliomielitis paralítica, el virus atacará los músculos que ayudan a respirar y causará la muerte.

Síndrome post-polio

Es posible que la poliomielitis regrese incluso después de que la persona se haya recuperado. Esto puede ocurrir incluso al pasar de 15 a 40 años. Los síntomas comunes del síndrome post-polio son:

  • Continua debilidad muscular y articular
  • Dolor muscular que empeora
  • Agotamiento y fatiga constante
  • Pérdida de masa muscular (atrofia muscular)
  • Dificultad para respirar y tragar
  • Apnea del sueño o problemas respiratorios relacionados con el sueño
  • Poca tolerancia a las bajas temperaturas
  • Depresión
  • Problemas de concentración y memoria

Es especialmente relevante asistir pronto con un profesional si se tuvo polio y estos síntomas se comienzan a desarrollar. Se estima que entre el 25 y el 50% de las personas que sobrevivieron a la poliomielitis tendrán síndrome post-polio.

Diagnóstico de la poliomielitis

 

Tratamiento de la poliomielitis

La meta del tratamiento es controlar los síntomas mientras la infección sigue su curso, esto dependiendo de la gravedad de los mismos. Al no existir una cura para la polio, sólo la vacunación temprana para evitarla es la solución. Los pacientes con casos severos, necesitan medidas de salvamento sobre todo en lo que se refiere a la respiración.

En casos de extrema debilidad en las piernas es posible necesitar silla de ruedas.

Tratamiento posible.
-Descanso en cama.
-Antibióticos para posibles infecciones de tracto urinario.
-Antiespasmódicos para relajar los músculos.
-Analgésicos para aliviar el dolor (que no contengan narcóticos, para evitar problemas de respiración).
-Terapia física o aparatos como abrazaderas que ayuden a caminar.
-Almohadillas de calor o toallas calientes para aliviar dolores musculares o espasmos.
-Rehabilitación y terapia que ayude al fortalecimiento de la respiración y órganos respiratorios.
-Terapia física para tratar el dolor muscular.
-Ventiladores portátiles que ayuden a la respiración.

PolioPrevención

No existe mejor manera de tratar con la polio que la vacunación. Gracias a la prevención por medio de la vacunación, se ha erradicado en un 99% en el mundo. Existen dos tipos de vacunas que pueden prevenir la polio:

  1. La vacuna inactivada contra el poliovirus (VPI)
  2. La vacuna oral contra el poliovirus (VPO)

En la mayoría de los países, se usa la VPO, la cual se administra en varias dosis:

  • Dos meses – primera dosis.
  • Cuatro meses – segunda dosis.
  • Seis a 18 meses – tercera dosis.
  • Cuatro a seis años – dosis de refuerzo.

En raras ocasiones, las dosis traen consigo reacciones de leves a severas, como:

  • Problemas respiratorios
  • Fiebre alta
  • Mareo
  • Urticaria
  • <Hinchazón de la garganta
  • Frecuencia cardíaca rápida

Enfermedades relacionadas

Una porcentaje menor de personas con infección por poliovirus desarrollará otros síntomas más graves que afectan el cerebro y la médula espinal:

  • Parestesia (sensación de punzadas y piquetes similares a agujas en las piernas).
  • Meningitis (infección de la cubierta de la médula espinal y / o el cerebro) se produce aproximadamente en 1 de cada 25 personas con infección por poliovirus.
  • Parálisis o debilidad en los brazos, piernas o ambos. Se produce en alrededor de 1 de cada 200 personas con infección por poliovirus.

Estadísticas importantes

  • En 1994, la Región de las Américas de la OMS fue certificada como libre de poliomielitis. La Región del Pacífico Occidental de la OMS en 2000. La Región Europea de la OMS en junio de 2002.
  • Una en 200 infecciones conduce a parálisis irreversible.
  • La polio se redujo en un 99% a nivel mundial desde 1988
  • El fracaso de la prevención de la poliomielitis en estas áreas con presencia del virus (Afganistán, Nigeria y Pakistán) podría dar lugar a 200.000 nuevos casos cada año y en 10 años, en todo el mundo.
  • Se han prevenido 1.5 millones de muertes en niños ha causa de polio.
  • El 80% de la población mundial vive en zonas libres del virus.

Fuentes

Mayo Clinic Staff. (2014). Diseases and Conditions: Polio. 2017, de Mayo Clinic Sitio web: http://www.mayoclinic.org/diseases-conditions/polio/basics/definition/con-20030957

Centros de Control y Prevención de Enfermedades. (2015). Polio Eradication. 2017, de Centers for Desease Control and Prevention Sitio web: https://www.cdc.gov/polio/

Organización Mundial de la Salud. (-). Poliomyelitis Fact Sheet. 2017, de OMS Sitio web: http://www.who.int/mediacentre/factsheets/fs114/en/

Shannon Johnson. (2016). Polio. 2017, de Healthline Sitio web: http://www.healthline.com/health/poliomyelitis#symptoms2

Share.

Leave A Reply