Cáncer de pulmón

El cáncer de pulmón es la principal causa de muerte entre los diversos tipos de cáncer, y fumar es la principal causa para desarrollar esta condición. Aproximadamente el 17.1% de las personas que fuman adquieren cáncer de pulmón y en la mayoría de los casos esto provoca su muerte.

Sin embargo, los fumadores pasivos o no fumadores también están en riesgo de desarrollar este padecimiento. Diversos estudios han comprobado que las personas casadas con alguien que fuma tienen un alto riesgo de desarrollar cáncer de pulmón.

El cáncer de pulmón se clasifica en dos tipos: cáncer de pulmón de células pequeñas (CPCP) y el cáncer de pulmón de células no pequeñas (CPCNP).Cáncer de pulmón

De acuerdo con la Secretaría de Salud del gobierno de México, al año se presentan alrededor de 10 mil casos nuevos de cáncer de pulmón

Síntomas del cáncer de pulmón

Los síntomas en este padecimiento se van presentando o se desarrollan conforme la enfermedad va progresando. Normalmente no existen síntomas o signos en las primeras etapas. Sin embargo, los principales síntomas pueden ser: Tos constante, la cual persiste durante dos o tres semanas. Una tos prolongada que empeora con el tiempo. Constantes apariciones de infecciones en el pecho. En algunos casos, toser sangre. Presencia de dolor al respirar o toser. Dificultad para respirar, normalmente por periodos de tiempo prolongados. Falta de energía o fatiga constante. Pérdida de apetito. Pérdida de peso inexplicable.

En el caso de que se presente un conjunto de estos síntomas, es necesario acudir al médico. En algunos casos, se pueden presentar algunos otros síntomas menos comunes, los cuales pueden incluir:

  • Cambio en la apariencia de los dedos, por ejemplo, estos se pueden curvar o los extremos se vuelven más largos. A esto se le conoce como contorsión de dedos.
  • Dificultad para tragar, así como dolor.
  • Enronquecimiento de la voz.
  • Hinchazón en la cara o cuello.
  • Presencia de un dolor persistente en el hombro o pecho.

Principales causas del cáncer de pulmón

En la mayoría de los casos, fumar es la causa principal. Sin embargo, existen otras razones que merecen atención.

Fumar

Fumar es el principal factor de riesgo de cáncer de pulmón. Es responsable de más del 85% de todos los casos.

El humo del cigarro contiene más de 60 sustancias tóxicas que pueden desarrollar esta enfermedad.

Fumar 25 cigarros al día aumenta 25 veces la probabilidad de desarrollar cáncer de pulmón

El uso de otros productos de tabaco de igual manera puede aumentar el riesgo de desarrollar cáncer de pulmón y otros tipos de cáncer. Estos productos pueden ser:

  • Tabaco de pipa.
  • Rapé, el cual es una forma de tabaco en polvo que se inhala.
  • Tabaco comestible.

Recientemente se ha comprobado que fumar marihuana tiene una fuerte relación con el desarrollo de esta enfermedad.

Esto se debe a que los fumadores de marihuana suelen mezclar este producto con tabaco, así como ejercer una inhalación más profunda y mayor retención del humo dentro de los pulmones. No obstante, la marihuana por sí sola contiene sustancias que pueden causar cáncer.

Se estima que fumar cuatro cigarrillos de marihuana puede ser igual de dañino que fumar 20 cigarros de tabaco.Fumador pasivo

¿Estoy en riesgo a pesar de no fumar?

En muchos casos, a pesar de que la persona no fuma, se encuentra en constante exposición con el humo de tabaco. A esto se le conoce como “fumador pasivo” o “fumador de segunda mano”.

Diversas investigaciones han comprobado que las mujeres que se encuentran casadas con alguien que fuma tienen 25% más probabilidad de desarrollar cáncer de pulmón que las mujeres no fumadoras que tienen una pareja no fumadora.

 

Radón

El radón es un gas radioactivo que proviene de pequeñas cantidades de uranio, el cual está presente en las rocas y suelos.

En algunos casos se puede encontrar en los edificios y si se inhala puede ser dañino para los pulmones.

Exposición ocupacional y contaminación

La exposición a ciertas sustancias químicas empleadas en algunas ocupaciones e industrias se ha relacionado como un ligero riesgo de desarrollar cáncer de pulmón.

Algunos de estos químicos pueden ser:

  • Arsénico
  • Amianto
  • Berilio
  • Cadmio
  • Sílice
  • Níquel

Diversas investigaciones sugieren que la exposición al humo de diésel durante un largo periodo de tiempo puede aumentar la probabilidad de desarrollar esta enfermedad hasta un 50%.

Diagnóstico

El médico preguntará sobre su salud general, así como algunos de los síntomas que ha experimentado.

En algunos casos el médico puede solicitar que respire en un dispositivo llamado espirómetro, el cual mide la cantidad de aire inhalado y exhalado.

De igual manera, se requerirá llevar a cabo un examen general de sangre para descartar algunas posibles causas de los síntomas, como una infección en el pecho.

Radiografía de tórax

Radiografía de tórax

Esta suele ser la primera prueba empleada para diagnosticar el cáncer de pulmón, ya que la mayoría de los tumores aparecen como una masa blanca grisácea en los rayos X.

Sin embargo, estas no pueden dar un diagnóstico definitivo, ya que se puede confundir fácilmente con otras afecciones, como un absceso pulmonar. Absceso pulmonar significa: acumulación de pus en los pulmones.

Tomografía Computarizada (TC)

Por lo general, esta prueba se realiza después de la radiografía de tórax. Una tomografía computarizada (TC) emplea rayos X y una computadora se encarga de crear imágenes del interior de su cuerpo.

Se administrará una inyección de medio contraste, la cual contiene un líquido que hace que los pulmones se vean mejor ante el escáner. Esta prueba tiene una duración de 10 a 30 minutos.

Tomografía por emisión de positrones

Si los resultados de la TC salieron positivos, se deberá llevar a cabo esta prueba.

La tomografía por emisión de positrones se encarga de mostrar dónde hay células cancerosas activas, esta es de gran ayuda con el diagnóstico y el tratamiento.

Para llevar a cabo esta prueba, se le inyectará un material ligeramente radioactivo, posteriormente se recostará sobre una mesa, la cual se desliza dentro del escáner. Tiene una duración de 30 a 60 minutos aproximadamente.

Broncoscopía

Broncoscopia

Si la TC muestra que puede haber cáncer en la parte central del pecho, será necesario realizar una broncoscopía.

La broncoscopía es un procedimiento que le permite al médico extraer una muestra de células del interior de los pulmones.

Para realizarla se empleará un tubo delgado llamado broncoscopio, que permite al médico examinar sus pulmones y realizar una biopsia. El procedimiento puede llegar a ser un poco incómodo, ya que el broncoscopio pasa por la boca o nariz, posteriormente por la garganta, hasta llegar a los pulmones.

Normalmente se suministra un sedante y se aplica anestesia local para adormecer la garganta. El procedimiento suele ser muy rápido y finaliza en cuestión de minutos.

Biopsias

Se pueden llevar a cabo diferentes tipos de biopsias, las cuales son:

  1. Biopsia percutánea con aguja: consiste en extraer una muestra de un tumor sospechoso. El médico empleará un escáner para guiar la aguja al sitio donde se encuentra el tumor a través de la piel.
  2. Toracoscopía: es un procedimiento que le permite al médico examinar un área particular del tórax, tomando muestras de tejido y líquido. El médico realizará dos o tres cortes pequeños en el pecho, esto con el fin de introducir un tubo similar al broncoscopio, el cual permitirá al doctor tomar algunas muestras.
  3. Mediastinoscopía: esta prueba le permite al médico examinar el área entre sus pulmones, mejor conocida como mediastino. El médico realizará un pequeño corte en la parte inferior de su cuello para poder pasar un tubo en su pecho, este tiene una cámara en el extremo. Probablemente deba permanecer en el hospital durante un par de días.

Etapas del cáncer de pulmón

Una vez completadas las pruebas, se podrá determinar en qué etapa se encuentra el cáncer.

Cáncer de pulmón de células pequeñas

Este tipo es menos común, sin embargo, puede esparcirse de manera más rápida.

En este tipo, solo existen dos posibles etapas, las cuales son:

  • Enfermedad limitada: el cáncer no se ha esparcido más allá del pulmón
  • Enfermedad extensa: el cáncer se ha esparcido más allá del pulmón

Cáncer de pulmón de células no pequeñas

Etapas cáncer de pulmón

Este es el tipo de cáncer de pulmón más común, además de que este se esparce un poco más lento.

Las etapas del cáncer de pulmón de células no pequeñas son:

  • Etapa 1: el cáncer no se ha esparcido a los ganglios linfáticos cercanos. Esta se puede dividir en dos subetapas.
  • 1 A: el tumor mide menos de 3 centímetros.
  • 1 B: el tumor mide de 3 a 5 centímetros.
  • Etapa 2: esta se divide en dos subetapas.
  • 2 A: el tumor mide de 5 a 7 centímetros o el tumor mide menos de 5 centímetros y las células cancerosas se esparcieron a los ganglios linfáticos.
  • 2 B: el tumor mide más de 7 centímetros o el tumor mide entre 5 y 7 centímetros y las células cancerosas se esparcieron a los ganglios linfáticos.
  • Etapa 3: esta etapa se divide en 2 subetapas.
  • 3 A: el cáncer se ha esparcido a los ganglios linfáticos en medio del tórax o al tejido circundante.
  • 3 B: el cáncer se ha esparcido a los ganglios linfáticos a cada lado del pecho, así como al esófago, tráquea o corazón.
  • Etapa 4: en esta etapa el cáncer se ha esparcido a ambos pulmones u otra parte del cuerpo.

¿Cuál es el tratamiento para el cáncer de pulmón?

Tratamiento en etapa temprana

Cuando los médicos detectan el cáncer antes de que este logre esparcirse más allá de un pulmón, la solución puede ser una operación. Esta consiste en extirpar la parte del pulmón que tiene el tumor o si es necesario, el pulmón completo.

Algunas personas reciben radiación o quimioterapia después de la operación, esto para eliminar las células cancerosas restantes.

Por lo general, la cirugía no ayuda con el cáncer de pulmón de células pequeñas, ya que probablemente las células se hayan esparcido antes del diagnóstico.

Tratamiento en etapa avanzada

Cuando el cáncer de pulmón se extiende demasiado para curarse, los tratamientos pueden ayudar a vivir durante más tiempo y tener una mejor calidad de vida.

La radiación y quimioterapia pueden reducir los tumores y ayudar a controlar los síntomas.

La quimioterapia suele ser el tratamiento principal para el cáncer de pulmón de células pequeñas.

Prevención

Si la persona fuma, la mejor prevención contra este padecimiento es dejar de hacerlo. No importa cuánto tiempo haya fumado, siempre es mejor dejarlo. Después de 10 años sin fumar, las probabilidades de desarrollar cáncer de pulmón disminuyen un 50%.

Varias investigaciones sugieren que una dieta baja en grasas y alta en fibra puede reducir el riesgo de cáncer de pulmón, así como otros tipos de cáncer y enfermedades del corazón.

Se ha comprobado que el ejercicio regular puede reducir el riesgo de desarrollar cualquier tipo de cáncer.

Si una persona sospecha que padece cáncer de pulmón en cualquier etapa, es necesario que acuda con el médico cuanto antes. Las posibilidades de supervivencia y recuperación son menores según avanza la enfermedad a través del tiempo.

tu opinión es importanteTu opinión es importante

Nuestro objetivo en Meditip es informarte y ayudarte a tomar las mejores decisiones acerca de lo más valioso que tienes, tu salud y la de tus seres queridos. Hacemos un gran esfuerzo por presentar información de manera sencilla y fácil de entender. Finalmente, ayúdanos a saber si estamos haciendo bien nuestro trabajo. Califica nuestro artículo y/o deja un breve comentario.

Fuentes

William Blahd. (2016). A Visual Guide to Lung Cancer. 13 de diciembre de 2017, de WebMD Sitio web: https://www.webmd.com/lung-cancer/ss/slideshow-lung-cancer-overview?ecd=wnl_spr_120117_REMAIL&ctr=wnl-spr-120117-REMAIL_nsl-ld-stry_1&mb=7MZm76Mm6HUJNmNEXMBr7Hg0WleHxvIqyyXu1ivqcyc%3d

NHS. (-). Lung Cancer. 13 de diciembre de 2017, de NHS Sitio web: https://www.nhs.uk/conditions/lung-cancer/prevention/

Melissa Conrad Stöppler. (2016). Lung Cancer. 13 de diciembre de 2017, de Medicine Net Sitio web: https://www.medicinenet.com/lung_cancer/article.htm

Brennan P1, Crispo A, Zaridze D, Szeszenia-Dabrowska N, Rudnai P, Lissowska J, Fabiánová E, Mates D, Bencko V, Foretova L, Janout V, Fletcher T, Boffetta P.. (2006). High cumulative risk of lung cancer death among smokers and nonsmokers in Central and Eastern Europe. 14/12/2017, de US National Library of Medicine National Institutes of Health Sitio web: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/17032696

¡Califica nuestro artículo!

100%
100%
¡Excelente!

Ayúdanos a mejorar. Califica nuestro artículo para que sepamos si te fue útil y es de tu agrado o bien, podamos mejorarlo para lectores futuros. ¡Gracias!

  • Clasificación de Usuarios (1 Votos)
    10
Compartir en:

Escríbenos