Qué es la salmonelosis

La salmonelosis es una infección bacteriana en el tracto intestinal causada por el contagio de salmonella. La salmonella es una bacteria que vive en los intestinos de animales y humanos y se transmite por medio de las heces. La infección en las personas ocurre con mayor frecuencia a través de agua o alimentos contaminados. Los síntomas de salmonelosis suelen aparecer en cuestión de horas o días.

Contagio de salmonellaPor lo general, las personas que sufrieron el contagio de salmonella no presentan síntomas. Otras desarrollan diarrea, fiebre y calambres abdominales dentro de ocho a 72 horas. La mayoría de las personas sanas se recuperan en pocos días sin tratamiento específico.

En algunos casos, la diarrea por esta infección puede ser tan deshidratante que requiera atención médica inmediata. También pueden aparecer complicaciones potencialmente mortales si la infección se extiende más allá de los intestinos. El riesgo de contagio de salmonella es mayor al viajar a países con condiciones sanitarias deficientes.

Cabe mencionar que el descubrimiento de esta bacteria fue por el científico Daniel E. Salmon, quien dedicó su vida a investigar enfermedades contagiosas.

Contagio de salmonella

Existen dos tipos de esta bacteria: salmonella enteritidis y salmonella tiphymurium. Ambos tipos son causantes de infección y síntomas de salmonelosis. El tipo de bacteria que no causa síntomas en animales puede causarlos en humanos y viceversa.

El contagio de salmonella es mediante el consumo de alimentos y líquidos derivados de animales infectados o contaminados. Los medios de transmisión típicos de la bacteria son productos provenientes de ganado, pescados, plantas y semillas. El contagio de persona a persona con frecuencia se produce en guarderías y en casas de reposo donde la higiene personal puede ser deficiente. Algunos factores que facilitan el contagio son no lavar y desinfectar frutas y verduras, así como no lavar manos y utensilios de cocina después de preparar alimentos.

Los huevos o alimentos hechos con huevo también pueden ser portadores de salmonella. Otra causa de contagio de salmonella es beber o estar en contacto con agua infectada (beber agua de las llaves sin filtro).

Las personas que trabajan en la industria de los alimentos están más propensas a infección. Incluso pueden ser portadores y hacer que la bacteria siga esparciéndose. Es especialmente relevante saber que los alimentos infectados por salmonella no presentan cambios en su aspecto. Esto quiere decir que no alteran su olor, sabor ni apariencia. Por esa razón no se puede distinguir un alimento infectado de uno en buen estado.

Los animales domésticos no están exentos de contagio, ya que muchos de ellos beben agua de la llave. Si una mascota presenta diarrea, es necesario lavarse bien las manos en caso de estar en contacto con las heces. Algunos reptiles usados como mascotas (tortugas, iguanas, serpientes) también pueden ser portadores de la bacteria.

Síntomas de salmonelosis y enfermedades relacionadasFactores de riesgo del contagio de salmonella

Los niños, las personas mayores y aquellos con un sistema inmune debilitado están en mayor riesgo de contraer salmonella y desarrollar infección. Las personas con VIH o SIDA, cáncer, en tratamiento por cáncer o algunas otras condiciones, también tienen especial riesgo.

A los niños pequeños no se les debe permitir manipular reptiles o polluelos y aves jóvenes. La lactancia materna es el tipo de nutrición más segura para los bebés pequeños.

Durante el embarazo, las complicaciones incluyen deshidratación y bacteriemia, o bacterias en la sangre. Esto puede conducir a la meningitis. La salmonella también puede contagiarse al feto. Los bebés pueden tener diarrea y fiebre después del nacimiento y un riesgo de desarrollar meningitis.

La infección por contagio de salmonella es más común en verano que en invierno.

Síntomas de salmonelosis

Como lo mencionamos anteriormente, no todas las personas presentan síntomas de salmonelosis. Otras pueden tardar hasta dos días en presentar alguno y aliviarse sin tratamiento médico. Hay especial riesgo si una mujer embarazada resulta con una infección, ya que el bebé también corre el riesgo de una complicación. El período de incubación varía en aparecer, pues puede ir de unas pocas horas hasta dos días. La mayoría de las infecciones por contagio de salmonella se pueden clasificar como gastroenteritis. Los posibles síntomas de salmonelosis incluyen:

  • Fiebre
  • Diarrea
  • Cólicos abdominales
  • Dolor de cabeza
  • Náuseas
  • Vómitos
  • Pérdida de apetito
  • Calambres abdominales
  • Resfriado
  • Heces con sangre

Los síntomas de salmonelosis generalmente duran de dos a siete días. La diarrea puede durar hasta 10 días, aunque pueden pasar varios meses para que los intestinos vuelvan a la normalidad. Algunas variedades de bacterias de salmonella causan fiebre tifoidea, una enfermedad potencialmente mortal  común en países en desarrollo.

Algunas personas suelen convertirse en portadores crónicos. Eso quiere decir que transmitirán salmonella por meses o hasta un año, incluso después de no tener síntomas de salmonelosis. La deshidratación es un tema importante y un síntoma de cuidado al contraer dicha infección. Es necesario beber abundantes líquidos para reponer el que se está perdiendo a causa de la diarrea. Se requiere cuidado especial al tener síntomas como resequedad en labios, sed excesiva, baja producción de orina y lágrimas, así como ojos hundidos.

Enfermedades relacionadas con el contagio de salmonella

Síntomas de salmonelosis: artritis

Artritis

A pesar de que existe tratamiento médico especializado para la infección y síntomas de salmonelosis, se debe considerar todos los riesgos que implica la infección. Es de especial importancia evitar que la bacteria llegue al torrente sanguíneo y se produzca bacteriemia. La bacteriemia es una descarga pasajera de bacterias en la sangre a partir de un foco infeccioso. Esto puede provocar complicaciones al infectar los tejidos del cuerpo, como el Síndrome de Reiter, una especie de artritis reactiva que provoca síntomas como:

  • Irritación en los ojos (conjuntivitis)
  • Dolor al orinar (uretritis)
  • Dolor en articulaciones (artritis)

Diagnóstico del contagio de salmonella

Los síntomas de salmonelosis pueden confundirse con los de otra enfermedad. Esta bacteria comparte síntomas como la diarrea, fiebre y calambres abdominales con otros padecimientos. Para poder confirmar que un paciente está infectado, se debe hacer un cultivo de muestra de heces en un laboratorio. En caso de que el diagnóstico sea positivo, se continúa con más pruebas para determinar el tipo de salmonella y el tratamiento a seguir. De igual manera, se realizan estudios de rutina para descartar otra patología:

Ecografía abdominal: es una prueba de imagen para examinar los órganos internos en el abdomen, como el hígado, la vesícula biliar, el bazo, el páncreas y los riñones. Los vasos sanguíneos que van a estos órganos, como la vena cava inferior y la aorta, también se examinan con ultrasonido.

Biometría hemática: es una prueba de detección que se utiliza para diagnosticar y manejar numerosas enfermedades. Dicho conteo puede reflejar problemas con el volumen de líquidos (como la deshidratación) o pérdida de sangre.

Tratamiento para la infección y síntomas de salmonelosis

Los estudios mencionados servirán para indicar el tratamiento que permita eliminar la bacteria y los síntomas de salmonelosis. El tratamiento puede incluir antibióticos, antidiarreicos y terapias de hidratación.

En ciertos casos, la persona infectada podrá aliviarse sin tratamiento médico, sobre todo si es un adulto sano. Sin embargo, los pacientes que presenten síntomas como los mencionados durante el texto deben buscar atención médica oportunamente. Es recomendable beber electrolitos o suero oral (en caso de niños) para solventar la deshidratación por diarrea. Si es un caso grave y requiere hospitalización, se suministrará líquidos vía intravenosa.

Prevención del contagio de salmonella

Contagio de salmonella: prevención de salmonelosisLa higiene es el principal factor para evitar algún tipo de contagio. Al realizar compras en el súper o en el mercado, es recomendable separar los alimentos. Se debe separar carne, pollo o pescado de frutas o verduras y tratar de llevarlos por separado. Asimismo, se debe evitar la compra de alimentos rellenos (pavo, pato, cerdo) o en su caso, comprar el relleno y el recipiente por separado.

Cuando se preparen los alimentos, se deben cocinar aparte, así como hervir los alimentos a preparar. De esta manera, se eliminan todas las bacterias que posiblemente se encuentren en los alimentos. Algunos minutos después de hervir los alimentos se pueden mezclar y consumir. Es importante lavar y desinfectar todas las superficies donde la carne o verduras estuvieron antes de hervirlos. En caso de dejar los alimentos para después, se recomienda mantenerlos en refrigeración absoluta o en congelación. Al descongelarlos, es importante hacerlo por pasos. En primera instancia, colocarlos en el refrigerador, en agua fría o usar el microondas.

Manejo de la condición y síntomas de salmonelosis

Evitar los alimentos sólidos es fundamental. La diarrea es la forma que tiene el cuerpo para desechar las bacterias. Se recomienda ampliamente una dieta de líquidos claros totales como caldo, tés, electrolitos o bebidas no carbonatadas y sin cafeína. Una dieta blanda para comenzar el tratamiento es necesaria para recuperar la salud del estómago. Los alimentos sólidos pueden ir formando parte de la alimentación una vez que la diarrea haya cesado. Plátanos, purés, arroz, pan tostado sería lo ideal para empezar a recuperarse.

Tu opinión importaTu opinión es importante

Nuestro objetivo en Meditip es informarte y ayudarte a tomar las mejores decisiones acerca de lo más valioso que tienes, tu salud y la de tus seres queridos. Hacemos un gran esfuerzo por presentar información de manera sencilla y fácil de entender. Ayúdanos a saber si estamos haciendo bien nuestro trabajo. Califica nuestro artículo y/o deja un breve comentario.

Fuentes

Salmonella.org. (-). Salmonella info. 2017, de San Diego State University Sitio web: http://www.salmonella.org/info.html

WebMD. (-). What is Salmonella?. 2017, de WebMD Sitio web: http://www.webmd.com/food-recipes/food-poisoning/what-is-salmonella#1

Centers of Disease Control and Prevention. (2013). Salmonella Preguntas y respuestas. 2017, de United States Departament of Agriculture Sitio web: https://www.fsis.usda.gov/wps/portal/informational/en-espanol/hojasinformativas/enfermedades-por-alimentos/salmonella-preguntas-y-respuestas/salmonella-preguntas-y-respuestas

Centers for Disease Control and Prevention. (2018). Salmonella Infection. 15 de agosto de 2018, de Centers for Disease Control and Prevention Sitio web: https://www.cdc.gov/healthypets/diseases/salmonella.html

Nancy F. Crum Cianflone, MD MPH. (2009). Salmonellosis and the GI Tract: More than Just Peanut Butter. 15 de agosto de 2018, de National Centers of Biolotechnology Information Sitio web: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC2753534/

Mayo Clinic Staff. (2017). Salmonella infection. 15 de agosto de 2018, de Mayo Clinic Sitio web: https://www.mayoclinic.org/diseases-conditions/salmonella/symptoms-causes/syc-20355329

Christian Nordqvist. (2017). Everything you need to know about salmonella. 15 de agosto de 2018, de Medical News Today Sitio web: https://www.medicalnewstoday.com/articles/160942.php

¡Califica nuestro artículo!

0%
0%
¡Excelente!

Ayúdanos a mejorar. Califica nuestro artículo para que sepamos si te fue útil y es de tu agrado o bien, podamos mejorarlo para lectores futuros. ¡Gracias!

  • 0
  • 0
  • 0
  • Clasificación de Usuarios (2 Votos)
    10
Compartir en:

Escríbenos