¿Qué es la peste bubónica?

La peste bubónica (o peste negra) es una enfermedad infecciosa que proviene de una bacteria llamada Yersenia Pestis. La bacteria vive en animales pequeños como ratas y se propaga por medio de las pulgas que portan. Esta enfermedad se transmite fácilmente entre animales y los humanos pueden contagiarse al ser mordidos por una pulga. En casos muy especiales el contagio de peste puede darse por medio de contacto con un animal portador.

Peste Negra

La peste puede ser especialmente peligrosa para el ser humano. Sin el tratamiento médico adecuado, la tasa de mortalidad al contraer esta enfermedad es superior al 30%. Es altamente contagiosa en seres humanos, ya que se puede transmitir por medio de pequeñas gotas provenientes de un estornudo. Estas gotas transportan la bacteria por el aire y cualquier persona puede resultar infectada. A pesar de que los síntomas aparecen de dos a cinco días después de haber contraído la peste, en algunos casos, puede darse en un día.

En la actualidad, la peste no se encuentra erradicada del todo. La mayoría de casos se presentan sobre todo en África, Asia y Sudamérica. En Estados Unidos se dan casos esporádicos que alarman a las autoridades sanitarias. Entre 2010 y 2015 se registró 3 mil 248 casos y 584 muertes por esta condición.

Síntomas

Como lo mencionamos, los síntomas tardan en aparecer de dos a cinco días. Los más comunes son fiebre, escalofríos, dolor de cabeza, dolor generalizado, vómito y náuseas. Sin embargo, tanto los síntomas como la aparición de los mismos, dependen del tipo de peste:

Peste bubónica
Es el más conocido tipo de peste. En Europa se le conoce como “peste negra”. Se transmite por picadura de una pulga infectada y tarda de dos a cinco días en presentar síntomas. Además de los ya mencionados, puede causar convulsiones. El nombre proviene de la manera de actuar de la bacteria. Ésta se introduce en el organismo a través del sistema linfático, que transmite la linfa por todo el cuerpo. La linfa es un líquido encargado de intervenir en los intercambios nutritivos de la sangre y los tejidos.

Cuando la bacteria llega al ganglio linfático más cercano, se multiplica. Esto provoca que se inflame, duela y se tense. A este ganglio inflamado se le llama bubón. Es común que estos bubones aparezcan en ingles, cuello, axilas y lugares donde se produjo la lesión. Si la peste bubónica avanza y no se tiene la precaución necesaria, estos ganglios inflamados pueden convertirse en llagas abiertas supurantes.

Peste neumónica o pulmonar
Es el tipo más virulento y los síntomas aparecen repentinamente en un poco más de 24 horas. En este momento, la peste bubónica ya avanzó y se propagó a los pulmones. El contagio se da fácilmente por estornudos, ya que la bacteria viaja por el aire al pasar a su forma secundaria. Otros síntomas que se pueden presentar son: tos fuerte con expectoración con sangre, dificultad para respirar y dolor en el pecho. Si no se trata, la peste neumónica puede ser mortal.
Peste septicémica
Se produce cuando la peste bubónica o neumónica se propagó hacia la sangre tras complicarse. Este padecimiento puede causar la muerte incluso antes de que se presenten los síntomas. Un síntoma común es el sangrado por problemas con la coagulación de la sangre.

Diagnóstico

El diagnóstico de peste negra sólo se puede determinar por medio de pruebas de laboratorio:

  • Es un examen de laboratorio que consiste en verificar si la bacteria está presente en la sangre. Se introduce la aguja para obtener una muestra de sangre y analizarla. Al colocarse en un plato llamado cultivo, se observa para detectar proliferación de bacterias u otros microbios patógenos. Se puede usar una técnica llamada coloración de Gram (Christian Gram, bacteriólogo danés), que consiste en identificar bacterias utilizando una serie especial de tintes (colores).
  • Es un examen de laboratorio realizado en una muestra de un ganglio linfático para identificar microorganismos que causan infección.  La muestra se puede tomar con una aguja, extrayendo el líquido (aspiración) o durante una extracción de tejidos de un ganglio linfático. Se realiza un cultivo o coloración de Gram.
  • Examen de laboratorio que busca microbios que causan infección. El esputo es el material que sale de las vías respiratorias cuando se tose profundamente. Se pedirá a la persona que tosa profundamente y que escupa cualquier flema que provenga de los pulmones en un recipiente especial. La muestra se envía a un laboratorio y se procede a hacer un cultivo.

También se cuenta con una prueba rápida de tiras reactivas que ha sido validada por la OMS para detectar un posible contagio de peste bubónica

Tratamiento

El tratamiento deriva del diagnóstico oportuno, que seguido del tratamiento inmediato puede disminuir las complicaciones y lograr la supervivencia. El uso de antibióticos fuertes y la prevención del contagio por aislamiento es vital. Generalmente, se hace uso de oxígeno, asistencia respiratoria y líquidos intravenosos. En caso de reacción alérgica a los medicamentos, el médico deberá revisar todas las alternativas posibles.

Prevención

Se debe vigilar los lugares donde haya actividad de roedores “y evitar el contacto con animales muertos o en condiciones insalubres para no infectarse de peste negra. De igual manera, los profesionales de la salud que atienden a pacientes con esta condición deben evitar el contacto directo con bubones que estén supurando o tejidos infectados con peste bubónica. Las personas que estén en contacto con otras que estén infectadas en casa o trabajo deben tomar antibióticos como medida de prevención.

Acude de inmediato con un especialista si tienes síntomas de peste después de haber estado en contacto con algún animal que pudiera tener pulgas. También si notas algún piquete o si has estado en algún lugar donde hubo antecedente de una persona con peste.

La tasa de mortalidad en caso de contraer peste se reduce en un 50% si se diagnostica y trata a tiempo.

¿Sabías que?

La famosa “peste negra” que mató a millones de personas en Europa en el siglo XIV es la misma peste que existe hasta nuestros días. La peste negra fue mortal y descrita como apocalíptica. No hacía distinción entre pobres y ricos. Se dice que la peste llegó desde Medio Oriente a Europa. Entre las guerras y la enfermedad, murieron aproximadamente 50 millones de personas. Los historiadores aseguran que la enfermedad inició en el ejército mongol. El contagio se extendió debido a los muertos, las ratas que se infectaron al comer de los cuerpos y las pulgas que los parasitaban.

Peste negra

Al no saberse nada de dicha enfermedad, los médicos de ese tiempo aseguraban que era una enfermedad sobrenatural. El temor más fuerte se producía cuando familias acaudaladas morían por esta enfermedad. Sin embargo, en aquella época el incesto, la promiscuidad y la prostitución eran actos que se daban en las grandes esferas de la sociedad, incluido el clero.

 

Tu opinión importaTu opinión es importante

Nuestro objetivo en Meditip es informarte y ayudarte a tomar las mejores decisiones acerca de lo más valioso que tienes, tu salud y la de tus seres queridos. Hacemos un gran esfuerzo por presentar información de manera sencilla y fácil de entender. Ayúdanos a saber si estamos haciendo bien nuestro trabajo. Califica nuestro artículo y/o deja un breve comentario.

Fuentes

ADAM Health Solutions. (2015). Plague. 2017, de MedlinePlus Sitio web: https://medlineplus.gov/ency/article/000596.htm

Organización Mundial de la Salud. (2017). Plague. 2017, de OMS Sitio web: http://www.portal.pmnch.org/mediacentre/factsheets/fs267/en/

NatGeo. (2012). La peste negra, la epidemia más mortífera. 2017, de National Geographic Sitio web: http://www.nationalgeographic.com.es/historia/grandes-reportajes/la-peste-negra-la-epidemia-mas-mortifera_6280/9

¡Califica nuestro artículo!

99%
99%
¡Excelente!

Ayúdanos a mejorar. Califica nuestro artículo para que sepamos si te fue útil y es de tu agrado o bien, podamos mejorarlo para lectores futuros. ¡Gracias!

  • Clasificación de Usuarios (2 Votos)
    10
Compartir en:

Escríbenos