La enfermedad que devastó el mundo hace cientos de años aún vive, y continúa siendo peligrosa. Sin embargo, a diferencia de nuestros antepasados, ahora sabemos qué causa la plaga y con un tratamiento rápido, puede curarse

Qué es la peste bubónica: orígenes

La peste bubónica o peste negra es una enfermedad infecciosa que llegó a Europa a fines de la década de 1340. La peste negra se convirtió en una pandemia y se prolongó durante siglos, en especial en las ciudades europeas y asiáticas. La causa de la plaga no se descubrió sino hasta el brote mundial más reciente, que comenzó en China en 1855 y terminó oficialmente hasta 1959. Fue hasta 1894 que surgieron los primeros avances y se descubrió la bacteria causante: Yersenia Pestis. Años más tarde, en China, los médicos notaron que las ratas mostraban síntomas de peste muy similares a las personas, y que las víctimas humanas a menudo tenían pulgas.

El reservorio animal para la peste incluye animales pequeños, pero los más peligrosos para los humanos son las ratas, en específico las urbanas. La enfermedad por lo general, se transmite por la pulga de la rata. En casos muy especiales el contagio de peste puede darse por medio de contacto con un animal portador.Peste bubónica

A pesar de que los síntomas aparecen de dos a cinco días después de haber contraído la peste, en algunos casos, pueden aparecer de inmediato. Sin el tratamiento médico oportuno, la tasa de mortalidad al contraer esta enfermedad es superior al 30%. El nombre de la peste negra se adoptó debido a los forúnculos negros (protuberancias dolorosas) característicos de la enfermedad. El color se deriva de la sangre seca debajo de la piel causada por una hemorragia interna.  En la actualidad, la peste no se encuentra erradicada del todo. La mayoría de casos se presentan en África, Asia y Sudamérica.  Entre 2010 y 2015 se registró 3 mil 248 casos y 584 muertes por esta condición.

Causas de la peste negra: ¿ratas o humanos?

Durante siglos, las ratas negras han sido las principales culpables de la propagación de la peste negra, que mató a 25 millones de personas en toda Europa durante la primera pandemia mortal a mediados del siglo XIV. Se pensaba que la peste había sido transmitida en gran medida por pulgas infectadas que vivían en las ratas, que después morderían a los humanos. En total, se cree que la enfermedad ha matado entre 75 y 200 millones de personas.

La peste negra fue tan extrema que es sorprendente incluso para los científicos que están familiarizados con los detalles generales. La epidemia mató del 30 al 50 por ciento de toda la población europea.

Los modelos de computadora llevados a cabo por un equipo de investigación de las universidades de Oslo y Ferrara sugieren que el primer brote puede no haber surgido de las ratas. En su lugar, puede ser atribuido en gran parte a pulgas y piojos del cuerpo humano. Utilizando los datos de mortalidad de nueve brotes de peste en Europa entre los siglos XIV y XIX, los investigadores maquinaron cómo la enfermedad probablemente se propagó por diferentes medios. Siete de los nueve modelos indicaron que la transmisión de pulgas y piojos humanos fue la causa más probable de la propagación de la enfermedad, en comparación con la transferencia por pulgas de ratas o la transmisión aérea.

Síntomas de la peste negra

Peste bubónica: síntomas de la peste bubónicaComo ya se mencionó, los síntomas tardan en aparecer de dos a cinco días. Los más comunes son fiebre, escalofríos, dolor de cabeza, dolor generalizado, vómito y náuseas. Sin embargo, tanto los síntomas como la aparición de los mismos, dependen del tipo de peste:

Peste bubónica

Es el tipo más común. Causa la inflamación de los ganglios linfáticos debajo de los brazos, el cuello o la ingle. Es una condición muy dolorosa que sin tratamiento, la bacteria se puede diseminar a otras partes del cuerpo.

Peste septicémica

Este tipo es más peligroso que la peste bubónica. Ocurre cuando las bacterias se han movido a la sangre. Los signos incluyen:

  • Sangrado debajo de la piel, boca, nariz o ano
  • Piel ennegrecida, en especial la nariz, manos y los dedos de los pies
  • Dolor en el vientre
  • Diarrea
  • Vómitos
  • Shock

Peste neumónica

Esta ocurre cuando las bacterias están en los pulmones. Es la forma más rara de peste negra y potencialmente mortal sin tratamiento. También es muy contagiosa porque la plaga puede propagarse por el aire cuando una persona tose. Los síntomas incluyen:

  • Tos, a veces con sangre
  • Dificultad para respirar
  • Náuseas y vómitos

Diagnóstico y tratamiento de la peste bubónica

Peste bubónica: diagnósticoPara el diagnóstico de la infección, se debe comprobar la presencia de la bacteria en el cuerpo con una o varias de las siguientes pruebas:

  • Un análisis de sangre puede revelar si se tiene peste septicémica
  • Para verificar si hay peste bubónica, el médico puede usar una aguja para tomar una muestra del líquido de los ganglios linfáticos inflamados
  • Para comprobar si se trata de peste neumónica, se extraerá líquido de las vías respiratorias mediante una broncoscopia (tubo que se inserta por la nariz o la boca y pasa por la garganta)

Las muestras se envían a un laboratorio para su análisis. Los resultados preliminares pueden estar listos en solo dos horas, pero las pruebas de confirmación pueden tardar hasta 48 horas.

Por lo general, si se sospecha de peste bubónica,  el médico comenzará el tratamiento con antibióticos antes de que se confirme el diagnóstico. Esto se debe a que la peste progresa rápido y el tratamiento oportuno puede marcar una gran diferencia. El uso de antibióticos fuertes y la prevención del contagio por aislamiento es vital. Además, se puede requerir  oxígeno, asistencia respiratoria y líquidos intravenosos. En caso de reacción alérgica a los medicamentos, el médico deberá revisar todas las alternativas posibles.

Prevención de la peste bubónica

Se debe vigilar los lugares donde haya actividad de roedores, y evitar el contacto con animales muertos o en condiciones insalubres para no infectarse de peste negra. De igual manera, los profesionales de la salud deben evitar el contacto directo con los tejidos infectados o con los nódulos linfáticos inflamados que estén supurando. Las personas sanas que estén en contacto con un paciente infectado ya sea en casa o el trabajo, deben tomar antibióticos como medida de prevención.

Es de suma importancia acudir  de inmediato con un especialista si se presentan síntomas de peste después de haber estado en contacto con algún animal que pudiera tener pulgas. La tasa de mortalidad en caso de contraer peste se reduce en un 50% si se diagnostica y trata a tiempo.

Cómo se extendió la peste negra

La peste negra fue mortal en el siglo XIV y descrita como apocalíptica. No hacía distinción entre pobres y ricos. Se dice que la peste llegó desde Medio Oriente a Europa. Entre las guerras y la enfermedad, murieron aproximadamente 50 millones de personas. Los historiadores aseguran que la enfermedad inició en el ejército mongol. El contagio se extendió debido a la cantidad de muertos, las ratas que se infectaron por comer los cadáveres y las pulgas que los parasitaban.

Peste bubónica: historia de la peste negra

Al no saberse nada de dicha enfermedad, los médicos de ese tiempo aseguraban que era una enfermedad sobrenatural. El temor más fuerte se producía cuando familias acaudaladas morían por la peste bubónica. Sin embargo, en aquella época, el incesto, la promiscuidad y la prostitución eran actos que se daban en las grandes esferas de la sociedad, incluido el clero.

Al sintetizar información de fuentes documentales, estudios bioarqueológicos y estudios genómicos, los investigadores están descubriendo poco a poco los misterios de la peste bubónica. A medida que se encuentran nuevas enfermedades y aún incurables como el ébola, las ideas del pasado pueden ayudar a facilitar el futuro.

Tu opinión es importante

Tu opinión importaNuestro objetivo en Meditip es informarte y ayudarte a tomar las mejores decisiones acerca de lo más valioso que tienes, tu salud y la de tus seres queridos. Hacemos un gran esfuerzo por presentar información de manera sencilla y fácil de entender. Ayúdanos a saber si estamos haciendo bien nuestro trabajo. Califica nuestro artículo y/o deja un breve comentario.

Fuentes

Organización Mundial de la Salud. (2017). Plague. 2017, de OMS Sitio web: http://www.portal.pmnch.org

NatGeo. (2012). La peste negra, la epidemia más mortífera. 2017, de National Geographic Sitio web: http://www.nationalgeographic.com.es

Harry Cockburn . (2018). Black Death was caused by humans not rats, says study. 16 de agosto de 2018, de Independent Sitio web:  https://www.independent.co.uk

Public Broadcasting Service. (2017). Mystery of the Black Death. 16 de agosto de 2018, de Public Broadcasting Service Sitio web:  http://www.pbs.org

Jennifer Robinson. (2018). What Is the Plague?. 16 de agosto de 2018, de WebMD Sitio web: https://www.webmd.com

Pat Lee Shipman. (2018). The Bright Side of the Black Death. 16 de agosto de 2018, de American Scientist Sitio web:  https://www.americanscientist.org

National Geographic. (2018). Plague. 16 de agosto de 2018, de National Geographic Society Sitio web:
https://www.nationalgeographic.com

WHO. (2017). Plague. 16 de agosto de 2018, de World Health Organization Sitio web: http://www.who.int

Daniel Murrell. (2018). The Plague. 16 de agosto de 2018, de Healthline Sitio web: https://www.healthline.com

 

¡Califica nuestro artículo!

100%
100%
¡Excelente!

Ayúdanos a mejorar. Califica nuestro artículo para que sepamos si te fue útil y es de tu agrado o bien, podamos mejorarlo para lectores futuros. ¡Gracias!

  • Clasificación de Usuarios (2 Votos)
    10
Compartir en:

Escríbenos